“No se puede enseñar con un arma en la cabeza”
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

“No se puede enseñar
con un arma en la cabeza”

Por Paola Morales M.
28 de junio, 2011
Comparte

El miércoles 1 de junio de 2011, el doctor José Luis Martínez Aguilar, catedrático e investigador de la Universidad Veracruzana, fue secuestrado.

El jueves 2 de junio de 2011 apareció un cuerpo en un predio baldío del Infonavit Río Medio, al norte del puerto de Veracruz. Dadas las condiciones en que fue hallado, el cuerpo era irreconocible.

El cuerpo del profesor encontrado en Río Medio, en el Puerto de Veracruz.

El lunes 6 de junio de 2011, al cumplirse cinco días de no saber de él, la familia Martínez Aguilar acudió, como última instancia, a ver si el cuerpo hallado correspondía al del doctor. Fue entonces cuando supieron que se trataba del investigador.

Se detona un movimiento

“Nos pronunciamos enérgicamente por un alto inmediato a la violencia, una eficaz lucha contra la delincuencia y contra la impunidad, una verdadera persecución y castigo a los culpables del crimen contra el dr.  José Luis Martínez Aguilar y de todo crimen cometido contra los mexicanos.

“Por el respeto irrestricto a las garantías y la vida de los ciudadanos honestos que nos dedicamos a nuestras labores y profesiones, por una auténtica seguridad pública, por un presente y futuro pleno para nuestros hijos”.

Bajo este pronunciamiento se cobijan un grupo de 259 académicos universitarios, de distintas entidades del país, para exigirle al gobierno que les garantice el ejercicio de su profesión con seguridad y que se eche luz sobre el  asesinato de su colega.

Protestas en la Plaza Lerdo de Xalapa, Veracruz, en contra del asesinato del profesor.

Y es que desde el 7 de junio y a partir de un correo electrónico enviado por  la doctora Frida Díaz Barriga de la UNAM, directora de la tesis doctoral de Martínez Aguilar, es que profesores de la UIA, ITESO, La Salle, la Universidad de la Américas, así como de diversas instituciones de Veracruz , Hidalgo y Monterrey, se aglutinaron para formar lo que circunstancialmente se ha llamado movimiento “Justicia y Cero Violencia”.

“La red ha seguido creciendo y, básicamente,  es una red de información. Aunque oficialmente no tenemos nombre, nos hemos identificado con ese ‘nombre’ porque es lo que básicamente estamos solicitando: Justicia en el sentido del asesinato del doctor Martínez Aguilar e implícitamente es un llamado de atención, pues la situación en el ámbito educativo es realmente alarmante” explica en entrevista con Animal Político, Trinidad Sánchez, profesora de la Universidad La Salle.

El doctor José Luis Martínez Aguilar en su cubículo de la UV.

“Habíamos visto que, por su propia dinámica, lo más vulnerable eran atentados contra los políticos, ya sea por algún pronunciamiento, alguna postura o por contactos con el crimen organizado, pero que haya trastocado nuestro ámbito… el asesinato del maestro, junto con otros hechos violentos,  nos tocaron la fibra más sensible. Fue entonces cuando varios profesores nos preguntamos qué hacer”, refiere.

Por su parte, el doctor  Martín López Calva, coordinador del doctorado interinstitucional en Educación por la Universidad Iberoamericana, dijo a Animal Político: “Uno de pronto ante esta situación de violencia piensa que no le va a pasar y  yo creo que es un reacción de la comunidad académica de decir realmente ya nos llegó también a nosotros, fue un movimiento muy espontáneo,  a partir de personas que lo conocimos. Fue espontáneo en el sentido de que se fue difundiendo el hecho, la indignación de todos, teníamos que hacer algo y organizarnos como comunidad académica, diciendo que él era uno de nosotros y que no se vale que la violencia esté tomando a la gente que dedica a la educación,  a la investigación y que no tiene que ver con esta dinámica de delincuencia que estamos viviendo”.

Atados de pies y boca

Sánchez denuncia el mutismo de la Universidad Veracruzana; de  los medios, quienes, señala, sólo cubrieron el hecho del asesinato y la marcha, pero no han seguido el caso; y de las  autoridades, quienes a los dos días dijeron tener una línea de investigación, pero no “han dicho  algo más”.

Hoy por la mañana la catedrática de La Salle informó a Animal Político que ayer, 28 de junio de 2011, recibieron una llamada de la oficina del gobernador de Veracruz, Javier Duarte, con la promesa que en 10 días hábiles tendrán una respuesta a su pronunciamiento. Asimismo, dio a conocer que este viernes en el puerto de Veracruz se llevará al cabo un homenaje en honor al profesor Martínez Aguilar.

Instalaciones de la Universidad Veracruzana.

