Lagarde, primera mujer al frente del FMI; Carstens le da la bienvenida
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Lagarde, primera mujer al frente del FMI; Carstens le da la bienvenida

Agustín Carstens, actual titular del Banco de México (Banxico), agradeció el apoyo a su candidatura: “deseo expresar mi profunda gratitud por todo el apoyo que mi candidatura recibió de diferentes regiones del mundo”.
Por Omar Granados
28 de junio, 2011
Comparte

Christine Lagarde, la primera mujer al frente del FMI. Foto: AP.

La ministra francesa de economía, Christine Lagarde es la nueva directora administrativa del Fondo Monetario Internacional (FMI), luego del anuncio del consejo ejecutivo del organismo financiero.

Lagarde, de 55 años, se convierte en la primera mujer al frente del FMI después de que el décimo director renunciara para lidiar con el escándalo por la acusaciones de un ataque sexual.

Además de ser la primera mujer, tampoco es economista como lo habían sido los anteriores directores gerentes, sino abogada. El consejo ejecutivo del FMI nombró a Lagarde para dirigir el organismo hasta 2016.

Lagarde reaccionó vía twitter e hizo el anuncio: “Queridos amigos, es un honor y un gusto anunciarles que el Consejo Ejecutivo del FMI me acaba de designar directora general”.

Chers Amis, c’est un honneur et une joie de vous annoncer que le Conseil d’administration du FMI vient de me désigner Directrice générale!less than a minute ago via Facebook Favorite Retweet Reply

Reacciona Carstens

El mexicano Agustín Carstens, gobernador del Banco de México y rival de Lagarde, reaccionó rápidamente dando la bienvenida a la francesa como nueva directora del FMI.

“Doy la bienvenida a la selección de Christine Lagarde como Director Gerente del FMI y le envío mis mejores deseos y apoyo. Estoy seguro de que la señora Lagarde será una muy competente líder de la institución”.

Carstens también dijo esperar que bajo la dirección de la francesa “el FMI realizará progresos significativos para fortalecer la gobernabilidad de la institución y así asegurar su legitimidad, su cohesión y, en último término, su efectividad”.

Finalmente, Carstens agradeció el apoyo a su candidatura: “deseo expresar mi profunda gratitud por todo el apoyo que mi candidatura recibió de diferentes regiones del mundo”.

Los anuncios de EU, Rusia y China habrían acelerado la decisión

Hoy el secretario del Tesoro de EU, Timothy Geithner, anunció que su país apoyaba la candidatura de la ministra de Economía francesa, Christine Lagarde, al puesto de director gerente del FMI. “Me complace anunciar nuestra decisión de apoyar a Christine Lagarde para dirigir el Fondo Monetario Internacional”, dijo Geithner en un comunicado retomado por AFP.

Poco antes, Rusia también anunció que votará por Lagarde. “Pienso que tiene las cualidades necesarias y (…) apoyaremos su candidatura”, dijo el ministro de Economía ruso, Alexei Kudrin, citado por la agencia oficial Itar-Tass”.

Ayer, de acuerdo con la agencia Dow Jones, China expresó su “apoyo” a la francesa Christine Lagarde para dirigir al Fondo Monetario Internacional en la voz del gobernador del banco central chino, Zhou Xiaochuan.

La agencia AP publicó que se esperaba que el FMI nopmbrara hoy a la ministra francesa de Finanzas Christine Lagarde como su nueva directora gerente.

¿Pero, cómo se eligió al nuevo dirigente? Aquí el proceso según el propio FMI

El pasado 20 mayo, el Fondo Monetario internacional (FMI) declaró iniciado el proceso de selección del próximo director gerente o director administrativo que relevará a Dominique Strauss Khan, quienrenunció dos días antes tras ser acusado por una agresión sexual en Nueva York. La intención expresada por el decano del consejo ejecutivo del FMI, Shakour Shaalan, es tener un proceso “abierto y basado en méritos de una forma transparente.”

