La versión de la esposa de Hank Rhon
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La versión de la esposa de Hank Rhon

6 de junio, 2011
Comparte

María Elvia Amaya, la esposa de Jorge Hank Rhon, narró a W Radio lo que sucedió la mañana del sábado cuando el Ejército irrumpió en su casa para poner en custodia a su esposo por su presunto acopio de armas exclusivas de las Fuerzas Armadas.

Aseguró que estaban dormidos cuando irrumpieron en su casa y entraron en la habitación de las niñas, prendieron la luz y les preguntaron que dónde estaban sus padres.

Posteriormente entraron a la recamara unos ocho o nueve elementos y dos de ellos se llevaron a su esposo Hank al vestidor.

“Un elemento me dice, señora usted debe permanecer con nosotros usted no se mueve de aquí, yo le dije que qué quieren, qué necesitan, de dónde son, traen alguna orden que diga que pueden estar aquí y me dijeron somos el Ejército mexicano”.

Señaló que los uniformados portaban diferentes vestimentas de diversos colores, lo que le causó temor.

“El ingeniero”, como lo llama su esposa, le dijo que permaneciera en la habitación, así que ella tomó su celular y se escondió en una habitación contigua, cerró con llave y esperó sin saber qué pasaba en la casa.

Más tarde, la señora Amaya narra que con la poca pila que le quedaba al celular que logró ingresar a la habitación, pudo llamar al secretario particular de su esposo y le comentó lo que estaba sucediendo en su casa. Señaló que es lo único que sabe que sucedió mientras ella estuvo oculta.

“Yo no sabía ni qué estaba pasando”, comentó María Elvia.

Después, su hijo Alejandro tocó la puerta entró y le dijo que iría por sus hermanos para llevarlos a donde ella se encontraba, ahí se resguardaron pero sin saber qué era lo que pasaba.

Describió cómo su hija a la que los elementos del Ejército despertaron primero, después de decirles dónde estaban sus padres cerró la puerta con llave y fue a las recamaras de sus hermanos más pequeños donde también aseguró las puertas.

Después, los elementos del Ejército se toparon con su hijo Alejandro al que le indicaron que se identificara y lo siguieron hasta su cuarto donde sacó su pasaporte y lo mostró a los militares que posteriormente le informaron a él y a su madre que tenía cinco minutos para abandonar la casa, pues no podían permanecer en el domicilio.

Por lo que, María Elvia se puso un pans, tomó su bolso con los pasaportes de sus hijos y su cartera, cuando vio que a una de las nanas ya la habían dejado pasar y le ayudó a sacar las mochilas de los niños y lo indispensable, así que subieron a su auto y partieron rumbo a un hotel.

La esposa de Hank señaló que hasta ahora no le han devuelto la casa y al momento se encuentra delicada de salud, dado que tuvo que estar en el hospital tras un trasplante de médula ósea, además de tratamiento con quimioterapia.

Sobre las armas que encontraron en su casa, la esposa de Hank señaló “yo nunca vi una sola arma en mi casa, ni de cacería, los guardaespaldas no entran con armas a la casa”.

Amaya señala que hay una inconsistencia en las declaraciones y que no le parece raro que el jefe de escoltas, Jorge Vera Ayala este desaparecido, pues indica que se turnan.

María Elvia Amaya, aseguró que Jorge Hank Rhon “es un hombre sumamente sencillo. Muy protector de su familia, con un sentido altruista”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

EU comenzó a deportar a migrantes haitianos retenidos en Texas

Unas 13 mil personas, la mayoría ciudadanos haitianos, permanecían reunidas bajo un puente fronterizo entre Estados Unidos y México.
20 de septiembre, 2021
Comparte

El gobierno de Estados Unidos empezó este domingo a deportar a los migrantes haitianos retenidos en un campamento improvisado bajo un puente en la localidad de Del Río, en el sur de Texas, tras un cruce masivo en la frontera.

Un total de 208 haitianos que intentaban entrar ilegalmente a EE.UU. fueron ya devueltos, según confirmó el gobierno haitiano a Efe, en un contexto sociopolítico y económico marcado por una aguda crisis.

De los tres vuelos previstos para el domingo ya han llegado dos, declaró a la agencia Jean Négot Bonheur Delva, coordinador de la Oficina Nacional de Migración.

Según el funcionario, todos los vuelos deberían traer 145 pasajeros, pero en el primero avión llegaron 98 personas y 110 en el segundo.

“Son personas que han intentado entrar en Estados Unidos a través de sus fronteras con México. Se trata de personas que vivían en Chile, México, Panamá y Brasil en particular”, añadió.

Migrantes con suministros cruzando el río.

Getty Images
Los migrantes tuvieron que cruzar el río hacia México en busca de suministros.

Formaban parte de un grupo de unas 13.000 personas que permanecían acampadas bajo un puente que conecta Del Río en Texas con Ciudad Acuña en México. Aunque la mayoría eran haitianos, entre ellas también había cubanos, peruanos, venezonalos y nicaragüenses.

El jefe de la Patrulla Fronteriza estadounidense, Raúl Ortiz, detalló este domingo que aquellos que aún no habían sido devueltos habían sido trasladados a centros de detención.

“Trabajamos las 24 horas del día para mover rápidamente a los migrantes del calor y de debajo de este puente a nuestras instalaciones para procesar y removerlos de Estados Unidos de acuerdo con nuestras leyes y nuestras políticas”, dijo Ortiz en conferencia de prensa en el puente.

“Quiero vivir una vida sin problemas”

El primer ministro de Haití, Ariel Henry, envió su apoyo a los migrantes en redes sociales en la tarde del sábado, asegurando que “se habían conseguido acuerdos” para recibir a aquellos que regresen.

Sin embargo, algunos migrantes temen volver.

Migrantes cruzando Río Grande.

Getty Images

“En Haití no hay seguridad. El país está en una crisis política”, comentó Fabricio Jean, de 38 años, a Associated Press.

Jean se encuentra en el campo con su esposa y sus dos hijas.

“En Haití hay gente matándose unos a otros. No hay justicia. Solo quiero vivir una vida sin problemas. Quiero vivir donde sepa que hay justicia”, dijo otro padre de dos hijos, Stelin Jean, de 29 años, al Texas Tribune.

El Departamento de Seguridad Nacional estadounidense dijo a través de un comunicado que las transferencias continuarán “para asegurar que los migrantes irregulares sean puestos bajo custodia, procesados y trasladados fuera de Estados Unidos, en concordancia con nuestras leyes y normas”.

Además, anunció que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza enviará 400 efectivos adicionales a Del Río, una ciudad con cerca de 35.000 habitantes.

Migrantes cruzando Río Grande en la frontera entre México y Estados Unidos.

EPA
Estados Unidos planea regresar a los migrantes a sus países de origen.

El alcalde de Del Río, Bruno Lozano, había declarado el estado de emergencia en la ciudad. Describió la situación como “sin precedentes” y “surrealista”.

También dijo que la patrulla fronteriza había estado abrumada y que los “agitados” migrantes vivían en condiciones imposibles.

El campamento improvisado en Del Río tiene pocos servicios básicos, y los migrantes que esperan a temperaturas de 37°C han estado cruzando el río hacia México para obtener suministros.

La mayoría son haitianos. También hay cubanos, peruanos, venezolanos y nicaragüenses.

Muchos haitianos abandonaron su país tras el devastador terremoto en 2010. Un gran número de los que ahora se encuentran en el campo habían vivido en Brasil y otros países sudamericanos y viajaron hacia el norte tras no poder asegurar empleo o estatus legal.

Migrante en la frontera entre México y Estados Unidos.

Getty Images

Will Grant, corresponsal de la BBC en México, reporta que muchos cubanos también han abandonado la isla en su peor crisis económica desde el fin de la Guerra Fría.

Grant asegura que muchos de los migrantes en Texas probablemente realizaron la travesía migratoria más difícil en América Latina: cruzar a pie la densa selva del Darién entre Colombia y Panamá.

El gobierno de Estados Unidos ha informado de un aumento de migrantes en la frontera con México este año.

El número de migrantes detenidos allí en julio superó los 200.000 por primera vez en 21 años, según datos del gobierno.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Iw8YMJx_rSM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.