Así era Milo Vela, el periodista asesinado en Veracruz
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Así era Milo Vela,
el periodista asesinado en Veracruz

Por Francisco Sandoval Alarcón
21 de junio, 2011
Comparte

El entorno laboral, familiar y personal son al menos tres de las líneas de investigación que tendrán que analizar en la Procuraduría General de Justicia de Veracruz para tratar de esclarecer el crimen del periodista Miguel Ángel López Velasco, así como el de su esposa Agustina Sola y su hijo Agustín.

Reportero y editor de nota roja por 30 años, así como columnista y subdirector del periódico Notiver, en el puerto de Veracruz, Milo Vela, mote que utilizaba para firmar sus columnas, fue asesinado en su casa alrededor de las 6 de la mañana del lunes.

El asesino también acribilló a su esposa e hijo de 21 años, quien comenzaba una carrera como fotógrafo en el mismo medio en el que laboraba su padre.

Hasta el momento no se cree que se haya tratado de un asalto o robo porque todas sus pertenencias fueron encontradas en la casa.

Hoy el diario Notiver decidió suspender su circulación por un día “en señal de duelo y como forma de protesta silenciosa” por la muerte del periodista “Milo Vela”.

Reportero de “nota roja”

En sus notas periodísticas, Milo Vela se caracterizaba por informar de los hechos procurando no emitir opiniones. Además, siempre publicaba la versión oficial de las autoridades policiacas.

Apenas el pasado 18 mayo, el periodista  publicó una nota en la que informó de la captura de 12 secuestradores que mantenían privadas de la libertad a dos personas.

Textualmente publicó: “Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, bajo el mando de Jesús Aiza Kaluf, subdirector de operaciones de la SSP, capturaron a 12 delincuentes que forman parte de dos peligrosas bandas de secuestradores que operaban en los municipios de Emiliano Zapata y Vega de Alatorre, entre los detenidos figura un excomandante de la policía municipal de Misantla y una reportera”.

Columnista político.

Como columnista, sin embargo, López Velasco tenía un estilo muy particular para tratar distintos temas,  desde denuncias ciudadanas hasta cuestiones políticas.

Una vez que informaba del hecho o la denuncia, finalizaba con algún comentario personal. Algunas veces a favor o en contra. Otras veces sólo para orientar al ciudadano.

Además, según el periódico Reforma, la columna de Milo Vela, llamada “Va de Nuez”,  en “reiteradas ocasiones abordó el tema del narcotráfico y la forma en que comenzó a inundar el escenario veracruzano, además de otros asuntos como el problema que enfrentó la periodista Lydia Cacho frente al grupo de empresarios y gobernadores acusados de participar en casos de pederastia”.

Agudo con las decisiones del gobierno.

Otra particularidad en sus columnas, es que el periodista criticaba abiertamente algunas decisiones del gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa.

En lo que significó su última columna, publicada el lunes, criticó la decisión del gobernador Duarte de imponer a Harry Jackson Sosa, un colaborador del exgobernador Fidel Herrera, como coordinador del Programa “Adelante”.

“De este programa parten las directrices de cada una de las dependencias que conforman la administración estatal y que tienen como finalidad prioritaria combatir de manera atinada y eficaz la pobreza… Por eso no se entiende aún por qué con toda su accidentada trayectoria y resultados que han quedado bajo sospecha, se entregue a Harry Jackson Sosa la coordinación de este programa que impulsa el gobernador Duarte”, escribió el periodista.

Más agresiones

El 8 de abril de 2005 fue asesinado Raúl Gibb Guerrero, dueño y director general del periódico La Opinión de Poza Rica, Veracruz, especializado en temas de crimen organizado.

Los informes indican que a Gibb Guerrero lo emboscaron cuatro personas, quienes le dispararon al menos 15 balazos mientras conducía en dirección a su casa en Papantla.

Tras ser impactado por ocho balazos, perdió el control del vehículo y se estrelló. Fue declarado muerto en la escena del crimen.

Un año y medio más tarde, el 21 de noviembre de 2006, Roberto Marcos García, reportero de la revista Testimonio, especializada en temas policiacos, fue asesinado por dos sicarios que le dispararon en más de diez ocasiones.

Los hechos se registraron en la carretera Boca del Río-Antón Lizardo, adelante de la localidad conocida como La Matoza.

Apenas el pasado domingo 19 de junio militares golpearon al reportero veracruzano Cristino Méndez, cuando se dirigía a buscar información con una de sus fuentes en el puerto.

Reportero de la fuente policíaca de una estación de radio de la Máquina Tropical y un semanario policíaco, Méndez fue detenido por los soldados al ver que portaba un radio de comunicación y hablaba por celular.

Tanto los asesinatos de Gibb Guerrero y Marcos García, así como la agresión de Méndez, son temas que no han sido resueltos y castigados por las autoridades ministeriales en Veracruz.

En el caso de Milo Vela de no encontrarse indicios que hagan suponer a la Procuraduría de Justicia de Veracruz que el crimen de López Velasco, su esposa e hijo, fue por un motivo personal o familiar, tendrán que analizar el trabajo escrito por el informador para establecer o descartar alguna posible represalia por lo publicado como reportero de la nota roja o columnista político.

Para conocer el trabajo publicado por el periodista veracruzano, Animal Político te presenta nueve de las últimas notas y columnas escritas por el Milo Vela en el periódico Notiver.

Columnas:

Viene el nuevo a tránsito.

Tiembla el WTC.

Cambios y sorpresas.

Notas:

Un muerto por balacera en La Catalana.

Mueren 3 asfixiados en el “Fea Wave”.

Desmantelan a policías de Xalapa.

Atropella a mamá de abogado y escapa.

Chofer acribillado por banda de asaltantes.

Requisa en Pancho!

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El mercado clandestino donde los bebés robados se venden por unos cientos de dólares

Una periodista de la BBC logró infiltrarse en la próspera red clandestina de bebés activa en Kenia, que vende niños robados al mejor postor.
19 de noviembre, 2020
Comparte

Si no puedes ver el video haz clic.

Cada vez que ve a un niño, a Susan Wanjiku se le caen las lágrimas.

El suyo se le robaron en 2016 en las calles de Nairobi, la capital de Kenia, cuando su hijo tenía tan solo 3 años y pocos meses.

Ahora, dice: “preferiría enterrarlo sabiendo que está muerto, antes de saber que se lo robaron”.

A Rebecca Wanjiru, una mujer sin hogar, le robaron su bebé mientras dormía con sus hijos por la calle.

Nunca más volvió a saber de él.

Se estima que solo en Nairobi viven en la calle unos 60,000 niños, que en los últimos años se han convertido en los principales objetivos de los traficantes de niños.

Después de un año de investigación, la periodista Njeri Mwangi y el equipo Africa Eye de la BBC descubrieron pruebas irrefutables de una próspera red clandestina de bebés activa en el país africano.

Los implicados en este tráfico arrebatan los bebés a sus madres y los venden incluso por pocos centenares de dólares.

A raíz de esta investigación, la policía de Kenia arrestó a tres médicos que presuntamente dirigían una parte de este tráfico.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.