Las líneas que dirigieron el proceso fueron:

“Que el candidato ganador para director gerente del Fondo tenga un historial distinguido en creación de políticas a niveles directivos, que tenga una excelente experiencia profesional, que haya demostrado las habilidades diplomáticas y administrativas necesarias para dirigir una institución global y haber nacido en un país miembro del FMI. El director será capaz de trazar la visión estratégica y tendrá que comprometerse a avanzar hacia las metas hechas por el Fondo por medio del consenso en políticas clave. El Fondo pide también al ganador tener un entendimiento completo de la institución y de los retos para la políticas a implementar pues se enfrenta a miembros muy diversos y debe ser imparcial”.

El 10 de junio pasado, al terminar el periodo para presentar candidaturas, el secretario del FMI informó al directorio ejecutivo los nombres de los nominados, los cuales fueron sólo Lagarde y Carstens. De haber sido más de tres, el FMI hubiera tenido que mantener en secreto los nombres de los candidatos hasta reducirse a tres, exluyendo a aquellos que pudieran tener preferencias geográficas y tomando en cuenta en primer lugar a los candidatos que tengan el apoyo entre los directores, tomando en cuenta el sistema de votaciones de la institución, reformado el pasado 3 de marzo, lo cual habría tenido que suceder en sólo una semana.

Los lineamientos indican que el directorio ejecutivo del FMI se debía reunir con todos los candidatos finales en Washington, para después discutir las fortalezas de los aspirantes y tomar una decisión. A pesar de que esta instancia pudo tomar una decisión por mayoría de votos, el objetivo era seleccionar al director gerente o director administrativo por consenso antes del jueves 30 de junio. Carstens visitó al consejo directivo el pasado 21 de junio y Lagarde el 23.

¿Cómo se tomó la decisión?

Los 24 miembros del directorio ejecutivo del FMI fueron los responsables de elegir al director administrativo, aunque en el pasado hubo otras prácticas para elegir a los directores gerentes, en las que los mismos miembros de la dirigencia del Fondo proponían a sus candidatos. En esta ocasión, todos los representantes de los países miembros tuvieron oportunidad de sugerir candidatos, generalmente ministros de finanzas o gobernadores del banco central de cada país miembro.

De los 24 miembros del directorio ejecutivo, sólo cinco representan a un sólo país (Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia y Reino Unido) y los otros 19 miembros votan en representación de los restantes 182 países miembros del Fondo agrupados en ciscunscripciones. Cada una de las 19 circunscripciones tuvo una sola silla en la mesa directiva, la cual se fue turnando entre sus integrantes. El representante no fue obligado a consensuar su voto con los miembros de su circunscripción.

De esta forma, algunos países, aunque en teoría están representados por otro, en realidad no votaron, pues quien ejerce a nombre de ellos es el representante de otro país. Este es el caso de España, que está en la circunscripción de México, quien ejerce en este momento la silla o la representación de este grupo con Carlos Pérez Verdia. De esta forma, quien votó a nombre de España fue el representante de México, quien apoyó a Agustín Carstens a pesar que, por ejemplo, el gobierno español emitió la opinión de que prefería a Christine Lagarde.

El FMI ha tenido en su historia diez directores gerentes desde que empezó operaciones en 1947. Ésta posición esta vacante actualmente después de la renuncia de Dominique Strauss-Kahn.

El nuevo Proceso

Las diferencias principales con el anterior proceso de sucesión del director del FMI en 2007, fueron tres:

1.- En este proceso se pidió que el perfil del candidato “tenga un firme compromiso y apreciación por la cooperación multilateral y que haya demostrado la capacidad de ser objetivo e imparcial”.

2.- En cuanto a las nominaciones, como parte del compromiso hecho por el fondo de tener un proceso abierto en esta ocasión, los “gobernadores”, también pudieron sugerir candidatos para director gerente, facultad que antes estaba cerrada para los 24 miembros del directorio ejecutivo. Además, las nominaciones en esta ocasión sólo se presentaron durante tres semanas, la mitad del tiempo que en 2007.

3.- Finalmente, el proceso de las rondas de votaciones se ha clarificado y ya no es discresional. En el caso de que hubieran habido más de tres candidatos la dirección deberían descartar candidatos hasta llegar a tres, “tomando en cuenta a los candidatos que no tengan preferencias geográficas” y tomando en cuenta las preferencias de los 24 directores, basados en el sistema de votación del Fondo.

La opinión de los expertos antes de la elección

El mexicano Agustín Carstens y la francesa Christine Lagarde, los candidatos oficiales a dirigir el FMI.

No importa quién gane el proceso de sucesión en la cúspide del Fondo Monetario Internacional (FMI) este próximo 30 de junio, no debemos esperar cambios drásticos para el mundo. Tampoco esperemos beneficios para México o Europa si ganaran el mexicano Agustín Carstens o la francesa Christine Lagarde respectivamente. En este análisis coincidieron el doctor en economía Gerardo Esquivel (@EsquivelGerardo) y el diplomático francés Pierre Charasse, entrevistados vía telefónica por Animal Político.

Sólo faltan dos días para conocer cuál de los dos candidatos dirigirá al organismo financiero global por al menos los próximos cinco años. El consejo directivo del FMI (@IMFnews) dará a conocer este jueves al ganador entre Carstens, gobernador del Banco de México y Lagarde, ministra de finanzas francesa. El mexicano es el primer candidato no nacido en europa para dirigir a la organización en sus 65 años de existencia.

¿Qué margen de maniobra tiene el director gerente?

Pierre Charasse, Embajador especial para la Cooperación Internacional contra la Criminalidad Internacional y la Corrupción del ministerio francés de Relaciones Exteriores.

Pierre Charasse, Embajador para la Cooperación Internacional contra la Criminalidad Internacional y la Corrupción.

Pierre Charasse, embajador francés para la Lucha contra el Crimen Transnacional Organizado y la Corrupción, afirmó que “el FMI, como todas las instituciones financieras tiene reglas muy estrechas que dependen de los gobiernos accionistas del Fondo”. Estas reglas del FMI se deciden, según explicó el diplomático, “como en un banco con accionistas: el que tiene más acciones tiene más peso“.

De esta forma, “las decisiones las toman los gobiernos y el director gerente sólo ejecuta las políticas, por lo que su margen de maniobra es muy estrecho, es un técnico, un empleado del Consejo directivo“. Charasse, también asociado del Consejo Mexicano de Asunto Internacionales (@Comexi), concluyó que el director gerente o administrativo del FMI es sólo “la cara pública y la voz del FMI frente al mundo”.

Gerardo Esquivel, doctor en economía por la Universidad de Harvard y profesor-investigador en el Colegio de México.

Gerardo Esquivel, doctor en economía por la Universidad de Harvard y profesor-investigador en el Colegio de México.

Gerardo Esquivel, doctor en economía por la Universidad de Harvard, profesor-investigador en el Colegio de México y bloguero en AnimalPolítico.com, afirmó por su parte que “el director gerente es la voz mandante, pero obviamente está sujeto” , y “todas las decisiones importantes del fondo, están sujetas a este consejo ejecutivo que es quien aprueba los préstamos, los programas de apoyo”.

El académico precisó que “el director traza las grandes líneas o cuál es el papel del Fondo” y es importante en la medida en que “define las formas en las que va a operar en los siguientes años, cuáles son los temas en que va a participar, cuál va a ser el enfoque que va a tomar”.

Charasse y Esquivel coincidieron en general en el estrecho margen de maniobra del director del FMI, aunque éste último acota que por el otro lado, el director “también selecciona algunos nombramientos”, lo que “configura un perfil de la institución” y “hace importante quién es el que la encabeza”. Por ejemplo, Esquivel puso en relive algunos cambios que el FMI experimentó con Strauss Khan, cuando hubo “una mayor apertura del fondo” y “se volvió menos ortodoxo”, en sentido contrario con sus predecesores, cuando sucedió “todo lo contrario” con “una institución muy ortodoxa”, garantizando estabilidad impulsando “programas de ajuste en los países en crisis financiera”.

Cabe decir aquí que las obligaciones del director gerente del FMI, según la normatividad de esta institución lo nombran “jefe del personal operativo del Fondo”, lo cual lo obliga a “conducir, bajo las direcciones del consejo directivo, las obligaciones ordinarias” de la institución.

Según la misma normatividad, el director, “sujeto al control general del directorio ejecutivo, deberá ser responsable por la organización, el nombramiento y la destitución del personal” del FMI. Asimismo, el director gerente o administrativo es asistido por el Primer Director Administrativo Adjunto y dos Subdirectores Administrativos, todos nombrados por el nuevo director.

Las diferencias entre Carstens y Lagarde

Para el doctor Esquivel si gana uno u otro de los candidatos “no va a cambiar drásticamente el enfoque ni la situación para nadie, excepto porque “Lagarde va a tener un problema que enfrentar porque es europea y la situación de inestabilidad económica de la región europea podría verse como conflicto de interés pues las cosas que ella empuje puede ser algo en favor de Europa y a costa de todos los otros países y todas las otras regiones”.

Agustín Carstens, por otro lado, “es un economista ortodoxo” de acuerdo con @EsquivelGerardo, “y el riesgo es que probablemente transmita esa ortodoxia hacia el FMI, que es algo de lo cual se había estado despojando“. El mexicano afirmó que “aunque Agustín se ha manifestado como una persona pragmática y no ortodoxa en realidad muchas declaraciones y sus posiciones son abiertamente contrarias”.

Esquivel, reflexionó: “lo que en realidad está a discusión es si regresamos al FMI que había antes, a algo más ortodoxo (con Agustín Carstens) o si nos quedamos en la trayectoria del director gerente anterior que dio un poco mas de apertura, con el riesgo por supuesto de que va a presentarse siempre este posible conflicto de interés derivado de su origen (con Lagarde)”.

Sin embargo, el embajador Charasse no coincidió con Esquivel en los cambios en el FMI: “no hubo muchos cambios con el señor Strauss Kahn”. Pues aunque “en su discurso a título personal expresaba sus preocupaciones sociales por los grandes esfuerzos que tenían que hacer los países, en el FMI no cambiarán las medidas que siempre serán muy duras para los pueblos que tienen que soportarlas”. Por esta razón, Charasse afirmó “que no hay que esperar mucha novedad o un giro espectacular en las exigencias hacia los países endeudados“.

Sobre una posible diferencia entre Carstens y Lagarde, el francés dijo que podría no haberla: “los dos tienen un perfil muy técnico, de grandes expertos en finanzas internacionales por sus careras, sus experiencias”. Además para el exembajador de Francia en México, “los dos son garantes de la ortodoxia financiera promovida por el FMI y creo que sólo se vería un cambio cosmético si por primera vez se decide nombrar a un no-europeo para dar gusto a un cierto número de países emergentes y dar la ilusion de un cambio”.

Charasse agregó que “el Fondo y las instituciones bancarias son un poco como el Vaticano, tienen cambios muy lentos, son instituciones muy conservadoras, muy poco atrevidas, no les gustan los cambios”. Por ejemplo, el francés mencionó el aumento en el derecho de votación a los países emergentes aprobados el 3 de marzo pasado, los cuales “fueron discutidos durante años y es un cambio mínimo, se cambió sólo el 6% del total repartidos entre Rusia, China, Brasil y que no cambió nada en la relación de fuerza al interior del FMI”. Por lo anterior el diplomático concluye que “tendrá que haber más crisis financieras y más desastres económicos, así como muchsíma presión de los países emergentes como China para obligar a los grandes países occidentales a aceptar nuevas reglas del juego”.

