Por denunciar, Solalinde sabe que su vida está “en un hilo”
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Por denunciar, Solalinde sabe
que su vida está “en un hilo”

Por Redacción Animal Político
30 de junio, 2011
Comparte

Alejandro Solalinde. FOTO: Cuartoscuro

Lo que me va a parar es un tiro aquí”, declara el padre Alejandro Solalinde mientras se señala con el dedo índice la frente, como simulando un balazo.

Después de denunciar el supuesto secuestro de un grupo de migrantes centroamericanos, el sacerdote católico sabe que su vida está un hilo, pero no tiene miedo. Más bien tiene “ansias” de que las autoridades actúen, investiguen y se resuelva el caso.

Solalinde Guerra, quien coordina la Pastoral de Movilidad Humana Pacífico Sur del Episcopado mexicano, es claro. Denunció que por lo menos 129 migrantes presuntamente fueron secuestrados en la localidad de Medias Aguas, en el sur veracruzano, quienes habían llegado de Ixtepec, Oaxaca.

En entrevista para Animal Político, el sacerdote católico explica que los que estaban en el tren procedentes de la comunidad oaxaqueña, “eran ya para salir 250”, pero de esos, los que entraron al albergue que él administra, Hermanos en el Camino, fueron cerca de 200. De ese total, solamente 129 personas se registraron y ese podría ser el número de los secuestrados.

Precisa que 46 eran de origen salvadoreño, 40 hondureños, 39 guatemaltecos, seis nicaragüenses y “había un número indeterminado de chiapanecos, también muy humildes”.

Los cónsules de Honduras y de El Salvador ya “se hicieron presentes” para recibir sus fichas de los desaparecidos y hasta ayer faltaba el de Guatemala, aunque “también ya entramos en contacto con él”.

Sabemos que este asunto de los secuestros y de abusos contra migrantes, por casos anteriores, están vinculados con el crimen organizado. ¿Usted ha recibido información para sospechar que este caso sea similar?

Sí, por supuesto. Aquí primero hay que entender que es territorio de “Los Zetas” y que ellos pueden tener sus “zetitas”; “zetitas” como una especie de franquicias, de concesiones, ellos se arreglan entre sí en términos de dinero, “Los Zetas” los protegen pero finalmente todos son ellos.

Quiero creer que no son tan sanguinarios algunos de ellos, otros sí, pero son los que han accedido del nivel centroamericano, ellos sí se han pasado, los mexicanos al menos no habían o no eran tan sanguinarios.

Pero también consideremos que no están solos, detrás de ellos hay funcionarios públicos, hay corporaciones policiacas, hay que entender que “Los Zetas” son como una empresa, que tienen ya contratados policías de diferentes órdenes de gobierno, corporaciones, también tienen ministerios públicos, jueces, es una mafiotota, ¿eh?

¿Y eso por qué lo digo? No lo inventé, no me lo estoy sacando de la manga, es información que han dado directamente a la Secretaría de Gobernación.

¿Entonces para vencer el problema tendrían que irse primero contra funcionarios que están solapando y que permiten que estas redes estén operando?

Yo creo que a corto plazo a lo mejor sí, pero el problema es quién lo va a hacer, quién va a estar tan limpio, quién no va a estar en la corrupción, quién va a querer romper la impunidad, quién le va a poner el cascabel al gato.

A largo plazo no queda otra más que empezar desde ahorita a educar a los niños y a los jóvenes para que se valore al ser humano, reeducándose en nuevas prácticas. Las instituciones están haciendo acciones fallidas, necesitan ponerse las pilas y empezar a cumplir con su objetivo original para lo que fueron hechas, incluso la esencia de la Iglesia católica es evangelizar, pero si no evangeliza, es un omelette sin huevo, así de fácil. Es nada.

Es un trabajo a largo plazo, ¿pero entonces a quién le correspondería empezar a hacerlo?

A todo mundo y educando a todo mundo, a la familia, ponerse las pilas y educar a los hijos, ahí es donde pueden ayudar, educar a los pequeñitos que son inocentes, educar al ser humano; después la escuela, que se ha convertido hoy en un grillero, es una instancia política, es pura grilla, se han olvidado realmente de su fin primordial que es educar, transformar, es una vergüenza que todavía tengamos líderes al estilo del priismo antiguo, es una vergüenza, es una bofetada para México.

Hoy muchos maestros se preocupan más por sus reivindicaciones económicas que por la educación, por sacar a México adelante, no sé dónde quedó la tarea original.

Y luego la Iglesia también tiene que invertir en la evangelización, en la educación, en el testimonio. Nuestra vida como sacerdotes, como obispos, no debe ser la misma, lo que estamos dando no alcanza, somos gente decente que tiene una vida sedentaria, respetable, pero eso no es suficiente, tenemos que salir de nuestros esquemas, de nuestros moldes, de nuestras ataduras, salir a la calle, ir con la gente, caminar con ellos, ensuciarnos las manos, tener otro tipo de mentalidad y obviamente otro tipo de seminarios, otro tipo de formación, la formación en los seminarios no debe seguir como va porque siguen sacando al mismo credo que va a la burocracia, al culto, más que a las grandes masas. La Iglesia católica es consciente de que no está llegando a las grandes masas.

Y la última instancia es el gobierno, el gobierno debe poner más énfasis en campañas educativas en la misma población que estar invirtiendo más en las campañas políticas y todo su afán. Qué vergüenza que piense en afianzar un hueso más que le importe el ser humano.

Usted está haciendo una denuncia muy grave y muy delicada, sobre todo con la posible presencia del crimen organizado. ¿Ha recibido alguna amenaza?

Por esta vez, todavía no, pero siento que mi vida está en un hilo, pero le digo, yo no voy a variar por más amenazas, tengo una misión y esa misión me la ha encomendado Cristo, lo único que me puede parar es él. Como dije en una reunión en la que me asignaron medidas cautelares y en la que estaba gente del gobierno: con medidas cautelares o sin medidas cautelares, yo voy a seguir, lo que me va a parar es un tiro aquí.

¿Ha tenido medidas cautelares entonces, protección, apoyos?

Las he tenido relativamente porque para empezar, el gobierno de Oaxaca, no sé si todavía no ha recibido el dinero, no lo sé, pero llevó una camioneta para los policías que me acompañan a mí, que con trabajos llega, transita con mucho 15 kilómetros. Se para, no sirve la bomba. Si se rompe el parabrisas, los policías tienen que estarlo pagando de su dinero. Yo les apoyo con la comida, a veces ellos tienen que comprar su comida y si yo tengo que venir a estos viajes (al DF), por ejemplo, no me pueden acompañar porque imagínese en qué camioneta vienen, en camión de primera no pueden dejar gente armada.

¿Tiene miedo?

No, no, no, para nada. ¿Sabe qué tengo? Ansias de que esto se acabe. Tengo ansias y hambre de que se descubra la verdad, tengo ansias de que esto cambie. Tengo ansias de justicia. Miedo no tengo y tampoco me preocupa mucho mi vida de cara a personas que están sufriendo.

Y no me frustro porque tengo esperanza. Yo sé que la última palabra no la tienen ni “Los Zetas”, ni la máxima delincuencia organizada, ni ningún cártel de México. La última palabra no la tiene el gobierno, la tiene Dios, la tiene Jesús. A mí me podrían matar pero sería contra Dios contra quien estarían luchando, contra Dios, yo sólo soy su achichincle, soy solamente su servidor, es todo.

El padre Solalinde, vestido todo de blanco, termina su plática para continuar con su agenda contra el abuso a migrantes. Mostrando un escapulario en el cuello, se dirige a inaugurar una muestra de artistas plásticos denominada “Rostros de la migración”, en plena colonia Roma, para posteriormente seguir insistiendo y darle seguimiento a su reciente denuncia. Se ve tranquilo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo el ejercicio físico puede ayudarnos a crear nuevas neuronas y a mejorar la memoria

Por mucho tiempo se pensó que el cerebro no podía generar nuevas neuronas, pero ahora se sabe que la neurogénesis no se detiene ni siquiera durante la vejez.
31 de agosto, 2021
Comparte

Hace tiempo se pensaba que en el cerebro no se podían generar nuevas neuronas. Éste se entendía como una entidad estática e invariable que, simplemente, degeneraba a medida que envejecíamos o debido a lesiones cerebrales.

No obstante, a partir de los experimentos de la bióloga de la Universidad de Berkeley (Estados Unidos) Marian Diamond, se demostró en 1964 que el cerebro adulto era plástico y adaptativo.

Ese estudio fue pionero en identificar cómo las características del entorno afectaban directamente al desarrollo y crecimiento cerebral.

El experimento realizado contaba con una jaula grande y espaciosa con doce ratas que crecían en un ambiente enriquecido (elementos para jugar o correr en la rueda giratoria, compañía, alimentación diversa), así como con otras doce ratas que se encontraban en una jaula pequeña, aisladas, sin estímulos sociales o de juego.

Tras ochenta días, Diamond analizó sus cerebros y descubrió que el córtex cerebral se había modificado en el grupo del ambiente enriquecido.

En estos, la corteza cerebral era más extensa, debido al crecimiento de las espinas dendríticas de las neuronas, se observó angiogénesis —mayor número de vasos sanguíneos—, se vió incrementado el nivel del neurotransmisor acetilcolina, así como el del factor neutrófico derivado del cerebro, conocido por sus siglas en inglés BDNF, una proteína que se expresa especialmente en la corteza cerebral y el hipocampo, áreas fundamentales para procesos como aprendizaje y memoria.

