La Reina del Sur y los 9 escándalos que provocó en México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La Reina del Sur y los 9 escándalos que provocó en México

La serie que se transmitió en México a las 22:30 horas, por el canal 9 (Galavisión), levantó muchas críticas debido a que trataba temas polémicos, lo cual provocó que más de uno pidiera que se interrumpiera su transmisión.
Por Alberto Tavira
1 de junio, 2011
Comparte

El escritor Arturo Pérez-Reverte.

El año pasado los productores de la cadena norteamericana Telemundo se asociaron con los españoles de Antena 3 y le apostaron una millonaria inversión a un solo proyecto: La Reina del Sur. Esta telenovela, que fue grabada en España, México y Colombia, está basada en la novela del mismo nombre que fue escrita por el español Arturo Pérez Reverte y en la que describe la historia de Teresa Mendoza (interpretada por Kate del Castillo), una joven de Culiacán, Sinaloa, que se enamora de un piloto de aviones que trabaja para el narcotráfico y quien, poco tiempo después, es asesinado. Este suceso obliga a Teresa a huir de México a España en donde conforma una enorme asociación de tráfico de drogas con la ayuda de la mafia rusa.

 

La serie que se transmitió en México a las 22:30 horas, por el canal 9 (Galavisión), levantó muchas críticas debido a que trataba  temas polémicos, lo cual provocó que más de uno pidiera que se interrumpiera su transmisión.

A continuación un recuento de los escándalos más relevantes que provocó La reina del Sur a su paso por las pantallas de nuestro país:

 

1. Por su rating la conoceréis.

Desde el primer capítulo de la serie quedó claro que ahí todo podía suceder. En la escena que daba la bienvenida al público aparecía Teresa Mendoza metiéndose desnuda a un jacuzzi para fumarse un cigarro de mariguana mientras se tomaba un tequila “derecho”. La televisión abierta mexicana se quedó sin saliva. Por su parte, el rating que tuvo el capítulo 1 en Estados Unidos fue el más alto en toda la historia de las telenovelas de Telemundo.

2. El abecedario de Gobernación.

Luego que se transmitieron los tres primeros capítulos de La Reina del Sur en México, la Secretaría de Gobernación le mandó un aviso a Televisa diciéndole que la serie que se mostraba en un horario de clasificación “C”, después de una revisión, se determinó que a esos capítulos le correspondía la categoría “D”, por lo que tenía que transmitirse después de las 00:00 hrs. (horario previsto para este tipo de contenidos). Sin embargo, al resto de la serie sí le otorgó la clasificación “C”.

Kate del Castillo interpreta a Teresa Mendoza.

3. La otra llamada de atención a Televisa.

Héctor Villarreal, subsecretario de Normatividad y Medios de la Secretaría de Gobernación, hizo un llamado de atención para la empresa de Emilio Azcárraga porque a decir del funcionario La Reina del Sur es una apología al crimen organizado, lo cual representa una incongruencia de Televisa con respecto a la decisión promovida por esa empresa al firmar el Acuerdo para la cobertura informativa de la violencia. Además, en palabras de Villarreal, la telenovela violaba uno de los artículos de la Ley Federal de Radio y Televisión que prohíbe la emisión de programas que por medio de su lenguaje, escenas o cualquier otro tipo de expresiones se encaminen contra las buenas costumbres y promuevan el uso de la violencia.

La Reina del Sur en su paso por la cárcel.

4. La venganza del narco.

En las escenas donde los miembros del cártel de Teresa Mendoza, alias “La mexicana”,  matan por venganza, engañan al gobierno y someten a la policía, los críticos del melodrama no dejaron pasar un segundo para señalar que, en cadena nacional, se estaban fomentando este tipo de delitos.

5. Censura por mala imagen.

El gobierno de Sinaloa recomendó impedir la transmisión de la telenovela debido a que, en la historia, Teresa Mendoza es originaria de ese estado y según las autoridades lo muestran como un lugar donde reina el narcotráfico. El llamado no llegó a las oficinas de los directivos de Telemundo porque la transmisión siguió al aire.

El beso de Teresa Mendoza.

