No+Sangre: Denuncias y exigencias al minuto
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

No+Sangre:
Denuncias y exigencias al minuto

Por Redacción Animal Político
6 de junio, 2011
Comparte

Uno de los casos denunciados en el evento. Foto: Omar Granados

40 mil muertos, 18 mil 491 secuestrados y 5 mil 397 desaparecidos movieron a periodistas, artistas, caricaturistas, académicos, organizaciones no gubernamentales y escritores para exponer sus exigencias y denuncias en 60 segundos en torno a la campaña “1 minuto x no + sangre”, realizada en el Museo de la Ciudad de México.

El encuentro programado minuto a minuto fue organizado por el “Colectivo No más Sangre” y convocado por Irma Eréndira Sandoval (@Irma_Sandoval), destacada integrante y participante, así como por los moneros Eduardo del Río, “Rius”, Antonio Helguera y Rafael Barajas, El Fisgón.

Participaron Genaro Góngora Pimentel,  Miguel Ángel Granados Chapa, familia Reyes Salazar, Imelda Maruffo, Lorenzo Meyer, Lydia Cacho,  Joaquín Cosío, Elena Poniatowska, John M. Ackerman,  Alejandro Magallanes,  Epigmenio Ibarra, Ricardo Rocha,  Julio Hernández “Astillero”, Astrid Hadad, Jesusa Rodríguez,  Ofelia Medina, Laura Esquivel, Eduardo Huchim, Sanjuana Martínez , José Marroquín, René Jiménez Ornelas, David Manrique, Massimo Modonesi, Alberto Betancourt , entre otros.

Aquí, algunas de las demandas al minuto

Jesusa Rodríguez:  “Hay que ubicar al enemigo o nos unimos todos o terminaremos humillados y se cumplirá aquello de México una estrella más. Y, por supuesto, que me uno a la petición de juicio político contra Felipe Calderón”.

Eduardo del Río "Rius". Foto: Omar Granados.

Virgilio Caballero: “Para parar este gran negocio de la guerra, hay que plantearse la refundación de la República”.

Astrid Hadad: “Antes del amanecer es cuando la noche es más profunda, no perdamos el ánimo, nos estemos tristes, luchemos juntos”.

Antonio Helguera:  “Nuestra tarea es impedir que esas muertas sean nuestras”.

Alberto Betancourt, catedrático: “No debemos de permitir la intervención de Estados Unidos en decisiones que sólo tendrían que interesar a México”.

Padre de Pablo Roque, desaparecido: “Nos robaron la felicidad, la tranquilidad y el sueño”.

Jesusa Rodríguez, Elena Poniatowska, Lydia Cacho y 'Rius'. Foto: Omar Granados.

Teresa Gutiérrez Hernández, madre de migrante de 17 años desaparecido el 9 de marzo de 2010 en Guanajuato: “Pido ser escuchada hasta el último respiro de mi vida para encontrar a mi hijo”.

Ariadna Estevez, académica: “El tráfico de drogas no es nuestro problema, es un problema de Estados Unidos, nuestro problema es la desigualdad socioeconómica… Los partidos políticos, todos, no denuncian a los miembros corruptos en sus filas”.

Laura Esquivel: “Definitivamente el corazón no es el lugar adecuado para el odio… El arte y la cultura nos pueden unir en un propósito, nos pueden dignificar”.

Irma Eréndira Sandoval y John Ackerman, académicos y convocantes del evento. Foto: Omar Granados.

Irma Eréndira Sandoval, académica:La corrupción viene del poder, es un método, una forma de hacer política”.

Greenpeace México: “Vivimos en un clima de terror, miedo, que busca paralizar y deshumanizar a la sociedad mexicana… Pedimos castigo a los responsables de más de  40 mil muertos ciudadanos”.

Sanjuana Martínez: “Su guerra fracasada, delirante, ha provocado una estela de dolor y sufrimiento, principalmente, en el norte del país… No más sangre es la paz para México”.

Una panorámica del evento en el Museo de la Ciudad de México. Foto: Omar Granados.

Tiempo el destino

Ya van sumando millares
de justos y pecadores;
repletas son las prisiones,
se vive en un sobresalto;
y el presidente tan alto
detrás de las municiones.

Violeta Parra.

Massimo Modonesi: “ Tanta sangre sirve para asustar, para desmoralizar, para que dejemos de luchar, para que dejemos de pensar en colectivo”.

Imelda Marrufo, directora de Mesa de Mujeres en Ciudad Juárez: “Proponemos un pacto ciudadano, donde también se tome en cuenta a las mujeres… En Juárez, sí queremos la renuncia de Gerardo García Luna. En Juárez sí queremos la renuncia de Calderón. En Juárez queremos justicia para todos y todas”.

Fragmento del documental Bajo Juárez

Eduardo Huchim: “Esta guerra no es sólo sangrienta, también es estúpida, porque no es sólo con retenes que se puede combatir al narcotráfico… No se quiere atacar lo evidente”.

José Rosario Marroquín: “¿Será que no hemos alzado suficientemente nuestra voz? Queremos que el Ejército retomes sus cuárteles, que no haya un soldado más en las calles”.

Antonio Helguera intercambiando opiniones con asistentes. Foto: Omar Granados

Comité de Madres de Jóvenes Desaparecidas de Ciudad Juárez: “Es tanta la apatía de nuestros gobernantes y legisladores que la desapariciones no son importantes… Queremos su apoyo para iniciar una campaña nacional para la localización de nuestras hijas, sobre todo para que no haya más lágrimas de una madre”.

Judith Calderón, periodista: “Pedimos que el Ejército y la policía vuelvan al cuartel para que mi país vuelva a ser libre… Tenemos los ejemplos de Poniatowska, Monsi y ahora Helguera, El Fisgón, que no sólo informan, sino que van más allá”.

María Guadalupe Fernández Martínez, representante de las Fuerzas Unidas por los Desaparecidos y Desaparecidas en Coahuila (FUUNDEC): “Todos son culpables, los tres órdenes de gobierno. Vivimos un infierno y un calvario buscando justicia”.

Mássimo Modonessi, académico, y Jaime Avilés, columnista. Foto: Omar Granados

Jaime Avilés, periodista:  “Convocamos a todos y todas a extender esta forma de denuncia y de protesta. Por su carácter de genocidio, esto debe ser juzgado y sancionado en  tribunales internacionales”.

René Jiménez Ornelas: “El respeto de ciudadano a ciudadano es el cimiento de la unidad que tanto necesitamos”.

Jaime LópezVela, defensor de los Derechos Humanos, de la comunidad LGBT: “No más crímenes de guerra contra la homofobia. En los últimos 10 años van más de 700. Proponemos que se implementen programas contra la homofobia en los tres niveles de gobierno. No más crímenes de odio por homofobia”.

Blanca Salces, actriz: “400 mil minutos de silencio no son suficientes para saldar el daño que causado Calderón. No más sangre es una exigencia, no les estamos pidiendo que nos hagan un favor”.

Ricardo Rocha con Irma Sandoval. Foto: Omar Granados.

Carlos Pellicer: “Imponer la razón por la violencia es el principio de una guerra”.

David Manrique, monero: “Ni es guerra ni es frontal, es una luchita simulada. Lo que no es simulado son los 40 mil muertos… Señor Calderón sepa que efectivamente estamos hasta la madre”.

Óscar Chávez en voz de Ofelia Medina con música del Mastuerzo: “Vámonos muriendo todos que están enterrando gratis… Es caer en lo perverso, el permitir que asesinen”.

El audio con las intervenciones íntegras:

La primera fila, espectadores reconocidos. Foto: Omar Granados

“Cada víctima tiene nombre y apellido”

Según datos a conocer en “1 minuto por no más sangre”, desde 2006 a la fecha hay 45 mil muertos y 5 mil desaparecidos forzados, cuatro veces más de lo documentado por la CNDH, así como mil niños y niñas muertos en el fuego cruzado.

A continuación algunas de esas historias:

Edgar Loya, 33 años, profesor de educación física, muerto en Creel, Chihuahua, por un comando armado que asesinó a 15 personas más.

Gerardo Antonio García, Chihuahua. Asesinado en un bar por un grupo armado.

Fredy Aguirre, 34 años, Creel.  Fue asesinado junto con 14 personas más por una caravana de sicarios que entró a su pueblo.

Francisco Barrios "El Mastuerzo". Foto: Cuartoscuro.

Leslie Abigail, muerta por un fuego cruzado entre el Ejército y grupos criminales.

Edgar Bayona, 42 años, muerto en mercado público en Magdalena durante una balacera contra todas las personas que se encontraban en el lugar.

María Fernando Martínez, 25 años, muerta en una balacera en una fiesta.

Litzy, tercer año de primaria, fue asesinada cuando estaba en la tienda y desde una camioneta comenzaron a disparar.

Víctor de la Paz, 17 años, Michoacán, fue asesinado cuando viajaba en carretera y fue detenido por unos encapuchados presumiblemente militares.

Rafael Barajas "El Fisgón". Foto: Omar Granados.

