Acusaciones contra Peña Nieto, broche de oro de su gubernatura
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Acusaciones contra Peña Nieto, broche de oro de su gubernatura

El centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro presentó el libro Violaciones sistemáticas de Derechos Humanos, Informe sobre el Estado de México 2005-20011, en el cual recoge historias de supuestos abusos de autoridad y violaciones a garantías individuales durante la gubernatura de Enrique Peña Nieto, que hoy llega a su fin.
Por Paris Martínez
15 de septiembre, 2011
Comparte

Eruviel Ávila y Enrique Peña Nieto, gobernador y exgobernador del Estado de México.//FOTO: Cuartoscuro

El centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro presentó el libro Violaciones sistemáticas de Derechos Humanos, Informe sobre el Estado de México 2005-20011, en el cual recoge historias de supuestos abusos de autoridad y violaciones a garantías individuales durante la gubernatura de Enrique Peña Nieto, que hoy llega a su fin.

En contraste, el hasta hoy gobernador del Estado de México señalaba en su último informe de gobierno: “La seguridad pública del siglo XXI, debe construirse a partir de objetivos concretos, con estricto respeto a los derechos humanos y nula tolerancia a la impunidad”, lo cual, aseguró, “ha sido la constante de mi gobierno”. De lo anterior, remató confiado, “los mejores testigos son los mexiquenses y sus familias”.

Animal Político te presenta algunos de los testimonios vertidos por las víctimas que, durante los últimos seis años, acudieron en busca de auxilio ante los abusos de la autoridad local. Estas son, según el Centro Pro, algunas de las historias escritas durante la era de Enrique Peña Nieto.

Luis Manuel y la fábrica de delitos

En la noche del 8 de agosto de 2006, Luis Manuel, un joven de 28 años, fue secuestrado por presuntos agentes del Cuerpo Especializado de Investigaciones en Situación de Alto Riesgo (CEISAR), de la Procuraduría de Justicia mexiquense, quienes cerraron el paso al taxi que operaba y, luego de pasarlo al asiento posterior, lo condujeron a un paraje deshabitado, donde fue golpeado y puesto frente a una persona a la que sólo escuchó decir “él no es”.

Elmentos de la Agencia de Seguridad Estatal en un enfretamiento con pobladores de Ixtapaluca.

Luis Manuel fue liberado entonces, no sin advertírsele que sabían quiénes eran sus familiares y dónde vivían. Esa misma noche, el joven conductor intentó denunciar la agresión, pero, según él,  el Ministerio Público estatal se negó a atenderlo, así como a que sus lesiones fueran revisadas por un médico legista, aduciendo fallas técnicas en las instalaciones, y le pidió volver luego. No obstante, 48 horas después, cuando intentó regresar para presentar su queja, el taxista nuevamente fue abordado por los policías del CEISAR y consignado ante un juez, por los delitos de “robo a casa-habitación, violación y portación de arma prohibida”, en agravio de una mujer para la cual había trabajado como chofer y quien, cabe destacar, nunca lo señaló como su atacante.

Un año después, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México concluyó que Luis Manuel había sido detenido ilegalmente, sin informársele el delito que le imputaban, así como el nombre de su acusador, además que los agentes encargados no se identificaron, pese a lo cual el joven fue sentenciado a 51 años de cárcel, de los cuales ha cumplido hasta el momento cinco.

El castigo a la pobreza

Víctor tenía 20 años cuando fue abordado, el 23 de octubre de 2007, por supuestos agentes de la PGJEM que le exigieron entregara su dinero, pero Víctor no tenía nada. En castigo, los presuntos policías lo arrestaron y presentaron ante el MP acusado de un homicidio ocurrido seis meses antes y, de pilón, lo inculparon de intentar sobornarlos.

