close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
close
En el PRI ya no caben las “rupturas”: Humberto Moreira
Por Francisco Sandoval Alarcón (@MrTerremoto)
24 de julio, 2011
Comparte

Ante un escenario de poco menos de mil consejeros políticos priistas, entre los que se encontraban  gobernadores, alcaldes, diputados, senadores y líderes sectoriales y gremiales de todo el país, el presidente nacional del PRI, Humberto Moreira,  lanzó un mensaje para evitar rupturas y deslealtades en el partido, rumbo a las elecciones presidenciales de 2012.

Corbata roja, camisa blanca y traje negro, el “profesor Moreira”, como lo llaman en su partido, les dijo a sus correligionarios que era el momento de un nuevo entendimiento y hasta les explicó cómo: Cordial, animoso, participativo e incluyente.

Se avalentó y dijo: —En el PRI de esta hora, que quede muy claro, ya no caben las rupturas—.

Todo para probarle a la ciudadana que son un partido confiable, con fuerza, legítimo, pero sobre todos las cosas, agregó el priista, limpio,  en el que no haya —lugar para la deslealtad—.

Humberto Moreira con periodistas

El escenario fue el auditorio “Plutarco Elías Calles” del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI, donde este sábado, después del mediodía, se dieron cita poco menos de mil priistas de todo el país para celebrar la  LIV Sesión Ordinaria del Consejo Político.

El tema más importante de la orden del día, fue la solicitud de Humberto Moreira para convocar a la renovación del Consejo Político, órgano que entre sus primeras atribuciones tendrá que elegir al candidato presidencial de 2012.

Peña Nieto no acude

Once de diecinueve gobernadores priistas, decenas de alcaldes, diputados, senadores,  líderes de todas las agrupaciones nacionales, además de invitados especiales, como el caso del fugaz delegado de Iztapalapa por el Partido del Trabajo, Rafael Acosta Ángeles, “Juanito”, fueron los asistentes a la reunión.

Casi todos portando alguna prenda o distintivo rojo, como los pines del partido que se vendían en las inmediaciones del edificio del CEN, ubicado sobre la avenida Insurgentes.

Una especie de pasarela roja donde los más populares, al final de la sesión, fueron Humberto Moreira y el senador Manlio Fabio Beltrones, a quienes otros consejeros detenían para pedirles que se tomaran una foto con ellos, pero también, en algunos casos, aprovechaban para pedirles citas.

El gobernador Enrique Peña Neto fue uno de los convocados pero no acudió. Su ausencia fue un acuerdo pactado por la dirigencia para no adelantar vísperas y evitar manifestaciones de apoyo alrededor de su figura. No así el resto de los consejeros del Estado de México, que desde su arribo a la sede del PRI colocaron una mesa especial -con el nombre del estado-, para registrar a sus representantes y ya de paso dejar sentir su presencia.

Durante la sesión, incluso, los consejeros mexiquenses fueron los que más gritos y bulla hicieron cada vez que, los oradores,  hacían referencia del triunfo electoral obtenido el 3 de julio.

Presumen disminución de deuda

Las finanzas del PRI nacional en el primer trimestre de la era Moreira como presidente, fue el segundo punto de mayor relevancia que se abordó en  la agenda del Consejo Político priista.

Manuel Aguilera Gómez, secretario técnico del Consejo, se encargó de presentar el informe sobre los pesos y centavos gastados por el Partido y de cómo pintan las finanzas para las elecciones de 2012.  Esto, tras venir arrastrando un pasivo  de once años por 559.2 millones de pesos y que se redujo a 225.4.

Su discurso, fue el que arrancó los primeros aplausos del día, que se dieron cuando explicó la forma en que se disminuyó la deuda de 168.8 millones de pesos que tenían con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

—Esa cantidad, después de tres meses de negociación, revisiones y confrontas, logramos reducir lo requerido por el IMSS a 26.5 millones de pesos—.

Otro de los logros que presentó Aguilera en su reporte, fue una negociación que hicieron con los dueños de una empresa de seguridad privada que en el 2006 los había demandado.

Expuso que debido al juicio, en el 2009 se había ordenado el embargo de los edificios del Comité Directivo del Distrito Federal del PRI y del Instituto de Capacitación y Desarrollo Político, que estuvieron a nada de irse a remate por 15.5 millones de pesos, cuando su valor era de 80.

—Logramos negociar en 13.8 millones de pesos, teniendo un ahorro de 1.7 millones de pesos y quedando a salvo nuestros inmuebles—.

De las multas impuestas por el Instituto Federal Electoral (IFE) en el  ejercicio 2009, determinadas en 25 millones de pesos, explicó que aún quedan pendientes por pagar 4.4 millones, así como otros 15 millones de pesos más, que según estima,  les impondrá el IFE para el ejercicio 2010.

Con todo y que las cifras siguen mostrando pasivos por más de 200 millones de pesos, Aguilera sostuvo que cerraran el año con números positivos y sin adeudos.

—El manejo de las finanzas no será ni representará un riesgo para las elecciones federales y en especial para la campaña presidencial—, expuso casi al final del informe por el que fue vitoreado.

Beltrones pide definir candidato con propuesta

—La unidad es un punto de llegada, no es un punto de partida—, señaló el senador Manlio Fabio Beltrones, cuando se le preguntó sobre el mensaje que minutos antes había dado el presidente nacional del PRI, en clara alusión al proceso que se les avecina por la elección del candidato presidencial.

Comentó que a un año de las elecciones de 2012, lo más importante para el PRI es definir  el objetivo de su lucha política y el proyecto de país que quieren, pues no hacerlo de esa forma sería un error.

—Cómo nos imaginamos México dentro de 25 años; ponerlo en un documento, plasmarlo y después encontrar quién nos va a llevar a la victoria electoral para cumplir con ese proyecto. Hacerlo al revés sería un despropósito—, señaló Beltrones, quien públicamente ha mostrado su interés por participar en la contienda interna de su partido, aun cuando las encuestas parecen favorecer al gobernador Peña Nieto.

A los aplausos y agradecimientos que se dieron a la pasada presidenta del PRI, Beatriz Paredes, la acompañó una lluvia de serpentinas de colores verde, rojo y blanco, los colores del partido que por más de 70 años gobernó el país y que, desde hace once, anhela regresar a la silla presidencial.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte