Caravana por la Paz: la jornada previa al Pacto
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Caravana por la Paz:
la jornada previa al Pacto

Por Paris Martinez
11 de junio, 2011
Comparte

El campo algodonero, donde en 2001 fueron hallados los cadáveres de nueve mujeres, aunque se detectaron vestigios de otras dos víctimas más, fue el escenario para el arranque de las actividades de la Caravana por la Paz y la Justicia con Dignidad en su última jornada programada, lugar en el que dos centenas de personas se congregaron para corear el ya famoso “Ni una muerta más”.
Aquí, “en este campo de sangre, que no de algodón”, y ante los familiares de algunas de las víctimas de feminicidio en Ciudad Juárez, la urbe más peligrosa del mundo , el poeta Javier Sicilia exigió al gobierno federal “dejar de humillar a los juarences y hacer justicia”, para luego encabezar la liberación al aire de globos color morado y blanco, para recordar a las más de 300 mujeres asesinadas o desaparecidas en la última década.
Pocos minutos después de concluido este mitin, se hizo público que al menos 20 ciudades del mundo preparan actividades no sólo para recordar a los estudiantes asesinados por grupos oficiales de choque, en 1971 ; sino también para promover el Pacto Nacional Ciudadano por la Paz.

Frente a la torre Eiffel, por ejemplo, la comunidad de mexicanos radicados en París instalará un “tendedero” del quecuelguen cartas dirigidas al presidente Calderón, exigiendo un cambio en la estrategia nacional contra la violencia; mientras que en Japón, un millar de grullas de origami serán lanzadas a un río, como símbolo del anhelo de pacificación de los connacionales radicados en la nación asiática.

En tanto, en España se preparó una marcha silenciosa y la recolección de firmas en adhesión al Pacto por la Paz, aún cuando éste no estaba redactado, mientras que en Brasil y Alemania comenzó la organización de jornadas de reflexión en torno a la inseguridad que priva en México.
La segunda escala del día fue en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, que recibió no sólo a las 600 personas que acompañaron a Sicilia en su recorrido por la “ruta del horror”, iniciada el pasado sábado en Morelos, sino también a diversos grupos civiles del estado que, horas más tarde, se encargarían de sembrar la discordia con los integrantes de la Caravana, a raíz de su oposición a sostener cualquier contacto con la Presidencia de la República.

Esta vez tocó el turno al habla a Pietro Ameglio, amigo cercano del poeta y catedrático especialista en temas de no violencia, quien instó tanto a caravaneros como a los habitantes de Ciudad Juárez presentes en los debates rumbo a la firma del Pacto Nacional Ciudadano por la Paz,  a que no se perdieran en discusiones estériles basadas en los distintos criteros que sobre el futuro de este movimiento era previsible que se presentaran durante las deliberaciones, y sugirió, en cambio, emprender éstas tomando como base las coincidencias (tales como el consenso construido alrededor alrededor de la frase “Ni un muerto más” y la “desmilitarización del país).
Fue durante este acto inaugural de las mesas de diálogo previas a la firma del Pacto, que Sicilia dio a conocer que el Ejército Zapatista de Liberación Nacional le hizo saber su apoyo al movimiento que encabeza y, en retribución, calificó a los guerrilleros chiapanecos como “la reserva moral de México”.
De esta forma es que, seis horas despues de arrancados los debates a puerta cerrada sostenidos por víctimas de la guerra contra el crimen organizado, activistas juarenses y caravaneros, se aterrizaron una serie de acuerdos para incluir en el Pacto por la Paz, tales como la desmilitarización, el rechazo a la reforma laboral y a la ley de seguridad nacional, la promoción del referéndum, el plebiscito y la revocación del mandato de funcionarios que no cumplan a cabalidad con las responsabilidades por las que perciben un salario, mientras que otros puntos se alejan de la temática que directamente pretende abordar, tales como la obligatoriedad de todos los niveles de la educación, desde preescolar hasta universidad, como método para eliminar el fenómeno de los rechazados de la educación superior.

