Casinos concentran operaciones en ciudades con presencia del narco
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Casinos concentran operaciones en ciudades con presencia del narco

Por Redacción Animal Político
5 de septiembre, 2011
Comparte

De los 24 permisionarios de centros de apuestas y salas de sorteos (casinos) que operan en México con el aval de la Secretaría de Gobernación (Segob), 15 han montado sus negocios en las ciudades y estados donde, según los informes oficiales de las autoridades federales, operan los llamados cárteles de la droga de Sinaloa, Arellano Félix, Beltrán Leyva, Zetas y Golfo, revela una investigación hecha por Animal Político.

Según la Segob de las 24 empresas registradas como dueñas dcasinos tres no están operando ningún negocio actualmente.//FOTO: Cuartoscuro

El catálogo  de permisionarios de sorteos publicado en la página de internet de la  Segob, informa que de las 24 empresas registradas como dueñas de estos centros de apuestas, tres no están operando ningún negocio actualmente, mientras que de otras dos se desconoce el número de centros que operan al no existir información en el sitio web de la dependencia.

Lo anterior arroja que son 19 las compañías permisionarias de casinos en México que, a su vez, operan un total de 485 centros de apuestas, un hipódromo, un galgódromo y un frontón, pero que, además, cuentan con permisos vigentes para abrir otros 339 casinos, dos hipódromos y dos galgódromos.

Propiedad de Jorge Hank Rhon, las siete empresas permisionarias que controla el exalcalde priista de Tijuana, son las que mayor presencia tienen en los estados donde, según un mapa elaborado por el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) sobre el Fenómeno Delictivo en México, operan cinco de las siete organizaciones del narcotráfico que hay en el país.

El cruce de información hecho por Animal Político establece que son más de 300 los centros de apuestas instalados en las estados en los que se tiene identificada la presencia de los diferentes cárteles de la droga, cuyas operaciones, además de la venta, distribución y trasiego de los enervantes, se extiende a la compra de armas (la mayoría provenientes de Estados Unidos), así como del blanqueo de sus ilícitas ganancias.

¿Propicios para el lavado de dinero?

“El dinero se lava por intermedio de casas de cambio, casas de bolsa, joyerías, casinos, venta de automóviles, compañías de seguros y sociedades mercantiles”, son algunas de las conclusiones a las que han llegado las autoridades de Estados Unidos (EU) cada vez que emiten informes relacionados con las formas que utilizan los grupos criminales, no sólo de ese país sino de todo el mundo, para blanquear recursos provenientes de actividades ilícitas.

En mayo de 2001, por ejemplo, la embajada de EU en México, a través de una publicación oficial elaborada por el Departamento de Estado, titulada: Perspectivas económicas, abordó el tema del lavado del dinero explicando las consecuencias del delito y emitiendo una serie de puntos para identificar los movimientos más comunes que los grupos criminales utilizan para el blanqueo de las  finanzas.

En esa ocasión se dijo que son tres los pasos necesarios para lograr el lavado: Colocación, estratificación e integración de los recursos.

Durante la etapa de colocación, explican en el documento, los fondos deben cambiar de forma para ocultar su origen ilícito. Indican que los ingresos del comercio ilícito de drogas se obtienen en forma de billetes pequeños, que abultan y pesan más que las drogas mismas, de ahí que la conversión de esos recursos en otros de más valor, como son los cheques de cajero u otros instrumentos monetarios negociables, se suele hacer a través de negocios que manejan mucho dinero en efectivo como son: restaurantes, hoteles, compañías de máquinas expendedoras, casinos y lavacoches, que sirven de fachada.

Según el Departamento de Estado de EU son tres los pasos necesarios para lograr el lavado: Colocación, estratificación e integración de los recursos.//FOTO: Cuartoscuro

En el caso de los casinos, sostienen, la facilidad para aceptar el dinero permite que una vez que los delincuentes convierten los recursos en fichas, los fondos parecen ganancias del juego, lo que a su vez les permite cambiarlos por cheques en los bancos de estos centros de apuestas.

En la etapa de estratificación, se trata de ocultar el rastro que une los fondos a la actividad ilícita mediante la acumulación de una serie de transacciones financieras. Los delincuentes que manejan grandes sumas de dinero, por ejemplo, instalan compañías ficticias en países conocidos “por sus estrictas leyes de protección del secreto bancario o su falta de celo en perseguir el lavado de dinero. Esto les permite transferir sus fondos contaminados a compañías ficticias, a través de cuentas bancarias que abren como dueños de estas sociedades,  hasta blanquear los recursos”.

El pasado 16 de agosto, el periódico El Universal publicó una nota sobre el trabajo académico del investigador del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), Carlos Leyva Pedrosa, quien gracias a una serie de solicitudes de transparencia estableció la poca efectividad que tienen las autoridades mexicanas para investigar el delito de lavado de dinero, algo que según lo establecido por el Departamento de Estado de EU, es propicio para el blanqueo de los recursos.

En su trabajo, el investigador estableció que de 525 reportes por manejo irregular de recursos turnados a la Procuraduría General de la República (PGR) de 2004 a 2007, sólo 86 se elevaron a una averiguación  previa por lavado de dinero y de estos, sólo 25, recibieron la sentencia de un juez.

La etapa de integración, la tercera de la lista de los pasos operativos detectados, es según las conclusiones del informe el que mayor rentabilidad  deja a los delincuentes, pues en ella se incorporan los fondos en actividades económicas legítimas. Por lo general se hacen a través de inversiones comerciales, bienes raíces o adquisición de artículos de lujo. Los servicios de transacciones bancarias privadas, los bancos extraterritoriales, las sociedades ficticias, las zonas de libre comercio, los sistemas de telégrafo y la financiación comercial, todos pueden encubrir este tipo de actividades.

Diferencia entre México y Las Vegas

La corrupción existente en el órgano encargado de regular las apuestas, es la diferencia que, según la coordinadora del grupo de trabajo especializado en la vigilancia y el cumplimiento del reglamento de la Ley Federal de Juegos y Sorteos en la Cámara de Diputados, la diputada Lizbeth García Coronado, ha encontrado entre la forma de operar los casinos mexicanos y los que operan en la ciudad de Las Vegas, Nevada, Estados Unidos.

A decir de la legisladora del Partido de la Revolución Democrática (PRD),  existen alrededor de 200 centros de apuestas y salas de sorteos que pudieran estar operando ilegalmente en México y bajo el amparo del narcotráfico, lo cual quedo asentado en una denuncia penal que interpuso, en mayo del presente año ante la PGR, en donde uno de los establecimientos denunciados en esa ocasión, fue el casino Royale de Monterrey en el que murieron más de 50 personas tras un ataque encabezado por una célula del crimen organizado con presencia en Nuevo León.

Casino en Las Vegas, Nevada, en Estados Unidos.

“Lo que hemos detectado aquí en Cámara es la corrupción que hay en Gobernación, tanto de funcionarios y exfuncionarios”, responde la diputada cuando se le pregunta sobre el por qué en la ciudad de Las Vegas, conocida por ser la capital mundial del juego, no existen las sospechas que se presentan en México, en el sentido de que pudieran estar operando casinos con actividades de lavando dinero.

Como ejemplo entregó fragmentos (no consecutivos), de la resolución de un juez penal que ordenó la aprehensión de tres exfuncionarios de la SEGOB, que presuntamente lucraron con su cargo. Se trata de Roberto Correa Méndez, exdirector de Juegos y Sorteos; Felipe de Jesús Delgado Hernández, extitular de la Unidad de Gobierno y Abraham González Uyeda, exsubsecretario de Gobierno en la presente administración.

Según la copia del documento, en poder de Animal Político, el 7 de octubre de 2010 el Juzgado 47 Penal Federal notificó de su decisión a la PGR, instancia que tampoco ha ejercido su facultad para detener a los exfuncionarios, según señala la diputada.

Lo que pedimos es que aclaren cuál fue la participación de estos exfuncionarios en la otorgación de permisos para operar  centros de apuestas irregulares, comenta la perredista, a quien le parece “sospechoso” que los funcionarios de la PGR y la SEGOB no hayan investigado a estos personajes, así como a los 200 casinos irregulares denunciados, aún cuando la querella se presentó hace poco más de cuatro meses.

“Al momento de que alguien te da aviso, como lo hicimos nosotros desde el grupo de trabajo especializado (en el tema de la Ley Federal de Juegos)… y no hacen nada, estas permitiendo que trabajen ilegalmente”, sostiene García Coronado, quien no descarta que gracias a estos mecanismos de corrupción, que otorgan permisos irregulares y no investigan su operatividad, se estén lavando grandes cantidades de dinero, pues son millonarias las ganancias que obtienen al año los centros de apuestas en el país que en el 2010, tan sólo por concepto de impuestos al gobierno federal, pagaron 4 mil millones de pesos, cantidad similar al presupuesto de Turismo que se ejerció en el país durante ese mismo año.

Da click para agrandar.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Lilly

Cómo funciona el bamlanivimab, el primer medicamento diseñado específicamente contra la COVID-19

La terapia, aprobada por la FDA en Estados Unidos para uso de emergencia, consiste en anticuerpos monoclonales que se unen al virus para bloquear la infección.
Lilly
16 de noviembre, 2020
Comparte

La agencia reguladora de medicamentos norteamericana, FDA (Food and Drug Administration), acaba de emitir una autorización de uso de emergencia (EUA, Emergency Use Authorization) para el tratamiento de la COVID-19 de intensidad leve a moderada en pacientes adultos y pediátricos que no han sido hospitalizados.

La terapia, todavía en investigación, está basada en anticuerpos monoclonales y tiene el nombre de bamlanivimab.

Este agente terapéutico, desarrollado por la compañía farmacéutica Eli Lilly, es un anticuerpo monoclonal similar a los que formaban parte del cóctel de medicamentos para la COVID-19 que se administró a Donald Trump.

¿Qué son los anticuerpos monoclonales?

Por lo general, los anticuerpos son grandes proteínas integrantes del sistema inmunológico necesarias para identificar y neutralizar objetos extraños al organismo, como bacterias y virus.

En el caso concreto de los anticuerpos monoclonales (mAbs, del inglés monoclonal antibodies), se trata de glicoproteínas producidas por el clon de una célula híbrida (creada a partir de la fusión de una sola célula madre del sistema inmune y una célula plasmática tumoral) y diseñada para atacar a un antígeno concreto.

Su producción se basa en el establecimiento de linfocitos B inmortales modificados para producir una inmunoglobulina específica.

Según el nivel de pureza de la inmunoglobulina, ésta puede ser completamente murina, quimérica, humanizada o completamente humana.

Los anticuerpos monoclonales se seleccionan cuidadosamente y se dirigen contra una molécula concreta que desempeña una función clave en un proceso patológico, y suelen utilizarse en el tratamiento de ciertas enfermedades como el cáncer o la artritis reumatoide.

laboratorio

Lilly
Pruebas de estabilidad de los materiales de los ensayos clínicos.

¿Y los anticuerpos neutralizantes?

Los anticuerpos neutralizantes constituyen una de las posibles defensas que tiene el sistema inmunitario frente a las infecciones.

Estos anticuerpos permiten contrarrestar y eliminar el efecto de microorganismos invasores, y su actividad se desencadena, por ejemplo, gracias a proteínas situadas en la superficie de los virus, a las que se unen para “bloquear” la infección.

En este sentido, la comunidad científica lleva tiempo estudiando si la respuesta defensiva mediante anticuerpos neutralizantes puede inducir inmunidad efectiva y duradera.

Y, más concretamente, se está investigando si los anticuerpos generados por pacientes que han estado en contacto con el coronavirus SARS-CoV-2 podrían utilizarse como base para nuevos tratamientos de la COVID-19.

Sin embargo, aunque los anticuerpos neutralizantes se generan cuando una persona sufre una infección y parece que juegan una función importante en la respuesta inmunitaria, su papel concreto en los engranajes de la COVID-19 no está del todo dilucidado.

Los estudios llevados a cabo hasta el momento con el virus SARS-CoV-2 señalan que los anticuerpos neutralizantes aparecen unas dos semanas tras comenzar la infección, y que su pico máximo de actividad se situaría entre las semanas 4 y 6.

Pero existen aún muchas incógnitas: no se ha confirmado si todos los pacientes infectados generan anticuerpos neutralizantes; qué factores determinan su aparición y actividad (edad del paciente, gravedad de la infección).

Tampoco si sus niveles de neutralización son siempre suficientes para conferir protección, ya que estos niveles son muy variables y no se detectan en el 10-30 % de los pacientes.

La entrada de SARS-CoV-2 en las células se inicia por la interacción del dominio de unión al receptor (RBD) de la glicoproteína viral Spike (S) con la enzima convertidora de angiotensina-2 (ACE2), que actúa como receptor del virus en la superficie de la célula diana.

Los mAb neutralizantes más potentes se dirigen al RBD y algunos pueden actuar simplemente compitiendo con el receptor para unirse a la proteína S.

¿Qué es el bamlanivimab?

El bamlanivimab es un anticuerpo monoclonal IgG1-kappa humano recombinante neutralizante contra la proteína Spike del virus SARS-CoV-2, y no está modificado en la región Fc.

Este agente está autorizado para el tratamiento de pacientes con resultados positivos en las pruebas del SARS-CoV-2 que tengan 12 años de edad o más y pesen al menos 40 kilogramos y que tengan un alto riesgo de progresar a COVID-19 grave u hospitalización.

Esto incluye a aquellos pacientes que tienen 65 años de edad o más, o que presenten ciertas afecciones médicas crónicas.

El bamlanivimab es un medicamento que debe ser aplicado por vía intravenosa, por lo que los pacientes deben acudir a un centro hospitalario para que les sea administrado.

Si bien se sigue evaluando la seguridad y la eficacia de esta terapia en fase de investigación, los ensayos clínicos han confirmado que el bamlanivimab, en comparación con placebo, reduce las hospitalizaciones o las entradas a los servicios de urgencia relacionadas con la COVID-19 en pacientes con alto riesgo de progresión de la enfermedad, dentro de los 28 días posteriores al inicio del tratamiento.

Por este motivo, su uso es recomendable en las primeras fases de la enfermedad, a ser posible en los primeros 10 días tras la aparición de los síntomas de la enfermedad.

Sin embargo, el bamlanivimab no está autorizado en el caso de pacientes hospitalizados por COVID-19 o que requieran oxigenoterapia, ya que no se ha demostrado un beneficio significativo del tratamiento con este anticuerpo monoclonal en pacientes hospitalizados con COVID-19.

Y, de hecho, los mAb, como el bamlanivimab, pueden estar asociados con peores resultados clínicos cuando se administran a pacientes hospitalizados con COVID-19 que requieren alto flujo de oxígeno o ventilación mecánica.

Con respecto al perfil de seguridad, los efectos adversos de los mAb, en general, se pueden agrupar en dos tipos diferentes: los derivados de la acción del anticuerpo, como infecciones oportunistas, infecciones comunes o desarrollo de fenómenos autoinmunes; y los derivados de la administración de proteínas: reacciones anafilácticas, síndrome de liberación de citoquinas y desarrollo de anticuerpos.

En el caso concreto del bamlanivimab, las reacciones adversas más frecuentemente comunicadas a la FDA han sido náuseas, mareos, dolor de cabeza, prurito, hipersensibilidad inmediata no grave, diarrea y vómitos.

hospital

Getty Images
Las hospitalizaciones por coronavirus en muchos países han aumentado durante las últimas semanas.

En conclusión

El bamlanivimab constituye una nueva herramienta terapéutica en la lucha contra la COVID-19 que ha sido autorizada de forma condicional en EE.UU., bajo el epígrafe de Emergency Use Authorization, lo que implica, al igual que ocurre en Europa, que satisface una necesidad médica no cubierta, en la medida en que el beneficio para la salud pública de su inmediata disponibilidad es superior a la incertidumbre derivada de la limitación de los datos clínicos disponibles.

Sin embargo, la compañía farmacéutica responsable del desarrollo, Eli Lilly, debe comprometerse a proporcionar más datos clínicos que completen la información sobre eficacia y seguridad del medicamento, a medida que se van obteniendo de los resultados de los ensayos clínicos en marcha.

Y solo cuando estos datos sean positivos se concedería la autorización completa y definitiva, mientras que, en caso contrario, habría que retirar el medicamento del mercado.

El bamlanivimab abre una nueva y esperanzadora ventana en la terapia de la COVID-19, pues, al contrario que otros fármacos disponibles en el mercado para otras enfermedades y que han demostrado una cierta eficacia en esta patología (remdesivir, plitidepsina, dexametasona, hidroxicloroquina, etc.), éste es el primer medicamento desarrollado y autorizado específicamente para el tratamiento de los pacientes de COVID-19.

La batalla final contra el virus ha comenzado.

*Francisco López-Muñoz es profesor de farmacología y vicerrector de investigación y ciencia de la Universidad Camilo José Cela y Jose Antonio Guerra Guirao es profesor de farmacología y toxicología de la Universidad Complutense de Madrid.

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Puedes leer la versión original aquí.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ARrMFeZEfmU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.