Policía de Bolivia reprime marcha indígena; reportan un muerto y 37 desaparecidos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Policía de Bolivia reprime marcha indígena; reportan un muerto y 37 desaparecidos

“La acción que se ha llevado adelante fue con el único propósito de evitar que haya un enfrentamiento entre civiles”, dijo Sacha Llorenti, ministro de Gobierno de Bolivia, al anunciar que si se comprueba abusos contra los marchistas, se iniciará una investigación y se sancionará a los culpables.
26 de septiembre, 2011
Comparte

En Bolivia, un joven indígena, de la ciudad de Rurrenbaque, es golpeado por policías al tratar de evitar ser desalojado de su tierra. El enfrentamiento entre policías e indígenas dejó varias personas heridas y un menor de edad muerto.

La policía boliviana reprimió a indígenas que protestaban en defensa del Territorio Indígena del Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS). Como resultado de esta represión en la que el gobierno utilizó gases lacrimógenos y golpeó a hombres y mujeres, un bebé murió y 37 personas desaparecieron, siete de ellas niños.

El Comité de la Marcha publicó un comunicado:

“Hoy a horas 16:30 se inició un operático policial y /o militar de cerco sobre el campamento del puente San Miguel a 5 Km de Yucumo, donde estaban descansando alrededor de 800 marchistas, incluyendo más de dos centenares de niños y bebés. Alrededor de las 17 horas empezó una despiadada gasificación contra la gente indefensa, lo que provoco una confusión total y por ese motivo empezaron a extraviarse y desaparecer muchos de los niños que estaban ahí acampados junto a sus madres.

“Posteriormente efectivos de la policía procedieron a perseguir a la gente, a acorralarlos, golpearlos, quemando el campamento, gasificando mujeres embarazadas y deteniendo enseres personales de la prensa, obligaron a la gente a subir a camionetas para de esta manera, digna de la peor de las dictaduras, intervenir y acabar con la marcha.

“Posteriormente estas personas fueron obligadas a subir a buses que en número de ocho partieron con dirección a Yucumo, obligados por el bloqueo de caminos que ya esta efectuándose en San Borja, donde la población salió a la calle enardecida una vez que circuló la noticia de la intervención a la marcha.

“A la vez, tenemos información que son muchos los dirigentes y comunarios que se han refugiado en el monte, así como los que se encuentran detenidos amarrados en los buses, en el camino, hay madres desesperadas buscando a los niños. Algunos compañeros lograron escapar y llegaron a San Borja para refugiarse como el presidente de la CIDOB Adolfo Chávez”.

Por su parte, la Central Obrera Boliviana (COB) declaró huelga general en toda Bolivia para este miércoles, como protesta a la represión del gobierno a los indígenas.

La protesta indígena comenzó el 15 de agosto en Trinidad, y recorrió a pie unos 273 kilómetros en 42 días.

Según Erbol, una agencia de noticias indígenas, unos dos mil indígenas fueron sorprendidos por policías cuando descansaban en la hacienda San Lorenzo.

La respuesta del gobierno

El ministro de Gobierno de Bolivia, Sacha Llorenti, afirmó hoy que la represión policial contra la marcha de los indígenas que se oponen a la construcción de una carretera fue realizada “para preservar la vida y evitar enfrentamientos”.

En rueda de prensa en la sede del Ejecutivo, Llorenti dijo que se intervino la marcha para preservar la vida de los marchistas, que a su juicio estaba en riesgo si se producía un choque con pobladores de Yucumo, que se oponían a la movilización.

Llorenti explicó que por esta razón, además, los marchistas fueron evacuados de las inmediaciones de Yucumo en vehículos y trasladados a otra región para que retornen a sus comunidades.

“La acción que se ha llevado adelante fue con el único propósito de evitar que haya un enfrentamiento entre civiles”, dijo Llorenti, al anunciar que si se comprueba abusos contra los marchistas, se iniciará una investigación y se sancionará a los culpables.

El funcionario aclaró, sin embargo, que no se ha registrado a muertos ni desaparecidos en la acción policial que la víspera disolvió la marcha de indígenas que habitan la reserva Territorio Indígena y Parque Isiboro Sécure.

“Acabo de conversar con el comandante general de la Policía boliviana (Jorge Santiesteban) que me ha informado que no existe ningún reporte de personas desaparecidas ni de que habrían menores, como lo han informado medios, fallecidos”, dijo Llorenti.

Representantes de los pueblos originarios de 20 de las 64 comunidades que viven en las reservas naturales marcharon la semana pasada para exigir que se paralice la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos.

La Policía también dispersó a grupos de colonos apostados en Yucumo, para evitar un enfrentamiento con los marchistas que protestaban contra el proyecto oficial de tender una vía de 306 kilómetros entre los departamentos inconexos de Cochabamba y Beni.

El titular de Gobierno justificó esa medida, al recordar que en el pasado se registraron enfrentamientos de civiles “con resultados funestos”.

Recordó que los niveles de violencia se incrementaron el sábado pasado, cuando un grupo de marchistas tomó de rehén al canciller David Choquehuanca y al viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, César Navarro.

En esa oportunidad, los manifestantes rodearon a los dos funcionarios y los colocaron como “escudos humanos” para romper una barrera de seguridad policial que intentaba bloquear el avance de la columna.

Con información de medios locales y Notimex.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El virus de la COVID no está retrocediendo y la pandemia es particularmente grave en América del Sur, afirma OPS

Pese a las vacunas, la directora de la Organización Panamericana de la Salud, Carissa F. Etienne, advirtió que la crisis se está acelerando en varias regiones e instó a no bajar la guardia.
25 de marzo, 2021
Comparte

“Es una emergencia de salud pública activa”, fue como la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa F. Etienne, tildó la actual situación de la pandemia en el continente.

Durante una rueda de prensa para informar sobre la llegada a la región de 2.2 millones de vacunas adquiridas mediante la iniciativa Covax, la doctora Etienne advirtió que el virus va en peligroso aumento en muchos países.

Aunque las vacunas están llegando, “todavía faltarán varios meses para que la mayoría de las personas en nuestra región puedan acceder a ellas”, indicó Etienne. Mientras tanto, “el virus de la covid-19 no está retrocediendo, ni la pandemia está comenzando a desaparecer”.

Grandes desafíos

La directora de la OPS informó que la semana pasada en la región hubo un incremento de 1.2 millones de personas infectadas de COVID con 31 mil 272 muertes nuevas registradas por la enfermedad.

Destacó que “la pandemia es particularmente grave en América del Sur” y señaló algunos de los países que enfrentan los más grandes desafíos.

En Brasil, por ejemplo, donde llegaron más de un millón de dosis de la vacuna el domingo pasado como parte de la reciente distribución por Covax, el virus sigue extendiéndose peligrosamente en todo el país.

“Los casos y los decesos están creciendo, y la ocupación de camas en las unidades de cuidados intensivos son altas en varios estados”, declaró la directora de la OPS.

Brasil es el país con más más fronteras en Sudamérica y su ritmo de infección pone en peligro a sus países vecinos, indicó la OPS.

En el caso de Venezuela, el incremento de pacientes se está dando en los estados Bolívar y Amazonas, fronterizos con Brasil.

Distribución de la vacuna Oxford-AstraZeneca en el Salvador

Getty Images
Según la OPS, hubo una entrega reciente de 2,2 millones de vacunas en la región a través de la iniciativa COVAX.

El problema de sobrecarga al sistema de salud y la alta ocupación de camas en las unidades de cuidados intensivos se da también en Paraguay y Perú. En este último país, la ocupación sigue siendo “muy alta en Loreto”, según Ettiene.

En Chile, uno de los países que tiene una de las campañas de inoculación más eficientes, se registra un agudo incremento de infecciones y muertes.

Y Uruguay, que hasta hace poco se encontraba en una situación privilegiada con respecto al contagio, ahora reporta una de las mayores tasas de nuevos casos en América Latina.

Además, la pandemia se está acelerando en otras zonas del continente, incluyendo Guatemala, donde el número de casos y hospitalizaciones está “agotando la capacidad de camas en los hospitales debido a la afluencia de pacientes”, informó la directora de la OPS.

La zona del Caribe, varias islas incluyendo Cuba, han visto un aumento constante durante semanas. Ni Haití ni Cuba han iniciado su campaña de inmunización y el gobierno de La Habana ha optado por desarrollar sus propias vacunas.

Tercera ola en Norteamérica

Centro de vacunación en Ontario, Canadá

Getty Images
La provincia de Ontario, Canadá, se prepara para la tercera ola de la pandemia.

Norteamérica no se queda atrás. En Ontario, la más populosa provincia de Canadá, que colinda con Estados Unidos, se informó de un incremento de casos en las últimas dos semanas.

El jefe médico de esa provincia, David Williams, dijo el lunes que “estamos en la tercera ola” y expresó preocupación de que el programa de vacunación no se está implementando lo suficientemente rápido.

Del otro lado de la frontera, en los estados de Minnesota y Virginia Occidental de EU se reportan más muertes, según la OPS, y una curva de infecciones que va en ascenso.

A la espera de más vacunas

“El virus de la COVID-19 no está retrocediendo, ni la pandemia está comenzando a desaparecer”, declaró tajantemente Carissa Etienne.

Sin embargo, destacó que se han aumentado la cantidad de vacunas en la región, aunque no es suficiente. “Las dosis que han sido entregadas nos han ayudado a empezar a proteger a los trabajadores de salud y otros grupos vulnerables, y esperamos que lleguen más dosis cada semana”.

La directora de la Organización Panamericana de la Salud, Carissa F. Etienne

Getty Images
La cantidad de vacunas en la región ha aumentado, pero no lo suficiente, señaló la directora de la OPS, Carissa F. Etienne.

Pero reconoció que no se tienen las vacunas necesarias para proteger a todos, por lo que se deben hacer esfuerzos para “buscar formas de compartir las vacunas de manera más equitativa entre los países”.

Aseguró que las vacunas aprobadas por la OMS “son seguras y funcionan” y exhortó al público a que “cuando llegue su turno, no dude y vacúnese”.

Recordó que no hay otra región en el mundo mejor preparada para administrar vacunas de manera rápida y segura, lo que será crítico “a medida que se desplieguen e introduzcan nuevas vacunas a la región”.

Finalmente, llamó a que el público continúe acatando las medidas de salud pública, incluyendo el uso de mascarillas, lavado frecuente de manos y distanciamiento social, especialmente durante la época de Semana Santa.

“Las personas no pueden bajar la guardia al estar en contacto cercano con los demás”, insistió.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=LPqPnTkf-JE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.