¿Qué diferencia habría para México si gana Carstens?

De acuerdo con @EsquivelGerardo, “México tiene pocas cosas ya que interactuar con el Fondo, excepto en algunas cosas de supervisión financiera, en apoyos, en líneas de crédito”, por lo que “lo importante para el país sería tener un representante nacional en una institución tan importante como el FMI”. Para el economista, “eso le daría a México un reconocimiento al desempeño económico reciente, aunque es algo con lo que no estoy de acuerdo”. El investigador del Colmex agregó: “no veo un cambio sustantivo ni para bien ni para mal con Lagarde”.

Charasse, por su parte, coincide en que no habrá ningún beneficio para México de ganar Carstens. “Volvemos al primer punto, ¿cuál es el margen de autonomía del director gerente? Muy poca”. El francés precisó: “El director no va a decidir un cambio drástico de línea con ningún país, está a la orden de los gobiernos”.

Europa con Lagarde

Esquivel recordó que “Carstens ha mencionado la necesidad de llevar a cabo los reajustes fiscales por parte de los países en problemas“, ese es el enfoque tradicional del Fondo, en el que un país endeudado “debe ajustarse fiscalmente, contraer del gasto y aumentar los impuestos, esto como se ha visto no siempre es la mejor solución“. Para el académico mexicano, “el problema es lo que no ha incorporado al análisis Carstens: que la situación en Grecia es particularmente difícil y después de dos años de contracción económica, proponer ajustes fiscales es muy complicado“.

En cambio, afirmó el doctor en economía, “Lagarde aunque no se ha manifestado abiertamente, seguramente está en pro de una solución que sobre todo salvaguarde la estabilidad financiera de la región europea”, por lo que quizá su posición “busque de alguna manera evitar el default o la moratoria de Grecia, lo cual puede implicar que el Fondo y quizá los gobiernos europeos tengan que aportar más recursos”. Por lo anterior, explicó el mexicano, “podría darse el conflicto de intereses, porque ella siendo ministra de finanzas de Francia con una solución en esa dirección, aunque fuera la correcta, podría parecer una medida que tendería a beneficiar a Europa con recursos de otras regiones del mundo“.

Pero Charasse tampoco coincidió con Esquivel en este punto, pues opinó que Lagarde “se mostró muy dura hacia los países europeos endeudados, sin ninguna complacencia, sin ninguna permisividad diciendo que fue un error en sus economías, en sus finanzas, y que no les harán ningún regalo particular“. El francés afirmó que la ministra francesa de finanzas afirmó no representar los intereses de Europa, sino los intereses de la institución. Por estas declaraciones Lagarde “tomó cierta distancia, diciendo como buena técnica que si quieren crecer tienen que poner en marcha políticas de rigor y austeridad que no tienen nada que ver con nacionalidad y pertenencia geográfica”.

Charasse concluyó afirmando que frente a las diferentes crisis que experimentan Europa y el mundo “los gobiernos, no importa su color, de derecha o izquierda, han tenido que aplicar las mismas políticas. Es lo que pasó en España o en Grecia, ambos con gobiernos socialistas que tuvieron que aplicar las mismas políticas, perdiendo las orientaciones políticas”. Estas crisis en conjunto “podrían obligar al FMI y a las instituciones internacionales a repensar la línea política y acabar un poco con la ortodoxia financiera que se pide a los países”.

Para Charasse “todo parece indicar que Lagarde tiene altas probabilidades de ganar por la mayoría automática que tienen los países industrializados”, aunque “todo depende de la decisión de Estados Unidos, pues hay que recordar que es el único país miembro del FMI que tiene derecho de veto”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Oscars 2020: 10 de las mayores sorpresas de la historia de los Oscar

Cada entrega de los premios Oscar tiene sus favoritos, pero en la ceremonia de este domingo en el teatro Dolby de Los Ángeles hay varias categorías principales cuyos ganadores son imprevisibles. ¿Volverá a repetirse la historia?
8 de febrero, 2020
Comparte

Muchos de los ganadores de los premios Oscar a lo largo de las décadas eran los favoritos y cumplieron con los pronósticos.

No obstante, a lo largo de la historia la estatuilla dorada ha ido a para a quien no se lo esperaba.

Aquí te presentamos un listado de diez momentos que causaron gran sorpresa en los galardones de la Academia de Hollywood.

1- “Qué verde era mi valle” gana frente a “Ciudadano Kane” en 1942

Escena de Qué verde era mi valle (Foto: 20th Century Fox)

BBC
John Ford ganó también el premio al mejor director por “Qué verde era mi valle”. (Foto: 20th Century Fox)

La cinta de Orson Welles “Ciudadano Kane”, considerada una de las mejores películas de la historia, tenía como principal rival en los Oscar de 1942 a “El halcón maltés”, una joya del cine negro de John Huston.

Al final, contra todo pronóstico, la ganadora fue el drama “Qué verde era mi valle”, de John Ford, quien ganó también el premio a mejor director.

2- “Rocky” gana frente a “Network” y “Taxi Driver” en 1977

Sylvester Stallone como Rocky (Foto: United Artists)

BBC
En “Rocky” Sylvester Stallone da vida a un boxeador que triunfa contra las adversidades. (Foto: United Artists)

En 1977 las favoritas para hacerse con el Oscar a mejor película eran filmes considerados clásicos de los 70: “Network” (“Poder que mata” en Latinoamérica), “Taxi Driver” y “Todos los hombres del presidente”.

Pero al final la victoria fue para “Rocky”, cinta en la que Sylvester Stallone da vida a un boxeador que triunfa contra las adversidades.

3- En 1981 Robert Redford vence como mejor director frente a Martin Scorsese

No fue hasta 2007, con su sexta nominación, que Martin Scorsese logró llevarse el Oscar a mejor director.

Redford

Getty Images
El actor convertido en director Robert Redford logró el Oscar con su película “Gente corriente”.

La primera vez que perdió este premio (y la que provocó mayor sorpresa) fue en 1981, cuando estaba nominado por “Toro salvaje”.

El actor convertido en director Robert Redford se lo arrebató con su película “Gente corriente”.

4- “Carrozas de fuego” gana frente a “Rojos” en 1982

Escena de Carros de fuego (Foto: 20th Century Fox)

BBC
“Carros de fuego” contaba con una banda sonora muy popular, obra de Vangelis. (Foto: 20th Century Fox)

Con 12 nominaciones, incluida una en cada categoría interpretativa, la película “Rojos”, dirigida por el actor Warren Beatty, era la favorita en la ceremonia de los Oscar que se celebró en Los Ángeles en marzo de 1982.

Al final fue “Carrozas de fuego” o “Carros de fuego”, una pequeña película británica con una banda sonora muy popular obra de Vangelis, la que acabó llevándose el premio a la mejor cinta.

5- Marisa Tomei gana como mejor actriz secundaria en 1993

Marisa Tomei (der.) posa con Gene Hackman como ganadores de mejores actores de reparto.

Getty Images
Marisa Tomei derrotó a Miranda Richardson y Vanessa Redgrave.

¿Marisa qué? Eso es lo que muchos se preguntaron después de que una desconocida actriz llamada Marisa Tomei se llevó el premio a mejor actriz secundaria en 1993 por la película “Mi primo Vinny”, derrotando a dos pesos pesados como las británicas Miranda Richardson y Vanessa Redgrave.

