Denuncia de "ciudadano anónimo", lo que llevó a la cárcel a Salazar
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Denuncia de "ciudadano anónimo", lo que llevó a la cárcel a Salazar

El “ciudadano anónimo”, habría declarado: “yo, mi familia, mi comunidad, y el pueblo entero, quienes apenas recibimos lo necesario para nuestra existencia, fuimos afectados (por el presunto uso indebido de recursos públicos) por lo que en nombre de los chiapanecos desfalcados, pedimos se realicen las investigaciones y sancionen estas conductas indeseables”.
Por Ángeles Mariscal @AngelesMariscal
9 de junio, 2011
Comparte

La presunta denuncia de un supuesto ciudadano anónimo “indignado por la corrupción”, fue suficiente para que el juez Belisario Domínguez Velasco ordenara la detención de Pablo Salazar Mendiguchía, según se desprende del expediente penal 96/2011, que le fue leído al exgobernador.

Durante la audiencia penal que se llevó a cabo al siguiente día de la detención -que por ley es pública pero a la que sólo se permitió la estancia al equipo de comunicación del gobierno de Chiapas, para que la grabara en todos sus detalles- se dio lectura de algunas partes contenidas en el expediente.

Entre ellas está lo que se presentó como la denuncia anónima que un supuesto ciudadano común hizo, y que motivó que se armara una documentación contra el exgobernador Pablo Salazar, integrada por 21 tomos contenido en nueve mil 117 fojas.

El “ciudadano anónimo”, habría declarado: “yo, mi familia, mi comunidad, y el pueblo entero, quienes apenas recibimos lo necesario para nuestra existencia, fuimos afectados (por el presunto uso indebido de recursos públicos) por lo que en nombre de los chiapanecos desfalcados, pedimos se realicen las investigaciones y sancionen estas conductas indeseables”.

“Los pobres quedamos indefensos ante el Estado, a expensas de la tiranía, la corrupción y las arbitrariedades. Solicito justicia contra Pablo Salazar, sus arbitrariedades y sus fechorías”, se señala en el expediente, habrían sido las declaraciones de quien se presenta también como un “ciudadano indignado”.

En el expediente se señala que la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE) investigó la denuncia anónima, referida el destino del reembolso de un seguro de vida contratado con una aseguradora de nombre Allienz S.A., a beneficio del exgobernador y un grupo de colaboradores, contra quienes actualmente habría ya una orden de presentación.

La investigación señala que al término del contrato del seguro de vida, que fue convenido por el último año del gobierno de Pablo Salazar, la aseguradora Allienz S.A.reembolsó 104 millones de pesos, y que estos recursos fueron repartidos a los mismos beneficiarios del seguro de vida.

El expediente indica que estos recursos fueron tomados por los excolaboradores, varios de ellos secretarios de gobierno, como un “bono sexenal”; las cantidades que alcanzaron una vez distribuido el recurso entre los beneficiarios, fue de 500 mil pesos en promedio.

A raíz de este hecho la PGJE turnó el expediente al juez Tercero de Distrito, Belisario Domínguez Velasco, el 7 de junio a las 9 de la mañana. Tres horas después el juez ya habría analizado los 21 tomos contenidos en varias cajas, de forma tal que a las 13 horas giró la orden para que ese mismo día, agentes estatales detuvieran en el aeropuerto de la ciudad de Cancún, al exmandatario.

Los delitos que el Ministerio Público consideró habrían cometido los exfuncionarios de gobierno, son asociación delictuosa, mal uso del servicio público, peculado y otros; y de acuerdo a lo que se dio a conocer durante la audiencia pública de presentación de Pablo Salazar ante el juez Belisario Domínguez, en el expediente penal también se encuentran como beneficiarios del reembolso del seguro de vida:

Evelio Rojas Morales, exsecretario de Planeación y Finanzas; David Sol Corzo, exsecretario de Pesca y actual notario Público; Patricia Flores, exsecretaria particular del Gobernador, Nelda Patricia Camacho, exsecretaria de Administración; Mario Bustamante, exdirector de la Comisión Estatal del Agua; David Tovilla, exdirector de Comunicación Social; Socorro Domínguez, exsecretaria de Vivienda, y actualmente detenida por presuntas irregularidades administrativas cometidas en el uso de los recursos destinados a la construcción de viviendas para los damnificados por el huracán Stan.

Socorro Zebadúa, aún estando recluida en el penal por una causa distinta, fue interrogada el 6 de junio –un día antes de la detención de Pablo Salazar en torno al reembolso del seguro de vida. Su declaración, y Eduardo José Chanona,  exsubsecretario de Recursos Humanos, y actual Director General de Recursos Humanos del actual gobierno; fue tomada también como elemento de prueba para girar la orden de presentación y detención de Pablo Salazar.

Al final de la audiencia, en la que el exgobernador Pablo Salazar se declara inocente, sus abogados defensores solicitaron al juez haga comparecer a las personas que se citan el expediente como declarantes contra Salazar, a fin de que amplíen sus testimoniales y sean considerados elementos para su resolución del auto de libertad o de formal prisión.

También ofrecen como pruebas a favor un peritaje en materia administrativa para constar que la compra del seguro de vida y el uso del reembolso fue un acto legal del cual se dejó constancia en los archivos que le fueron entregados al actual gobierno.

Será el próximo 14 de junio cuando el juez Belisario Domínguez defina si hay elementos para que el exgobernador enfrente el proceso penal en prisión, y dicte su auto de libertad o de prisión.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

'Luna Azul': el raro evento cósmico que podrá verse este 31 de octubre (y no se repetirá hasta 2023)

El de la "Luna azul" es un fenómeno inusual que se produce cada 2.5 años aproximadamente debido al tiempo que duran los ciclos lunares.
27 de octubre, 2020
Comparte

En realidad no es azul. Es una Luna llena, como cualquier otra, del color que se ven la mayoría de las Lunas llenas: entre gris pálido, blanco lechoso o plateado.

Lo que hace raro a este fenómeno, que el folclor bautizó como “Blue Moon” o “Luna azul”, es que se dan dos Lunas llenas en un solo mes, cuando lo normal es ver una.

Un ciclo lunar, el período en el que ocurren todas las fases de la Luna, se repite cada 29,5 días aproximadamente.

Si coincide que la Luna llena se produce el primer o segundo día y el mes tiene 31 días, es entonces cuando es probable que aparezca una segunda Luna llena.

Esta es la conocida como “Luna azul”.

El mes de febrero, que tiene 28 días, nunca verá una.

Luna en el Capitolio

Getty Images
Así se vio la Luna Azul detrás del domo del Capitolio, en Washington D.C. en 2015.

¿Cuándo es la “Luna azul” de 2020?

Es un fenómeno inusual que se da cada 2,5 años.

La última vez que ocurrió fue el 31 de marzo de 2018.

Este año aparecerá en el cielo en la noche del 31 de octubre al 1 de noviembre, cuando muchos países celebran Halloween y en México empieza la festividad del Día de Muertos.

Ya hubo una Luna llena el 1 de octubre y a finales de mes podremos ver la segunda.

Calabaza de Halloween

Getty Images
Este año coincide con Halloween.

¿Por qué azul?

Tal como explica la NASA en su sitio web, la definición de Luna azul surgió en la década de los 40 del siglo XX.

En esa época el Maine Farmer’s Almanac (la fuente más confiable en todo lo relacionado con el clima desde hace casi 200 años) ofrecía una definición de la Luna Azul tan enrevesada que muchos astrónomos tenían dificultades para entenderla.

Para poder explicar las Lunas azules en lenguaje llano, la revista Sky & Telescope publicó un artículo en 1946 titulado ‘Una vez cada Luna Azul’. El autor, James Hugh Pruett (1886-1955) citó al almanaque de Maine de 1937 y dijo: “La segunda (Luna llena) en un mes, tal como yo la interpreto, se llama Luna Azul”.

Esto no era correcto -asegura la NASA- pero por lo menos pudo entenderse.

Y así nació la Luna Azul moderna.

El volcán Krakatoa

Getty Images
El volcán Krakatoa, en Indonesia, volvió a expulsar cenizas el pasado 11 de abril de 2020.

Lunas y volcanes

Aunque la que veremos no fue una verdadera Luna azul, sí existen las lunas de este color.

Pero sólo pueden verse azules después de una erupción volcánica.

En 1883, después del terremoto del volcán Krakatoa en Indonesia, la gente dijo que casi cada noche se podían ver Lunas azules.

Con la fuerza de la erupción, similar a una bomba nuclear de 100 megatones, se elevaron hacia lo más alto de la atmósfera terrestre nubes de ceniza cuyas partículas hicieron que la Luna se viera azul.

También hubo informes de Lunas azules en México en 1983, tras la erupción del volcán El Chichón, y en el estado de Washington en 1980, tras la erupción del Monte Santa Helena.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=24JaHawe-RM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.