Como prueba, los agentes arguyeron que un peatón desconocido les había señalado a Víctor como homicida y por eso lo capturaron (de dicho “testigo” nunca más se supo nada). Sin embargo, para garantizar que la sentencia fuera condenatoria, elementos del Ministerio Público impusieron como defensor de Víctor a una persona que él ni siquiera conocía, y quien además proporcionó documentación falsa, entre la que estaba una cédula profesional de abogado.

A golpes (que el MP se resistió a que fueran verificados por un legista) y amenazas contra la vida de sus familiares, Víctor fue obligado a declararse culpable del homicidio y el cohecho, por lo que un juez local ordenó que pasara 51 años en la cárcel, donde permanece hasta la fecha.

El pasado 11 de mayo, sin embargo, el ministro Arturo Zaldívar, de la primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, atrajo el amparo interpuesto por Víctor contra la condena, tras considerar las anomalías presentes y, de hecho, la resolución que adopte la Corte permitirá determinar no sólo para este juicio, sino para todos los que en adelante se presenten, si es válido fundar una condena con base en la declaración de un testigo único que no se identifica ante el MP ni ratifica sus denuncias ante un tribunal de justicia. En tanto, Víctor seguirá encerrado.

Policías de la Agencia de Seguridad Estatal del Estado de México fueron detenidos cuando llevaban a dos personas secuestradas y amordazadas en la parte trasera de una camioneta.//FOTO: Cuartoscuro

Soluciones arrancadas desde la raíz

En 2006, Aldo y Misael, oriundos de San Juan Atzingo, se sumaron a la lucha que desde hacía una década libraba su padre, Ildefonso Zamora, en defensa del parque nacional Lagunas de Zempoala, depredado por talamontes que, denunció el Centro Pro, son dirigidos por una familia de apellido Encarnación.

A lo largo del año 2006, en distintas ocasiones los integrantes de la familia Zamora recibieron intimidaciones, todas bajo el mismo esquema: los talamontes les cerraban el paso en la carretera, los encañonaban y los sacaban del camino. De hecho, en enero de aquel año, el joven Aldo encaró a sus agresores y éstos le advirtieron que debían dejar de promover proyectos ecoturísticos y obstruir la tala clandestina “o tú mismo la vas a pagar, pinche cabrón”.

La amenaza se cumplió el 15 de mayo de 2007, cuando Aldo (de 21 años) y su hermano Misael (de 16), se dirigían junto con otros familiares al municipio de Ocuilán, “Después de cerrarles el paso en la carretera –señala el informe del Centro Pro–, cuatro personas los obligaron a bajar de su vehículo y dispararon en su contra con armas de alto calibre”. Aldo murió en el momento y su hermano resultó gravemente herido. A pesar que el ataque fue reportado inmediatamente, la Procuraduría de Justicia estatal se tomó 24 horas más para enviar agentes a la zona, lo que dio oportunidad a que dos de los atacantes huyeran y, hasta la fecha, permanecen prófugos.

Dos meses después del asesinato, el 12 de julio, durante la celebración del Día del Árbol, el presidente Calderón se comprometió a hacer justicia, pero ésta aún no ha llegado.

Los feminicidios en el Estado de México superaron los 900 durante la gestión de Enrique Peña Nieto.//FOTO: Cuartoscuro

La muerte es una palabra femenina

Entre 2005 y 2010, periodo que abarca cinco años del gobierno de Peña Nieto, en el Estado de México fueron asesinadas 922 mujeres, de las cuales 32% fallecieron a causa de ataques con armas de fuego y 60% por traumatismo craneoencefálico, heridas de arma blanca o asfixia por sofocación.

Según el Centro Pro, estos métodos de asesinato permiten “establecer la crueldad, misoginia y discriminación que plasma el victimario en el cuerpo de las víctimas”, de los cuales, 552 fueron luego abandonados en lugares públicos, con signos de la violencia previa a la muerte, tales como vejación, mutilación, tortura, quemaduras y miembros desprendidos.

Cabe destacar que de estos 922 homicidios, sólo en 15% de los casos han concluido con el encarcelamiento del agresor y, de hecho, en 57% ni siquiera se cuenta con sospechas sobre la identidad del homicida.