Cuenta la leyenda que el presentador que entregó el premio, el actor Jack Palance, leyó el nombre de Tomei por error o porque quiso que el galardón fuera a parar a ella por ser la única actriz estadounidense entre las nominadas, algo que la Academia de Hollywood siempre ha negado.

6- Tommy Lee Jones le arrebata el Oscar a Ralph Fiennes en 1994

Tommy Lee Jones

Getty Images
Tommy Lee Jones consiguió el galardón al mejor secundario por “El fugitivo”.

Nada podía evitar que en 1993 el actor británico Ralph Fiennes se llevara el Oscar a mejor secundario por su brillante interpretación de un comandante nazi en “La lista de Schindler”. ¿O sí?

Fiennes probablemente no ha olvidado el momento en el que leyeron el nombre del estadounidense Tomy Lee Jones, quien consiguió el galardón por “El fugitivo”.

7- Juliette Binoche se lleva el Oscar a mejor secundaria en 1997 frente a Lauren Bacall

Juliette Binoche se lleva el Oscar a la mejor secundaria en 1997

Getty Images
Juliette Binoche ganó por su actuación en “El paciente inglés”.

En 1997 Lauren Bacall era una leyenda viva y muchos creían que finalmente había llegado el momento en que la Academia de Hollywood le otorgaría su merecido reconocimiento con un Oscar.

Competía como mejor actriz secundaria por su papel en “El espejo tiene dos caras”, en la que interpretaba a la madre de Barbra Streisand.

Es por eso que cuando leyeron el nombre de Juliette Binoche, en el rostro de la actriz francesa -ganadora por “El paciente inglés”- la expresión de sorpresa no podría haber sido mayor.

Bacall tuvo que conformarse con recibir un Oscar honorífico en 2010por toda su carrera.

8- Gwyneth Paltrow se lleva en 1999 el Oscar a mejor actriz

Gwyneth Paltrow gana el Oscar a la Mejor Actriz en 1998

Getty Images
Pocos esperaban que Paltrow le arrebatara el premio a Cate Blanchett.

Pocos esperaban que en 1999 Gwyneth Paltrow le arrebatara la estatuilla dorada a Cate Blanchett, quien era la favorita de la noche por interpretar a la reina Isabel I de Inglaterra en Elizabeth.

Pese a que Paltrow había ganado también el Globo de Oro el mismo año, la actuación de Blanchett había sido ampliamente alabada por la crítica.

9- “Shakespeare enamorado” se impone a “Rescatando al soldado Ryan” en 1998

Los productores de Shakespeare enamorado, ganadores de la Mejor Película en 1998.

Getty Images
“Shakespeare enamorado” se llevó contra pronóstico el Oscar a la mejor película.

¿Una comedia romántica derrotando a un drama de la Segunda Guerra Mundial dirigido por Steven Spielberg?

Eso fue lo que sucedió en 1998 con “Shakespeare enamorado”, que se llevó el Oscar a mejor película frente a “Rescatando al Soldado Ryan”.

Spielberg recibió como consolación el premio a mejor director.

10- “Crash” se convierte en la mejor película de 2006 al derrotar a “Brokeback Mountain”

Jack Nicholson anuncia el Oscar de la Mejor Película en 2006

Getty Images
Algunos acusaron de homofobia a los miembros de la Academia de Hollywood por no darle el Oscar a “Brokeback mountain”.

La cara de sorpresa de Jack Nicholson, encargado de presentar el premio a mejor película en 2006, lo dijo todo.

“Crash” se impuso frente a “Brokeback Mountain” (“Secreto en la montaña” en Latinoamérica), la película de los vaqueros homosexuales que había arrasado ese año en la temporada de premios cinematográficos.

Algunos acusaron de homofobia a los miembros de la Academia de Hollywood por esa decisión.

*Esta es una actualización de un artículo originalmente publicado el 15 de febrero de 2015.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.