Las secuelas del Michoacanazo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Las secuelas del Michoacanazo

Por Alicia Martínez Rangel
25 de junio, 2011
Comparte

Ricardo Rubí durante su detención. Foto: Cuartoscuro

Los que apoyamos la iniciativa y el movimiento de Javier Sicilia somos los que de una forma o de otra nos sentimos agredidos, ofendidos, lastimados por esta supuesta guerra, dice el señor Ricardo Rubí Bustamante, quien fue detenido hace dos años en el operativo conocido como el ‘Michoacanazo’ y aún enfrenta secuelas físicas y psicológicas de aquella detención..

Hoy Ricardo Rubí Bustamante es subsecretario de Desarrollo Económico del Estado de Michoacán, pero además, trabaja de forma coordinada con el resto de los funcionarios detenidos en el operativo federal del  26 de mayo del 2009, con las comisiones del Senado de la República y de la Cámara de Diputados para concretar una reforma judicial que dice, proteja de verdad la presunción de inocencia.

“Se trata de que la parte acusadora demuestre su dicho y no de que el acusado tenga que demostrar que es inocente”, enfatiza.

Se trabaja en la revisión de las figura de localización y presentación de personas, en la de orden de aprensión para evitar abusos,  en la del arraigo para evitar que las persona sean denigradas además de buscar los mecanismos que garanticen el derecho a una defensa adecuada, legal y al debido proceso.

Audel Méndez, presidente municipal de Coahuayana, también detenido ese 26 de mayo recordó cómo fue su detención:

“Yo llego aquí (al palacio municipal) un poquito antes de las 9 y le digo a mi director y a mi regidor de Obras Públicas que me acompañaran a una comunidad, a Zapotán para ver lo de una ampliación de red eléctrica de una callecita y un drenaje, ahí estuve con la gente y en el camino de regreso mi secretaria me habló y me dijo que me estaban esperando los militares y yo le dije que en 10 minutitos estábamos ahí, pero cuando llegamos subo llegan ellos y me dicen que los tengo que acompañar y que me estaban requiriendo,  que los tenía que acompañar y yo  contesté que no entendía, que qué era lo que pasaba, porque el presidente no se puede mover si no hay algún oficio para que sea formal y dicen ellos,  ‘no traemos nada pero nos tiene que acompañar’, entonces le hace la seña a otro para que tome mi mano y me la hace para atrás y me la empiezan a torcer, me dijo, no se estruje ni nada porque le vamos a torcer su mano y me llevan hacia abajo a la fuerza delante de toda la gente. No sabíamos a dónde nos llevaban,  yo en mi caso pues bien asustado cinco horas caminando hasta  llegar a Apatzingán sin saber a dónde voy o a dónde me llevan y allá me dicen que tengo una orden de presentación”.

Al llegar hasta Apatzingan se encuentra con el resto de los edites detenidos y son trasladados hasta Zihuatanejo

“Hay un revuelo ahí de militares, de reporteras y todo, ahí sale alguien y me dice que tengo una orden de presentación y no me dan más explicaciones…inmediatamente me pasan a un helicóptero y de ahí no sabíamos a dónde íbamos cuando vimos la playa y decía Aeropuerto Internacional de Ixtapa Zihuatanejo y ahí se hizo otro movimiento también brusco, nos pasaron a un Avión grande de la Policía Federal y de ahí a la ciudad de México”.

Audel Mendez fue liberado del arraigo, regresó a encabezar la administración municipal de Coahuayana; sin embargo, contraria a la petición del gobernador de Michoacán, Leonel Godoy, y de varios detenidos, el edil no pide una disculpa pública, lo que le hace falta dice, son recursos para mejorar las condiciones de su demarcación y así es como se podrá combatir a la delincuencia organizada.

“Urge un rediseño integral del modelo policial para que se responda a la problemática real pues sin duda está fallando la procuración de justicia y la correcta aplicación de la ley”, subraya el subsecretario de la SEDECO, Ricardo Rubí Bustamante, pues los procedimientos que se siguieron en las múltiples detenciones fueron violatorias en todos los aspectos, incluyendo, agrega, la soberanía de las sedes de los poderes municipales y del mismo Palacio de Gobierno del Estado.

En México existe la presunción de inocencia pero para los funcionarios michoacanos acusados por la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) de mantener nexos con el crimen organizado, esta premisa es letra muerta, “lo digo con pleno conocimiento de causa debido a este penosos proceso que lleve y que estando en los diferentes reclusorios uno se da cuenta que ahí hay mucha gente inocente y que están ahí por ser de escasos recursos como para  hacerse llegar de una buena defensa”.