Ante la inacción inicial es que los profesores comenzaron a “movilizarse virtualmente” y, posteriormente, tuvieron una  primera reunión para acordar una serie de acciones en busca de esclarecer el asesinato del profesor, así como de garantizar una mayor seguridad para quienes  trabajan en el ámbito educativo:

“Fue así como pudimos aterrizar y encauzar ese sentimiento de impotencia, porque todos formamos parte de esa estadística y hoy cualquier persona es vulnerable a la situación. Queremos ya no haya sangre, si así tenemos 40 mil muertes, eso han dicho, aunque sabemos que puede haber muchas más.”

Entre las acciones a las que la profesora Sánchez se refiere están, por ejemplo, una marcha, con fecha del 10 de junio,  en la que participaron aproximadamente 400 personas, convocadas por alumnos a través  de las redes sociales y bajo el lema “la UV sí hace memoria de quien ya no puede pronunciarse”, en alusión a que la protesta había sido organizada por el propio rector de la universidad para, horas después, “desorganizarla” bajo el  argumento de que se suspendía debido a “la confianza que la institución ha depositado en el inmediato respaldo y solidaridad del gobernador del estado, Javier Duarte de Ocho y en las autoridades del estado ante el trágico evento.”

Aquí un video sobre la manifestación “Justicia para José Martínez”.

“No se puede enseñar con un arma en la cabeza”

La profesora por la universidad La Salle hace hincapié en la necesidad de establecer  prácticas sistemáticas que impulsen  en los estudiantes la educación en valores, la educación para la paz, la tolerancia, el respeto e, incluso, el valor en sí de la existencia:

“Desafortunadamente nuestra sociedad es ahora consumista y el valor social está muy relacionado con la capacidad económica que tienes ya sea que tus ingresos sean lícitos o no. Creemos que hay un hueco, que nosotros desde el sector educativo necesitamos atacar, el gobierno tiene su papel, pero también lo que hace falta es un movimiento educativo y ciudadano para que cada uno, desde su trinchera, pueda aportar, porque no se puede enseñar con un arma en la cabeza.”

Ambos catedráticos coinciden en que lo que se requiere es una reestructuración “a fondo” y no sólo acciones remediales.

El problema, en mucho, es de impunidad y tenemos un sistema educativo que no se libra de eso, no necesariamente en cuestiones de violencia o de muerte. Mientras no haya un cambio profundo en el sistema educativo mexicano y mientras no haya transparencia en el  gobierno educativo, en el sindicato, en cómo se ejercen los recursos, en simplemente tener un padrón confiable de profesores a nivel nacional, es decir mientras no se reestructure  a fondo el sistema educación  para formar a los ciudadanos en otra cultura y no se apueste a fondo por la educación,  esta dinámica  de degradación social va a seguir adelante y no se ve una señal clara de que se quiera combatir a más largo plazo el problema de la violencia, se está apostando a acciones inmediatas”, refiere López Calva.

Estructuración  a fondo  para formar a los ciudadanos en otra cultura

López Calva culpa al proceso de transición democrática de que no haya una participación sana de todos los sectores: “Estamos en un momento de mucha confusión por la transición política que estamos viviendo, me parece que antes el sistema era mucho más vertical, mucho más autoritario, había un control centralizado de todos los procesos, incluida, tal vez, hasta esta cuestión de la violencia, aún en eso había este corporativismo y yo creo que ahora que estamos iniciando un sistema que aspira al menos  a ser más democrático, me parece que la situación se ha vuelto muy confusa, porque ya hay como muchos poderes fáctico, legales e ilegales,  en todos los estados, municipios, cada quien está buscando su propio beneficio y no el beneficio colectivo”.

Quién era el doctor Martínez Aguilar

José Luis Martínez Aguilar fue presidente de la Fundación Luces del Cambio, encaminada a apoyar en sus estudios a jóvenes de escasos recursos. Era doctor en Ciencias de la Educación, titulado con mención honorífica de un programa de posgrado de calidad del CONACYT, también se desempeñaba como director Académico del Centro de Estudios Universitario Las Américas de Veracruz y docente de la Facultad de Pedagogía de la Universidad Veracruzana.

Algunos casos de violencia en el sector educativo

30 de octubre de 2010: Atacan federales marcha en Juárez; hieren a estudiante.

19 de diciembre de 2010: Matan a directivo de la Universidad de Durango.

16 de enero de 2011: Atacan sede policial y privan de su libertad a universitario en NL.

12 de febrero de 2011: Atacan a balazos a alumno dentro de salón en la UAS.

4 de marzo de 2011: Matan a director de universidad en San Luis Potosí.

26 de abril de 2011: Asesinan a balazos a catedrático universitario de Filosofía y Letras en Sinaloa.

Carta abierta de la comunidad de educadores:

Carta Jose Luis Martinez Comunidad Educadores-2
Lista Respaldo Carta Jose Luis Martinez

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

4 claves que explican qué está haciendo bien Ucrania para contener el poderío ruso

El corresponsal de seguridad de la BBC, Frank Gardner, analiza cuatro aspectos que han definido la efectiva resistencia ucraniana frente a la incursión de Rusia.
26 de marzo, 2022
Comparte

Esta invasión lleva un mes de transcurrida y hasta ahora, Ucrania ha desafiado todos los pronósticos. Superadas en casi todos los aspectos -en tanques, tropas, aviones- las fuerzas ucranianas, reforzadas por civiles voluntarios, en muchos lugares han frenado el ejército ruso.

Han perdido territorio, especialmente alrededor de Crimea, que ya había sido ocupada y anexada por Rusia en 2014. Pero el objetivo original de Moscú de tomar rápidamente la capital Kiev y otras ciudades importantes, forzando la dimisión del gobierno, claramente ha fracasado.

El curso de la guerra todavía podría ir en contra de Ucrania. Sus fuerzas se están quedando peligrosamente sin los vitales misiles antitanques y antiaéreos suministrados por Occidente y necesarios para contener el avance ruso.

Muchas de las más aguerridas fuerzas regulares ucranianas en el este del país están en riesgo de quedar rodeadas, asiladas y aniquiladas.

Y con una cuarta parte de la población habiendo abandonado sus hogares, los que se han quedado arriesgan ver a sus ciudades convertidas en distópicos terrenos baldíos por el implacable fuego de artillería y bombas de Rusia.

Pero, no obstante estos factores, las fuerzas de Ucrania están superando a las de Rusia en esta guerra en muchos niveles. Esta semana, el portavoz del Pentágono John Kirby las elogió por defender partes de su territorio “muy astutamente, muy hábilmente, muy creativamente”.

Entonces, ¿cuáles han sido exactamente los secretos de su éxito?

1. Alta motivación

Voluntarios ucranianos reciben entrenamiento en armas en Odesa

EPA
La determinación de los ucranianos de hacer lo que puedan para defender su nación a permitido liberar a los soldados profesionales para que vayan al frente de batalla.

Hay una enorme diferencia entre la moral de ambos ejércitos. Los ucranianos están luchando por la misma supervivencia de su país como nación soberana, horrorizados por el discurso del presidente Putin, en vísperas de la invasión, cuando dijo que Ucrania era básicamente un invento artificial de Rusia.

Los ucranianos le han dado su apoyo colectivo al gobierno y a su presidente. Como resultado, ciudadanos sin ninguna experiencia militar están voluntariamente tomando las armas para defender a su pueblos y ciudades, a pesar de la abrumadora fuerza bélica rusa que enfrentan.

“Así es como un pueblo lucha por su propia existencia”, declara el brigadier Tom Foulkes, que sirvió 35 años como oficial del ejército británico en Alemania durante la Guerra Fría. “Así es como defienden a su patria y a sus familias. Su valentía es tanto impactante como espléndida”.

En la práctica, esto ha liberado a los soldados ucranianos para que puedan ir a combatir en el frente de batalla, sabiendo que sus ciudades tienen amplia defensa.

En contraste, muchos soldados rusos que fueron enviados a combatir en Ucrania son conscriptos, recién egresados de la escuela, perplejos y confundidos de encontrarse en una zona de guerra cuando creían que sólo iban a realizar un ejercicio militar.

La mayoría tuvieron poca a nada de preparación para la ferocidad de los combates que han enfrentado. Se han reportado deserciones, escasez de alimentos y saqueos.

2. Comando y control

El presidente Volodymyr Zelensky visita a un soldado ucraniano herido

EPA
El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, y sus principales asesores han mostrado un liderazgo claro.

Los pronósticos iniciales de un devastador ataque cibernético ruso, que inhabilitaría las comunicaciones ucranianas, no se materializó. En cambio, de alguna manera Ucrania ha logrado mantener una coordinación efectiva sobre varios frentes de batalla, aún donde ha cedido terreno.

El gobierno se ha sostenido en Kiev y mantenido altamente visible, inclusive con la vice primera ministra vistiendo una funcional camiseta caqui cuando se dirigió a la nación con una insignia del gobierno en el fondo.

El ejército ruso, por el contrario, no parece tener ningún tipo de liderazgo unificado, con poca coordinación entre los diferentes frentes de batalla.

Eso muy probablemente ha tenido un efecto negativo en la moral militar rusa. Se ha sugerido que las reportadas muertes de por lo menos cinco generales rusos se deben en parte a la necesidad que tuvieron de acercarse a las líneas de combate para movilizar las tropas y evitar que queden atascadas.

