Caravana por la Paz: la jornada previa al Pacto
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Caravana por la Paz:
la jornada previa al Pacto

Por Paris Martinez
11 de junio, 2011
Comparte

El campo algodonero, donde en 2001 fueron hallados los cadáveres de nueve mujeres, aunque se detectaron vestigios de otras dos víctimas más, fue el escenario para el arranque de las actividades de la Caravana por la Paz y la Justicia con Dignidad en su última jornada programada, lugar en el que dos centenas de personas se congregaron para corear el ya famoso “Ni una muerta más”.
Aquí, “en este campo de sangre, que no de algodón”, y ante los familiares de algunas de las víctimas de feminicidio en Ciudad Juárez, la urbe más peligrosa del mundo , el poeta Javier Sicilia exigió al gobierno federal “dejar de humillar a los juarences y hacer justicia”, para luego encabezar la liberación al aire de globos color morado y blanco, para recordar a las más de 300 mujeres asesinadas o desaparecidas en la última década.
Pocos minutos después de concluido este mitin, se hizo público que al menos 20 ciudades del mundo preparan actividades no sólo para recordar a los estudiantes asesinados por grupos oficiales de choque, en 1971 ; sino también para promover el Pacto Nacional Ciudadano por la Paz.

Frente a la torre Eiffel, por ejemplo, la comunidad de mexicanos radicados en París instalará un “tendedero” del quecuelguen cartas dirigidas al presidente Calderón, exigiendo un cambio en la estrategia nacional contra la violencia; mientras que en Japón, un millar de grullas de origami serán lanzadas a un río, como símbolo del anhelo de pacificación de los connacionales radicados en la nación asiática.
En tanto, en España se preparó una marcha silenciosa y la recolección de firmas en adhesión al Pacto por la Paz, aún cuando éste no estaba redactado, mientras que en Brasil y Alemania comenzó la organización de jornadas de reflexión en torno a la inseguridad que priva en México.
La segunda escala del día fue en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, que recibió no sólo a las 600 personas que acompañaron a Sicilia en su recorrido por la “ruta del horror”, iniciada el pasado sábado en Morelos, sino también a diversos grupos civiles del estado que, horas más tarde, se encargarían de sembrar la discordia con los integrantes de la Caravana, a raíz de su oposición a sostener cualquier contacto con la Presidencia de la República.

Esta vez tocó el turno al habla a Pietro Ameglio, amigo cercano del poeta y catedrático especialista en temas de no violencia, quien instó tanto a caravaneros como a los habitantes de Ciudad Juárez presentes en los debates rumbo a la firma del Pacto Nacional Ciudadano por la Paz,  a que no se perdieran en discusiones estériles basadas en los distintos criteros que sobre el futuro de este movimiento era previsible que se presentaran durante las deliberaciones, y sugirió, en cambio, emprender éstas tomando como base las coincidencias (tales como el consenso construido alrededor alrededor de la frase “Ni un muerto más” y la “desmilitarización del país).
Fue durante este acto inaugural de las mesas de diálogo previas a la firma del Pacto, que Sicilia dio a conocer que el Ejército Zapatista de Liberación Nacional le hizo saber su apoyo al movimiento que encabeza y, en retribución, calificó a los guerrilleros chiapanecos como “la reserva moral de México”.
De esta forma es que, seis horas despues de arrancados los debates a puerta cerrada sostenidos por víctimas de la guerra contra el crimen organizado, activistas juarenses y caravaneros, se aterrizaron una serie de acuerdos para incluir en el Pacto por la Paz, tales como la desmilitarización, el rechazo a la reforma laboral y a la ley de seguridad nacional, la promoción del referéndum, el plebiscito y la revocación del mandato de funcionarios que no cumplan a cabalidad con las responsabilidades por las que perciben un salario, mientras que otros puntos se alejan de la temática que directamente pretende abordar, tales como la obligatoriedad de todos los niveles de la educación, desde preescolar hasta universidad, como método para eliminar el fenómeno de los rechazados de la educación superior.
Fueron más de 50 los acuerdos votados en plenaria, con algunos de los cuales se inconformaron organizaciones tales como la Coordinadora Metropolitana contra la Militarización, así como algunas madres de mujeres asesinadas o desaparecidas en Juárez, quienes se manifestaron en contra de trabar contacto con las autoridades gubernamentales, por considerar que se trataba de una estrategia “negociadora”.
Tras una ríspida plenaria, en la que algunos participantes denunciaron, incluso, que sus propuestas habían sido eliminadas de los resolutivos, los integrantes de la también llamada Caravana del Consuelo y los grupos oriundos de la que se considera la ciudad más violenta del mundo, partieron rumbo a la Plaza Juárez, donde se tenía progamada la firma del Pacto Nacional por la Paz a las 19:00 horas.

La elaboración de un documento final que satisfaciera a todos los grupos presentes en las deliberaciones, no obstante, retrasó la firma del Pacto hasta pasadas las 23:00 horas, tiempo durante el cual continuaron presentándose testimonios de víctimas de la violencia.

Cabe destacar que la participación de un grupo de más de 50 ambulantes en este acto, quienes deseaban denunciar el asesinato impune de uno de sus dirigentes, fue aprovechada por cuerpos de seguridad para decomisar la mercancía de sus puestos, ubicados a cinco cuadras de la Plaza Juárez, lo que motivó que los comerciantes abandonaran corriendo la explanada, generando sorpresa e, incluso, temor entre algunos de los manifestantes ahí reunidos.

Fue así que, poco antes de las 24:00 horas del viernes 10 de junio, el último acto de la Caravana por la Paz con Justicia y Dignidad fue dado por concluido con la firma de un documento de siete páginas, que reúne las tácticas de presión a las autoridades consensuadas por todos los grupos civiles que participaron en su redacción, algunos de los cuales mantuvieron su inconformidad con la línea dialoguista, y a los cuales Javier Sicilia envió un mensaje conciliatorio: “La fruta que pende del árbol -les dijo, parafraseando un principio gandhiano- no es más importante que caminar hacia él”, e insistió en que la idea de trabar contacto con las autoridades no es para negociar los principios rectores del movimiento ciudadano, sino para imponer plazos para que sus demandas sean definitivamente resueltas o, de lo contrario, se emprenderán acciones tales como el cierre de puentes fronterizos y boicot fiscal.

Este sábado, Sicilia y un grupo reducido de caravaneros visitarán a víctimas de la violencia del otro lado de la frontera, en El Paso, Texas, aunque esta actividad no forma ya parte de la agenda de la Caravana del Consuelo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué impacto tiene para la elección que Trump tenga COVID (y qué otras dudas deja)

Dos de las grandes cuestiones tras el positivo de Trump son cuál es su riesgo y cómo afectará su convalecencia a la campaña electoral.
2 de octubre, 2020
Comparte

“Se convirtió en el paciente de más alto perfil del mundo de una enfermedad que ha matado a más de un millón de personas”.

Así ha descrito el sitio Político a Donald Trump tras darse a conocer su positivo por covid-19.

Hasta este momento solo presenta síntomas leves, según funcionarios de la Casa Blanca.

Durante meses, el presidente estadounidense minimizó la pandemia y se mostró escéptico sobre la gravedad de la enfermedad, pese a que Estados Unidos acumula 208.000 fallecidos por covid-19, la cifra más alta de muertes en el mundo.

Pero la noticia del positivo de Trump, y de su esposa Melania, llega en un momento particularmente delicado: solo un mes antes de la elección presidencial en la que el actual mandatario se mide al demócrata Joe Biden.

Biden dijo que “rezaría por la salud y la seguridad” de Trump y su familia.

Una de las grandes cuestiones ahora es cómo afectará la convalecencia de Trump a la campaña electoral.

Analizamos esta y otras interrogantes que deja este positivo.

¿Qué se sabe sobre la salud de Trump?

El médico de Trump, Sean Conley, emitió un comunicado a última hora del jueves, diciendo que el presidente y la primera dama estaban “bien en este momento y planean quedarse en la Casa Blanca durante su convalecencia”.

“Espero que el presidente continúe desempeñando sus funciones sin interrupciones mientras se recupera, y los mantendré informados sobre cualquier desarrollo futuro”, agregaba el comunicado.

El médico no proporcionó más detalles.

Donald Trump sosteniendo una mascarilla.

Getty Images
Durante meses, el presidente estadounidense minimizó la pandemia y ha sido reacio a usar la mascarilla.

Según el examen físico más reciente de Trump, realizado a principios de este año, pesaba 110,7 kg.

Esto se considera obeso para su altura de 1,9 m.

Pero el doctor Conley dijo en ese momento que el presidente “se mantiene sano”.

Trump también tendrá la mejor atención médica disponible.

¿Está en un riesgo particular por su edad?

Para el caso del nuevo coronavirus, la edad es un factor de riesgo claro: a mayor edad, mayor es el peligro de que una infección por coronavirus se convierta en una amenaza para la vida.

Las personas de entre 64 y 74 años con covid en EE.UU. tienen cinco veces más probabilidades de necesitar atención hospitalaria y 90 veces más probabilidades de morir que alguien de 20 años.

Según los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés), 8 de cada 10 muertes por covid-19 en el país han sido mayores de 65 años.

Trump y Melania

Reuters
El mandatario y la primera dama recibieron la confirmación de su contagio después de que una asistente presidencial diera positivo.

El virus también parece afectar más a los hombres y a las personas con sobrepeso.

Esto ocurre porque la obesidad provoca un estado de inflamación crónica que afecta al funcionamiento de las células del cuerpo y de sus superficies mucosas, que ven interrumpida su función de barrera protectora natural y facilitan el ataque de virus como el covid-19.

También tiene efectos negativos sobre el sistema inmune, como la disminución en la producción de proteínas vitales para defender al cuerpo contra posibles infecciones.

Pero ese es el panorama general, un patrón visto en toda la población, y no se puede adelantar cómo evolucionará el presidente estadounidense.

Para el corresponsal de salud de la BBC James Gallagher es peligroso especular sobre cómo afectará el virus a cualquier persona.

La salud de dos personas de 74 años puede ser muy diferente y otras afecciones médicas alteran enormemente la amenaza que representa este virus.

¿Qué va a pasar con la campaña?

Los CDC dicen que una persona debe aislarse durante 10 días después de una prueba positiva.

“Comenzaremos nuestro proceso de cuarentena y recuperación de inmediato. ¡Lo superaremos juntos!”, escribió en Twitter Trump, al dar la noticia de su positivo.

Para Anthony Zurcher, corresponsal de la BBC para Norteamérica, es difícil decir exactamente cuán trascendental es esto a tan solo 32 días de las elecciones estadounidenses.

Esta ya era una campaña muy particular, sin eventos masivos debido a la pandemia.

El segundo debate presidencial entre Trump y Biden está programado para el 15 de octubre en Miami, Florida, y todavía no está claro cómo afectará el contagio del presidente a su organización.

No obstante, Mica Mosbacher quien forma parte del equipo de asesores de la campaña de Trump, dijo este viernes en el programa Today de la BBC que se sienten “muy optimistas” y no descarta que el debate se pueda hacer de manera virtual.

“Siguiendo los lineamientos de los CDC, (Trump) no podrá asistir a eventos masivos”, dijo Mosbacher, “pero es totalmente posible hacer un debate virtual en dos semanas”.

“El presidente continuará trabajando desde la Casa Blanca”.

También está por ver cómo maneja esto la campaña del mandatario, que según Zurcher tendrá que responder por qué el presidente adoptó una actitud aparentemente tan arrogante hacia la pandemia, y cuántos altos cargos en la Casa Blanca pueden haberse vistos expuestos.

Debate presidencial entre Trump y Biden.

Getty Images
Donald Trump y Joe Biden se enfrentaron en el primer debate presidencial el pasado 29 de septiembre.

Hace solo dos días, durante el primer debate, Trump menospreció al oponente demócrata Joe Biden por usar con frecuencia mascarillas y no dar mítines de campaña del mismo tamaño que los suyos.

¿Bajo qué circunstancias se podrían retrasar las elecciones?

En cualquier caso, el período de cuarentena del presidente Trump tiene un impacto en su capacidad para hacer campaña y por eso otra de las cuestiones que surge es sobre las posibilidades de que la elección se retrase.

Según la ley estadounidense, las elecciones presidenciales se llevan a cabo el martes después del primer lunes de noviembre, cada cuatro años, por lo que este año son el 3 de noviembre.

Cambiar la fecha dependería de los legisladores estadounidenses, no del presidente. Se requeriría una mayoría en ambas Cámaras del Congreso -Cámara de Representantes y Senado- para cualquier cambio de fecha.

Eso parece poco probable dado que la Cámara de Representantes está controlada por los demócratas.

Pero incluso aunque se cambiara, la Constitución estadounidense establece que una administración presidencial solo dura cuatro años. Entonces, el mandato del presidente Trump expirará automáticamente al mediodía del 20 de enero de 2021.

¿Qué pasa si Trump cae gravemente enfermo y no puede cumplir con sus deberes?

Por ahora, no se ha informado que el presidente se encuentre mal, y este es un escenario que no anticipan desde la campaña de Trump.

“Es un guerrero y un luchador y no anticipamos en este momento que quedará incapacitado”, dijo Mosbacher en el Today. “Así que nos sentimos muy optimistas acerca de esta situación”.

Donald Trump y Mike Pence.

Getty Images
La Constitución de Estados Unidos establece que el presidente puede entregar el poder a su vicepresidente si no puede seguir con sus deberes.

No obstante, si resulta gravemente enfermo y no puede cumplir con sus deberes, la 25ª Enmienda la Constitución de Estados Unidos establece que el presidente puede entregar el poder a su vicepresidente, lo que significa que Mike Pence se convertiría en presidente interino.

Pence dio negativo en la última prueba que se le realizó, este viernes, según informó su vocero.

Una vez recuperado, Trump podría reclamar su posición.

Esto sucedió durante las administraciones de Ronald Reagan y George W. Bush.

Si Pence quedara incapacitado también, bajo la Ley de Sucesión Presidencial Nancy Pelosi, la presidenta de la Cámara de Representantes, una demócrata, sería la siguiente en la fila, aunque los expertos constitucionales dicen que tal transferencia de poder generaría batallas legales.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial

Banner

BBC

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-kpIq2W8Sqs

https://www.youtube.com/watch?v=RsrBdPxW3Xw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.