Ricardo Rubí pasó más de un año recluido en el penal federal No. 4, en Nayarit y asegura ser un hombre afortunado por haber logrado demostrar su inocencia, pero lamenta que la gente que no cuenta con algún familiar de prestigio o reconocido, no sea escuchada.

“Esto no es por los Sicilia, no es por los Wallace ni por los Martí, esto es por todas las persona que sufren el flagelo de la mala procuración de justicia, de la violación de los derechos humanos que día a día padece el pueblo de México, nos sumamos todos para que las autoridades tomen el camino de la justicia y la dignidad que nos han pisoteado tanto y que no encontramos por dónde alguien pueda hacer algo.”

“La importancia del movimiento que encabeza Javier Sicilia radica en darle voz a todas las madres, esposas e hijos de todos los muertos y desaparecidos o encarcelados injustamente que no encuentran la forma de hacerse escuchar por las autoridades y que deben conformarse con que a su familiar lo llamen delincuente sin que haya una investigación que sustente el dicho”.

El señor Rubí Bustamante cuestiona duramente el actuar de la autoridades mexicanas frente a la eficiencia de éstas, ante el asesinato de funcionarios norteamericanos o el hijo del poeta Javier Sicilia, contrastando con la ineptitud de las mismas instituciones ante los miles de casos que ni siquiera han salido a la luz.

“Yo le decía a Javier Sicilia que al fin de cuentas, lo que nos pasó a nosotros (a los involucrados en el llamado michoacanazo) no fue tan grave, pues después de 350 días ya puedo protestar, pero su hijo no lo va a poder hacer, y así lo vemos con los ejecutados de Tepic, de Michoacán, de Juárez, en Nuevo León…”.

Si bien el estado de Michoacán es referente de violencia, Ricardo Rubí destaca el papel de la ciudadanía al no dejar morir la ciudad Morelia, una ciudad colonial que no ha visto empañada su actividad turística como otros lugares de la misma vocación como Cuernavaca, Morelia después de los ataques del 15 de septiembre del 2008 se levantó y sigue de pie pese a las noticias de violencia que se registran en los medios de comunicación.

“Todo lo que dicen de Michoacán en los medios es inventado”, acusa y al mismo tiempo apela a la responsabilidad y a la ética de los comunicadores que, por lo menos en su caso y en el de sus más de 30 compañeros, faltaron por completo a los principios básicos del periodismo, es decir a la investigación.

“Cuando yo estuve encerrado, algo que me lastimaba mucho era todo lo que lo medios habían dicho  de mi persona sin sustento alguno y entonces reclamaba el periodismo de investigación, con un estudiante de periodismo que haya investigado, se hubiera dado cuenta que todo era falso”

Entre algunas irregularidades que refiere el señor Ricardo Rubí se encuentra el caso del ingeniero Israel Tentory, al momento de ser detenido se desempeñaba como jefe de asesores de la SEDAGRO en Michoacán, “se lo llevaron porque siendo presidente municipal de la La Huacana apoyó al crimen  organizado y con el dinero que recibió de la delincuencia organizada puso dos gasolineras, una en Carácuaro y Nocupétaro; en primer lugar, nunca fue presidente de La Huacana y en Carácuaro ni hay gasolinera”.

“El movimiento por la paz, es otra muestra de que el pueblo está despertando y se está dando cuenta de que las autoridades pretenden mentirle, todo empezó con el teatro al que hoy le llamamos el ‘michoacanazo’”.

El proceso que vivió lo convirtió en otra persona, asegura pues paradójicamente fue una experiencia enriquecedora aunque sin duda la más dura, pues él, como el resto de los detenidos, tiene secuelas físicas que lo han llevado de médico en médico y de cirugía en cirugía. “No me siento bien…, no me siento bien pero vamos a salir adelante”.

La desconfianza absoluta en las instituciones procuradoras de justicia lleva a Ricardo Rubí Bustamante, incluso, a aconsejar a Julio Cesar Godoy Toscano, quien se encuentra en calidad de prófugo de la justicia, a no entregarse a las autoridades salvo, se le garantice un proceso justo y digno.

“Si a mí Julio Cesar Godoy me lo preguntara, en lo personal le diría que no se entregara porque va a pasar las vejaciones que yo pasé los ocho meses que estuve detenido por la autoridad federal; si yo supiera que la reclusión es con todas las de la ley, con todos los derechos humanos en la mano, que se presente pero actualmente como actúan en esos centro de readaptación federal no le deseo ni a mi peor enemigo que caiga en esos lugares. Yo en estos momentos le diría: no te entregues porque vas a pasar por tortura física y psicológica impresionante”.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Elecciones en EU: los votantes a quienes no les gustan ni Trump ni Biden

A medida que aumentan los esfuerzos para convencer a los votantes indecisos, no todos están contentos con la opción que se les ofrece.
13 de septiembre, 2020
Comparte
Post it con caras tristes y una pregunta

Getty Images
No todos están contentos con los candidatos a las elecciones de Estados Unidos.

En la recta final de una elección polémica en Estados Unidos, los partidarios de Donald Trump y Joe Biden están haciendo un último esfuerzo para mostrar su respaldo y convencer a los votantes indecisos.

Pero no todo el mundo está contento con las alternativas que se les ofrecen.

A menos de dos meses para el final de la campaña, los dos partidos principales han promocionado la contienda de noviembre como “la elección más importante de nuestra vida” y anunciaron récords de recaudación de fondos en las últimas semanas.

Los observadores políticos predicen un gran aumento en la participación general, pero muchos votantes aún no están seguros de si votarán por el presidente en funciones Donald Trump, el candidato demócrata Joe Biden o por cualquier otra persona.

Estoy desilusionado con esta elección”, dice Samian Quazi, un enfermero psiquiátrico de 32 años de edad residente en Houston.

“Realmente no tenemos buenas opciones. Ninguno de los candidatos está abordando realmente ningún problema ni ofrece ninguna esperanza para que este país mejore la vida de las personas”, añade.

Imagen de promoción con Joe Biden y Donald Trump

BBC
Ni Joe Biden, ni Donald Trump

Quazi ha votado regularmente en elecciones anteriores. Dijo que lo hizo por los candidatos del Partido Demócrata en las elecciones presidenciales de 2016 y los comicios de mitad de período de 2018, pero se ha vuelto desconfiado después de ver perder a su candidato preferido, el izquierdista Bernie Sanders, en las primarias del Partido Demócrata a principios de este año.

“Fue un ejemplo de los poderes fácticos que controlan el acceso a los medios en este país sin querer ver amenazados sus intereses económicos”, analiza.

Me pregunto si Estados Unidos todavía está tratando de ser una democracia, cuando en realidad es una plutocracia”, dice Quazi.

“Cuando se trata de cambios económicos y estructurales reales que posiblemente podrían amenazar el control que tienen sobre nuestro país, hay una reacción dura y expulsan a cualquiera que materialmente pudiera cambiar nuestras vidas”, opina.

Poca participación

La desconexión política en Estados Unidos ha llevado a bajas tasas de participación de votantes en relación con el resto del mundo, en elecciones recientes en el rango del 50-60%.

Pegativas de Yo voté en inglés.

Reuters
La participación de la gente en las elecciones en Estados Unidos es baja en comparación con otros países.

La participación general de votantes entre los países de la OCDE es de aproximadamente el 70% e incluso muchos países en desarrollo tienden a ver tasas de participación más altas que las observadas en la mayoría de las elecciones estadounidenses.

Aproximadamente el 64% votó en las elecciones de 2008 entre Barack Obama y John McCain, pero la participación cayó a un mínimo de 20 años durante las elecciones de 2016 a solo el 55%.


Candidatos de otros partidos para las elecciones presidenciales de 2020

Jorgensen_Hawkins_West_De-La-Fuente_Blankenship

Getty/Reuters
  • Jo Jorgensen, Libertarian Party (Partido Libertario)
  • Howie Hawkins, Green Party (Partido Verde)
  • Kanye West, Birthday Party (Partido Fiesta de Cumpleaños)
  • Rocky De La Fuente, Alliance and Reform Parties (Partido Alianza y Reformas)
  • Don Blankenship, Constitution Party (Partido de la Constitución)

Según un estudio publicado en febrero por la organización sin fines de lucro Knight Foundation, de tendencia izquierdista, casi la mitad de los votantes elegibles, o cerca de 100 millones de personas, no participan en las elecciones.

“Es un grupo muy grande y es la mitad del país, por lo que es diverso”, dijo Eitan Hersh, profesor asociado de ciencias políticas en la Universidad de Tufts y asesor académico del informe de la Fundación Knight.

“La falta de compromiso tiene que ver con que la gente no se sienta conectada con el sistema electoral y no piensa que es importante“, agrega.

Algunos países con mayor participación, como Bélgica y Chile, implementaron alguna forma de voto obligatorio, que tuvo un impacto dramático en la participación.

Un hombre con mascarilla inserta su voto en un buzón del correo para las elecciones en Estados Unidos.

