¿30 años de cárcel por tuitear?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿30 años de cárcel por tuitear?

Por Omar Granados
29 de agosto, 2011
Comparte

¿[email protected] censurados?

Luego que dos tuiteros fueran arrestados por  la Agencia Veracruzana de Investigaciones (AVI) del gobierno del priista Javier Duarte acusados de actos terroristas por el gobierno y por “sembrar el pánico” entre ciudadanos de Veracruz, empiezan las reflexiones sobre la libertad de expresión en las redes sociales. De acuerdo con las autoridades, los acusados habrían publicado avisos falsos de bomba en varios colegios veracruzanos vía Twitter usando las etiquetas #verfollow y #Veracruz despertando el nerviosismo entre los habitantes de Veracruz.

Ese día, diversos medios reportaban que algunas escuelas pidieron a los padres de familia acudir por sus hijos por miedo a que dichas amenazas se cumplieran, ocasionando un colapso en el tráfico del centro de la ciudad, así como en la red de telefonía celular y en algunos correos electrónicos. Tras la alarma, el gobernador veracruzano, @Javier_Duarte, publicó un mensaje, también a través de Twitter, donde informaba que los mensajes publicados con las amenazas de bomba eran falsos:

“El 100% de las escuelas públicas abrieron sus puertas y reportan sus actividades sin ningún incidente, los niños y jóvenes están en clases”.

El titular de la Secretaría de Educación en Veracruz (SEV), Adolfo Mota, realizó un recorrido por varios centros educativos y aseguró ante medios de comunicación que las clases se habían “iniciado con normalidad”

El gobierno advirtió que perseguiría a los presuntos responsables de esta información y buscaría castigarlos utilizando el artículo 311 (del Código Penal de Veracruz). El artículo en cuestión tipifica el terrorismo:

Artículo 311.-A quien utilizando explosivos, substancias tóxicas, armas de fuego o por incendio, inundación o por cualquier otro medio realice actos en contra de las personas, las cosas o servicios al público, que produzcan alarma, temor, terror en la población o en un grupo o sector de ella, para perturbar la paz pública o tratar de menoscabar la autoridad del Estado o presionar a ésta para que tome una determinación, se le impondrán de tres a treinta años de prisión, multa hasta de 750 días de salario y suspensión de derechos políticos hasta por cinco años. A quien, conociendo las actividades de un terrorista y su identidad, no lo haga saber a las autoridades se le impondrán de uno a nueve años de prisión y multa hasta de ciento cincuenta días de salario“.

Entrevistado en torno a las críticas surgidas contra el gobierno estatal en torno a esta medida, Duarte subrayó: “No hemos censurado jamás a un medio de comunicación en las acciones que hemos tomado, siempre de cara, de frente a la sociedad nosotros hacemos lo que nos corresponde”.

Ya tenemos ubicado el origen de toda la desinformación de hoy, quiero informar q esto tendrá consecuencias legales Art. 311 (terrorismo)less than a minute ago via Twitter for BlackBerry® Favorite Retweet Reply

Tras los hechos, el 25 de agosto, autoridades de Veracruz detuvieron a dos presuntos implicados, acusados por el delito de terrorismo.

Los detenidos son Gilberto Martínez Vera, (@gilius_22) y Maruchi Bravo Pagola (@maruchibravo), periodista y exdirectora de Actividades Artísticas y Culturales de la Secretaría de Educación de Veracruz. El primero fue detenido por sus tuits y la segunda fue detenida por sus publicaciones en el muro de Facebook. Otros fueron citados a declarar, todos en riesgo de caer entre tres y 30 años de prisión por el delito de terrorismo.

Un ejemplo de lo que se puede leer en el Facebook de Maruchi Bravo Pagola.

Además, el procurador veracruzano, Reynaldo Escobar, dio una lista de tuiteros que podrían ser investigados: @balaceraver, @chingadanews, @titan1366, @maruchibravo, @veracruzanos1960, @rafaelcruzr, @o_omyz, @wartsial, @informer_1, @spartacusvera, @gerardo_guz, @vic_macarroco, @angjarosh@jacko1626, @nadia_gc y @pacopre. Estos últimos dos usuarios ya desactivaron sus cuentas y muchos otros borraron los tuits culpables:

#Verfollow confirmo en la Esc.¨Jorge Arroyo¨ de la Col. Carranza se llevaron 5 niños,grupo armado,Psicosis total en la zonaless than a minute ago via web Favorite Retweet Reply

Todo comenzó con la explosión de un vocho, esto se escucho en escuelas cercanas y los malos rumores corrieron como pólvora. #verfollowless than a minute ago via UberSocial for BlackBerry Favorite Retweet Reply

En un boletín oficial, la PGJE-Veracruz señalaba que su indagatoria acreditaba que los detenidos tenían la intención de trastornar la vida social, económica y educativa del Estado: “En la presentación correspondiente, los indiciados confesaron y aceptaron haber incurrido en el envío de información alarmista a través del Twitter y Facebook”,se leía.