Estos datos han generado un sinfín de estudios dirigidos a analizar el papel de cada uno de los elementos que componían ese ambiente enriquecido.

Neurogénesis y ejercicio físico

Desde los estudios pioneros de neuroplasticidad, múltiples han sido las evidencias científicas que demuestran cómo factores tales como la dieta, la actividad cognitiva diversa, el ambiente social, la novedad y el ejercicio físico son elementos que favorecen indiscutiblemente este fenómeno.

Cerebro.

Getty Images
El ejercicio físico regular puede contribuir a la neurogénesis.

Centrémonos en el ejercicio físico.

Los múltiples beneficios del ejercicio físico regular se han demostrado ampliamente en modelos humanos y animales. Sabemos que puede contribuir a la neurogénesis, así como poseer un rol importante para revertir y reparar el daño neural existente, tanto en mamíferos como en peces.

Comprender cómo se produce este proceso, y qué factores lo ponen en marcha, puede resolver el rompecabezas para mejorar la pérdida de memoria relacionada con la edad y tal vez prevenir enfermedades neurodegenerativas, incluido el Alzhéimer.

El cerebro promedio contiene alrededor de 100 000 millones de células cerebrales, la mayoría de las cuales se formaron antes del nacimiento. En las primeras etapas de la infancia se siguen generando nuevas células cerebrales a un ritmo acelerado.

Con los años, la neurogénesis disminuye gradualmente, pero el proceso no se detiene ni durante la vejez. Los factores neurotróficos ayudan a estimular y controlar este proceso, siendo el BDNF el más importante.

Entre 700 y 1.500 nuevas por día

Eso es especialmente cierto en el giro dentado del hipocampo, a pesar de que hay otras regiones cerebrales que también producen nuevas células cerebrales.

Recientemente, un equipo de investigación de la Universidad de Harvard, liderado por Rudolph Tanzi, ha encontrado que el hipocampo puede producir entre 700 y 1.500 nuevas neuronas cada día.

Hipocampo.

Getty Images
El ejercicio consigue acelerar la maduración de células madre a células adultas totalmente funcionales.

Quizás esto pueda no parecer mucho si tenemos en cuenta la vasta galaxia de neuronas que poseemos, pero incluso este pequeño número tiene valor, ya que mantiene activas muchas conexiones neurales ya existentes.

Así, si bien la mayoría de los cerebros puede desarrollar nuevas células, el objetivo de la ciencia ahora es encontrar las mejores maneras de hacerlo.

La idea sería que, si se puede aumentar el número de neuronas aún más a través de la neurogénesis, se podría intensificar la función principal del hipocampo y mejorar la forma en que las personas aprenden nueva información y acceden a la memoria a corto y largo plazo.

Los resultados de este estudio respaldan el vínculo entre ejercicio y neurogénesis.

Se encontró que el ejercicio aeróbico durante ocho semanas puede doblar la ratio de generación de nuevas neuronas en el hipocampo, en relación a aquellos sujetos que no realizan ejercicio.

Además de producir BDNF, el ejercicio aeróbico podría ayudar a aumentar la producción hepática de una enzima (Gpld1), que también puede ayudar con la neurogénesis.

Sabemos que el ejercicio consigue acelerar la maduración de células madre a células adultas totalmente funcionales y fomenta el principal mecanismo celular existente para el aprendizaje y la memoria, denominado aprendizaje a largo plazo. Todos estos elementos son clave para fomentar el aprendizaje y la memoria.

¿Cómo reducir el riesgo de enfermedades como el alzhéimer?

Aunque estos hallazgos provienen de estudios en animales, las personas podrían obtener los mismos beneficios cerebrales a través del ejercicio aeróbico. En este momento, no hay sustituto para el ejercicio regular para ayudar con la neurogénesis.

Mujer haciendo deporte.

Getty Images
Cualquier ejercicio físico que aumente la frecuencia cardíaca es ideal.

Sin embargo, no está claro qué tipo de ejercicio aeróbico funciona mejor, ni cuánto tiempo y cuánto es suficiente. Existen datos que sugieren entre 120 y 150 minutos recomendados de ejercicio de intensidad moderada por semana.

Estudios apuntan a la natación como uno de los deportes más completos. Promueve un claro beneficio cognitivo (mejoras en procesos atencionales, flexibilidad cognitiva, memoria) tanto en jóvenes como en personas mayores.

No obstante, cualquier ejercicio físico que aumente la frecuencia cardíaca, como usar usar una cinta de correr, andar en bicicleta o caminar con fuerza, son ideales. El cerebro en movimiento aprende más rápido.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PpyNdI_pg38

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.