Aumenta consumo mundial de drogas sintéticas: ONU
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Aumenta consumo mundial de drogas sintéticas: ONU

23 de junio, 2011
Comparte

Pese a que los mercados de la cocaína, heroína y cannabis han declinado o permanecen estables, aumentan en el mundo la producción y abuso de drogas sintéticas y de prescripción, según el Informe mundial difundido hoy por la ONU.

El consumo general de drogas se mantuvo estable en 2010, en 0.6 por ciento de la población entre 15 a 64 años de edad, aunque aumentó la demanda de sustancias que no están bajo el control internacional, como la piperazina, la catinona y el cannabinoide spice, indicó el informe.

En total, mueren alrededor de 200 mil personas al año como consecuencia del uso de enervantes, lo que equivale a un promedio aproximado de una muerte cada tres minutos, una cifra que Ban Ki-moon, secretario general de Naciones Unidas, calificó como “una tragedia”.

“No culpemos a la gente que se hace dependiente de las drogas ilícitas y nunca los avergoncemos. No deben ser discriminados, sino tratados por médicos y consejeros. La adicción a las drogas es una enfermedad y no un crimen”, afirmó Ban durante la presentación del reporte.

La droga favorita sigue siendo la mariguana, la que más se produce y más se consume en el mundo.

El estudio apuntó que entre 2.8 y 4.5 por ciento de la población mundial de entre 15 a 64 años de edad, entre 125 y 203 millones de personas, emplearon cannabis al menos una vez en 2009.

Asimismo, hubo una disminución dramática en la producción de opio en 2010 respecto del año anterior, de 38 por ciento, pero la Oficina de la ONU contra las Drogas y el Delito (ONUDD, dependencia que produjo el informe) alertó que la baja podría ser sólo temporal.

“Pese a que el área donde se cultiva opio en Asia pudo haber declinado, nuestros hallazgos preliminares indican que la producción de opio de Afganistán probablemente se recupere en 2011 a sus niveles normales”, indicó Yuri Fedotov, director de la ONUDD.

Mientras tanto, se redujo 18 por ciento la producción de coca de 2007 a 2010, principalmente en Colombia, pese a que repuntó ligeramente en Bolivia y Perú. El consumo, sin embargo, sigue siendo masivo.

Estados Unidos consumió 157 toneladas de cocaína en 2009, en tanto que Europa central y occidental emplearon 123 toneladas del alcaloide.

Por su parte, las drogas sintéticas fueron producidas principalmente en el Sureste de Asia y su creciente uso pudo ser revelado por el hecho de que aumentaron tres veces las incautaciones de estas sustancias en 2009 respecto de 2008, para ubicarse en 15.8 toneladas.

Con objeto de combatir el tráfico de drogas, Fedotov subrayó el concepto de la “responsabilidad compartida” y la necesidad de construir esfuerzos nacionales, regionales e internacionales en una estrategia integral respecto del cultivo, producción y tráfico de drogas.

“Las drogas financian organizaciones criminales internacionales que valen cientos de miles de millones de dólares, crean caos en comunidades y afectan la seguridad y el desarrollo de muchos países en el mundo”, apuntó.

“Somos testigos también de más y más actos de violencia, conflictos y actividades terroristas financiadas por las organizaciones criminales”, enfatizó Fedotov.

Ntx.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo miles de millones de rayos pudieron ser el origen de la vida en la Tierra

Cómo se formó la vida en la Tierra es una de las grandes preguntas de la ciencia. Ahora un equipo de Universidad de Yale y la Universidad de Leeds proponen una respuesta.
17 de marzo, 2021
Comparte

Hay una nueva pieza en el rompecabezas del origen de la vida en la Tierra.

Miles de millones de rayos que bombardearon la Tierra durante un largo periodo pudieron ser la chispa que permitió que la vida comenzara a formarse en nuestro planeta.

Esa es la conclusión a la que llegó una reciente investigación de la Universidad de Yale en Estados Unidos y la Universidad de Leeds, en Reino Unido.

El estudio sostiene que durante millones de años los rayos que impactaban la Tierra fueron liberando el fósforo necesario para la creación de las biomoléculas que fueron la base de la vida en el planeta.

Los autores de la investigación afirman que su hallazgo ayuda a comprender cómo se pudo haber formado la vida en la Tierra y cómo podría estar formándose en otros planetas.

La clave es el fósforo

El fósforo es esencial para que se produzca vida.

Este elemento quimico, sin embargo, no estaba fácilmente disponible en la Tierra primitiva, ya que estaba bloqueado dentro de minerales insolubles en la superficie del planeta.

Durante mucho tiempo, los científicos se han preguntado cómo el fósforo de la Tierra se hizo accesible para ayudar en la formación del ADN y otras biomoléculas necesarias para la vida.

ADN

Getty
El fósforo es clave para la formación de biomoléculas.

Este nuevo estudio sugiere que ese fósforo se volvió disponible gracias a los rayos que impactaban la Tierra.

Cuando un rayo golpea el suelo puede crear fulguritos, una formación vítrea que contiene schreibersita, un mineral que a su vez contiene fósforo.

Los fulguritos contienen algo del fósforo de la superficie del suelo, pero en forma soluble.

Con base en modelos computacionales, los investigadores calcularon que hace entre tres mil quinientos y cuatro mil quinientos millones de años, cuando la vida comenzaba a formarse, la tierra firme del planeta era impactada por cerca de entre cien y mil millones de rayos cada año.

Eso, en un periódo de mil millones de años, equivaldría a un total de entre 0,1 y 1 quintillón de rayos (1 seguido de 30 ceros) ayudando a la formación de fósforo en el planeta.

fulgurito

Benjamin Hess/Yale
Los fulguritos se forman cuando un rayo impacta la Tierra.

Bombardeo constante

Anteriormente, otras investigaciones habían sugerido que la fuente de la schreibersita eran los meteoritos.

Este nuevo estudio sin embargo, afirma que la cantidad de meteoritos no hubiera sido suficiente, y tampoco hubiera sido constante, como sí lo fueron los rayos.

Además, es probable que los rayos fueran más frecuentes en regiones tropicales, proporcionando áreas más concentradas de fósforo utilizable, según el estudio.

Los investigadores calcularon que durante la etapa de formación de vida en el planeta, los rayos pudieron ser el origen de entre 110 y 11.000 kilos de fósforo cada año.

planta

Getty
El origen de la vida en la Tierra es una de las grandes preguntas de la ciencia.

Esa cantidad pudo haber sido suficiente para ayudar a la formación de vida, según le dice al portal Live Science Benjamin Hess, estudiante de posgrado en el Departamento de Ciencias de la Tierra y Planetarias de Yale, coautor del estudio.

“Para que se forme vida, solo es necesario que haya un lugar que tenga los ingredientes adecuados“, dijo Hess a WordsSideKick.com, citado en un reportaje de Live Sicence.

“Si de fósforo al año se concentraran en un solo arco de islas tropicales, entonces sí, bien podría haber sido suficiente. Pero es más probable que eso suceda si hay muchos de esos lugares”.

Según Hess, estos hallazgos convierten a los rayos en buenos candidatos para ayudar a entender el origen de la vida en la Tierra.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PdtPAfO8A2o

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.