Puebla y Morelia reciben a la #MarchadelasPutas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Puebla y Morelia reciben
a la #MarchadelasPutas

Y las putas que no son putas, es decir sexoservidoras, sino mujeres –aproximadamente 300— hartas del acoso sexual y la violencia de género del que son objeto en las calles, el trabajo, la escuela y, a veces, hasta en la familia, tomaron el Zócalo, o al menos parte de él, para dejar en claro que “No, es no”.
Por Ernesto Aroche Aguilar
27 de junio, 2011
Comparte

“Vestir a mi gusto no es pretexto para el abuso”.//FOTO: Ernesto Aroche

“Vestir a mi gusto no es pretexto para el abuso”. Y las putas que no son putas, es decir sexoservidoras, sino mujeres –aproximadamente 300— hartas del acoso sexual y la violencia de género del que son objeto en las calles, el trabajo, la escuela y, a veces, hasta en la familia, tomaron el Zócalo, o al menos parte de él, para dejar en claro que “No, es no”.

Y se vistieron cómo les dio la gana: como putas, como santas, como amas de casa, como madres de familia, como trabajadoras, como regidoras en descanso dominical, primaverales y retadoras, con jeans y con medias de red, con minifaldas y con vestidos; algunas con un cartel pegado a la ropa con la consigna de la tarde: “No es no”.

Y uno tras otro representaron varios performances para remarcar la vulnerabilidad que los gritos, las agresiones verbales y los piropos hacen en su estima y lesionan su derecho al libre tránsito, a una vida sin violencia.

Las mujeres y algunos hombres, se manifestaron en el centro de la capital poblana.//FOTO: Ernesto Aroche

Con el sol a plomo –con un radiación superior a los 10 puntos, es decir extremadamente alta, según reportes de la Secretaria de Sustentabilidad Ambiental- las integrantes de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos (Ddser), el ContigentePue, Las Bigotonas (grupo feminista), estudiantes de letras y actrices y hasta integrantes de las redes ciudadanas se montaron en la plancha del Zócalo, entre la fuente de San Miguel y el palacio de gobierno municipal, para mostrar esa molestia acumulada por años de acoso.

Una molestia que llenó de historias el muro de desagravio que se colocó sobre las baldosas del corazón de la ciudad: “Harta de que hasta los policías me digan de cosas”, “Harta de que los hombre se me peguen en los camiones”, “No más machismo en México. Yeah!”, “Harta de ser manoseada por usar jeans ajustados”.

Si una es puta, todas los somos

“Sí -afirma sin miedo Susana Wotto, exdiputada local por el partido Convergencia-, si una es puta, todos lo somos. Y si por defender el derecho de las mujeres, por sumarme a un plantón, por ir a una marcha para dejar en claro que no está bien que marido le pegue a su esposa, por defender a un transexual al que el procurador (de Justicia del Estado) justifica su asesinato por puta, o porque se justifica el asesinato de una niña de doce años que aparece en un tambo desmembrada porque andaba de putita, entonces, sí, yo también soy bien puta”.

Presente en la manifestación que retomó el nombre de la marcha que se realizó hace dos semanas en la ciudad de México, replica a su vez de un movimiento que se iniciara en Canadá, la exdiputada cuestionó a la actual administración estatal al afirmar que a ellas “el arcoiris” –en referencia al rehilete multicolor que sirvió de logo de la coalición de partidos que llevó al poder a Moreno Valle— no les trajo el cambio, “al contrario nos trajo un grandísimo retroceso legislativo”.

Esto luego de que Milenio publicara ayer domingo que, de acuerdo con la presidenta de la comisión de Género del Congreso, Ana María Jiménez, se tiene en la congeladora desde el 2007 una iniciativa sobre el acoso sexual y no hay interés en entrarle a debatir el tema pues tienen otras prioridades.

Sobre el particular Wotto cuestionó también que la tipificación sobre acoso sexual incluida en el código de defensa social del estado está “amarrado de tal manera para que no se pueda demostrar” y le asignaron “penas estúpidas”.

“Mi cuerpo es mío, yo elijo a quien me tiro”

Y en el embate de consignas, también salieron los números. Números del INEGI revelan que en Puebla “el 92.9% de las mujeres que han sido víctimas de violencia padeció algún tipo de intimidación en el ámbito de su comunidad; de éstas, 42% reportó abuso sexual, cifra ligeramente superior a la media nacional, que representa el 41.9%”.

O los que se pueden consultar en el Sistema Nacional de Seguridad Pública y que señala que en Puebla el número de denuncias por violación han aumentado en un 30% en el último año, pues al cierre de mayo de este año se tienen contabilizadas 320 denuncias en todo el estado, mientras que en 2010 al cierre del quinto mes los reportes sumaban 248.

Además, en la capital de Morelos 200 personas participaron en la #Marchadelasputas, con minifaldas, escotes y tacones marcharon para exigir “no” al acoso sexual, piropos y la violencia contra ellas por la forma en que se visten.

La marcha en Morelia: “Si una es víctima, todas lo somos”

Y en Morelia la #Marchadelasputas también tuvo eco. La tuitera María Cristina Mendoza Alcázar (@crislata) fue una de las cuatro organizadoras de la protesta en dicha entidad y envió a Animal Político una crónica del evento.

Morelia no es el DF… por eso, antes de lanzarnos a la organización de La marcha de las putas en mi tierra natal tuve miedo. Miedo a la respuesta de la gente, miedo a la apatía y la poca participación. Pero las cosas se dieron de forma mágica y cuatro mujeres que no pertenecemos a ninguna organización ni institución lanzamos la convocatoria y como pudimos, aprendimos cómo se hace una marcha.

"Marcho por mi abuela, mi madre y amigas"//FOTO: Cristina Mendoza

Facebook nos indicaba la participación de casi 4 mil [email protected] Demasiado bueno para ser verdad. Yo decía, “supongo que asistirán [email protected] 300”. No estuve tan equivocada.

Y así, a las 10:00 am estábamos esperando la llegada de [email protected] cómplices a la entrada del deportivo Venustiano Carranza.

Los comandantes de tránsito ya nos esperaban, muy amables y dispuestos a abrirnos paso por esa avenida tan moreliana, tan nuestra: Acueducto.

"Mantas, cartulinas, mensajes y algunas minifaldas"//FOTO: Cristina Mendoza

Mantas, cartulinas, mensajes, algunas minifaldas, algunos shorts, muchos tenis, más jeans, playeras, sonrisas y disposición. Repartimos “El formato del acosador” y las anotaciones de La marcha de las Putas México y Atrévete DF sobre cómo comportarnos en el camino. Arrancamos cerca de las 11:00 horas, quizá éramos 250 almas. Rostros conocidos, pocos, muchos desconocidos.

La voz se nos fue enronqueciendo: Mi cuerpo es mío: no es no y muchas otras consignas nos acompañaron frente a la zona Militar, a lo largo de casi todos los 253 arcos de cantera rosa, limpia.

Papás y mamás con [email protected] niñ@s, muchos jóvenes y muchas jovencitas, mujeres y hombres de diversas edades, un par de extranjeros y hasta mascotas gritábamos a ritmo de música de tambores: ¡No más justificaciones cobardes para el abuso, hostigamiento y acoso sexual!, ¡Respeto!

Casi al llegar a nuestro destino, una manta nos esperaba, decía algo sobre la familia y dedujimos que era algo en contra de “la marcha de mal nombre”… claro, porque seguro pensaron que “puta” y “familia” no se llevan, pero no entendían que era: “respeto” y “familia”… esas, para [email protected] [email protected] sí se llevan.

Fue una marcha feliz, una marcha con corazón. Pronunciamos algunas palabras en el Jardín Morelos, frente al Caballito, frente a la Michoacana, frente al santuario de Guadalupe. El discurso de AtréveteDF y uno que preparamos para la ocasión. Mucha pasión, tanto, que [email protected] asistentes hicieron la segunda parte de la marcha por la Calzada Fray Antonio de San Miguel y hasta Plaza de Armas.

Este domingo 26 de junio de 2011, Puebla, Cuernavaca y Morelia, ciudades que no se distinguen por su apertura social, le dieron la bienvenida a muchas voces, a las putas que marchamos: “Si una es puta, [email protected] lo somos: Si una es víctima, [email protected] lo somos.”