Ángel, 22 años, albañil, fue secuestrado y asesinado por sicarios al negarse a participar con ellos.

Sergio Meza, Tamaulipas, asesinado por un militar por lucir como sospechoso.

Betza, 8 años, al ir a la tienda por un refresco, comenzó una balacera, no pudo corre y cayó muerta.

Dan Fernández, Coahuila, 35 años, era trabajador de una Afore, militares lo creyeron sospechosos, fue secuestrado y apareció muerto.

Héctor Rivas, 23 años, muerto en una balacera en una fiesta.

Dr. Vicente Martínez, Cuernavaca. Viajaba por la carretera con sus esposa e hija, en el camino encontraron una balacera, al cual dejó a sus hija huérfana.

Rodrigo Cortés, 7 años. Fue secuestrado mientras iba  a comprar tortillas y después asesinado. Dejaron el cuerpo en la puerta de su casa con una nota “Esto me pasó por roba maridos y soplona”.

José "Monero" Hernández. Foto: Omar Granados.

Esmeralda Lozoya, 16 años. Mientras jugaba en el patio de su casa con sus amigos , un comando armado irrumpió y dispararon contra todos; ella y una amiga no sobrevivieron.

Gerardo Antonio García, Chihuahua, muerto en una balacera en un bar.

Liliana Celis, 19 años. Al salir a festejar la primera semana de clases, en el lugar donde se encontraban se escucharon detonaciones y una bala la impactó. Murió.

Pedro Miguel (@Navegaciones). Foto: Omar Granados.

Juan Jesús García, 35 años, murió en una fiesta en una balacera.

Blandino Jerónimo, 18 años. Al ir de compras se encontró con un enfrentamiento en la calle, un proyectil lo alcanzó y cayó muerto.

Juana Flores, un año. Mientras viajaba en una camioneta con su mamá, soldados abrieron fuego contra el vehículo por creer que se trataba de narcos. Murió.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Elecciones en Venezuela: qué hace diferentes a las ‘megaelecciones’ de este domingo

Hoy vuelve la oposición mayoritaria a unas elecciones en Venezuela. Esta vez, más que la permanencia de Maduro en el poder, los resultados revelarán cómo será que Venezuela se dirija -y quién va a liderar el camino- hacia una transición política.
21 de noviembre, 2021
Comparte

La competencia, tras años de boicot opositor, vuelve al campo electoral en Venezuela.

En las “megaelecciones” de este domingo se eligen 3.082 cargos: 23 gobernaciones, 335 alcaldías y cientos de escaños en consejos locales.

3.082 elecciones en las que el chavismo se enfrentará a un amplio sector de la oposición que, en su mayoría, no reconoció el sistema electoral en las presidenciales de 2018 ni en las legislativas de 2020.

Esta vez habrá, además, observación imparcial de los comicios. Y un interés internacional por si el gobierno de Nicolás Maduro puede garantizar la competencia democrática.

“Este domingo le vamos a dar buenas noticias al mundo”, dijo el presidente venezolano.

Los venezolanos irán a las urnas en un momento raro para el país: tras décadas de profunda polarización, la política ha dejado de ser una de las principales preocupaciones de la gente y la dolarización de facto y la apertura económica han permitido mitigar la crisis, activar la producción y aliviar, parcialmente, las necesidades urgentes.

A la apatía se añade que un quinto de los 21 millones de venezolanos registrados para votar no podrán hacerlo por estar en el extranjero, a donde han viajado huyendo de la crisis. Por eso una de las claves de estas regionales y municipales es si se superará, y por cuánto, el magro 30% de participación de las legislativas del año pasado, en las que el chavismo ganó sin competencia real.

Y este domingo, aunque participa la oposición, lo más probable es que el chavismo vuelva a imponerse.

“Está claro que, por la abstención y por los desniveles en la contienda, la primera fuerza política del país será el chavismo”, dice la consultora política Colette Capriles. “Pero por eso estas elecciones servirán más como una suerte de primarias, una medición de fuerzas, dentro de cada bando”.

Tanto el chavismo como la oposición llegan divididos, afectados por una serie de inhabilitaciones, intervenciones y proscripciones que para muchos no garantizan un proceso auténticamente democrático. En ambos lados hay decenas de candidaturas frustradas por fallos judiciales.

Sin embargo, la renovación en mayo de los rectores en el Consejo Nacional Electoral (CNE), algunos compromisos establecidos en el proceso de negociación en México y la observación electoral internacional dan, para algunos, la noción de que una transición democrática está naciendo tímidamente.

“Tenemos que reconstruir nuestras instituciones”, dice Enrique Márquez, político opositor y ahora rector del CNE, ente que regula los comicios y llevaba años formado por miembros nombrados por el chavismo.

