Sicilia se repliega y las víctimas toman las riendas de la protesta
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Sicilia se repliega y las víctimas toman las riendas de la protesta

Por Paris Martínez
17 de septiembre, 2011
Comparte

Luego de esperar más de cinco horas, y tras de aguantar dos tandas de lluvia a la orilla de la carretera, dos centenares de velas se encienden a las 23:00 horas de este viernes, para saludar a la Caravana de Paz en su arribo a Palenque, Chiapas, y con ellas iluminar la penumbra en la que desde un día antes quedó enfrascado el Movimiento encabezado por el poeta Javier Sicilia.

Sicilia en Oventic. Foto: Cuartoscuro.

“Esta luz ilumina nuestros corazones y nos ha despertado nuevamente la confianza y la esperanza”, clama emocionado el padre Gonzalo Ituarte, de la Diócesis de San Cristóbal, mientras avanza junto con la procesión de víctimas por la avenida principal de Palenque, acompañadas por los pobladores que entonan la letanía “Nuestro caminar”, en una marcha engrosada a cada paso por nuevos ciudadanos que se van adhiriendo en el trayecto al centro, apenas murmurando la copla “Da lugar a la esperanza / Da lugar a la alegría / No tengas temor de ser feliz / Y ver nacer el nuevo día”, convertida en un rumor que se impone a cualquier otro ruido de la calle, amplificado por un millar de voces.

Oventic, round II

Luego de que en Oventic se suscitara un segundo desencuentro entre Sicilia y algunos reporteros, por admitir sólo al representante de la revista Proceso (con la que el poeta colabora) en el diálogo “privado” que sostuvo con la Junta de Buen Gobierno de este municipio zapatista, Sicilia se repliega y, por el resto del día, cede su puesto al frente de la Caravana a otros dirigentes civiles: en Ocosingo, a los padres Ituarte y Solalinde. En Palenque, a Julián Lebarón, Amanda Puente y fray Tomás González.

En Ocosingo, de hecho, el poeta no hizo acto de presencia, por retrasos atribuidos al mal estado de las carreteras, mientras que en Palenque el poeta llega directo a la plaza municipal, para dirigir un breve saludo, y aclarar que “aunque no vamos a recuperar a nuestros hijos, (con la movilización ciudadana) ganamos fuerza para decirle a los señores de la muerte que somos más grandes que ellos”.

Así, la mayor intervención del poeta este viernes es, precisamente, el mensaje dirigido al mediodía a las autoridades civiles de Oventic, tres hombres y tres mujeres encapuchados, que reciben a la comitiva de víctimas (una docena en total), con la advertencia de que “nosotros no diremos nada, sólo los escucharemos”.

Ahí, el padre de Juan Francisco Sicilia, asesinado junto con cinco amigos en marzo pasado, narra a los rebeldes la manera en que “venimos caminando desde hace cinco meses: recorriendo el país, recogiendo dolores, consolando y consolándonos de tantos desprecios, de tantos agravios, gastando el alma y las suelas, para encontrarlos y abrazarlos a ustedes, cuyos dolores y agravios son más antiguos que los nuestros”, además de, como ha venido haciendo desde que la Caravana partió de la Ciudad de México, sumarse a la exigencia de cumplimiento a los Acuerdos de San Andrés, firmados por el gobierno federal, durante la gestión de Ernesto Zedillo, e “incumplidos” hasta la fecha.

La respuesta de los representantes civiles del EZLN fue corta, pero tajante, casi como una orden: “Sigan adelante”.

Javier Sicilia encabezó un acto solemne llamado "Grito de dolor" donde guardaron un minuto de silencio. Foto: Cuartoscuro.

Ocosingo, la guerra y la paz…

Mientras Sicilia y varias decenas de reporteros se separan de la Caravana para partir a Oventic, al tan anunciado encuentro con el EZLN (y en el que en algún momento se manejó la posibilidad de que estuviera la cúpula militar zapatista, incluido el sumcomandante Marcos), el resto del convoy sigue el itinerario con rumbo a Ocosingo, el municipio en el que, en 1994, se vivieran los más cruentos enfrentamientos entre los indígenas alzados y el Ejército Mexicano.

Justo en el mercado que entonces sirvió de trinchera a los zapatistas, este viernes se concentraron caravaneros y pobladores, rodeando el templete colocado ahí donde militares fusilaron a nueve guerrilleros hace 17 años, cuyos cuerpos fueron hallados amordazados y con el tiro de gracia, y en cuya memoria, antes de iniciar el acto, se rindió un minuto de silencio.

