Las víctimas que dieron ánimo a la Caravana por la Paz
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Las víctimas que dieron ánimo
a la Caravana por la Paz

Por Paris Martínez Primera parte
16 de junio, 2011
Comparte

En su camino de ida rumbo a Ciudad Juárez, la Caravana por la Paz (que partió el 4 de junio de Cuernavaca) fue cultivando la unión y la solidaridad que el dolor ha sembrado entre las víctimas de la violencia, regadas a lo largo de lo que sus promotores denominaron la “ruta del horror”. De vuelta, sin embargo, fueron recelos y rencores los que acompañaron a los participantes y signatarios del Pacto Ciudadano con el que culminó su marcha, luego que su principal icono, el poeta Javier Sicilia, se deslindara de algunas de las demandas “pactadas”, tales como la exigencia de juicio político al presidente Calderón o la desmilitarización “inmediata” del país.

Así, en estos momentos en que los distintos grupos organizados que participaron en la movilización analizan si sus nuevas diferencias son más fuertes que sus anteriores puntos de acuerdo, vale recordar a las personas que iban al principio de la marcha cuando inició la que en el camino fue rebautizada como la Caravana del Consuelo: Las víctimas…

Ellos son Eleazar y su hijo, Raymundo

El exdiputado local zacatecano Eleazar Romero está desaparecido desde el 16 de marzo de 2011.

“No pedimos que nos oigan –aclara su hijo Raymundo–, nos han oído muchas veces: venimos a exigir que nos escuchen, porque escuchar implica dar una respuesta, que se traduce en compromisos y éstos en resultados. Mientras mi papá no regrese, por su omisión, las autoridades serán cómplices de los delincuentes que se lo llevaron.”

Días antes de su secuestro, afirma su hijo: “Mi papá tocó intereses políticos de personas en el gobierno municipal de Villanueva que, de acuerdo con la opinión pública, podrían tener nexos con la desaparición. Jamás nos han pedido rescate, ni hemos recibido ninguna llamada de quienes se lo llevaron, pero él está vivo, lo sé, lo siento… Queremos justicia, nadie tendrá derecho a hablar de justicia en el país mientras haya un solo desaparecido o un solo asesinato impune”.

Ellos son Juan Carlos y Francisco Javier

Juan Carlos Guardado Méndez, expresidente municipal de Fresnillo, Zacatecas, y su chofer, Francisco Javier Vázquez Delgado, están desaparecidos desde el 2 de febrero de 2011 cuando se dirigían de Mazatlán a Sinaloa.

“Al principio –narra Antonio, hermano de Juan Carlos–, nos extorsionaron. Dijeron que lo iban a entregar y pagamos. Dijeron que estaba muy golpeado, pero no lo entregaron. Las autoridades no nos han hecho caso. Sus familiares hemos sido los que, día tras día, llevamos el caso, tratando con gente que se quiere aprovechar de nosotros. El actual presidente municipal de Fresnillo ya nos dijo que no va a apoyarnos.”

Aunque Juan Carlos Guardado era integrante del grupo político encabezado por David Monreal (hermano del exgobernador zacatecano Ricardo Monreal), “hasta ahorita –denuncia–, no hemos recibido ni una llamada de ellos, dicen que es un problema de La Familia, que no se quieren meter, que les da pena –Antonio llora–. Pero, ¡¿a quién le da pena ayudarnos, decirnos ‘está en tal lugar’?! Todos los recursos empleados en su búsqueda han salido de nosotros, el gobierno no ha puesto ni un cinco… Él está vivo, nos han hecho llegar datos de que así es, pero todo está roto: apenas iniciamos una investigación, todo se desvanece, nos la quitan o nos amenazan”.

Él es Paris

Paris Jesús Cristian Carrión Valdez fue presuntamente asesinado el 27 de junio de 2010, a la altura de la caseta vieja de la carretara México-Puebla. Era habitante de Ecatepec, Estado de México, donde realizaba talleres de introducción a la pintura y al grafiti. Pintaba sobre muros, pero siempre con autorización de los dueños. Además, hacía poesía.

“Estoy aquí –dice su madre, Soledad Marina–, para demostrar que los grafiteros son artistas, no viciosos, no asesinos, no rateros. Mi hijo venía de trabajar cuando lo mataron. Como encontraron su cuerpo junto a la carretera, las autoridades dicen que fue atropellado, pero nunca investigaron, nunca realizaron peritajes. Y yo digo, ¿cómo pudo haber sido atropellado, si su cuerpo no tenía ningún golpe, su cuerpo estaba entero, su ropa estaba entera, sin ninguna marca?”

Al paso de la Caravana por la Paz por el territorio zacatecano, Soledad Marina hace un llamado especial: “Hace tres años –cuenta a los ciudadanos reunidos en la Plaza de Armas–, mi hijo vino aquí para seguir a su novia. Ella es su diva, tiene tantos retratos de ella, versos dedicados a ella. Sólo sé que se llama Liliana y que estudia filosofía. Si alguien la conoce, ojalá le pueda decir que aquí está la madre de su pretendiente… Ella fue el amor de su vida.”

Este 28 de junio, se cumplen 28 años del día en que Paris nació.

Ellas son Betzabé y su mamá, Ángela

Betzabé Arango Díaz fue asesinada en Durango el 3 de diciembre de 2009. El homicidio ocurrió dentro de su domicilio, al que acababa de ingresar tras realizar compras en un supermercado.

Ángela Díaz, su madre, denuncia: “Sólo alcanzó a decirle a su hija, que estaba en la planta superior, que fueran a cenar a un restaurante… fue todo, porque el asesino entró y le disparó, abrazándola. A las autoridades les proporcioné desde hace tres años los nombres de cuatro sospechosos, pero ni siquiera los llamaron a declarar, porque son amigos del gobernador. No digo sus nombres porque no quiero incurrir en un error, respeto la dignidad humana, pero quiero que los citen a declarar, ya de perdida. Que no impere la impunidad de los privilegios por ser gente que ocupa un espacio político o porque tienen capacidad económica.”

La señora Ángela habla, mientras sostiene bien alto una pancarta con la foto de su hija: “Junto al retrato de Betzabé inscribí una frase de un famoso fiscal estadounidense llamado Jim Garrison: ‘Hagamos justicia aunque caigan los cielos’, que quiere decir que, aunque sean muy poderosos, no pueden estar por encima de la ley… Y yo le agrego: ‘Hagamos justicia aunque caigan los cielos o suban los infiernos‘, porque cualquier cosa es preferible a la impunidad, la impunidad es uno de los símbolos del retraso cultural de un país.”

Él es Jorge y su sobrina, Gabriela

El empresario Jorge Arturo Cardiel Vela fue asesinado el 28 de abril de 2009, con un balazo en la nuca, en la calle Libertad, del centro de la capital duranguense.

Le dispararon por la espalda cuando se preparaba para abrir su gimnasio –cuenta su sobrina, Gabriela González–. Tardó cuatro años en juntar el dinero para abrir su negocio y dos meses después de la inauguración, lo mataron. Todavía no sabemos el porqué y cada vez que vamos con las autoridades nos dicen que llevan avances, pero en estos más de dos años no nos han dado una verdadera respuesta de quién lo mató. Siempre es lo mismo, les vamos a llorar y nos dicen que nos van a ayudar, pero hasta ahorita no lo han hecho. Él dejó dos niños pequeños“.

De las autoridades, afirma, no guardan más que promesas. “Una vez –recuerda Gabriela–, los familiares nos manifestamos en un acto oficial del estado, exigiendo justicia y, a cambio de que nos retiráramos, el mismo procurador nos dijo que personalmente se encargaría del asunto… pero, de nuevo, no se hizo nada”.

Él es Carlos

Carlos Magallón Magallón es originario de Pajacuarán, Michoacán, y desapareció hace un año y siete meses, junto con su cuñado y dos compañeros más.

Con los ojos inyectados, Yolanda, su esposa, narra que “se fueron a trabajar a San Luis Potosí, para comprar pedacería de oro; desde ahí me mandó un mensaje de texto, a través de su celular, diciéndome: ‘Mija, estamos en Cárdenas, SLP, nos agarró la policía por algún halconazo’, y de ahí ya no supe más… Hemos ido varias veces con las autoridades y nadie nos hace caso, ni las de Michoacán ni las de San Luis; de hecho, ni siquiera han encontrado el auto en que viajaban”.

Madre de tres hijos, la mujer de poca estatura se aferra a la pancarta con la imagen de su esposo, como si estuviera sosteniéndose de ella, en vez de estarla cargando. “Queremos –concluye–, que un día Dios nos dé licencia para saber de ellos, porque el no saber de una persona que ha desaparecido por completo es una desesperación que no se le desea a nadie.”

Ellos son Yeen-Yi, su esposa Janeth y sus hijas

Yeen-Yi Alejandro Reynoso era un empresario de la construcción, padre de dos jóvenes mujeres y con un matrimonio más que amoroso. Y era además, una persona que pese a no poder caminar, había reconquistado la autonomía tras quedar paralítico a causa de una enfermedad denominada distrofia muscular, gracias a la camioneta que conducía con maestría y en la cual “iba a todos lados”.

“El 20 de agosto del año pasado –cuenta Janeth, su viuda–, él estaba estacionado en una calle de Ciudad Juárez y trataron de robarle la camioneta. Lo mataron, porque no pudo bajarse del vehículo en el momento en que se lo exigieron… les dio coraje a los asaltantes, supongo. Las autoridades dijeron que se iba a tomar el caso, pero hasta ahorita no hay ninguna respuesta, sabemos cómo se maneja esto, sabemos que nunca vamos a tener nada claro al respecto, proveniente de la autoridad.”

Janeth sonríe cuando recuerda a Yeen-Yi. “Él era muy movido y luchó siempre por sacar adelante a la famiia, siempre andaba en su camioneta, conocía todo Ciudad Juárez, iba y venía para todos lados… el que nos lo hayan quitado es una injusticia.”

Él es Edmundo

Edmundo Nava Mota era líder de la Unión Popular Revolucionaria Emiliano Zapata en Ecatepec y director de la preparatoria 115. Era, dice su hermana, América, “un profesor muy querido en el Estado de México, que se dedicó a promover la seguridad en las escuelas, tal como el gobierno le dijo que hiciera, y eso le costó la vida… lo asesinaron el 28 de mayo de 2007″.
Poco antes de su asesinato, el profesor Nava Mota había denunciado el incremento del narcomenudeo alrededor de su plantel.

“Venimos en la Caravana –afirmó América–, para que se sepa lo que sucede en el Estado de México, donde la gente decente es a la que matan.”

Aunque se cuenta con una orden de aprehensión girada contra el presunto homicida de Edmundo, hasta el momento no ha sido desahogada.

Él es Jethro

El 1 de mayo de 2011, el joven ingeniero en mecatrónica Jethro Ramsés Sánchez Santana y un amigo fueron presuntamente detenidos por la Policía Municipal de Cuernavaca, tras protagonizar una riña con meseros de un bar. “Según los confusos reportes policiacos –afirma José Martínez Cruz, de la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos–, ambos fueron entregados a la Policía Federal, algo que de por sí es una irregularidad, ya que ninguna corporación policiaca puede entregar a un detenido a otra corporación, sino que su deber es presentarlo ante el Ministerio Público, cosa que no sucedió”.

Tampoco se elaboró ningún documento que dejara asentado que la Policía Municipal entregaba a los detenidos a la Policía Federal, sino que, señala Martínez Cruz, “el procedimiento se realizó verbalmente, según declaraciones de los mismos agentes involucrados.”

Luego de supuestamente ser golpeados por los federales, el amigo fue liberado, pero Jethro, según la Policía Federal, fue puesto a disposición del Ejército, “el expediente incluye, de hecho, los números oficiales de los vehículos militares en los que se lo llevaron; sin embargo, el Ejército lo niega“.

Martínez Cruz remata: “Es muy claro que Jethro fue víctima de una desaparición forzada, los mismos policías han testificado que siempre estuvo en manos oficiales, y el hecho de que el gobierno de Morelos no haya dado una respuesta le implica responsabilidad, porque la desaparición forzada es un delito de lesa humanidad, que no prescribe, por lo tanto, a más de un mes de la desaparición de Jethro, nos parece que es un caso sumamente grave, que nos remonta, en el caso de Morelos, a otra desaparición forzada, la primera del salinato, la del líder socialista José Ramón García Gómez, en diciembre de 1988.”

Ella es Fanny

Silvia Stephanie Sánchez Viesca Ortiz tenía 16 años cuando desapareció, en Torreón, Coahuila, el 5 de noviembre de 2004.

Venía de participar en un torneo de basquetbol y, antes de volver a su hogar, hizo escala en casa de una amiga para devolver un reproductor de discos compactos. Nunca más se le volvió a ver.

En 2007, la Procuraduría General de la República informó que Fanny, como la llaman sus familiares, estaba en manos de un presunto líder delictivo radicado en Estados Unidos e incluso les proporcionó una fotografía reciente, que supuestamente fue colocada sobre el parabrisas de un vehículo policial, cuando sus tripulantes no estaban en él. La PGR, denunció su madre, se desentendió entonces de la investigación. “Alicia Pérez Duarte, exfiscal especial para Delitos de Violencia contra las Mujeres, nos dijo ‘vayan, vayan ustedes, el condado donde la tienen está chiquito, no son más de seis manzanas, regularmente la llevan al centro, a una cafetería, búsquenla ahí, la van a encontrar‘”.

Para cuando los familiares llegaron, por sus propios medios, al punto de la geografía estadounidense en que la PGR había ubicado a su hija, ella ya no estaba.

“Nosotros le pedimos explicaciones a la doctora por correo y respondió: ‘señora, (las autoridades) no quisieron ir, fueron las órdenes del procurador, no sé quién sea la persona que tenga a su hija'”.

Han pasado ya casi siete años desde que la familia de Silvia Sthephanie emprendió la búsqueda que mantienen hasta ahora…

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

“No queda nada”: tropas rusas llegan a Mariúpol, ciudad devastada por los bombardeos

La estratégica ciudad portuaria de Mariúpol ha vivido semanas de asedio de las tropas rusas, a las que se acusa de atacar indiscriminadamente a la población civil.
19 de marzo, 2022
Comparte

“No queda nada del centro de la ciudad. No hay un pequeño pedazo de tierra en la ciudad que no tenga señales de guerra”.

Así es como el alcalde de Mariúpol, Vadym Boichenko, describe a la BBC lo que está pasando en esa estratégica ciudad portuaria del sureste de Ucrania que ha estado durante dos semanas bajo el asedio de las tropas de Rusia.

“Los combates de tanques y ametralladoras continúan”, dijo Boichenko este viernes.

Más del 80% de los edificios de viviendas están dañados o destruidos, y el 30% de ellos no podrán ser restaurados.

A tres semanas de la invasión rusa, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, hizo un nuevo llamado para que haya conversaciones significativas de paz y seguridad “sin demora” con Moscú.

“Esta es la única oportunidad para que Rusia reduzca el daño de sus propios errores”, dijo Zelensky en su discurso transmitido este viernes.

Una mujer frente a un edificio dañado en Mariúpol

Reuters
El 80% de los edificios de viviendas en Mariúpol ha sufrido daños, según el alcalde.

Pero horas antes, en una gran concentración en un estadio en Moscú a la que asistieron obligados muchos empleados del gobierno, según pudo constatar la BBC, el presidenteruso Vladimir Putin pronunció un discurso que celebraba los avances en Ucrania.

“Sabemos lo que tenemos que hacer a continuación”, dijo a la multitud. “Definitivamente llevaremos a cabo todos los planes que hemos hecho“.

Los sobrevivientes del teatro

Más temprano, Zelensky informó que hasta este viernes se habían rescatado 130 sobrevivientes del sótano del icónico Teatro Regional de Arte Dramático de Mariúpol que fue atacado.

Pero aseguró que cientos más permanecían atrapados.

Los civiles estaban allí cuando Rusia bombardeó el teatro el miércoles.

El ayuntamiento dijo que hasta el momento los rescatistas habían encontrado a una persona gravemente herida, pero no se conocían muertes.

En la ciudad también fue atacado un hospital infantil.

https://www.youtube.com/shorts/Lz2dn0LAW80

Yulia Yashenko estaba refugiada con sus padres en el teatro, pero salieron hacia a la ciudad de Lviv la noche anterior a los bombardeos.

“La ciudad está siendo borrada de la faz de la tierra”, le dijo a la BBC la joven de 28 años.

“Nuestra casa fue quemada por la artillería. Disparan por toda la ciudad, se usa cada arma. Hay humo negro por todas partes. Hay cuerpos por todas partes y no hay nadie para recogerlos”, lamentaba.

“Es sólo el destino que estemos vivos…. Pudimos haber muerto en cualquier momento. No debería ser así. Díganle al mundo lo que está pasando”, añadió.

Yulia Yashenko

BBC
Yulia Yashenko y su madre en Lviv.

Dentro del teatro

Kate, de 38 años, y su hijo de 17, pasaron 10 días en el sótano del teatro luego de que su casa quedara destruida por los ataques rusos.

Madre e hijo estaban apretados en las oscuras habitaciones, pasillos y vestíbulos del edificio con docenas de otras familias.

Algunas mujeres, explicó, llevaban bebés de menos de seis meses. Dormían en camas improvisadas hechas con las partes blandas de los asientos del auditorio distribuidas en el piso.

Las partes de madera de los asientos fueron cortadas y utilizadas como leña para cocinar. Durante horas los edificios alrededor del teatro fueron dañados o destruidos gradualmente.

“Sabíamos que teníamos que huir porque pronto sucedería algo terrible“, le dijo Kate a la BBC. Un día antes del ataque, ella y su hijo también huyeron del lugar.

“Subimos a un automóvil mientras bombardeaban el teatro y el área”, a pesar de que el sitio estaba claramente marcado como un refugio civil, con la palabra rusa “niños” escrita en el suelo en letras grandes.

“El primer día después de lograr salir, no podía hablar. Todos llorábamos. Pero ahora ya no nos quedan lágrimas. No creo que este dolor desaparezca nunca”.

El calvario para escapar

El presidente Zelensky dijo que los bombardeos rusos impidieron que las autoridades de la ciudad establecieran corredores humanitarios efectivos hacia la ciudad sitiada.

En largas filas de vehículos y gente, los civiles tienen que pasar por al menos una docena de puestos de control de las tropas rusas para huir de Mariúpol.

Se estima que todavía hay más de 300.000 civiles atrapados en la ciudad portuaria.

“Volvemos a recordar a ciertos líderes occidentales que esto será una derrota moral para ellos… a menos de que Ucrania no reciba armas avanzadas”, señaló Zelensky.

Tropas rusas entre una fila de vehículos en Mariúpol

Reuters
Los rusos controlan las salidas de la ciudad.

El corresponsal de seguridad de la BBC, Gordon Corera, dice que funcionarios occidentales han visto que las confrontaciones han llegado a un punto muerto en los últimos días, pero con “algunos combates bastante feroces” en las áreas en disputa.

“El fracaso del plan original de Rusia había llevado a cambiar su enfoque. Los obligó a tener que reorganizarse y reagruparse”, dijo Corera citando a los funcionarios.

Una de las fuentes dice que las fuerzas rusas tienen “una enorme cantidad de municiones de artillería” que podrían permitirles montar un “bombardeo” que dure semanas o incluso más.

Mariúpol “permanece aislada”, aunque con una “fuerte resistencia de los ucranianos”, aseguró un alto funcionario de defensa de EE.UU. en una nota para la prensa.

“Seguimos viendo fuertes bombardeos allí. Los ucranianos están defendiendo la ciudad”, añade.

Un tanque del bando ruso en Mariúpol

Reuters
Las tropas rusas y los grupos aliados aún tienen mucho poder de artillería.

Mariúpol, un símbolo del sufrimiento de los civiles

Lyse Doucet, corresponsal internacional en jefe, Kiev

Durante los últimos dos días, los equipos de rescate han estado sacando personas de los restos del teatro Mariúpol.

El elegante edificio, un hito cultural, ahora está en ruinas, pero se cree que su búnker subterráneo protegió a más de 1.000 personas, principalmente mujeres y niños, que se refugiaron allí.

El presidente de Ucrania, Volodymr Zelensky, ha confirmado ahora que se han recuperado 130 supervivientes, pero cientos más siguen atrapados.

Acusó a Rusia de deliberar arrojar una bomba en el teatro, lo cual Moscú niega.

Pero las fuerzas rusas han bombardeado y rodeado Mariúpol durante semanas, impidiendo que entre la ayuda que se necesita desesperadamente y evitando que la gente salga.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=dbXzZ6Ac7IU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.