No es ésta, sin embargo, la única expresión de la violencia contra las mujeres en el Estado de México (cuya población femenina equivale a 51% del total), ya que, según la Encuesta Nacional de Dinámica de las Relaciones en los Hogares, seis de cada diez mujeres mexiquenses ha sido agredida por su pareja sentimental y, en general, 67% de aquellas mayores de 15 años han padecido agresiones motivadas por su condición de género (40% ejercida por sus vecinos, 30% por sus compañeros de trabajo, 15% por compañeros de escuela y el restante 15% por familiares).

El camino a la depredación

El proyecto carretero Toluca-Naucalpan, denominado eufemísticamente Autopista Verde, es un negocio de 2 mil 200 millones de pesos, que recibió la venia, tanto del gobernador Peña Nieto como del presidente Felipe Calderón, a pesar que, en 2009, la misma Secretaría de Medio Ambiente del Estado de México concluyó que su construcción dañará la reserva ambiental denominada Áreas Naturales Protegidas Estatales “Parque Otomí-Mexica” y “Parque Estatal Santuario del Agua y Forestal Subcuenca Tributaria del Río San Lorenzo”.

Esta obra, concesionada a la empresa Autopistas de Vanguardia SA de CV, se realizará sobre una superficie boscosa de 51 hectáreas, en la que existen 21 mil árboles de pino, oyamel y encino, y en la que habitan o transitan especies de fauna local y migratoria, algunas de las cuales están catalogadas como especies bajo protección especial, en peligro de extinción o bajo amenaza.

Por su parte, la Dirección General de Política Ambiental del Estado de México elaboró un dictamen en el que se concluye que la autopista de 39 kilómetros “cruzará en 65% por áreas catalogadas de fragilidad ambiental máxima y 35% por áreas de fragilidad ambiental alta”; además, “las obras afectarían la captación y escurrimiento de agua, provocarían la pérdida y modificación de ecosistemas, la fragmentación de áreas remanentes de vegetación e, incluso, la muerte de animales”.

“Por si fuera poco –establece el Centro Pro–, el proyecto fue aprobado sin previa consulta con las comunidades afectadas, integradas en su mayoría por pueblos indígenas otomíes que han vivido por siglos en este territorio.” Y cuando éstas han realizado asambleas para votar el plan carretero, “se despliegan cientos de elementos de la Agencia de Seguridad Estatal para boicotear la votación”.

Detenidos en San Salvador Atenco.//FOTO: AP

Atenco, la marca imborrable

En materia de violaciones a los derechos humanos, tal vez la más emblemática durante el gobierno de Peña Nieto fue el operativo del 3 y 4 de mayo de 2006 en Texcoco y Atenco, donde un conflicto con floricultores ambulantes generó, primero, un cierre carretero por parte de la organización ejidal Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (que ya había tumbado el proyecto de aeropuerto internacional promovido por el presidente Vicente Fox) y, luego, la intervención de cerca de 3 mil uniformados de la Policía Federal Preventiva y la Agencia de Seguridad Estatal, que liberaron la autopista y luego sitiaron Atenco, para detener a 207 personas.

De los capturados, 47 fueron mujeres que denunciaron haber sido víctimas de violaciones y abusos sexuales, tortura y tratos degradantes relacionados con su condición de género. “Nos hincaron contra la pared, con la camisa tapándonos la cabeza, y empezaron a golpearnos con las macanas en la cabeza –narra una joven que en ese momento tenía 22 años–, a mí me empezaron a hacer tocamientos en ambos senos y nalgas, de pronto sentí que una mano tocaba mis genitales e introducía sus dedos en mí…” No obstante, en ese momento, el propio Peña Nieto aseguró que eran falsas estas denuncias.

