Por denunciar, Solalinde sabe que su vida está “en un hilo”
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Por denunciar, Solalinde sabe
que su vida está “en un hilo”

Por Redacción Animal Político
30 de junio, 2011
Comparte

Alejandro Solalinde. FOTO: Cuartoscuro

Lo que me va a parar es un tiro aquí”, declara el padre Alejandro Solalinde mientras se señala con el dedo índice la frente, como simulando un balazo.

Después de denunciar el supuesto secuestro de un grupo de migrantes centroamericanos, el sacerdote católico sabe que su vida está un hilo, pero no tiene miedo. Más bien tiene “ansias” de que las autoridades actúen, investiguen y se resuelva el caso.

Solalinde Guerra, quien coordina la Pastoral de Movilidad Humana Pacífico Sur del Episcopado mexicano, es claro. Denunció que por lo menos 129 migrantes presuntamente fueron secuestrados en la localidad de Medias Aguas, en el sur veracruzano, quienes habían llegado de Ixtepec, Oaxaca.

En entrevista para Animal Político, el sacerdote católico explica que los que estaban en el tren procedentes de la comunidad oaxaqueña, “eran ya para salir 250”, pero de esos, los que entraron al albergue que él administra, Hermanos en el Camino, fueron cerca de 200. De ese total, solamente 129 personas se registraron y ese podría ser el número de los secuestrados.

Precisa que 46 eran de origen salvadoreño, 40 hondureños, 39 guatemaltecos, seis nicaragüenses y “había un número indeterminado de chiapanecos, también muy humildes”.

Los cónsules de Honduras y de El Salvador ya “se hicieron presentes” para recibir sus fichas de los desaparecidos y hasta ayer faltaba el de Guatemala, aunque “también ya entramos en contacto con él”.

Sabemos que este asunto de los secuestros y de abusos contra migrantes, por casos anteriores, están vinculados con el crimen organizado. ¿Usted ha recibido información para sospechar que este caso sea similar?

Sí, por supuesto. Aquí primero hay que entender que es territorio de “Los Zetas” y que ellos pueden tener sus “zetitas”; “zetitas” como una especie de franquicias, de concesiones, ellos se arreglan entre sí en términos de dinero, “Los Zetas” los protegen pero finalmente todos son ellos.

Quiero creer que no son tan sanguinarios algunos de ellos, otros sí, pero son los que han accedido del nivel centroamericano, ellos sí se han pasado, los mexicanos al menos no habían o no eran tan sanguinarios.

Pero también consideremos que no están solos, detrás de ellos hay funcionarios públicos, hay corporaciones policiacas, hay que entender que “Los Zetas” son como una empresa, que tienen ya contratados policías de diferentes órdenes de gobierno, corporaciones, también tienen ministerios públicos, jueces, es una mafiotota, ¿eh?

¿Y eso por qué lo digo? No lo inventé, no me lo estoy sacando de la manga, es información que han dado directamente a la Secretaría de Gobernación.

¿Entonces para vencer el problema tendrían que irse primero contra funcionarios que están solapando y que permiten que estas redes estén operando?

Yo creo que a corto plazo a lo mejor sí, pero el problema es quién lo va a hacer, quién va a estar tan limpio, quién no va a estar en la corrupción, quién va a querer romper la impunidad, quién le va a poner el cascabel al gato.

A largo plazo no queda otra más que empezar desde ahorita a educar a los niños y a los jóvenes para que se valore al ser humano, reeducándose en nuevas prácticas. Las instituciones están haciendo acciones fallidas, necesitan ponerse las pilas y empezar a cumplir con su objetivo original para lo que fueron hechas, incluso la esencia de la Iglesia católica es evangelizar, pero si no evangeliza, es un omelette sin huevo, así de fácil. Es nada.

Es un trabajo a largo plazo, ¿pero entonces a quién le correspondería empezar a hacerlo?

A todo mundo y educando a todo mundo, a la familia, ponerse las pilas y educar a los hijos, ahí es donde pueden ayudar, educar a los pequeñitos que son inocentes, educar al ser humano; después la escuela, que se ha convertido hoy en un grillero, es una instancia política, es pura grilla, se han olvidado realmente de su fin primordial que es educar, transformar, es una vergüenza que todavía tengamos líderes al estilo del priismo antiguo, es una vergüenza, es una bofetada para México.

Hoy muchos maestros se preocupan más por sus reivindicaciones económicas que por la educación, por sacar a México adelante, no sé dónde quedó la tarea original.

Y luego la Iglesia también tiene que invertir en la evangelización, en la educación, en el testimonio. Nuestra vida como sacerdotes, como obispos, no debe ser la misma, lo que estamos dando no alcanza, somos gente decente que tiene una vida sedentaria, respetable, pero eso no es suficiente, tenemos que salir de nuestros esquemas, de nuestros moldes, de nuestras ataduras, salir a la calle, ir con la gente, caminar con ellos, ensuciarnos las manos, tener otro tipo de mentalidad y obviamente otro tipo de seminarios, otro tipo de formación, la formación en los seminarios no debe seguir como va porque siguen sacando al mismo credo que va a la burocracia, al culto, más que a las grandes masas. La Iglesia católica es consciente de que no está llegando a las grandes masas.

Y la última instancia es el gobierno, el gobierno debe poner más énfasis en campañas educativas en la misma población que estar invirtiendo más en las campañas políticas y todo su afán. Qué vergüenza que piense en afianzar un hueso más que le importe el ser humano.

Usted está haciendo una denuncia muy grave y muy delicada, sobre todo con la posible presencia del crimen organizado. ¿Ha recibido alguna amenaza?

Por esta vez, todavía no, pero siento que mi vida está en un hilo, pero le digo, yo no voy a variar por más amenazas, tengo una misión y esa misión me la ha encomendado Cristo, lo único que me puede parar es él. Como dije en una reunión en la que me asignaron medidas cautelares y en la que estaba gente del gobierno: con medidas cautelares o sin medidas cautelares, yo voy a seguir, lo que me va a parar es un tiro aquí.

¿Ha tenido medidas cautelares entonces, protección, apoyos?

Las he tenido relativamente porque para empezar, el gobierno de Oaxaca, no sé si todavía no ha recibido el dinero, no lo sé, pero llevó una camioneta para los policías que me acompañan a mí, que con trabajos llega, transita con mucho 15 kilómetros. Se para, no sirve la bomba. Si se rompe el parabrisas, los policías tienen que estarlo pagando de su dinero. Yo les apoyo con la comida, a veces ellos tienen que comprar su comida y si yo tengo que venir a estos viajes (al DF), por ejemplo, no me pueden acompañar porque imagínese en qué camioneta vienen, en camión de primera no pueden dejar gente armada.

¿Tiene miedo?

No, no, no, para nada. ¿Sabe qué tengo? Ansias de que esto se acabe. Tengo ansias y hambre de que se descubra la verdad, tengo ansias de que esto cambie. Tengo ansias de justicia. Miedo no tengo y tampoco me preocupa mucho mi vida de cara a personas que están sufriendo.

Y no me frustro porque tengo esperanza. Yo sé que la última palabra no la tienen ni “Los Zetas”, ni la máxima delincuencia organizada, ni ningún cártel de México. La última palabra no la tiene el gobierno, la tiene Dios, la tiene Jesús. A mí me podrían matar pero sería contra Dios contra quien estarían luchando, contra Dios, yo sólo soy su achichincle, soy solamente su servidor, es todo.

El padre Solalinde, vestido todo de blanco, termina su plática para continuar con su agenda contra el abuso a migrantes. Mostrando un escapulario en el cuello, se dirige a inaugurar una muestra de artistas plásticos denominada “Rostros de la migración”, en plena colonia Roma, para posteriormente seguir insistiendo y darle seguimiento a su reciente denuncia. Se ve tranquilo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El país que con solo 12 camas con oxígeno se enfrentó al COVID y logró contener la pandemia

Con solo siete médicos por cada 100 mil habitantes, Senegal ha sido elogiado por su manejo de la epidemia de coronavirus.
8 de octubre, 2020
Comparte

A pesar de tener solo siete médicos por cada 100.000 habitantes, Senegal se ha ganado no pocos elogios por su manejo de la pandemia de coronavirus. Mayeni Jones y Naomi Scherbel-Ball, de la BBC, analizan cómo este país africano logró mantener a raya a la covid-19.