Sin embargo, Fidel Ordoñez, abogado defensor de los tuiteros María de Jesús Bravo Pagola y Gilberto Martínez Vera, afirmó para Animal Político que  “es una arbitrariedad. Deben buscar a los verdaderos terroristas, aquellos que lanzaron lagranada en el acuario  de Veracruz.”

Ordoñez agregó que “no hay que olvidar que hace un par de semana  se lanzó una granada en el acuario de Veracruz, hubo muertos y todo mundo anda con psicosis porque a diario aparecen mantas en los puentes con amenazas de los Zetas. Eso es consecuencia de la falta de resultados de las autoridades”.

Darío Ramírez (@Expresate33), director de la organización de defensa de la libertad expresión Artículo 19 – México (@A19Media), afirmó para Animal Político que el proceso que sigue el gobierno de Veracruz contra los tuiteros mencionados representa “un uso faccioso del marco jurídico para limitar de manera absurda la libertad de expresión.” Además afirmó que la tendencia en el mundo es de limitar las expresiones en las redes sociales, sobre lo cual Ramírez agregó que “los límites a la libertad de expresión están muy claros y ninguno de esos límites es o hace referencia a la desinformación.”

Para el director de Artículo 19, a pesar de que algunos tuits hubieran causado caos en el orden público, “de ninguna manera podría equiparase esto con un acto terrorista.” Ramírez afirmó que el proceso legal contra los tuiteros “evidencia una clara falta de compromiso del gobierno veracruzano para invertir los recursos necesarios para perseguir delitos graves.”

Finalmente, Darío Ramírez afirmó que “la libertad de expresión tiene límites, no es un derecho absoluto como la vida. Los límites legales a la libertad de expresión están muy claros en la Constitución y en los tratados internacionales y hacen referencia a respetar los derechos de terceros, el honor y la reputación de una persona, salvaguardar el orden público, la salud pública o la seguridad nacional.” Los límites en el caso de las redes sociales serían los mismos “y se tiene que comprobar de manera fehaciente que alguna expresión u opinión tiene algún nexo causal directo con el delito que se imputa”, finalizó.

Aquí la respuesta del procurador en entrevista televisiva:

Recordemos que en Veracruz se registraron los asesinatos de los periodistas Miguel Ángel López Velasco, conocido como Milo Vela, el 20 de junio, y el de Yolanda Ordaz de la Cruz, el 26 de julio, ambos de Notiver.

Dos días después, nueve reporteros de la fuente policiaca en Boca del Río, Veracruz, abandonaron la ciudad por temor a la violencia.

 Otros casos alrededor del mundo

@Pauljchambers, detenido y multado.

Paul Chambers (@pauljchambers), de 27 años de edad, fue arrestado luego de tuitear “de broma” una amenaza de bomba. Frustrado por los continuos retrasos en sus vuelos y a días de tomar él mismo un vuelo desde el Robin Hood Airport de Sheffield, Inglaterra, @pauljchambers tuiteó: “Tienen unos días para arreglar este problema. Sino lo hacen volaré este aeropuerto por los aires”. A este tuitero se le impuso una multa equivalente a mil 500 dólares en octubre de 2010 y se le dejó en libertad.

La policía en Pittsburgh arrestó a Elliott Madison.

o-o-o-o-o

Elliot Madison fue arrestado por utilizar Twitter para informar a los manifestantes a la Cumbre del G20 en Pittsburgh en 2009 acerca de los movimientos y la localización de la policía. A Madison se le acusó de usar Twitter para dirigir a los manifestantes ilegales y a otras personas involucradas en acciones criminales para evitar sus arrestos. Madison fue puesto en libertad bajo fianza.

o-o-o-o-o

La cuenta de @CitizenQuasar

En 2009, en lo que la revista Wired calificó como “el primer arresto” de alguien por sus tuits, agentes del FBI arrestaron a Daniel Hadyn (@CitizenQuasar) por tuitear amenazas de cometer asesinato masivo utilizando un día de protesta del Tea Party. Aún se pueden leer los últimos tuits amenazantes (y los últimos que realizó el usuario) en su cuenta de Twitter.

o-o-o-o-o

@Nykwil, de Boston.

Nay Kuhn utilizó Twitter para acusar a un pasajero en el metro, llamado Lawrence Maguire, de 59 años, quien fue atrapado tocándose a sí mismo muy inapropiadamente en este medio de transporte público. Kuhn tuiteó la foto de Maguire, y el mensaje, “#mbta (Referente a la policía de vialidad de la bahía  de Massachusetts) pervertido en el segundo carro de la línea roja que va hacia Braintree acaba de pasar. Charles ayúdame a reportarlo”. Kuhn después tuiteó: “Actualmente estoy hablando con la #mbta en el parque. Él se estaba poniendo lubricante y se estaba tocando”. Finalmente lanzó otro tuit que afirmaba: “#mbta son los verdaderos héroes aquí. Uno de sus mejores trabajos”. CBS News reportó, “los policías hablaron con Kuhn, hicieron un retrato del sospechoso y lo arrestaron.”

o-o-o-o-o

Hugo Chávez, @ChavezCandanga.

En Julio de 2010 2 personas fueron arrestadas en Venezuela por escribir tuits criticando al sistema bancario. Al momento de su arresto, los tuiteros –un hombre y una mujer– enfrentaban la posibiidad de entre 9 y 11 años en prisión por “diseminar falsos rumores” y “desestabilizar al sistema bancario”.  Uno de los usuarios detenidos tuiteó lo siguiente: “Damas y caballeros, no digan que no fueron advertidos…. sálganse hoy… les estoy diciendo, sólo quedan algunos días”.

o-o-o-o-o

Jean Ramses Anleu Fernández (@jeanfer) sugirió in un tuit que la gente debería retirar su diner del banco Banrural de Guatemala: “La primera acción que la gente debería tomar es retirar su dinero de Banrural y liberar al banco de gente corrupta #escandalogt”. Fernández fue arrestado y su computadora confiscada “por incitar al pánico financiero.” Aquí las declaraciones de @JeanFer después de pagar la multa:

Finalmente, los invitamos a contestar nuestra pregunta ¿Cuál es el límite de la libertad de expresión? ¿#CualEsElLimite?


—————————–

Referencias:

Codigo Penal Veracruz

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Shibu Philip

Trabajo en casa y COVID-19: 'Vigilo a mis empleados con un programa que toma fotos de sus pantallas'

Muchas personas se encuentran con dificultades para trabajar desde casa, pero ¿ayudaría a mejorar su productividad la tecnología de vigilancia?
Shibu Philip
29 de septiembre, 2020
Comparte
Shibu Philip

Shibu Philip
La firma de Shibu Philip ha utilizado el software de vigilancia Hubstaff durante el último año y medio.

Shibu Philip dice que sabe lo que es “perder un poco de tiempo en el trabajo”.

Es el fundador de Transcend, una pequeña empresa con sede en Londres que compra productos de belleza al por mayor y los revende online.

Durante el último año y medio, ha utilizado el software Hubstaff para realizar un seguimiento pormenorizado de las horas de trabajo de sus trabajadores, para saber qué teclean, cuáles son los movimientos de su ratón y los sitios web que visitan.

Con siete empleados en la India, dice que el software le garantiza que tienen “cierto nivel de responsabilidad” y ayuda a cubrir la diferencia horaria.

“Yo mismo me conozco. La gente puede tomarse un descanso extra de 10 minutos aquí o allá. Es bueno tener una forma automática de monitorear lo que están haciendo”, dice Shibu.

“Al mirar las capturas de pantalla y el tiempo que todos dedican a determinadas tareas, sé si siguen los procedimientos o no”.

“Y, si lo están haciendo mejor de lo que esperaba, también estudio el material recopilado y les pido que compartan ese conocimiento con el resto del equipo para que todos podamos mejorar”, dice.

Los empleados son plenamente conscientes de que el software está activo.

Además, pueden eliminar el tiempo dedicado a visitar sitios web que podrían haber sido registrados por accidente durante su descanso, por ejemplo, agrega Shibu.

Trabajando desde la cama

Getty Images
Si eres de los que ha tenido que colocar la laptop sobre una pila de libros de cocina durante la pandemia o te ha tocado quejarte de la velocidad del internet de tu casa, no estás solo.

¿Vagos en casa?

Dado que muchas personas alrededor del mundo trabajan ahora desde casa debido a la pandemia, la demanda de software que monitorea la actividad de los empleados ha registrado un repunte.