6. Nada de besos entre mujeres.

En la serie original, después de que Mendoza festejó su cumpleaños se dio un beso en la boca con su compañera de celda Patricia O’Farrel (Cristina Urgel), pero en la versión trasmitida por Galavisión, la escena simplemente no apareció, lo cual provocó que los seguidores de la historia manifestaran su inconformidad en las redes sociales, incluso la propia Kate del Castillo manifestó, a través de su cuenta de twitter, su desacuerdo por la mutilación.

La lancha de Santiago Fisterra.

7. A los políticos que les quedó el saco.

El hecho que en la telenovela el personaje del senador Epifanio Vargas (Humberto Zurita), aspirante a la presidencia de la República Mexicana, estuviera coludido con los cárteles más grandes del mundo, fue algo que llevó a la clase política del país a la indignación.

8. Víctima de la Ley Sinaloa.

Debido a la reciente prohibición de la difusión de narcocorridos que decretó el gobierno sinaloense, las autoridades una vez más pidieron la salida del aire de La Reina del Sur donde el tema central de la telenovela habla de la narcotraficante Teresa Mendoza y es interpretado por Los Cuates de Sinaloa.

9. El intento por cambiar el final.

En el último capítulo de La Reina del Sur se ve a Kate del Castillo dentro de una tina, desnuda, fumando un cigarro de mariguana y tomando su tradicional tequila, pero dice que la intención de Televisa era que los productores mataran al personaje de Teresa Mendoza para que tuviera su merecido por ser una delincuente dedicada al narcotráfico. Sin embargo, el final ya estaba escrito desde que Pérez Reverte le puso el punto final a su historia en 2002.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿A qué se han comprometido los países de América Latina en la cumbre sobre cambio climático?

Acabar con la deforestación y depender menos del metano y del carbón fueron algunas de las propuestas de la COP26 en Escocia, pero ¿qué países de la región firmaron los acuerdos al respecto?
10 de noviembre, 2021
Comparte

El cambio climático se está intensificando y ahora amenaza todos los aspectos de la vida humana.

De no controlarse, la humanidad se enfrenta a sequías cada vez más graves y un mayor aumento del nivel del mar, lo que conllevaría a la extinción masiva de especies: sería una catástrofe.

También aumentaría la frecuencia de inundaciones, olas de calor, huracanes e incendios forestales.

Para controlarlo, líderes de todo el mundo se encuentran reunidos desde el 1 de noviembre en la ciudad de Glasgow, en Reino Unido, donde se lleva a cabo la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático COP 26.

La cumbre ya ha rendido frutos y generado varios acuerdos, pero no todos los países asistentes los respaldan.

Aquí te ofrecemos un resumen de los compromisos más importantes que se han logrado y de los países que se adhirieron, con un foco en América Latina.

Acabar con la deforestación para 2030

Más de 130 líderes mundiales prometieron la semana pasada ponerle fin y revertir la deforestación para 2030. Fue el primer gran acuerdo logrado en la cumbre climática COP26.

Brasil, donde grandes partes de la selva amazónica ya han sido taladas, fue uno de los signatarios. Canadá, China, Estados Unidos, Reino Unido y Rusia también respaldaron la iniciativa.

Los árboles a veces son talados para crear tierras de pastoreo y alimentar al ganado.

Getty Images
Los árboles a veces son talados para crear tierras de pastoreo y alimentar al ganado.

Dentro de los países latinoamericanos que firmaron este acuerdo se encuentran Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, Guatemala, Haití, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú República Dominicana y Uruguay.

Para lograr la meta se utilizarán alrededor de US$19.200 millones de fondos públicos y privados.

Simon Lewis, experto en clima y bosques de la University College London, le dijo a la BBC que es una buena noticia que tantos países se comprometan a ponerle fin a la deforestación y que se cuente con una “financiación significativa para seguir adelante en ese viaje”.

Pero recordó que el mundo “ha estado aquí antes”, haciendo alusión a una declaración voluntaria similar que fue firmada por 40 países en 2014 en Nueva York y que “no logró frenar la deforestación en absoluto”.

Boris Johnson, el primer ministro de Reino Unido y anfitrión de cumbre mundial en Glasgow, calificó de “histórico” este nuevo compromiso firmado por más de 130 países.

La tala de árboles contribuye al cambio climático porque agota los bosques que absorben grandes cantidades de CO2.

Menos metano

El metano es uno de los gases de efecto invernadero que más contribuye al cambio climático y es responsable de un tercio del calentamiento actual de la Tierra.

Metano.

Getty Images
Argentina, Chile y México son tres de los más de diez países latinoamericanos que se comprometieron a reducir las emisiones de metano en un 30% para 2030.

Decenas de países se han sumado a una iniciativa liderada por EE.UU. y la Unión Europea (UE) que busca reducir las emisiones de este gas en al menos un 30% para 2030, en comparación con los niveles de 2020.

En el marco de la COP26 casi 100 países suplementarios se sumaron al compromiso.

La lista ahora incluye a Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Perú, República Dominicana y Uruguay.

China, Rusia e India, tres de los principales emisores de metano en el mundo, se abstuvieron de adherirse al plan.

Alrededor del 40% de las emisiones de metano provienen de fuentes naturales como los humedales, pero la mayor parte ahora proviene de una variedad de actividades humanas, que van desde la agricultura, como la producción de ganado y arroz, hasta el uso de gas natural y los vertederos de basura.

Desde 2008 ha habido un gran aumento en las emisiones de metano, que algunos investigadores vinculan al auge de la fracturación hidráulica en algunas partes de EE.UU.

Carbón

Más de 40 países se comprometieron a acelerar la transición energética y reducir el uso del carbón, el mayor contribuyente al cambio climático.

El compromiso incluye poner fin a todas las inversiones que consideren abrir nuevas centrales eléctricas que utilicen carbón, además de impulsar el desarrollo de “energías limpias“.

Planta de carbón en China.

Getty Images
Alrededor del 37% de la electricidad mundial se produjo con carbón en 2019.

Los firmantes estipulan eliminar gradualmente el uso de este contaminante hacia la década de 2030 para las principales economías y la década de 2040 para las naciones más pobres.

“El fin del carbón está a la vista”, aseguró el ministro británico de Energía y Negocios, Kwasi Kwarteng.

“El mundo se está moviendo en la dirección correcta, está listo para sellar el destino del carbón y abrazar los beneficios ambientales y económicos de construir un futuro impulsado por la energía limpia”, añadió.

Grandes consumidores de carbón como Alemania, Canadá, Chile, Corea del Sur, Polonia, Ucrania y Vietnam respaldaron el acuerdo.

Docenas de organizaciones también lo hicieron y varios de los bancos más importantes del mundo acordaron dejar de financiar la industria del carbón.

No obstante, Australia, India, China y EE.UU., cuatro de los más dependientes del carbón en el mundo, no lo firmaron.

Además de Chile, Ecuador ha sido el único país de América Latina que se ha adherido.

Para Juan Pablo Osornio, jefe de la delegación de Greenpeace en la COP26, esta declaración “aún está muy por debajo” de lo que el mundo necesita.

“A pesar del titular brillante, da a los países un enorme margen de maniobra para elegir su propia fecha de eliminación”, precisó.

Zona ecológica libre de pesca

Colombia, Ecuador, Panamá y Costa Rica acordaron el segundo día de la cumbre un convenio para crear una zona ecológica libre de pesca en sus aguas en el océano Pacífico.

El llamado Corredor Marino del Pacífico Tropical Oriental (CMAR) tendrá una extensión de 500.000 kilómetros cuadrados y conectará a las islas Galápagos en Ecuador, la isla Malpelo en Colombia y las de Cocos y Coiba, situadas en aguas territoriales de Costa Rica y Panamá.

Corredor Marino

CMAR
El Corredor Marino del Pacífico Tropical Oriental es una de las áreas de conservación de vida marina más grande del planeta.

“Vamos a proteger ecosistemas como Galápagos y las islas Cocos, que se encuentran entre los más valiosos del mundo”, dijo el presidente de Costa Rica, Álvaro Quesada, durante la firma del acuerdo.

La iniciativa tiene como principal objetivo resguardar las especies migratorias que transitan anualmente por la zona y que no se vean afectadas por la pesca comercial.

Con 500.000 kilómetros cuadrados, el corredor será “la reserva marina más grande en Occidente”, de acuerdo con el gobierno colombiano.

Al darse a conocer el pacto, el primer ministro británico, Boris Johnson, describió el esfuerzo como una “iniciativa audaz, ambiciosa y crucial para los esfuerzos de conservación en esta hermosa región”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=2zHpbpjUUY4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.