“Cuando llegó el primer caso, estábamos muy ansiosos y yo me enojé porque era un caso importado”, cuenta la doctora Khardiata Diallo, quien coordina el centro de tratamiento epidémico del Hospital Fann en la capital, Dakar.

“Nos preocupaba la falta de equipamiento para tratar el coronavirus, había solo 12 camas con suministro limitado de oxígeno para todo el país“.

Los médicos del Hospital Fann ahora pueden monitorear a los pacientes usando cámaras, como medida para minimizar el contacto.

BBC
Los médicos del Hospital Fann ahora pueden monitorear a los pacientes usando cámaras, como medida para minimizar el contacto.

Eso fue a finales de febrero, cuando un ciudadano francés regresó a Dakar, después de unas vacaciones en un centro de esquí, con fiebre, dolor de garganta y dolor de cabeza.

Fue el primer caso de covid-19 en Senegal y el segundo caso reportado en África subsahariana.

Diallo, que formó parte del equipo que trató el único caso de ébola del país durante el brote que afectó a África occidental en 2014 y tiene experiencia en brotes de cólera en los últimos 15 años, sabía que debían actuar rápido para contener la pandemia.

Tests gratuitos las 24 horas

Sus colegas del prestigioso Instituto Pasteur de Dakar, que en febrero fue uno de los dos laboratorios de África que podían realizar pruebas de coronavirus, capacitaron a personal de decenas de otros países sobre cómo realizar las pruebas.

Ibrahima Diop, quien contrajo coronavirus en Senegal en abril.

BBC
Ibrahima Diop fue primero diagnosticado y tratado por malaria cuando contrajo el nuevo coronavirus en abril.

En abril, 43 países del continente africano podían diagnosticar covid-19 de manera efectiva.

Hoy en día, el laboratorio en Dakar funciona las 24 horas y las pruebas se han extendido por todo el país.

Los tests para aquellos que tienen síntomas son gratuitos y los resultados se obtienen en ocho horas.

Si bien ha habido preocupaciones sobre el bajo número de pruebas en todo el continente, el Centro Africano para el Control de Enfermedades está apoyando a los países para aumentar los niveles de testeo y hay esperanzas de que los kits de diagnóstico baratos puedan ayudar.

El Instituto Pasteur ha sido crucial en este esfuerzo, ya que su virólogo jefe, Amadou Sall, se asoció con la firma británica Mologic para desarrollar dos kits de prueba caseros:

  • Uno para probar si alguien tiene el virus actualmente, similar a las pruebas PCR de laboratorio
  • El otro para comprobar si alguien ha desarrollado anticuerpos contra el coronavirus de una infección anterior

La fabricación de la prueba de anticuerpos ya comenzó y deberían lanzarse en las próximas semanas, explica Sall.

Funcionará como un test de embarazo, con un costo cercano a US$1 y con resultados en solo 10 minutos.

Mientras, la prueba para determinar si alguien tiene coronavirus se ha retrasado y está siendo validada por la Escuela de Medicina Tropical de Liverpool, pero hay esperanzas de que aún esté disponible antes de fin de año.

Un mayor nivel de pruebas también deberían ayudar a realizar diagnósticos tempranos.

Gente con mascarilla en un autobús en Dakar.

BBC
El uso de mascarillas es obligatorio en Dakar.

Ibrahima Diop, de 29 años y quien trabaja en un call center en Dakar, se enfermó en abril y fue tratado inicialmente por malaria.

Ante la insistencia de su madre, quien trabajaba en un hospital, fue a que le hicieron la prueba y le diagnosticaron coronavirus, junto con 60 de sus colegas. Recibió rápidamente tratamiento y fue dado de alta del hospital en una semana.

Su caso mostró la necesidad de que las personas se realicen pruebas en un país donde los síntomas pueden confundirse fácilmente con la malaria, algo que las autoridades han enfatizado durante sus sesiones informativas televisadas diariamente sobre el coronavirus.

Cantar para combatir el virus

Un índice de respuesta global a la covid-19 de la revista Foreign Policy otorgó a Senegal la puntuación más alta posible por su estrategia de comunicación, a la que se unieron los mejores músicos del país para informar a la gente.

