10 puntos sobre el gasto electoral en México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

10 puntos sobre el gasto electoral
en México

Por Francisco Sandoval Alarcón
13 de julio, 2011
Comparte

Destrucción de credenciales de elector que los ciudadanos no recogen. FOTO: Cuartoscuro

Por cada 100 pesos que México  destina a la ciencia y la tecnología, se gastan 50 para actividades electorales, establece un estudio realizado por la Dirección de Servicios de Documentación, Información y Análisis de la Cámara de Diputados.

Según el informe, en los últimos 11 años se han destinado más de 117 mil millones de pesos a los órganos y dependencias encargados de organizar, vigilar y procurar justicia en los comicios electorales.

El dinero equivale al salario mínimo que han ganado alrededor 2 millones de obreros en el país.

Uno de los datos reveladores es que en este mismo periodo, el Instituto Federal Electoral (IFE) ha gastado 7 mil 896.1 millones de pesos (mdp) en actividades que no especifican, además de destinar 39 mil 227.9 mdp para los partidos y agrupaciones políticasen el país.

Para que conozcas mejor el gasto destinado a instituciones como el IFE, el Tribunal Electoral (TE) y la Fiscalía Especial para Delitos Electorales (FEPADE), Animal Político te presenta 10 puntos sobre el gasto de estas tres instancias electorales.

1.- Durante el periodo 2000-2011, el presupuesto público federal ejercido y aprobado para el IFE, el TE y FEPADE fue de 117 mil 464.1 mdp.

Basura electoral.//FOTO: Cuartoscuro

Sólo el 2011, la Cámara de Diputados aprobó para estos tres organismos electorales 12 mil 604.4 mdp, de los cuales, al IFE le asignaron 10 mil 499.0 mdp, al TE 1 mil 998.9 mdp y a la FEPADE 106.6 mdp.

2.- La cantidad aprobada para los tres organismos electorales en los últimos 11 años, es el equivalente a los recursos que en el 2009 la Asociación Nacional de Banqueros (ABM) y Fundación Televisa, reunieron para apoyar a 85 mil alumnos de escasos recursos con el fin de continuaran sus estudios.

3.- En estos 11 años, el IFE ha recibido 101 mil 258.3 mdp de la siguiente manera:

IFE (mdp)

2000

8,300.60

2001

5,294.20

2002

5,850.70

2003

10,976.80

2004

5,531.10

2005

6,329.80

2006

11,892.10

2007

8,526.80

2008

7,967.03

2009

11,981.50

2010

8,631.77

2011

10,499

 

4.- Por su parte, el TE ha recibido 15 mil 061.1 mdp:

TE (mdp)

2000

1,016.19

2001

695.65

2002

713.79

2003

965.52

2004

854.61

2005

1,129.91

2006

1,046.43

2007

1,045.75

2008

1,434.17

2009

1,933.50

2010

1,909.90

2011

1,998.90

5.- La FEPADE ha recibido mil 144.7 mdp:

FEPAFE (mdp)

2000

51.28

2001

59.23

2002

70.83

2003

84.56

2004

107.95

2005

135.91

2006

120.58

2007

112.84

2008

108.18

2009

97.85

2010

130.60

2011

106.60

6.-Por cada 100 pesos ejercidos para los renglones de ciencia y tecnología en la última década, se erogaron en promedio 50.1 pesos para actividades electorales (IFE, TE y FEPADE).

En el  2011, por cada 100 pesos aprobados para ciencia y tecnología, se aprobaron 41.4 pesos para actividades electorales.

En el 2000, la relación entre el gasto en ciencia y tecnología y actividades electorales era casi de 100 pesos por cada 100 pesos(uno a uno).

El costo promedio por voto fue de 180.08 pesos.//FOTO: Cuartoscuro

7.- Si se suma el gasto público federal para las actividades electorales y lo dividimos con el número de integrantes que conforman el padrón electoral, es posible acercarse al costo promedio del voto para el proceso electoral federal que se realizó en julio del 2009.

Si tomamos en cuenta que el gasto de ese año (2009) fue de 14 mil 012.8 mdp y que el padrón electoral reportado por el IFE para ese proceso fue de 77 millones 815 mil 600 personas, el costo promedio por voto fue de 180.08 pesos.

Sin embargo, en esa elecciones votaron 40 millones 033 mil 191 personas, los que representa el 51.45% del padrón electoral, arrojando un costo por voto de 350 pesos.