Hubstaff, con sede en Estados Unidos, dice que su número de clientes en Reino Unido se ha multiplicado por cuatro desde febrero.

Otra empresa llamada Sneek ofrece tecnología que toma fotos de los trabajadores a través de la cámara del laptop y las comparte para que las vean el resto de sus colegas.

Aunque se describe a sí misma como una plataforma de comunicación, su programa permite tomar una foto cada minuto.

Su cofundador, Del Currie, le dijo a la BBC que sus usuarios habían aumentado cinco veces durante el confinamiento, sumando casi 20.000 clientes en total.

Un estudio reciente realizado por académicos de la Universidad de Cardiff y la Universidad de Southampton, ambos en Reino Unido, descubrió que un temor común entre los jefes es que los trabajadores que no están a la vista “holgazanearán”, aunque los periodos de cuarentena tampoco parecen haber afectado mucho a la producción.

La encuesta también sugirió que un tercio de los que trabajan desde casa sentían que su productividad también había disminuido.

Pero ¿es la tecnología la respuesta para identificar a aquellos que podrían estar holgazaneando o para ayudar a aquellos que luchan por adaptarse a trabajar desde la mesa de la cocina a tiempo completo?


Me hubiera sentido mal de haber sabido que me vigilaban”

Josh

BBC
El fotógrafo Josh dice que tuvo problemas tanto con la logística como con la motivación

Josh, un fotógrafo de 26 años que vive en Londres, admite que lo que más le costó de trabajar desde casa fue la caída de su productividad.

Establecer un estudio improvisado en la cocina de su piso compartido de tres habitaciones fue un desafío logístico, pero también de motivación.

“Algunos días lo lograba, pero otros me sentaba y me quedaba mirando mis sandalias un buen rato, pensando: ‘No puedo hacer esto’. Es muy fácil hacer la colada o prepararte una taza de té. En casa encuentras formas de distraerte con bastante facilidad“.

Está agradecido de que su jefe no utilice ningún software de seguimiento con él.

“En aquellos días en los que era un poco más difícil estar motivado, me habría sentido mal si hubiera sabido que alguien estaba controlando mi productividad”, dice.

Josh sospecha desde hace mucho tiempo que tiene un trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH), lo que puede dificultar la concentración y la gestión del tiempo. Su médico está de acuerdo, aunque todavía está en lista de espera para una prueba.

Ha vuelto a la oficina recientemente y valora mucho tener más interacción cara a cara.

“Allí me encuentro una rutina, una estructura que realmente me ancla y me ayuda a superarlo todo”.


Trabajador en casa

Getty Images
Desde que se impusieron las restricciones para evitar la propagación del covid-19, las compañías han tenido que diseñar soluciones de emergencia para que sus empleados puedan trabajar desde casa.

Con cautela y políticas escritas

Aunque algunos jefes que usan software de seguimiento argumentan que es una herramienta válida para mantener la productividad, una investigación del Instituto de Colegiados en Personal y Desarrollo (CIPD), una asociación de profesionales del sector de recursos humanos con sede en Londres, sugiere que la vigilancia en un entorno laboral puede dañar la confianza.

“Monitorear el comportamiento de los empleados puede ser una forma justificable de reducir la mala conducta y potencialmente ayudar a gestionar el tiempo”, dice Jonny Gifford, asesor de investigación de comportamiento organizacional en el CIPD.

“Sin embargo, los empleadores deben tener políticas claras para que los trabajadores sepan cómo pueden ser monitoreados y, lo que es más importante, el sistema debe ser proporcionado”.

Los empleadores obtendrán “resultados mucho mejores” si apoyan a sus trabajadores, añade, “en lugar de centrarse en medidas de entrada potencialmente irrelevantes, como el número de pulsaciones en el teclado”.

Jonathan Rennie, socio del bufete de abogados británico TLT, también insta a las empresas que estén considerando la posibilidad de introducir dicho software con cautela.

“Los empleadores tienen la obligación legal implícita de mantener la confianza de sus trabajadores y deben ser conscientes de cómo podrían reaccionar ante la implementación masiva de software de monitoreo”, dice.

Sugiere que cualquier empresa que utilice software de monitoreo debería tener políticas escritas que expliquen cómo y por qué se está utilizando.

También debería haber una guía clara para los administradores y salvaguardas para prevenir el uso indebido o el “monitoreo excesivo”, dice.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=HdyODFbW5dQ

https://www.youtube.com/watch?v=S7CVPFbVMLg

https://www.youtube.com/watch?v=lEqd40vi9II

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.