El Departamento de Estado de EU ideó y rechazó detener Rápido y Furioso: LA Times
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El Departamento de Estado de EU ideó y rechazó detener Rápido y Furioso: LA Times

11 de agosto, 2011
Comparte
En marzo de 2010 el segundo al mando de la agencia estadounidense de control de armas, tabaco y armas de fuego, la ATF, estaba profundamente preocupada, sus agentes habían perdido la pista de cientos de armas, algunas de ellas que supuestamente habrían de ser rastreadas hasta manos de los cárteles mexicanos, se perdieron en cuanto salieron de las armerías. Cinco meses después en el esfuerzo de vigilancia de la llamada operación Rápido y Furioso no había acusaciones formales anunciadas. Peor aún: algunas armas fueron encontradas en escenas del crimen en México y la ATF  temía que pudiera suceder lo mismo en EU.

El subdirector William Hoover llamó de emergencia a una junta en la que dijo que quería una estrategia para abandonar la estrategia, para cerrar la operación. La ATF por década se había dedicado a detener el paso ilegal de armad de cualquier tipo. Ahora estaba permitiendo la compra ilegal de armas en la frontera suroeste de EU, dejando que las armas entraran sin ser revisadas a nuestro país.

Pero en estas reuniones, las cuales incluyeron a funcionarios del Departamento de Justicia, no se quería detener las ventas ilegales de armas hasta que tuvieran algo para mostrar como resultado. Hoover sugirió un plan para detener el programa en entre uno y tres meses, el cual pudiera acabar la operación en cuanto hubiera algunos cargos formales.

Pero los cargos no llegaron por otros 10 meses, después de los cuales dos semiautomáticas fueron halladas después de la muerte de un agente de la Patrulla Fronteriza de EU al sur de Tucson, Arizona, y cerca de otras 200 armas de fuego fueron encontradas en México en escenas de crímenes.

“Yo probablemente debí haber hecho mucho más ruido con eso, no hay duda”, reconoció Hoover. “Probablemente debí haber ido en avión a Phoenix para encontrar al equipo de división y al equipo de abogados y discutirlo.”

Rápido y Furioso fue un programa de alto perfily secreto que empzó con una gran ambición. La frontera estaba fuera de control y  el nuevo gobernante, Obama quería detener el cruce de armas hacia méxico para detener la carrera armamentista de los cárteles.

El Departamento de Justicia, del cual depende la ATF, presionó para que los agentes dejaran de realizar arrestos pequeños y se concentraran en los operadores de cárteles.

Hoy el programa es sujeto de dos investigaciones para saber por qué fue aprobado, por qué nadie puso un final rápido a la operación y quién entre los principales funcionarios de la ATF debería ser responsabilizado. Nadie cree ahora que fue una buena idea.

“Esto no es una técnica que debiera ser usada, afirmó el fiscal general de EU Eric Holder Junior, quien ordenó a un inspector general una investigación de la operación.

Las cámaras legislativas de EU también investigan lo sucedido, con sus ojos puestos en Holder y otros políticos. “El Departamento de Justicia no es nuestro socio en esta acción”, dijo el senador republicano Darrell Issa, jefe del Comité de reforma gubernamental de la cámara de representantes.

De hecho, de acuerdo con algunos memos, correos electrónicos y otros materiales obtenidos por The Times, junto con transcripciones de declaraciones bajo juramento y testimonios del capitolio, el Departamento de Justicia proveyó la iniciativa inicial para lo que se convirtió en el programa Rápido y Furioso.

En octubre de 209, funcionarios del entonces fiscal adjunto David Ogden, el número dos de Holder, envió un memo de nueve páginas a los supervisores en la frontera. El memo llamado “Departamento de Justicia por el combate de los cárteles mexicanos” instruía claramente a la ATF ampliar su esfuerzo para identificar, investigar y eliminar” a los cárteles mexicanos. “Este enfoque”, afirmaba el memo, “afirmaba que los escasos recursos de la ATF están dirigidos hacia los más importante objetivos”.

El memo no sugería que los agentes permitieran a propósito a los compradores huir con las armas adquiridas y el Departamento de Justicia insisten aún hoy en que no aprobaban el concepto de  dejar pasar las armas. Aún así, la ATF vio el memo en cuestión como una orden a seguir.

Kenneth E. Melson, el director de la ATF, dijo a investigadores que sus subordinados tomaron el memo y aplicaron las estrategias tácticas que crearon Rápido y Furioso. “Tenemos que ir tras los cárteles para detener el flujo de armas” dijo Melson.

William D. Newell, ex agente especial en cargo de la oficina de campo de la ATF en Arizona y Nuevo México, dijo que “el memo encajaba con cómo se enfrentó ese problema”. Rápido y Furioso fue lanzado el siguiente mes, en noviembre de 2009, y fue implementado desde la oficina de Newell.

Bajo el programa los agentes tenían que observar -incluso videograbar- las ventas ilegales y luego usar equipos de vigilancia electrónicos para seguir las armas y aprender como las armas eran trasladadas. La meta era arrestar a los líderes del cártel dejando suceder el tráfico en la frontera México-EU.

Para enero de 2010, agentes de la Fuerza de Tarea contra las drogas y el crimen organizado, a cargo del Departamento de Justicia, fueron traídos para ayudar. Esta ayuda incluía investigadores del Departamento de Seguridad Interior (HSD), el Servicio de Recaudación Interna (IRS) y la DEA.

Un asistente del fiscal de Phoenix fue encargado de manejar las acusaciones futuras. Pronto el operativo fue llamado Rápido y Furioso por la famosa película de acción de autos.

Pero la persecución de armas y líderes de cárteles pronto llegó a un callejón sin salida. La ATF intentó continuar  cada una de las armas mientras eran trasladadas desde quienes las compraban ilegalmente hasta quienes esperaban que fueran los operadores principales de los cárteles en EU, quienes las moverían hacia nuestro país.

Pero la ATF, la cual no tuvo los recursos suficientes para seguir tantas armas, pronto perdió la pista de muchas de ellas y cuando las seguía efectivamente, los compradores de las armas resultaban mexicanos viviendo legalmente en EU y no capos.

Para marzo del 2010, Hoover acordó una junta con la ATF que posteriormente describiría como una reunión con muchos detalles, en la que los participantes temían que algunas de las armas aparecieran en escenas de crímenes no sólo en México, sino que pronto lo hicieran en EU.

Lorren D. Leadmon, un especialista de la ATF y Joseph Cooley, un litigante de la unidad de pandillas del Departamento de Justicia, fueron informados de que las armas habían sido perdidas y que muy probablemente estuvieran circulando en México.

Temiendo lo peor, desde una fase temprana del programa, el director de la ATF dijo que intentó  avisar a los funcionarios de más alto nivel en el Departamento de Justicia que las armas se habían escapado. “Quise alertar a mi personal así como al fiscal general adjunto”, dijo Melson.

Los meses pasaron y las armas seguían saliendo de EU, los funcionario sde la ATF presionaron a los fiscales para que realizaran acusaciones, pero los fiscales de EU seguían esperando más evidencia. En un punto, los funcionarios de la ATF pensaron que tendrían loa cargos archivados para octubre.

En ese mes, en octubre de 2010, el hermano de la exprocuradora de Chihuahua fue asesinado y la ATF supo que las armas “dejadas pasar” por Rápido y Furioso fueron encontradas en la escena. Aún así, nada cambió. Sin embargó llegó la noche del 14 de diciembre de 2010, cuando fue asesinado el agente de la patrulla fronteriza, Brian Terry.

El FBI obtuvo la jurisdicción sobre la investigación de este asesinato, pero la mañana siguiente, Newell, el supervisor de campo de la ATF, ordenó a sus agentes ir a la escena del crimen a determinar si alguna de las armas de la ATF estaba en el lugar. “Manden a todos los equipos posibles y ofrezcan toda la ayuda que puedan”, dijo en un correo Newell.

Tres armas fueron recuperadas. Dos de ellas provenían de Rápido y Furioso. Aún así, la operación duró seis semanas más. Finalmente, cerca del final de Enero de 2011, funcionarios anunciaron con fanfarrias que 20 individuos habían sido indiciados por tráfico ilegal de armas. Lo que no dijeron en ese momento las autoridades fue que dos de las armas que traficó estuvieron en el asesinato del agente fronterizo.

Este anuncio y toda la filtración sobre Rápido y Furioso llegaron después a través de algunos exagentes de la ATF a los que a pesar de habérseles ordenado guardar silencio, acudieron al congreso de EU.

Con información de LA Times.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

La desconocida extinción masiva que cambió la Tierra y permitió que los dinosaurios dominaran el planeta

El evento consistió en una serie de violentas explosiones volcánicas y desencadenó que los dinosaurios se convirtieran en la especie dominante por 165 millones de años.
Getty Images
18 de septiembre, 2020
Comparte
Erupción volcánica

Getty Images
Este episodio desencadenó la “era de los dinosaurios”, que duró 165 millones de años más.

Enormes erupciones volcánicas que ocurrieron hace 233 millones de años bombearon dióxido de carbono, metano y vapor de agua a la atmósfera.

Esta serie de violentas explosiones, en lo que ahora conocemos como la costa oeste de Canadá, provocaron un calentamiento global masivo.

Nuestra nueva investigación ha revelado que este fue un evento de extinción en masa que cambió el planeta y que mató a muchos de los tetrápodos dominantes, anunciando el amanecer de los dinosaurios.

La extinción masiva más conocida ocurrió al final del período Cretácico, hace 66 millones de años. Fue entonces cuando los dinosaurios, pterosaurios, reptiles marinos y amonitas se extinguieron.

Este evento fue causado principalmente por el impacto de un asteroide gigante que apagó la luz del sol y causó oscuridad y congelación, seguido de otras perturbaciones masivas de los océanos y la atmósfera.

Los geólogos y paleontólogos están de acuerdo en que existieron cinco de esos eventos, de los cuales la extinción masiva del Cretácico final fue la última. Por ello, nuestro descubrimiento de una extinción masiva que no se conocía podría parecer inesperado.

Y, sin embargo, este evento, denominado Episodio Pluvial Carniano, parece haber matado a tantas especies como lo hizo el asteroide gigante. Los ecosistemas terrestres y marinos cambiaron profundamente a medida que el planeta se calentaba y se secaba.

En la tierra, esto provocó cambios profundos en plantas y herbívoros. A su vez, con el declive de los dominantes tetrápodos herbívoros, como los rincosaurios y los dicinodontes, los dinosaurios tuvieron su oportunidad.

Los dinosaurios se habían originado unos 15 millones de años antes y nuestro nuevo estudio muestra que, como resultado del Episodio Pluvial Carniano, se expandieron rápidamente entre los siguientes 10 a 15 millones de años, convirtiéndose en la especie dominante en los ecosistemas terrestres.

Este episodio desencadenó la “era de los dinosaurios” que duró 165 millones de años más.

No fueron solo los dinosaurios los que encontraron así un nuevo punto de apoyo. Muchos grupos de tetrápodos modernos, como tortugas, lagartos, cocodrilos y mamíferos, se remontan a este tiempo de revolución recién descubierto.

Siguiendo las pistas

Este evento se identificó por primera vez de forma independiente en la década de 1980. Pero se pensó que estaba restringido a Europa.

Asteroide

Getty Images
Este evento parece haber matado a tantas especies como lo hizo el asteroide gigante.

Primero, geólogos de Alemania, Suiza e Italia reconocieron un cambio importante entre las faunas marinas ocurrido hace unos 232 millones de años, denominado evento de Rheingraben.

Luego, en 1986, yo identifiqué esto de forma independiente como un recambio a escala global entre tetrápodos y amonitas. Pero en ese momento, las técnicas de datación eran mucho más débiles que ahora y era imposible estar seguro de si ambos eran el mismo evento.

Las piezas del rompecabezas empezaron a encajar cuando los geólogos Mike Simms y Alastair Ruffell reconocieron en todo el Reino Unido y partes de Europa un episodio de aproximadamente un millón de años de climas húmedos.

Luego, el geólogo Jacopo dal Corso detectó una coincidencia en el tiempo entre el Episodio Pluvial Carniano y el pico de erupciones de los basaltos de Wrangellia.

Wrangellia es un término que los geólogos le dan a una placa tectónica estrecha que está unida a la costa oeste del continente norteamericano, al norte de Vancouver y Seattle.

Finalmente, en una revisión de la evidencia de rocas del Triásico, se detectó la huella del Episodio Pluvial Carniano, no solo en Europa, sino también en América del Sur, América del Norte, Australia y Asia.

British Columbia

Getty Images
Wrangellia es una placa tectónica unida a la costa oeste del continente norteamericano.

Estuvo lejos de ser un evento exclusivo de Europa. Fue global.

Erupciones volcánicas

Las erupciones masivas de Wrangellia bombearon dióxido de carbono, metano y vapor de agua a la atmósfera, lo que provocó el calentamiento global y un aumento de las precipitaciones en todo el mundo.

Hubo hasta cinco erupciones asociadas con picos de calentamiento de hace 233 millones de años.

Las erupciones provocaron lluvia ácida cuando los gases volcánicos se mezclaron con el agua de lluvia, bañando la Tierra en ácido diluido. Los océanos poco profundos también se acidificaron.

El fuerte calentamiento expulsó a las plantas y los animales de los trópicos y la lluvia ácida mató las plantas en la tierra, mientras que la acidificación del océano atacó a todos los organismos marinos con esqueletos de carbonato.

Esto removió las superficies de los océanos y la tierra. La vida pudo haber comenzado a recuperarse, pero cuando cesaron las erupciones, las temperaturas se mantuvieron altas, mientras que pararon las lluvias tropicales.

Esto es lo que provocó el posterior secado de la tierra en el que florecieron los dinosaurios.

Lo más extraordinario fue la transformación de la “fábrica” de carbonato marino. Este es el mecanismo global por el cual el carbonato de calcio forma grandes espesores de piedra caliza y proporciona material para que organismos como corales y moluscos construyan sus conchas.

Dinosaurios

Getty Images
Los dinosaurios se extinguieron hace 66 millones de años.

El Episodio Pluvial Carniano marcó el surgimiento de los arrecifes de coral modernos, así como de muchos de los grupos modernos de plancton, lo que sugiere cambios profundos en la química del océano.

Antes del Episodio Pluvial Carniano, la principal fuente de carbonato en los océanos provenía de ecosistemas microbianos, como montículos de lodo en los que preponderaba la piedra caliza, en las plataformas continentales.

Pero después del mismo, pasaron a serlo los arrecifes de coral y el plancton, apareciendo y floreciendo nuevos grupos de microorganismos, como los dinoflagelados.

Este profundo cambio en los ciclos químicos fundamentales de los océanos marcó el comienzo de los ecosistemas marinos modernos.

Habrá lecciones importantes sobre cómo ayudamos a nuestro planeta a recuperarse del cambio climático.

Coral

Getty Images
Los arrecifes de coral y el plancton se convirtieron en la principal fuente de carbonato en los océanos.

Los geólogos deben investigar los detalles de la actividad volcánica de Wrangellia y comprender cómo estas repetidas erupciones impulsaron el clima y cambiaron los ecosistemas de la Tierra.

Ha habido una serie de extinciones masivas inducidas por volcanes en la historia de la Tierra y las perturbaciones físicas que produjeron, como el calentamiento global, la lluvia ácida y la acidificación de los océanos, se encuentran entre los desafíos que vemos hoy.

Los paleontólogos deberán trabajar más de cerca con los datos de los registros fósiles marinos y continentales.

Esto nos ayudará a comprender cómo se desarrolló la crisis en términos de pérdida de biodiversidad, pero también a explorar cómo se recuperó el planeta.

*Michael J. Benton es profesor de Paleontología de Vertebrados de la Universidad de Bristol, Reino Unido.

Su artículo fue publicado originalmente en The Conversation y está reproducido bajo la licencia de Creative Commons. Haga clic aquí para leer el artículo original.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=6hsbyQAQcWw

https://www.youtube.com/watch?v=j5UTs94JcUE&t=17s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.