Fueron más de 50 los acuerdos votados en plenaria, con algunos de los cuales se inconformaron organizaciones tales como la Coordinadora Metropolitana contra la Militarización, así como algunas madres de mujeres asesinadas o desaparecidas en Juárez, quienes se manifestaron en contra de trabar contacto con las autoridades gubernamentales, por considerar que se trataba de una estrategia “negociadora”.
Tras una ríspida plenaria, en la que algunos participantes denunciaron, incluso, que sus propuestas habían sido eliminadas de los resolutivos, los integrantes de la también llamada Caravana del Consuelo y los grupos oriundos de la que se considera la ciudad más violenta del mundo, partieron rumbo a la Plaza Juárez, donde se tenía progamada la firma del Pacto Nacional por la Paz a las 19:00 horas.

La elaboración de un documento final que satisfaciera a todos los grupos presentes en las deliberaciones, no obstante, retrasó la firma del Pacto hasta pasadas las 23:00 horas, tiempo durante el cual continuaron presentándose testimonios de víctimas de la violencia.

Cabe destacar que la participación de un grupo de más de 50 ambulantes en este acto, quienes deseaban denunciar el asesinato impune de uno de sus dirigentes, fue aprovechada por cuerpos de seguridad para decomisar la mercancía de sus puestos, ubicados a cinco cuadras de la Plaza Juárez, lo que motivó que los comerciantes abandonaran corriendo la explanada, generando sorpresa e, incluso, temor entre algunos de los manifestantes ahí reunidos.

Fue así que, poco antes de las 24:00 horas del viernes 10 de junio, el último acto de la Caravana por la Paz con Justicia y Dignidad fue dado por concluido con la firma de un documento de siete páginas, que reúne las tácticas de presión a las autoridades consensuadas por todos los grupos civiles que participaron en su redacción, algunos de los cuales mantuvieron su inconformidad con la línea dialoguista, y a los cuales Javier Sicilia envió un mensaje conciliatorio: “La fruta que pende del árbol -les dijo, parafraseando un principio gandhiano- no es más importante que caminar hacia él”, e insistió en que la idea de trabar contacto con las autoridades no es para negociar los principios rectores del movimiento ciudadano, sino para imponer plazos para que sus demandas sean definitivamente resueltas o, de lo contrario, se emprenderán acciones tales como el cierre de puentes fronterizos y boicot fiscal.

Este sábado, Sicilia y un grupo reducido de caravaneros visitarán a víctimas de la violencia del otro lado de la frontera, en El Paso, Texas, aunque esta actividad no forma ya parte de la agenda de la Caravana del Consuelo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Tonks Brown

Halloween: 'Soy una orgullosa bruja de la vida real'

Tonks Brown, una mujer de Escocia, explica cómo hizo de la práctica del paganismo algo esencial en su vida.
Tonks Brown
31 de octubre, 2021
Comparte

Desde una cabaña remota en las Tierras Altas de Escocia, Tonks Brown dice que está orgullosa de ser una bruja de la vida real.

Para ella, Halloween no se trata de disfraces, calabazas y “truco o trato”.

“Creo que la sociedad tiene una idea sobre las brujas de la cultura pop”, dice Tonks, de 36 años.

“Se trata de mucho más: es una gran parte de mi vida, es mi religión y mi fe“, dice.

El año nuevo pagano es el 1 de noviembre y Tonks dice que esa fecha marca el momento de un nuevo comienzo, de no cargar con cosas de la vida en los duros meses de invierno.

Se volvió hacia el paganismo cuando tenía 12 años y vivía en la isla de Mull, en el noroeste escocés.

“Me acosaban en la escuela secundaria por ser diferente”, dice.

“Me metieron hasta la garganta la Wee Free Church en la escuela, tenía servicios en una parroquia y rezaba todo el tiempo“.

Una escoba de bruja y un gato negro llamado Cairn

Tonks Brown
Tonks tiene una escoba de bruja y un gato negro llamado Cairn.

“Recuerdo que me regañaban por colorear cuando debería estar rezando”.

La naturaleza, su “iglesia”

Tonks dice que fue en el mundo exterior donde tuvo la sensación de que no estaba sola y “que los animales eran seres iluminados”.

“Yo quitaría a un caracol de un camino para que no lo pisotearan”, dice.

“Fue esto lo que me hizo darme cuenta de que la naturaleza era mi iglesia en lugar de un edificio grande, frío y viejo”.

Asegura que encontró que el paganismo “simplemente se sentía bien y tenía sentido para mí”.

“Todo en la naturaleza tiene una esencia, todo tiene su propio propósito y es bueno ser más consciente de eso y encajar ahí”, dice.