A todos los detenidos se les dio tratamiento de “alta peligrosidad”, negándoseles el derecho a saber de qué se les acusaba, muchos fueron sustraídos de casas que la policía invadió sin orden de cateo, se les obligó a rendir declaración aún a aquellas personas que exigieron reservarla; y en el caso de a las mujeres agredidas sexualmente, no se tomó registro médico de sus lesiones ni se levantaron oficialmente las denuncias que ellas presentaron al momento de estar ante el Ministerio Público.

Entrada de policías federales y estatales a San Salvador Atenco.

Semanas después la mayoría de los manifestantes encarcelados obtuvo su libertad, salvo en el caso de 12 personas, entre líderes del FPDT, activistas y personas que nada tenían que ver con el movimiento comunal, todos los cuales permanecieron en prisión condenados por el secuestro de policías, delito que cuatro años después la Suprema Corte determinó que nunca había existido, además de que consideró que los jueces mexiquenses torcieron la ley, al obligar a los acusados a probar su inocencia, en vez de que la autoridad estatal probara su culpabilidad, mecanismo a través del cual las autoridades estatales, concluyó la SCJN, “determinó castigar el ejercicio del derecho a la manifestación social”.

Hasta el momento, ningún alto mando de la policía ha sido investigado por las violaciones contra mujeres activistas, ni por las golpizas propinadas al resto de los atenquenses capturados en la razia de 2006.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Síntomas de COVID-19: ¿los perros pueden detectarlos 5 días antes de que empiecen?

En Argentina, Brasil, Chile, Colombia y México, entre otros países, están entrenando perros para que puedan detectar la enfermedad en pacientes asintomáticos.
24 de octubre, 2020
Comparte

¿El covid-19 tiene olor?

Esa es una respuesta que solo nos podría dar con exactitud un perro.

La capacidad olfativa de una de nuestras mascotas preferidas se ha convertido en otra herramienta para combatir la pandemia del covid-19, que ya ha causado más de 20 millones de contagios y un millón de muertes en todo el mundo.

En países como Finlandia, Líbano, Argentina, Chile, Alemania, EE.UU., Colombia y México, las autoridades están entrenando canes para que puedan detectar si las personas están contagiadas con el nuevo coronavirus.

Desde hace algunas semanas, por ejemplo, perros especialmente entrenados para identificar mediante el olfato el covid-19 comenzaron a rastrear pasajeros como parte de un programa piloto en el aeropuerto de Helsinki-Vantaa de Finlandia.

De acuerdo con la profesora Anna Hielm-Bjorkman, de la Universidad de Helsinki, los perros pueden detectar el virus en humanos cinco días antes de que se desarrollen síntomas.

“Son muy buenos . Nos acercamos al 100% de efectividad”, explica.

Un pasajero (izquierda) se prepara para ser examinado por el perro rastreador Kossi.

EPA
A los pasajeros que llegan a Finlandia se les pide que se froten con un papel para que el perro lo olfatee.

Por su parte, Felipe Valencia, médico veterinario colombiano y experto en adiestramiento de perros que está realizando un proyecto similar en conjunto con la Universidad de Antioquia de ese país, anota que la capacidad de los perros podría volverlos muy confiables en estos casos.

Los perros utilizan el 40% de su cerebro para procesar lo que olfatean, así que pueden convertirse en una excelente herramienta para combatir esta enfermedad”, señala.

La idea de la mayoría de estos programas es utilizar a los perros en lugares de acceso a los países, como aeropuertos o estaciones de tren, con el fin de facilitar la circulación de las personas sin necesidad de imponer restricciones o confinamientos.

Pero, ¿cómo pueden los perros detectar el covid-19?

Sudor y lágrimas

De acuerdo con varias investigaciones, es difícil establecer qué es realmente lo que los perros olfatean.

Como lo señala la doctora Susan Hazel, veterinaria de la Universidad de Adelaide en Australia, en su artículo “Estos perros están entrenados para husmear el coronavirus”, lo que huelen los perros son muestras de sudor de las personas, que pueden estar contagiadas o no.

Perro olfatea.

