Antes de que se vaya... las frases para el olvido de Sandoval Íñiguez
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Antes de que se vaya... las frases para el olvido de Sandoval Íñiguez

Por Omar Granados
27 de septiembre, 2011
Comparte

Juan Sandoval Iñiguez, arzobispo de Guadalajara. Foto: Cuartoscuro.

El derecho canónico, ley que rige la vida al interior de la iglesia católica, dice que todos los obispos y arzobispos deben presentar su renuncia al puesto a los 75 años de edad. Después, el Papa y un grupo especial estudian la renuncia y la aceptan o dan prórroga.

El arzobispo de Guadalajara, Juan Sandoval Íñiguez, nació en marzo de 1933, es decir, hace tres años que se “venció” su puesto. Sin embargo, en aquel entonces, presentó su renuncia y obtuvo una prórroga.

Hace seis meses, Sandoval volvió a presentar la solicitud de renuncia (por motivos de salud), por lo que se prevé que en dos o tres meses deje su puesto. Actualmente ya se buscan “candidatos” para reemplazarlo.

Hace dos meses, debido a “algunas inquietudes y confusiones”, el cardenal publicó a través de la Arquidiócesis de Guadalajara que “el Santo Padre no ha aceptado” su renuncia, y que “solamente Benedicto XVI dará a conocer el nombre del sucesor en el momento que lo considere adecuado.”

Se vaya o no, Sandoval será recordado por algunas de sus posturas, recordemos que algunas  de sus expresiones han provocado quejas ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred).

Lesbianas y maricones

Las declaraciones de Sandoval Íñiguez cusaron un roce entre el GDF y la iglesia.//FOTO: Cuartoscuro

Apenas en agosto de 2010, en medio de la discusión sobre la posibilidad legal de que los nuevos matrimonios con padres del mismo sexo puedan adoptar. Sandoval Íñiguez dijo en conferencia de prensa:

“Imagínate a la pobre criatura que esté ahí, a quién le dice papá y a quién le dice mamá. Y cuando los vea en sus prácticas, pues él también se va a pervertir y va a seguir ese camino. No sé si a ustedes les gustaría que los adoptaran un par de lesbianas o un par de maricones”.

Para Sandoval existieron varias respuestas, algunas de ellas mencionan el estudio elaborado por los doctores Juliana González y Jorge Enrique Linares, del Seminario de Ética y Bioética de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, quienes afirman que “no existen razones objetivas, ni científicamente fundadas, para conjeturar riesgos para los menores criados y/o adoptados por parejas homosexuales”.

El estudio, realizado a solicitud de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, especifica que “en comparación general con las parejas heterosexuales, no hay diferencias significativas en los efectos psico-sociales para los niños (as)”.
Agrega que “el interés superior de los menores consiste en su bienestar físico-mental, así como en el derecho a tener una familia o ser reintegrados en una familia cuando carecen de ella. Tanto las familias heteroparentales como las homoparentales pueden ofrecer las condiciones adecuadas para criar, cuidar y educar a niños (as) huérfanos o abandonados”.

Ministros maiceados

En la misma conferencia de prensa, luego que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declarará constitucional la celebración de matrimonios entre personas del mismo sexo en el DF, el cardenal Juan Sandoval Íñiguez acusó a Marcelo Ebrard de “maicear” a los ministros para que avalaran esa nueva legislación local.

Según se reportó, Sandoval consideró que los matrimonios y adopciones gay son una estrategia internacional del capitalismo, que busca que la población del mundo disminuya, sobre todo en el tercer mundo “porque dicen que nos estamos acabando los recursos de la tierra”.

“No dudo que (los ministros) estén muy maiceados por Ebrard. Están muy maiceados por organismos internacionales”, dijo el arzobispo de Guadalajara en conferencia de prensa realizada en Aguascalientes.

Sandoval Íñiguez advirtió sobre el posible aval de la constitucionalidad de la adopción por parte de matrimonios homosexuales y dijo que  serían “una aberración”.

Este caso levantó la respuesta del Conapred, aunque ante la falta de facultades, el cardenal ni siquiera respondió a las diligencias del organismo para realizar conciliaciones.

La zoofilia y el matrimonio gay

Sandoval no se detuvo después de la aprobación de la ley, sino que continuó su actividad en medios de comunicación, opinando que estas uniones son peligrosas e incluso equiparó el matrimonio entre personas del mismo género con la zoofilia o la pedofilia.

Dentro de su sección “La Palabra del Pastor”  incluído en el número 739 de El Semanario, órgano de difusión de la Arquidiócesis de Guadalajara, difundido en la primera semana de abril pasado, aparecen estas críticas lanzadas a las reformas realizadas por los senadores, pero que previamente habían recibido el visto bueno de los diputados federales.

“Al quedar las preferencias sexuales protegidas, se abre la puerta a toda clase de irregularidades y aberraciones, porque cabe señalar que existen preferencias sexuales muy aberrantes, por ejemplo el caso de la pedofilia, la zoofilia, entre otras. Así, prácticas como el llamado ‘matrimonio’ entre personas del mismo sexo, quedarán, por así decirlo, consagradas mediante esta reforma.”

Juan Sandoval Íñiguez, cardenal de Guadalajara, durante una reunión con autoridades del gobierno federal en el Campo Marte.

Sandoval también llamó a los ciudadanos a actuar contra estas reformas, incluso en una posible violación del artículo 130 constitucional, que prohibe a los religiosos “oponerse a las leyes del país o a sus instituciones” ya sea “en actos de culto o de propaganda religiosa, ni en publicaciones de carácter religioso”.

El 2006

Pero las actividades políticas del cardenal van más atrás. De acuerdo con un cable enviado y redactado por la embajada de EU en El Vaticano, Juan Sandoval Íñiguez pidió ayuda a Washington para frenar el avance de Andrés Manuel López Obrador en 2006. El cable con clave 06VATICAN61 publicado por Wikileaks, afirma que a Sandoval Íñiguez le preocupaba el avance de la izquierda en Latinoamérica, y señaló que aumentaba el poder de Fidel Castro, Hugo Chávez, Evo Morales, Néstor Kirchner, Michelle Bachelet y López Obrador.

El prelado se reunió en Roma el 28 de marzo de 2006 con Francis Rooney, embajador de Estados Unidos en el Vaticano, representación que ocupó de 2005 a 2008. Sandoval dijo a Rooney que el avance de la izquierda representaba una tendencia peligrosa, señaló la embajada en el Vaticano. De acuerdo con el cable de Wikileaks, el prelado preguntó si el presidente (George W.) Bush podría ayudar. Sandoval afirmó que durante el gobierno de López Obrador, el crimen y la violencia habían aumentado en la ciudad de México.

El cable de Wikileaks resume: “Los cardenales sienten que los pobres de Latinoamérica no entienden los beneficios potenciales que les puede traer el mercado libre, por lo que apremiaron a EU a ayudar (a concretar tratados de libre comercio), reconociendo que la Iglesia, aunque cautelosa, también puede jugar un papel más importante.”

Los fieles le fallan al cardenal

Hace dos meses, el 31 de julio, en el teatro Degollado de Guadalajara, el gobernador de Jalisco, Emilio González, organizó un homenaje en honor del cardenal Juan Sandoval Íñiguez. El gobierno del estado incluso dispuso pantallas gigantes afuera del recinto para que la multitud pudiera observar el concierto de la Filarmónica de Jalisco e hizo una amplia convocatoria.

En la plaza Liberación se dispusieron 4 mil sillas, las pantallas, equipo de sonido, un toldo de 3 mil metros cuadrados y hasta un podio con micrófonos donde Sandoval Íñiguez ofrecería, tras el concierto, un mensaje a los fieles reunidos, lo cual al final no sucedió debido a una confrontación entre quienes confrontaban a Emilio González por el uso de recursos públicos para homenajear a un líder religioso, así como las revelaciones del cable de Wikileaks.

Medios locales afirmaron que en el acto organizado por el gobierno de Jalisco para el Arzobispo de Guadalajara, de los 4 mil espacios ofrecidos en la plaza, sólo 500 se ocuparon. Además en el interior del Teatro Degollado, cuyo aforo es de mil 400 personas sentadas, lucía a 85% de  su capacidad al principio del acto.

Los otros, la inmensa mayoría congregada en la plaza, trataba de callarlos, pedían respeto a Sandoval, algunos con ojos cerrados y labios que en voz baja parecían rezar, para no escuchar a los “hijos de las tinieblas”, como alguna vez calificó el propio cardenal a sus opositores.

El lujoso recinto no logró llenarse pese a la amplia convocatoria que realizó el gobierno estatal para el homenaje. Se ausentaron invitados internacionales, así como los alcaldes priistas de la zona metropolitana de Guadalajara, con excepción del edil de Tonalá, Antonio Mateos Nuño. Al finalizar el concierto, González Márquez entregó un reconocimiento a Sandoval Íñiguez.

En su turno, Sandoval Íñiguez se consideró “indigno” de recibir un homenaje como el que le hacían y que a su juicio se debería hacerlo a la iglesia católica de Guadalajara, que por más de 350 años ha formado sacerdotes que han impartido la palabra de Cristo en todo el país y en muchas partes del mundo. El cardenal añadió:

“Sea para la iglesia de Guadalajara este homenaje que el gobierno y el pueblo de Jalisco me ofrecen de muy buena gana con tanta voluntad. Señor gobernador, respetables autoridades y querido público, saludo también a los que están a fuera a los que están escuchando. Brindémosle a la iglesia de Guadalajara que yo indignamente represento y presido en este momento, este sentido homenaje”.

Posteriormente se proyectó un documental de la vida del cardenal y ante la cancelación del mensaje de Sandoval Íñiguez en la plaza, el gobierno culminó la noche de Sandoval con una cena para 500 personas con exclusiva invitación.

En esa misma ocasión del homenaje al arzobispo de Guadalajara se publicó que su relevo podría tardar tres meses, por lo que probablemente en octubre se conozca al sucesor.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo el encierro por el COVID-19 está cambiando nuestros grupos de amigos

Una nueva investigación sugiere que las cuarentenas están remodelando nuestros grupos de amigos. ¿Qué significa eso para nuestras relaciones post COVID-19?
15 de octubre, 2020
Comparte

Antes de que el coronavirus provocara un segundo bloqueo severo en la ciudad australiana de Melbourne, Karen Lamb, una estadística de 35 años, iba al teatro, a las prácticas semanales de un coro, a clases de baile y pasaba mucho tiempo con sus amigos.

Pero los confinamientos en su ciudad interrumpieron el comportamiento social de Lamb. Su mundo se ha trasladado a internet y, a veces, Lamb puede sentirse sola.

Grandes cantidades de personas reportaron sentirse solas en la primera ola de cuarentenas por coronavirus a principios de 2020.

Según una investigación de la experta en soledad Michelle Lim, de la Universidad Tecnológica de Swinburne (Australia), uno de cada dos australianos dijo sentirse solo durante el primer encierro.

En Reino Unido y Estados Unidos, la proporción fue de dos de cada tres.

Ahora, unos investigadores en Australia examinan cómo estos períodos de aislamiento forzados están cambiando nuestras interacciones sociales.

Aunque la pandemia se está desarrollando de manera diferente según el país, en general compartimos una misma inquietud: si los bloqueos están cambiando la forma en que socializamos, ¿cuánto tiempo durará nuestra soledad?

Consolidando las redes de amigos

Los resultados iniciales de una encuesta de seguimiento que enviaron a casi 2.000 australianos han mostrado que se están produciendo algunos cambios de comportamiento importantes relacionados con la pandemia.

La investigación es un proyecto conjunto entre dos académicos, la doctora Marlee Bower, investigadora de la soledad de la Universidad de Sídney, y el sociólogo Roger Patulny, de la Universidad de Wollongong, Australia.

Bower dice que en las respuestas abiertas a la encuesta, muchas personas indicaron que habían comenzado a reducir sus redes sociales.

Un hombre y una mujer cenando a través de una videollamada.

Getty Images
Gran parte de nuestras interacciones se han trasladado a las plataformas digitales.

“No socializan con tanta gente como antes, sino con un subgrupo muy particular”, dice. “Las personas que tienen conexiones previas y pueden aprovechar sus amistades existentes en línea, lo están haciendo bastante bien. En muchos casos, están más cerca de los amigos que tenían”.

Ese ha sido el caso de Lamb, que es escocesa, pero ha vivido en Melbourne durante ocho años.

Antes del encierro, hablaba con Amy, una de sus amigas más antiguas, unas cuatro o cinco veces al año.

Ahora conversan todos los jueves, a una hora determinada, y ambas se preguntan por qué no lo habían hecho antes.

Algunas de sus otras amistades, sin embargo, no han resistido tan bien.

“Me ha resultado más fácil mantenerme en contacto con mi amiga escocesa que con mis amigos australianos”, dice Lamb. “Simplemente no he tenido esa relación en línea con los australianos. Durante los últimos seis meses me he distanciado mucho más de mis amigos del día a día”.

“Cuando las interacciones sociales se trasladan a internet, sólo ciertos tipos de relaciones parecían sobrevivir”, explica Bower.

Una vez que se elimina el contexto local o comunitario, se mantienen o fortalecen las relaciones en las que las personas tenían algo en común además del trabajo o pasatiempos, y en las que todos se sienten cómodos con la tecnología digital.

Muchos querían compartir su estrés pandémico con aquellos con quienes se sentían más cercanos; viejos amigos de las ciudades de origen y amigos locales muy cercanos.

“Dado que la mayor parte de la interacción social se ha producido en línea, socializar con personas que viven localmente ha resultado tan fácil como socializar con personas que viven en el otro lado del mundo. Esto significaba que las personas han podido socializar y volver a conectarse con personas con las que eran más cercanas, independientemente de su ubicación”, dice.

Dos amigas conversando por videollamada.

Getty Images
Mucha gente ha retomado viejas amistades.

La sociedad contemporánea a menudo se define por el movimiento de personas fuera de su lugar de origen, agrega Patulny.

“Estás más cerca de las personas que viven en el otro lado del planeta, porque son con las que creciste. No estás necesariamente cerca de aquellos con quienes compartes un vecindario. El covid-19 realmente está mostrando esto”, dice

Conversaciones cotidianas

Sin embargo, también extrañamos las interacciones con aquellas personas con las que no tenemos una amistad suficiente como para construir una relación en línea durante la pandemia.

Según Patulny y Bower, muchas personas dijeron que habían perdido estas microinteracciones con las personas de sus comunidades, que son casi imposibles de facilitar a través de la comunicación digital.

“La capacidad de simplemente parar, chismear, reír, bromear y todas las cosas que haces fuera de las reuniones, eso no sucede cuando estás reunido en línea”, dice Patulny. “El contacto periférico adicional se ha perdido, y esa es una pérdida importante”.

Una mujer con mascarilla detrás de una ventana.

Getty Images
Mucha gente ya se sentía sola antes del covid-19.

Existe el riesgo de que los vínculos sociales se deterioren sin estas pequeñas interacciones, dice, ya que ayudan a las personas a conectarse.

En cuanto a si podemos retomar estas amistades después de la pandemia, Bower señala evidencia reciente de Reino Unido que sugiere que las personas que se sentían solas antes probablemente se sentirían un poco más solas después, mientras que otras no experimentaron cambios a largo plazo.

Sin embargo, expresa cierta preocupación por que un período prolongado de soledad para algunas personas pudiera hacer que las interacciones pequeñas se sientan más desafiantes a largo plazo.

“Las personas que experimentan soledad durante períodos prolongados comienzan a experimentar impactos negativos persistentes en la forma en que piensan y actúan en situaciones sociales —son más hipervigilantes en cuanto al rechazo, más ansiosos socialmente— y esto puede dificultar estas interacciones simples y que sea menos probable que salga bien”, dice Bower.

Revertir o cambiar

La investigación de Bower y Patulny seguirá analizando a su grupo de estudio mientras Australia continúa su marcha para salir de las restricciones del covid-19.

Dos mujeres conversando una con la otra, cada una su escritorio.

Getty Images
Mucha gente extraña las pequeñas interacciones que tenía en el día a día con ciertas personas, aunque fueran sus amigas cercanas.

Realizarán una encuesta a la misma muestra cada tres meses para determinar cómo está cambiando su comportamiento y por qué, y enviarán sus resultados a un grupo de expertos que está considerando los impactos de la pandemia en la salud mental.

Es demasiado pronto para cualquier estimación de los cambios sociales a largo plazo, si los hay, pero los investigadores sugieren que podría pasar un poco de tiempo antes de que las interacciones vuelvan a la normalidad.

“Me pregunto si el hecho de que no estés acostumbrado a socializar y que ahora exista un riesgo asociado con socializar, conducirá a impactos a largo plazo en la forma en que nos sentimos y en cómo podemos superar la soledad”, dice Bower.

Patuly dice que no le sorprendería un ligero aumento de la soledad durante algunos años.

Sin embargo, Michelle Lim, la experta en soledad, cree que para la mayoría de las personas, tanto la pérdida de microinteracciones como el estrechamiento de sus redes sociales son temporales, están directamente vinculados a la emergencia de salud pública y es poco probable que duren más que ella.

“Si será significativamente perjudicial para las relaciones dependerá de muchos factores: si el individuo es resistente, si tiene redes sociales sólidas, si se esfuerza por mantener sus amistades a pesar de estas barreras”, dice Lim.

Tampoco está claro, agrega, si los bloqueos más prolongados, ya sea por mandato del gobierno o debido a la necesidad de las personas de protegerse por condiciones de salud preexistentes, conducirán a resultados diferentes o más pronunciados.

Lim dice que es posible que, en el futuro inmediato, las interacciones cara a cara puedan cambiar si seguimos preocupados por la salud pública.

Dos personas con mascarilla guardando la distancia social.

Getty Images
¿Por cuánto tiempo se mantendrán los cambios en las interacciones cara a cara?

Pero también dice que es parte de la naturaleza humana volver a los grupos sociales. La mayoría de las personas que han infringido las normas de encierro lo han hecho para ver a amigos y familiares.

Después de que nos recuperemos del impacto de estos comportamientos alterados, cree que es probable que las cosas vuelvan a la normalidad anterior.

Los principales determinantes de la soledad son bastante estables, agrega.

Es poco probable que aquellos que no estaban solos antes del covid-19 se sientan muy solos a largo plazo una vez que todo haya terminado.

“Creo que durante un corto período de tiempo habrá cambios”, dice. “Pero somos criaturas de hábitos. A menos que estos comportamientos sean a muy, muy largo plazo, creo que volveremos a nuestros grupos sociales”.

* Esta nota es una traducción de un artículo original publicado en inglés en BBC Worklife y que puedes leer aquí.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial

Banner

BBC

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=mYv_EYYngC4&t=8s

https://www.youtube.com/watch?v=aBKdOAVLVEc

https://www.youtube.com/watch?v=bW1ibaFkARg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.