“Pero para eso tenemos que ir poco a poco, como quien remodela una casa, parte por parte (…) Ahora al menos podemos decir con absoluta certeza que en el ámbito electoral, tras varias auditorías y procesos de tecnificación, tendremos otra vez una votación segura, protegida y secreta”, añade el funcionario.

Elecciones en Venezuela

EPA

En qué son diferentes estas elecciones

Las elecciones contarán con la observación de una misión de la Unión Europea, otra de Naciones Unidas y una del Centro Carter, una organización especializada en procesos electorales.

Desde las legislativas de 2015, en las que ganó la oposición por amplio margen, la observación de entes neutrales internacionales se fue reduciendo hasta desaparecer.

Si en 2020 estas comisiones electorales justificaron su ausencia por “falta de condiciones democráticas”, argumento esgrimido por la oposición, ahora, al menos en principio, se mostraron medianamente satisfechas.

A pesar de que decenas de políticos están inhabilitados, proscritos o incluso presos, la renovación del CNE ha sido un desarrollo inédito en décadas.

Elecciones en Venezuela

EPA

Desde 2006, la presidenta del CNE fue Tibisay Lucena, hoy ministra en el gabinete de Maduro, y la representatividad de los rectores fue siempre cuestionada por la oposición, que solo contaba con uno de cinco representantes en el ente electoral.

“Las sanciones de Estados Unidos obligaron al gobierno a ceder en varios ámbitos, y esta renovación del CNE es uno de ellos”, dice Luis Vicente León, analista y encuestador.

Hoy la oposición cuenta con dos de los cinco rectores del CNE, una diferencia que, según Márquez, se ha traducido en que, entre otras garantías, “tendremos sólidos sistemas de acreditación de testigos”.

El dilema de la oposición

La otra gran diferencia de estas elecciones con las anteriores es que la oposición, que desde 2018 no reconoce a Maduro como presidente, volvió al juego electoral.

No es la misma oposición de antes -hay nuevos partidos y nuevos candidatos- ni es toda la oposición, porque aún existen agrupaciones que llaman a la abstención, como el ala de Voluntad Popular que lidera Juan Guaidó, quien asegura que “las regionales y las municipales no son la solución a los conflictos”.

Aún así, el antichavismo este domingo tendrá por quién votar, si es que se anima.

Nicolas Maduro

EPA

“En la oposición al chavismo hasta ahora tuvo más fuerza la rama que prometía una insurrección o un cambio abrupto de gobierno, pero ahora esa disponibilidad de apoyo instantáneo al cambio repentino parece haberse desinflado”, dice Colette Capriles.

El sufrimiento personal ha sido tan grande que ha obligado a la gente a cortar sus lazos con la política y eso, aunque afecta los mecanismos de solidaridad, a su vez permite cierta renovación de la estructura partidaria de la oposición”, explica.

Esta vez, la oposición no promete el fin del gobierno de Maduro ni basa su causa en la indignación contra el chavismo. “Que nadie venga con aires triunfalistas”, decía en su cierre de campaña Gustavo Duque, candidato opositor a la alcaldía de Caracas.

Los expertos ven las elecciones como un referendo sobre el ala radical de la oposición que lidera Gauidó, considerado por decenas de países como el presidente interino de Venezuela y cuyo liderazgo está cada vez más cuestionado.

“La oposición que participa busca asentarse como la verdadera oposición, la que realmente puede generar cambios al país”, dice Luis Vicente León.

Henrique Capriles

EPA
Aunque no es candidato ni la cara de la oposición, Henrique Capriles ha sido uno de los impulsores relevantes de la vuelta a elecciones de la oposición.

Pero, al tiempo, se mantiene escéptico: “El problema es que los que participan no lograron unirse, irán divididos en dos o tres alianzas muy diversas, y eso impedirá tener un mapa claro de las fuerzas opositoras tras las elecciones”.

En el tarjetón electrónico habrá casi 40 partidos. De oposición hay cuatro fuerzas distintas que, dependiendo de sus resultados, reclamarán más o menos protagonismo.

Esto será clave para el liderazgo de Guaidó, para el proceso de negociación con Maduro en México, que debe reanudarse en enero, y para las venideras elecciones (las presidenciales serán en 2024 y existe la posibilidad, si bien remota, de que se active un referendo revocatorio en 2022).

Venezuela intenta entrar en una transición política en medio de la ya iniciada transición económica. Parece claro que la primera, si es que se da, será mucho más lenta que la segunda.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=hBXMhuGqcAg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.