Reuters
Existen varios factores que hacen que la gente vote menos en Estados Unidos.

Otros, como Australia y Alemania, han conquistado a nuevos votantes mediante el registro automático de votantes u otro tipo de iniciativas.

En Estados Unidos, sin embargo, votar y registrarse para votar son más una responsabilidad individual.

Durante las últimas décadas, muchos estados han dado prioridad a mejorar el acceso a las urnas, lo que incluye permitir el registro de votantes el mismo día, mantener abiertos los lugares de votación por más tiempo y ampliar las opciones de votación anticipada o por correo.

¿Por qué la gente no va a votar?

Según Hersh, la enorme importancia que se le da a mejorar el acceso de los votantes y a eliminar otras barreras estructurales no tiene un impacto significativo en la participación de los votantes.

Las razones de por qué hay bajas tasas de participación “tiene mucho más que ver con lo que le importa a la gente y lo que los motiva”.

Él predice que, a medida que la política en Estados Unidos se vuelve más nacionalizada y partidista, más personas pueden desvincularse del proceso político.

“Solía ocurrir que los votos para una legislatura estatal no estaban muy correlacionados con los votos para presidente, porque son temas diferentes”, describe.

Partidarios de Trump y Biden.

Reuters
Hay estadounidenses a quienes no les gustan ni Trump ni Biden.

“En esta era votar por alguien que se postule para el concejo municipal podría ser un referéndum sobre Trump en la cabeza de la gente”, opina.

Señala que hacer de la política una lucha entre el bien y el mal está desvinculado de la realidad de dirigir un gobierno.

Mucha gente simplemente no está interesada. Al igual que en cualquier deporte, cuanto más se centra en una rivalidad, más divertido es para las personas a las que les gusta ese deporte, pero a otros les parece una parte extraña de la vida que no es para ellos”, compara.

“Votar de buena fe”

Hrant Papazian, de 52 años, es una de esas personas a quienes no le interesa ir a votar

Como inmigrante armenio que creció en el Líbano durante una guerra civil que duró tres décadas, Papazian cumplió 18 años en California y ha vivido allí desde entonces, pero nunca ha votado.

Afirma que votar puede hacerte sentir bien y empoderado, pero cree que el status quo siempre permanecerá intacto.

“No tengo ganas de seguirle el juego. No creo que alguna vez se nos ofrezcan candidatos que estén interesados en la salud de la sociedad. No puedo imaginar que el sistema produzca políticos por los que yo pueda votar de buena fe”, afirma.

Hrant Papazian

Courtesía Hrant Papazian
Hrant Papazian no confía en el sistema político.

Papazian, que trabaja como profesor de informática de secundaria, sabe que su opinión sobre la votación suena radical, pero se mantiene firme en su resistencia a un sistema político que, según él, está en declive.

Se supone que la democracia mejorará, pero creo que es lo contrario, empeora con el tiempo. Y cuanto más grande es el país, más heterogéneo es, menos sostenible es. Nos estamos dividiendo en tribus más pequeñas y eso hace nos sea más fácil de controlar y mantenernos en este camino que va cuesta abajo lentamente”, analiza.

“La única forma de lograr un cambio real es que boicoteemos”, sugiere.

“No habrá grandes cambios”

Algunos votantes primerizos ya están desilusionados con el sistema.

Grace Link, de 20 años, es una estudiante universitaria de Wisconsin. Quiere votar en su primera elección presidencial, pero no está contenta con sus opciones.

“Es muy fácil ver cuando el dinero y el poder dentro de un partido entran en juego para callar a los jóvenes”, advierte.

“Básicamente, nos sentimos culpables de votar por Joe Biden y por quien elija el Partido Demócrata cuando, durante la temporada de primarias, los jóvenes fueron ignorados de manera abrumadora“, asegura.

Grace Link

Courtesía Grace Link
Grace Link dice que no hay representación para los jóvenes.

Link argumenta que la nominación de Joe Biden refleja un sistema que prioriza las necesidades de los votantes blancos de clase alta por sobre otros, incluidos los votantes jóvenes con una creciente deuda de préstamos estudiantiles como ella.

“Gran parte de su discurso, especialmente hacia los jóvenes, es que pueden empujar (a Biden) más a la izquierda, mientras que con Trump no pueden hacerlo. En el corto plazo, los próximos cuatro años pueden ser mejores, pero en el largo plazo, no habrá grandes cambios“, concluye.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=QkzsUZOK6-0

https://www.youtube.com/watch?v=qBLdD0RsGHI

https://www.youtube.com/watch?v=2FoZyNJjVEg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.