MDD/Neil Pollock
Los perros deben olfatear varias muestras que contienen sustancias como orina, saliva y sudor de personas contagiadas con el covid-19.

“Los compuestos orgánicos volátiles (COV) que se desprenden de las muestras de sudor son una mezcla compleja. Entonces, es probable que los perros estén detectando un perfil particular en lugar de compuestos individuales”, señala la veterinaria.

Los perros, añade, tienen en promedio 220 millones receptores olfativos en la nariz, lo que les permite detectar mínimas alteraciones en las sustancias.

La premisa es la misma que maneja el equipo de expertos de Chile, otro de los países que está entrenando perros para detectar el covid-19 en personas asintomáticas.

“No es que el virus tenga un olor particular, sino que la reacción que hace una persona frente a la infección es lo que se detecta”, le dijo al portal Diario.es el veterinario Fernando Madrones, de la Universidad Católica de Chile.

Según Madrones, cuando alguien se contagia con covid-19 genera una serie reacciones metabólicas y orgánicas, que su vez producen estos COV, que se concentran en los órganos vinculados con el sudor.

Incluso con varios días de anticipación a que la persona muestre algún síntoma.

En los experimentos alrededor del mundo se han utilizado muestras de orina, saliva y sudor.

Instructores con perros rastreadores Valo (izquierda) y E.T. en el aeropuerto de Helsinki. Foto: septiembre de 2020

Reuters
Las pruebas de coronavirus canino tardan unos minutos en completarse en los lugares donde se han implementado, como en Finlandia.

Esta no es la primera vez que los perros son utilizados en la detección de enfermedades. Se sabe que este procedimiento se aplica en enfermedades como la diabetes, cáncer de seno y mal de Parkinson.

Incluso, como lo señala el profesor John Logan de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, en el caso de la malaria los perros y su olfato tienen “una efectividad superior a las pruebas de la Organización Mundial de la Salud“.

Entrenamiento

Pero, ¿cómo se entrena a los perros para que detecten el “olor” del covid-19?

Hay distintos métodos, pero la mayoría de los entrenamientos se basan en la estrategia de la recompensa y la omisión.

“Aunque muchos de los perros con los que trabajamos ya tienen una base de entrenamiento, ellos deben primero aprender a reconocer el virus”, le dice Valencia a BBC Mundo.

Valencia señala que se les ponen muestras, en este caso de saliva de personas contagiadas, junto a la comida o un objeto con el que entrenan habitualmente.

Después se les quita la comida o el objeto y solo se les deja la prueba positiva“, señala Valencia.

“El siguiente proceso es alternar esas muestras con otras que no contengan el virus. Cuando reconocen la que contiene la muestra positiva, se les da un premio”, indica el entrenador.

Perro

Felipe Valencia
El trabajo de Felipe Valencia con los perros para detectar el covid-19 ha demorado siete meses.

Y cuando dan positivo a una muestra que no tiene covid-19, se omite la conducta y se les motiva a ir en busca de ese olor característico del virus que para los humanos no es distinguible.

Sin embargo, Valencia deja claro que la efectividad del procedimiento depende mucho del entrenamiento que se haga con los perros.

Nosotros llevamos más de seis meses en este proceso. Y creo que para poder llegar a un nivel de efectividad confiable se debe trabajar con los perros por lo menos cuatro meses”, anota.

Pero, ¿pueden los canes llegar a contagiarse?

“No, realmente no hay una posibilidad de que puedan llegar a contagiarse porque las muestras están protegidas por un material que evita el contacto con el animal. Además, les hacemos pruebas regulares para saber su estado de salud”, indica.

En el caso finlandés, los perros ya se encuentran en el aeropuerto olfateando a las personas que ingresan al país, mientras los otros países se encuentran en fase de entrenamiento con la idea de que el método sea “100% confiable”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=32WN2Ssveis

https://www.youtube.com/watch?v=fTCVrVu3V4c&t=

https://www.youtube.com/watch?v=pYIf6wjvCOI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.