Tonks Brown

Tonks Brown
Una gran parte de los hechizos es quemar hierbas.

También comenzó a leer sobre los juicios de brujas del pasado.

“Desafortunadamente, muchas brujas tienden a ser mujeres, mujeres que tenían conocimientos, parteras y herbolarias”, dice.

“Entonces en el pasado pensaron que debían matarlas porque no podemos tener una mujer con conocimiento”, continúa.

¿Qué hace en su vida cotidiana?

Tonks trabaja para los servicios de emergencia de su comunidad.

Conduce 10 minutos todos los días hasta un puesto de avanzada remoto en donde, de hecho, tiene una oficina.

Dice que ha aprendido a no predicar sobre el paganismo, pero que defiende a las brujas en su vida cotidiana.

“Si escucho a alguien hacer una broma sobre una bruja, intervendré y diré que soy bruja”, dice.

“Desafiaré cualquier forma de prejuicio, pero eso nunca es un enfrentamiento”.

Un estante de la casa de Tonks

Tonks Brown
Tinturas y frascos de hierbas cubren muchos estantes en la casa de Tonks.

La mujer, quien anteriormente fue guía turística en Edimburgo, dice que ha trabajado en los ayuntamientos, la policía y el servicio de ambulancias, pero su paganismo no suele ser un problema.

“Tenía un colega que estaba aterrorizado por un accesorio que había llevado al trabajo que parecía una varita mágica, porque iba a ir a una práctica después”, dice.

“Ella ni la quería tocar debido al estigma que rodea a las brujas. Tiendo a encontrarlo divertido en lugar de hiriente”.

Sus hechizos

Su Halloween, o víspera de año nuevo, consiste en practicar hechizos paganos y brujería.

Ha estado cultivando hierbas como salvia, romero y tomillo durante todo el año para el festival Samhain, que marca el final de la temporada de cosecha y el comienzo del invierno o la “mitad más oscura” del año.

Un estante en la casa de Tonks

Tonks Brown
Tonks solo lanza hechizos positivos.

Seca las hierbas en fuego para que se quemen mejor cuando las usa.

Quema la salvia para purificarse a sí misma y a su casa con el humo. Y tiene sal y hierro para protegerse de fantasmas, hadas y otras entidades sobrenaturales.

También ha estado untando velas con diferentes aceites y hierbas, así como tallando símbolos en ellas para usarlas en hechizos en el gran día.

Para las hierbas más oscuras, debe visitar al herbolario.

“Ojo de tritón o dedo del pie de rana son nombres medicinales para las plantas, pero a menudo la gente piensa que las brujas usan estas partes de un cuerpo, lo cual no es cierto, son solo plantas“, dice.

Tonks Brown

Tonks Brown

Hace los hechizos en una taza de té antes de verterlos en una vasija con carbón, que enciende cuando realiza sus hechizos en Halloween.

El ritual se hace en un altar de su dormitorio, con plantas que representan la tierra, incienso para el aire y velas para el fuego y el agua.

Brujería blanca

Las brujas blancas, como Tonks, no lanzan hechizos con intenciones maliciosas.

Utilizan dos cuchillos para rituales, un “boline”, que es un cuchillo de mango blanco para recolectar hierbas y tallar velas, y un cuchillo “athame”, que se usa para hacer una forma o cortar un cordón en un hechizo.

Tonks dice que siempre está sola cuando hace sus rituales.

“Conozco a muchas otras brujas, estamos en todas partes, en la policía, en las tiendas locales, pero es demasiado personal para mí practicar magia con ellas, tienes que tener mucha confianza”, dice.

Calabazas de fieltro en la casa de Tonks Brown

Tonks Brown
Las brujas utilizan calabazas y nabos para ahuyentar a los fantasmas.

Las brujas blancas consultan el Libro de las Sombras para obtener recetas.

Tonks dice que en Halloween usa túnica, o nada de ropa, cuando lleva a cabo sus hechizos.

Y un nabo tallado “con cara de miedo” en la puerta de su casa para ahuyentar a los fantasmas y “que no molesten” en su casa.

“Me pongo afuera del armario de las escobas estos días y le digo a la gente que soy una bruja y el 99% de ellos reacciona de la misma manera que si hubiera dicho que era cristiana o musulmana“, dice.

“Estoy orgullosa de ser una bruja de la vida real y Halloween es la mejor fiesta”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=y5jxqtP_ses

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.