En abril, se juntaron para lanzar Daan Corona, que significa “Derrotar al coronavirus” en wolof, el idioma local.

En la canción, el famoso músico senegalés Youssou Ndour pide a la gente que se quede en casa y se lave las manos.

https://www.youtube.com/watch?v=qwT19-up78M


También hay coloridos murales en la universidad más antigua de Senegal que muestra a los estudiantes las técnicas adecuadas para evitar la transmisión del coronavirus.

En algunas áreas se instalaron lavabos públicos para que la población pueda lavarse las manos.

En los primeros días de la pandemia, se implementaron otras medidas preventivas, incluida la declaración del estado de emergencia, el cierre total de las escuelas y un toque de queda nocturno.

Los restaurantes, supermercados y bancos se apresuraron a introducir controles de temperatura en sus entradas.

Mural en Dakar de un hombre tosiendo en su codo.

BBC
Murales en Dakar muestran los métodos para evitar la propagación del virus.
Lavabos públicos en Dakar.

BBC
Los lavabos públicos se ven en varias calles de Dakar para que la gente pueda lavarse las manos.

Si bien algunas de esas medidas fueron levantadas, en las calles de Dakar las mascarillas siguen siendo obligatorias, una regla que se introdujo ya en abril.

Hoy en día, las 14 regiones de Senegal están equipadas para tratar a pacientes con coronavirus.

En la sala para los enfermos graves de coronavirus del Hospital Fann de Dakar, Oumar Kane monitorea a su último paciente con coronavirus que depende de un respirador.

El hombre de 58 años ha sido tratado allí durante poco más de una semana, y es diabético.

Para minimizar el contacto, las cámaras de la sala se conectan a una pantalla fuera.

Anuncio de la hermandad musulmana Mouride en el que le pide a la población que use mascarillas.

BBC
La popular hermandad musulmana Mouride le pide a la población que use mascarillas.

Pero en marzo, cuando los casos en Senegal comenzaron a aumentar, el doctor Kane recuerda una situación muy diferente.

“El problema era que solo teníamos 10 camas con respiradores y había momentos en que recibíamos llamadas pidiendo una cama pero no podíamos recibir al paciente”, recuerda.

“Esa demanda continuó durante unas tres semanas, hasta que se equiparon otros hospitales”.

El número de casos diarios registrados ha ido disminuyendo desde mediados de agosto.

Senegal, que tiene una población de 16 millones de personas, solo había registrado hasta esta semana 15.000 casos positivos y poco más de 300 muertes.

Su estrategia para contener el virus se ha adaptado y muchos pacientes con síntomas leves ahora son tratados en casa, con personal médico monitoreando su estado de forma remota desde el hospital y entregando medicamentos.

El desafío de la peregrinación musulmana

Cuando los vuelos internacionales reabrieron en julio, existía la preocupación de que hubiera un aumento en los casos.

Senegal, como muchos otros países africanos, ha pedido a los visitantes que presenten una prueba negativa fechada no más de una semana antes del viaje.

A su llegada, se toma la temperatura de los pasajeros.

En la tumba del fundador de la hermandad Mouride se suelen concentrar grandes concentraciones durante la peregrinación de Grand Magal.

AFP
En la tumba del fundador de la hermandad Mouride se suelen concentrar grandes concentraciones durante la peregrinación de Grand Magal.

Estas medidas parecen haber funcionado, como muestra el bajo número de casos importados.

Se espera que esta semana cuatro millones de personas asistan a la fiesta anual más grande del país, el Grand Magal de Touba.

Es una peregrinación histórica a Touba, que se encuentra a 190 km al este de Dakar y es el hogar espiritual de la hermandad musulmana Mouride.

Los peregrinos hacen cola durante horas en las calles de la ciudad para llegar a la Gran Mezquita y al mausoleo del fundador de la hermandad.

Si bien los carteles alrededor de la capital muestran al líder de la comunidad pidiendo a sus seguidores que usen mascarillas, reunir a un número tan grande de fieles en un solo lugar será una prueba crucial cuando el país busca mantener el progreso logrado.


Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=0MknUIeXFIg

https://www.youtube.com/watch?v=RaH9rA2Kdxw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.