Aquí, el discurso de las organizadoras de la #MarchadelasPutas en el Jardín Morelos, en Morelia:

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

El envío de vacunas a México puede ser 'el gesto más significativo' de Biden hacia América Latina

La medida que contempla la Casa Blanca es vista como un primer paso de una "diplomacia de las vacunas" de EE.UU. a nivel regional. ¿Se extenderá a otros países?
Getty Images
22 de marzo, 2021
Comparte

Además de los apuntes de rigor en sus etiquetas, los 2,5 millones de dosis de vacunas anticovid-19 que Estados Unidos planea enviar a México llevarán un mensaje político implícito: Washington vuelve a cooperar al sur del continente.

El anuncio de la Casa Blanca de que prevé compartir esas vacunas de AstraZeneca con México y otros 1,5 millones de dosis con Canadá es uno de los primeros pasos del presidente Joe Biden en la “diplomacia de las vacunas”.

Biden ya había señalado su intención de distribuir en “el resto del mundo” el excedente de dosis que tenga su país y ahora comienza con los dos vecinos con los que comparte frontera.

Esto ocurre en momentos en que EE.UU. busca la ayuda de México para controlar el flujo de migrantes hacia el norte.

En este contexto, el envío de las vacunas estadounidenses al sur de la frontera es visto por expertos como un guiño en particular a México y en general a Latinoamérica, donde el coronavirus hace estragos y faltan dosis para contenerlo.

“Esto es algo que refleja el deseo de fortalecer alianzas que se debilitaron en los últimos años y mostrar que EE.UU. está dispuesto a cooperar en un tema donde hay mayor necesidad en América Latina”, señala Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano, un centro de análisis regional en Washington.

“En ese aspecto, es el gesto y la decisión más significativa hasta ahora (del gobierno de Biden) respecto a América Latina. Pero es un paso que debería convertirse en una política más seria, extendiéndolo al resto del continente”, le dice Shifter a BBC Mundo.

“Un favor”

Tanto EE.UU. como México evitaron este jueves presentar el acuerdo por las vacunas como una transacción.

Una mujer de tercera edad recibe la vacuna contra la covid-19 en México.

Reuters
El envío de las vacunas estadounidenses al sur de la frontera es visto por expertos como un guiño en particular a México y en general a Latinoamérica.

Esto supone de por sí una diferencia respecto al expresidente estadounidense Donald Trump, quien exigió públicamente a México y países centroamericanos pactos migratorios a cambio de comercio o ayuda económica.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, sostuvo en Twitter que el acuerdo con EE.UU. “sería el inicio de una amplia cooperación en vacunas”.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, negó por su lado que el envío de las vacunas esté relacionado con la situación migratoria, pero admitió que ambos asuntos están sobre la mesa bilateral en simultáneo.

“Rara vez hay un solo tema que se esté discutiendo con cualquier país al mismo tiempo”, dijo Psaki en conferencia de prensa. “Ciertamente, ese no es el caso de México”.

Biden también ha buscado enterrar la política migratoria de Trump, al suspender acuerdos de cooperación con Guatemala, Honduras y El Salvador, comenzar a procesar las solicitudes de asilo en EE.UU. de miles que aguardaban en México y parar la construcción de un muro fronterizo.

Pero al mismo tiempo Washington ha solicitado la ayuda de México para intentar cortar un creciente flujo de migrantes hacia el norte, que amenaza con desatar una crisis fronteriza.

Este asunto estuvo presente en una videoconferencia que Biden mantuvo este mes con su par mexicano Andrés Manuel López Obrador, quien a su vez planteó la necesidad de obtener vacunas anticovid en su país.

Migrantes rechazados en El Paso, Texas, en la frontera con México. 18 de marzo

Getty Images
El envío de vacunas por parte de EE.UU. a México puede llevar a una cooperación en materia migratoria, dicen algunos analistas.

Los especialistas creen que el envío de los 2,5 millones dosis de AstraZeneca puede llevar a México a cooperar más con EE.UU. en migración.