8.- El presupuesto público federal para las actividades electorales en México de 2000 a 2011, ha presentado el siguiente comportamiento:

Si se comparan las cantidades erogadas en los años que se realizaron elecciones federales (2000, 2003, 2006 y 2009), con los años que no se han realizado elecciones (2001, 2002, 2004, 2005, 2007 y 2008), el costo es significativamente alto:

Gasto electoral de 2000 a 2011:

9.- De 2000 a 2011, el IFE ha recibido ingresos del erario público por 101 mil 258.3 mdp, distribuidos de la siguiente manera:

*39 mil 227.9 mdp para los gastos de partidos y agrupaciones políticas.

*21 mil 899.5 mdp para actualizar el padrón electoral y expedir la credencial para votar.

*11 mil 92.3 mdp para diseñar políticas públicas y las estrategias para su implantación (planeación, concertación y control).

*5 mil 573.9 mdp para el apoyo al proceso presupuestario y mejorar la eficiencia institucional.

*5 mil 805.1 mdp para difundir los derechos y obligaciones de los ciudadanos (capacitar y educar para el ejercicio democrático ciudadano).

*8 mil 183.8 mdp de apoyo a la organización y logística de los procesos electorales.

*433.3 mdp de apoyo a la función pública y el mejoramiento de la gestión.

*425.3 mdp para la fiscalización de recursos.

*585.3 mdp para formar servidores públicos.

*7 mil 896.1 mdp para otras actividades (no especifica cuáles).

*45.3 mdp para la Presidencia del Consejo General.

10.- En el ejercicio fiscal 2007, la Presidencia de la República propuso un gasto para el IFE por 8 mil 154 mdp, pero los diputados aprobaron 7 mil 434.39 mdp. Lo anterior significó un recorte por 720 mdp.

Por ese recorte, el Presidente y el Secretario Ejecutivo del IFE  presentaron una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, al considerar que la Cámara de Diputados incurrió en invasión de facultades exclusivas que la Constitución le otorga al IFE.

El 12 de junio del 2007, con 6 votos a favor y 5 en contra, los ministros de la Corte desecharon la controversia promovida por el IFE.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Coronavirus: ¿puede realmente la llegada del verano limitar la propagación del covid-19?

A medida que aumentan las temperaturas en el hemisferio norte, que lentamente va saliendo del invierno, han empezado a circular versiones de que la propagación del nuevo coronavirus va a aminorar. ¿Es realmente así? ¿Influyen el frío y el calor en la propagación de este nuevo coronavirus?
2 de marzo, 2020
Comparte
Coronavirus

Getty Images
En el caso de la influenza, el invierno es el momento en que se producen más contagios.

Tras confirmarse los primeros casos del nuevo coronavirus en México la semana pasada, el secretario de Salud, Jorge Alcocer, destacó un punto que les juega su favor: la aproximación del fin del invierno.

Alcocer no ha sido el único en considerar el inicio de las temperaturas más cálidas, con el cambio de estación, como un factor de peso en la propagación del virus.

El presidente estadounidense, Donald Trump, también expresó su convicción de que para el mes de abril, con el ascenso de las temperaturas en el hemisferio norte, el problema desaparecería por sí solo.

Y un simple vistazo a los mapas que muestran la distribución del covid-19, con la gran mayoría de los infectados en el hemisferio norte, parece dar la razón a este argumento.

Entonces, ¿es realmente posible que el nuevo coronavirus siga el mismo patrón de la gripe común, y su propagación se vaya desacelerando con la llegada del buen tiempo?

Por temporadas

Según le explica a BBC Mundo Marcos Espinal, Director del Departamento de Enfermedades Transmisibles y Determinantes Ambientales de la Salud de la Organización Panamericana de la Salud, “aún es temprano para decir que el virus tendrá temporadas, pero si nos basamos en los patrones de los virus que producen la gripe o la influenza, esto puede ser esperable“.

Investigaciones sobre la influenza, dice Espinal, muestran que “este tipo de virus tiende a ser más activos y más agresivos en el invierno que en el verano”.

Pareja caminando por una calle vacía

Getty Images
En invierno, la gente tiende a pasar menos tiempo al aire libre, y se reúnen en lugares cerrados, donde hay gran proximidad entre unos y otros.

Por un lado, esto se debe a que la gente suele pasar menos tiempo al aire libre y se aglutina en lugares interiores, en los que se reduce la distancia interpersonal, y eso aumenta el riesgo de contagio.