A nivel de suboficiales, en otras palabras los cabos y sargentos, la doctrina militar rusa no permite casi iniciativa alguna, con esas filas de rangos bajos siempre esperando las órdenes de sus superiores.

El profesor Michael Clarke, un experto militar de King’s College en Londres, dice que los suboficiales rusos están rodeados de corrupción e ineficiencia y son muy mal vistos por sus subordinados.

3. Buenas tácticas

Dos soldados ucranianos con un misil jabalina

Reuters
Ucrania tiene acceso a herramientas modernas de guerra, como el misil jabalina de tierra-aire.

Las fuerzas ucranianas tienen una gran desventaja numérica, sin embargo, han hecho mejor uso del terreno y de sus armas que los invasores rusos.

Mientras los rusos han tendido a concentrar sus fuerzas en pesadas y lentas columnas blindadas, con los vehículos frecuentemente amontonados y cerca los unos de los otros, los ucranianos han ejecutado con éxito asaltos relámpago cuidadosamente sincronizados, acercándose sigilosamente para disparar un misil antitanque y luego dispersarse antes de que los rusos puedan responder.

Antes de la invasión, los entrenadores de la OTAN de Estados Unidos, Reino Unido y Canadá estuvieron durante períodos largos en Ucrania, poniendo a la fuerzas al día con los combates defensivos e instruyéndoles en cómo hacer el mejor uso de los sistemas de misiles con tecnología de punta, como el jabalina o el NLAW -un arma antitanque diseñada en Suecia- o la más reciente versión del misil antiaéreo Stinger.

“Los ucranianos han sido mucho más listos que los rusos”, dice el profesor Clarke, “porque han realizado algo mucho más aproximado a una operación de armas combinadas que los rusos no han hecho”.

Lo que quiere decir es que han hecho uso completo de todas las herramientas militares a su disposición, como drones, artillería, infantería, tanques y guerra electrónica.

Mapa de Ucrania que muestra la resistencia ucraniana contra las fuerzas rusas

BBC

Cuando estas se combinan, todos estos diferentes aspectos de combate pueden generar un efecto más grande que la suma de sus partes.

Otro estratega militar, Justin Crump, que dirige la asesora de inteligencia Sibylline, señala que los ucranianos han sido particularmente expertos en encontrar los puntos vulnerables en las filas rusas y atacándolas con fuerza.

“Ucrania ha implementado tácticas altamente efectivas”, comenta, incluyendo los ataques a los puntos débiles rusos como los convoyes de aprovisionamiento, usando sistemas de armas suministrados por la OTAN con gran efecto contra objetivos precisos e improvisando cuando lo requieren.

Aunque es difícil tener un panorama preciso de las bajas, hasta los cálculos más conservadores del Pentágono colocan las muertes rusas en más de 7.000. Eso es casi la mitad de los bajas que los soviéticos sostuvieron en 10 años de guerra en Afganistán y apenas llevamos un mes de guerra.

El brigadier Tom Foulkes también tiene una explicación de por qué tantos generales rusos están cayendo en el frente: “Esto me suena como una campaña de francotiradores deliberada y muy exitosa que podría deteriorar las estructuras de comando rusas”.

4. La guerra de la información

Una conferencia de video entre los líderes del G7 con el presidente Zelensky, Bruselas 24 de marzo de 2022

HO/EPA
El presidente Zelensky ha participado por video en una serie de reuniones internacionales y parlamentos extranjeros.

Y también está la guerra de la información. Ucrania la está ganando sin lugar a dudas en la mayoría del mundo -aunque no en Rusia, donde el Kremlin todavía controla el acceso a casi todos los medios.

“Ucrania ha movilizado la esfera de información de tal manera que le ha dado una tremenda ventaja interna y externa”, expresa Justin Crump.

“Eso ha sucedido desde arriba hasta abajo, ayudado por la formidable destreza mediática del presidente Zelensky”.

Es una opinión compartida por la doctora Ruth Deyermond, catedrática en seguridad post soviética en el Kings College en Londres.

“Claramente, el gobierno ucraniano ha sido muy exitoso en el control de la narrativa de la guerra, ciertamente para el mundo en general”, dice. “Lo que el conflicto ha logrado para la reputación internacional de Ucrania es absolutamente extraordinario”.

Pero ahora mismo, cumplido un mes de esta desesperada lucha de vida o muerte en las fronteras orientales de Europa, eso podría no ser suficiente para salvar a Ucrania.

El poder numérico del ejército ruso, a pesar de todos sus defectos, no favorece a Ucrania. Si de alguna manera llegan a escasear las armas defensivas de Occidente, la asediada nación sólo podría resistir por un tiempo limitado.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=G-DoQmKQ8rU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.