“No estamos exigiendo que México nos dé algo a cambio. Pero creo que está implícito”, dice Alan McPherson, un experto en relaciones de EE.UU. con América Latina que dirige el Centro para el estudio de la fuerza y la diplomacia en la Universidad de Temple.

“Sería perfectamente comprensible si México viera esto como un favor de EE.UU. queriendo algo a cambio. Por ejemplo, una acción para reducir el número de migrantes que llegan a la frontera”, dice McPherson a BBC Mundo.

Este mismo jueves, citando la necesidad de “prevenir la propagación de covid-19”, México anunció restricciones al tránsito terrestre para actividades no esenciales en sus fronteras norte y sur.

La medida, que en principio durará desde este viernes hasta el 19 de abril e incluirá un “control sanitario” fronterizo, puede de hecho contribuir a cortar el tránsito migratorio.

¿Y el resto de la región?

Por ahora se desconoce si el gobierno de Biden planea enviar vacunas a otros países de América Latina.

Con más de un cuarto de las muertes por covid-19 en todo el mundo, pese a tener sólo el 8% de la población global, la región ha sido especialmente golpeada por la pandemia.

En los últimos meses China y Rusia le han sacado una ventaja considerable a EE.UU. en Latinoamérica en el uso de sus vacunas con fines diplomáticos.

Pero las dosis siguen escaseando en la región, las campañas de vacunación avanzan con lentitud y los reclamos de vacunas aumentan.

EL expresidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, recibió la vacuna el 13 de marzo.

Reuters
El expresidente brasileño Lula da Silva sugirió a Biden que envíe dosis de la vacuna a Brasil.

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva sugirió a Biden el miércoles que envíe dosis a su país, el segundo del mundo con más muertes por coronavirus y donde ocurre un colapso histórico de los servicios de salud.

“Nosotros sabemos que EE.UU. tiene vacunas que no está usando”, dijo Lula en una entrevista con la cadena CNN. “Esas vacunas podrían ser, quien sabe, donadas a Brasil o a otros países más pobres que no pueden comprar”.

En algunos países sudamericanos han comenzado a escucharse incluso cuestionamientos a la atención que Washington le presta a la región.

“Cuando nos preguntamos qué puede hacer EE.UU. por el Mercosur, bueno, primero que nada escucharnos, porque hasta hoy pareciera que el único que nos escucha es China”, dijo el canciller de Uruguay, Francisco Bustillo, durante una conferencia virtual organizada por el centro de análisis Atlantic Council en Washington.

Uruguay es uno de los países latinoamericanos que tiene a China como principal proveedor de vacunas.

Sin embargo, el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, aseguró en una reciente entrevista con la BBC que su país está decidido a ser “un líder internacional en vacunación”.

En este sentido, Biden enfrenta el desafío de atender la demanda internacional de dosis y al mismo tiempo seguir acelerando la vacunación de estadounidenses que según la Casa Blanca es su máxima prioridad.

A diferencia de EE.UU., Canadá y México ya autorizaron la vacuna de AstraZeneca, lo cual ha facilitado el envío.

Dosis de la vacuna AstraZeneca.

Reuters
El gobierno de Biden acordó que enviará a México 2,5 millones de dosis de vacunas AstraZeneca.

Pero algunos ven esto como el posible primer capítulo de una estrategia regional de Washington.

“Podríamos predecir que EE.UU. intentará hacer esto con otros países latinoamericanos”, dice McPherson.

“Sería una diplomacia inteligente de alguna manera, porque por un lado, podrías recibir algo a cambio y, por otro, es bueno para el sistema internacional que haya más personas en el hemisferio y el mundo vacunadas”.

Shifter advierte que EE.UU. debe evitar “aplicar criterios políticos” para el reparto de vacunas en América Latina, donde a su juicio China le está “ganando” la carrera a Washington en la lucha contra la pandemia.

“EE.UU. tiene que mostrar que cuando habla de cooperación no es pura retórica, que hay acciones atrás”, señala.

“Esto (el envío de vacunas a México y Canadá) es importante, pero más allá de eso tiene que haber un plan a nivel hemisférico”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=z074SRnf2lY&t=7s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.