Pero también se debe al modo de transmisión. Sabemos que el coronavirus se esparce a través de las microgotas que una persona infectada expulsa por la nariz y la boca cuando tose o estornuda.

Estas gotas se transmiten de manera más eficiente en ciertas condiciones climáticas.

“En el invierno, cuando hay vientos fríos y menos humedad, estas gotitas tienden a durar más en el ambiente y por ello los virus se mantienen más activos”, explica Espinal.

“Con el calor, en cambio, se destruyen más rápido”. Por esta razón, la transmisión resulta menos eficiente

No obstante, aclara el experto, si bien esta información es válida para la influenza y para otros coronavirus, “este es un virus nuevo, y no se sabe al 100% si se comportará de esta manera”.

“Hay que esperar y seguir estudiando: todos los días estamos aprendiendo algo nuevo sobre el coronavirus”.

Cautela

Benjamin Cowling, profesor de Epidemiología de la Universidad de Hong Kong, se muestra cauto a la hora de vincular la propagación del covid-19 (la enfermedad que provoca el nuevo coronavirus, SARS-CoV-2) al clima.

“No contamos con evidencia de que la transmisión pueda cambiar sustancialmente durante los meses de invierno”, dice en relación a la falta de estudios sobre el nuevo coronavirus originado en la provincia china de Hubei.

Personal sanitario tomando medidas precautorias.

Getty Images
Dada la falta de certeza sobre su propagación, es crucial continuar tomando medidas para frenar el contagio.

“El efecto del clima, ya sea la temperatura, la humedad o el comportamiento de la población, no cambia tanto la transmisibilidad del virus”, argumenta. Y cita el ejemplo del brote de gripe que se propagó en 2009 en el invierno boreal, pero que continuó durante la primavera “e incluso un poco durante el verano”.

El experto reconoce que este tipo de infecciones se trasmite menos en el verano, pero recalca que “aún no sabemos si con el nuevo coronavirus ocurrirá lo mismo o no”.

Marc Lipsitch, profesor de epidemiología de la Universidad de Harvard, en EE.UU., también expresa cautela.

Si bien se ha demostrado en el laboratorio que el aire más seco del invierno favorece la transmisión de la influenza, “no se han hechos estudio específicossobre el rol de la humedad en los coronavirus y otros virus respiratorios, además de la gripe”.

La relevancia de la humedad, insiste Lipstich, se desconoce, y pueden haber otros factores —como la duración del día o la radiación ultravioleta, por ejemplo— que sean importantes en el caso del coronavirus.

“Simplemente no lo sabemos”.

De un hemisferio al otro

En relación a la prevalencia invernal de la gripe, “hay que tener en cuenta que se da en un contexto en el que mucha gente está inmunizada”, le explica a BBC Mundo Benjamin Cowling.

Playa en Uruguay

Getty Images
El hemisferio sur todavía disfruta del verano, pero si el covid-19 se ve afectado por las estaciones, el foco podría pasar del norte al sur.

Por otro lado, esta no es una enfermedad tan transmisible, por eso “el único momento en que puede expandirse más es el invierno”.

En cambio, como el covid-19 es una enfermedad nueva a la que nadie antes estuvo expuesto, “hasta donde sabemos, todo el mundo es susceptible”, señala el epidemiólogo.

“Puede que (el coronavirus) también prefiera esparcirse en invierno, pero creo que también podrá hacerlo durante el verano”.

En las próximas semanas, dice, tendremos la posibilidad de despejar estas dudas.

“Si vemos cómo se transmite en los países tropicales donde ya ha llegado, particularmente en lugares como Malasia, Indonesia o Vietnam, si hay un brote o si la situación se mantiene igual, podremos ver si la temperatura realmente ayuda (a frenar su propagación) o no”.

Espinal también cree que los meses de abril y mayo serán clave.

Y advierte que, si se confirma que sigue un patrón similar al de la gripe, que se guía por el cambio de estación, “habrá que tener en cuenta que el invierno va a llegar al hemisferio sur, a Argentina, Australia, Uruguay…”.

Dada la falta de certeza, los organismos de salud enfatizan la importancia que continuar implementando todas las medidas de seguridad posibles para evitar que el covid-19 se transforme en una pandemia.

Recudir contagio coronavirus

BBC

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://youtu.be/OVd1oYV3Qbc

https://youtu.be/aI0x5b8nOcc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts