La versión de la esposa de Hank Rhon
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La versión de la esposa de Hank Rhon

6 de junio, 2011
Comparte

María Elvia Amaya, la esposa de Jorge Hank Rhon, narró a W Radio lo que sucedió la mañana del sábado cuando el Ejército irrumpió en su casa para poner en custodia a su esposo por su presunto acopio de armas exclusivas de las Fuerzas Armadas.

Aseguró que estaban dormidos cuando irrumpieron en su casa y entraron en la habitación de las niñas, prendieron la luz y les preguntaron que dónde estaban sus padres.

Posteriormente entraron a la recamara unos ocho o nueve elementos y dos de ellos se llevaron a su esposo Hank al vestidor.

“Un elemento me dice, señora usted debe permanecer con nosotros usted no se mueve de aquí, yo le dije que qué quieren, qué necesitan, de dónde son, traen alguna orden que diga que pueden estar aquí y me dijeron somos el Ejército mexicano”.

Señaló que los uniformados portaban diferentes vestimentas de diversos colores, lo que le causó temor.

“El ingeniero”, como lo llama su esposa, le dijo que permaneciera en la habitación, así que ella tomó su celular y se escondió en una habitación contigua, cerró con llave y esperó sin saber qué pasaba en la casa.

Más tarde, la señora Amaya narra que con la poca pila que le quedaba al celular que logró ingresar a la habitación, pudo llamar al secretario particular de su esposo y le comentó lo que estaba sucediendo en su casa. Señaló que es lo único que sabe que sucedió mientras ella estuvo oculta.

“Yo no sabía ni qué estaba pasando”, comentó María Elvia.

Después, su hijo Alejandro tocó la puerta entró y le dijo que iría por sus hermanos para llevarlos a donde ella se encontraba, ahí se resguardaron pero sin saber qué era lo que pasaba.

Describió cómo su hija a la que los elementos del Ejército despertaron primero, después de decirles dónde estaban sus padres cerró la puerta con llave y fue a las recamaras de sus hermanos más pequeños donde también aseguró las puertas.

Después, los elementos del Ejército se toparon con su hijo Alejandro al que le indicaron que se identificara y lo siguieron hasta su cuarto donde sacó su pasaporte y lo mostró a los militares que posteriormente le informaron a él y a su madre que tenía cinco minutos para abandonar la casa, pues no podían permanecer en el domicilio.

Por lo que, María Elvia se puso un pans, tomó su bolso con los pasaportes de sus hijos y su cartera, cuando vio que a una de las nanas ya la habían dejado pasar y le ayudó a sacar las mochilas de los niños y lo indispensable, así que subieron a su auto y partieron rumbo a un hotel.

La esposa de Hank señaló que hasta ahora no le han devuelto la casa y al momento se encuentra delicada de salud, dado que tuvo que estar en el hospital tras un trasplante de médula ósea, además de tratamiento con quimioterapia.

Sobre las armas que encontraron en su casa, la esposa de Hank señaló “yo nunca vi una sola arma en mi casa, ni de cacería, los guardaespaldas no entran con armas a la casa”.

Amaya señala que hay una inconsistencia en las declaraciones y que no le parece raro que el jefe de escoltas, Jorge Vera Ayala este desaparecido, pues indica que se turnan.

María Elvia Amaya, aseguró que Jorge Hank Rhon “es un hombre sumamente sencillo. Muy protector de su familia, con un sentido altruista”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
World Press Photo 2021

'El primer abrazo', historia detrás de la imagen ganadora del World Press Photo 2021

La fotografía de una anciana en Brasil abrazando a una enfermera en medio de la pandemia de coronavirus ganó el prestigioso certamen.
World Press Photo 2021
16 de abril, 2021
Comparte

“Una historia de esperanza y amor en los tiempos más difíciles”.

Así describió el fotógrafo danés Mads Nissen la historia detrás de la imagen ganadora del World Press Photo 2021.

La instantánea capta el momento en el que la enfermera Adriana Silva da Costa Souza rodea con sus brazos a Rosa Luzia Lunardi, de 85 años, quien llevaba cinco meses sin abrazar a nadie.

En Brasil, como en otros muchos países, las residencias de ancianos cerraron en marzo de 2020 para protegerse de la pandemia de coronavirus, especialmente mortal para los mayores de 80.

Tras cinco meses en que se instruyó a los cuidadores reducir a mínimos el contacto físico con los vulnerables, un simple invento en la residencia de ancianos Viva Bem en Sao Paulo permitió restablecer las muestras de afecto.

Empezaron a usar “la cortina del abrazo”, hecha de un plástico flexible que permitía a cuidadores y ancianos volver a abrazarse.

La foto fue tomada el 5 de agosto de 2020.

El jurado independiente la seleccionó como ganadora del certamen con el nombre The First Embrace (“El primer abrazo”).

“El momento más extraordinario de nuestras vidas”

“Cuando supe de la crisis que se desataba en Brasil y el pobre liderazgo del presidente Bolsonaro, negando el virus desde el principio y llamándolo una “pequeña gripe”, realmente sentí la urgencia de hacer algo sobre ello”, comentó Nissen sobre su fotografía.

Cementerio en Manaos, en Brasil.

Getty Images
Brasil es uno de los países con más muertos e infectados por la pandemia de coronavirus.

Desde que comenzara la pandemia, la COVID-19 ha dejado en Brasil 13 millones de infectados y más de 350,000 muertos, convirtiendo a la nación sudamericana en el segundo país con más decesos después de Estados Unidos (559,000), según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Durante la crisis, la gestión del presidente Jair Bolsonaro ha sido ampliamente criticada, por oponerse a aplicar medidas de contención más restrictivas contra el virus.

Kevin WY Lee, fotógrafo y director creativo del jurado en la edición de 2021, describió la foto premiada como “una icónica imagen de la COVID-19 que inmortaliza el momento más extraordinario de nuestras vidas. (En ella) Leo sobre vulnerabilidad, seres queridos, pérdidas y separaciones, muertes, pero, más importante, también supervivencia. Todo está en una sola imagen”.

El jurado valoró 74,470 fotografías de 4,315 fotógrafos antes de seleccionar a los ganadores en ocho categorías: noticias generales, deporte, medio ambiente y retratos.

“Ayer hablé con las dos protagonistas de la foto. Ambas están bien y muy contentas también por el premio”, le dijo Nissen a la BBC.

El fotógrafo cuenta que tomar la foto fue un “alivio” en un momento de “tristeza”.

“Uno podría pensar qué importa un abrazo, pero realmente emocionó a todos, a mí incluido”, confesó Nissen.

Mads Nissen.

Getty Images
Mads Nissen fue el fotógrafo premiado. Trabaja desde 2014 para el diario danés Politiken.

“Este año ha sido muy significativo. Y han elegido esta imagen para representar este año y esta crisis. Es un gran honor”, añadió el fotoperiodista.

Tras graduarse en 2007 de la Escuela Danesa de Periodismo, Nissen se mudó a Shanghái para documentar las consecuencias sociales y humanas del histórico ascenso económico de China.

Ahora reside en Copenhagen, y desde 2014 trabaja como fotógrafo para el diario danés Politiken.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qd1YehNpbV4&t

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.