En esta localidad, el padre Alejandro Solalinde aclaró que la Caravana viene a Chiapas a hermanarse con las víctimas de la violencia en el estado, pero, particularmente, a “aprender de ustedes, de su resistencia, de su fe y de su esperanza, pero sobre todo aprender de algo muy importante: su capacidad organizativa. La protesta sola, la indignación sola, no bastan; soñar, sin organizarse, es una pesadilla a largo plazo. Por eso, venimos a aprender de ustedes organizarnos y a crear redes de unidad.”

El religioso, avocado a la defensa de los migrantes latinoamericanos que cruzan por Chiapas en su ruta hacia Estados Unidos, aprovechó además para formular un agradecimiento personal, ya que los pobladores de Ocosingo le proporcionaron dos capacitadores indígenas, Juana y Antonio, que desarrollaron con los migrantes del Albergue Hermanos en el Camino un proyecto agroecológico que ya se encuentra en operación.

“Nunca se me va a olvidar -narró Solalinde-, cuando fuimos al mercado a comprar las cosas que ellos necesitaban, y yo les dije: ‘Juanita y Toño, no se les olvide llevar una libretita para que vayan anotando los gastos’ y dijeron ellos: ‘No se preocupe padre, nosotros usamos Excel”. Ya se imaginarán cómo me sentí, chiquitito. ¡Viva Ocosingo!”

Mitin en el mercado. Foto: París Martínez.

Palenque, la resurrección…
La lluvia cae con tal ímpetu, que dificulta la visión más que la noche misma. La carretera se ha desgajado en dos puntos, obligando a los vehículos a zigzaguear y trenzarse en un solo carril por el que se va y se viene y cuando el camino parece perderse en la oscuridad, a lo lejos se enciende una luciérnaga.

Primero son una o dos luces en la lejanía, luego diez o veinte y pronto es una nube de pequeñas llamas flotando sobre el pavimento, que levanta la alegría de los caravaneros, decaídos por las diez horas de camino y por el desconcierto que han provocado los últimos tumbos organizativos de la movilización (la gresca entre Sicilia y dos reporteros, el jueves; las fallas en el resguardo de los manifestantes, evidenciada por la incursión de desconocidos en las zonas donde han acampado, así como los retrasos de varias horas en el programa de actividades).

Se trata de la feligresía católica de Palenque, dirigida por el padre Alberto, quienes reciben a las víctimas de la violencia con cantos, como el Himno a la Alegría, el Canto de los Mártires, Nuestro Caminar, Cómo hablar de paz y La paz es fruto de la justicia, himnos todos que forman parte de sus ritos habituales.

Cobijados por ellos, la marcha surca el pueblo.

“Aquí con nosotros -afirma el padre Alberto-, avanza también la memoria del Tatic Samuel (se refiere a Samuel Ruiz, obispo emérito de San Cristóbal de las Casas, fundador de la Teología de la Liberación en el sureste mexicano y de reciente fallecimiento), a quien conocemos como El Caminante, incansable luchador por la paz. Sí, Tatic Samuel viene aquí junto a nosotros.”

Luego, ya en el templete colocado en la plaza central, el padre Alberto anuncia la adhesión de “las seis parroquias que comprenden la zona chol (Palenque, Playas de Katasajá, Salto del Agua, Tila, Sabanilla y Tumbalá) a todas las demandas y denuncias de esta Caravana, bajo la idea cristiana de que se acabe esta guerra, que está destruyendo el corazón de nuestra patria”.

Fray Tomás González, Solalinde y Álvarez Icaza. Foto: París Martínez.

Tocó entonces el turno a fray Tomás González, de Tenosique, Tabasco, quien con un grupo de migrantes centroamericanos denunció el acoso que sufren los latinoamericanos indocumentados en su paso por México, principalmente a manos del Instituto Nacional de Migración, “en donde pese a los cambios recientes, persiste la estructura de corrupción”.

De hecho, se denunció, fray Tomás recibió el pasado viernes una amenaza de muerte a través de una llamada telefónica, realizada por personas que se identificaron como familiares del exdelegado del INM en Tenosique, Erick Gutiérrez Cosío, hoy prófugo tras habérsele denunciado recientemente por la presunta violación de una adolescente centroamericana y, pese a lo cual, no pierde el buen humor. “Venimos desde Tabasco -afirma- para sumarnos a esta Caravana de Paz, venimos un grupo de migrantes que se distinguen porque no nos hemos bañado en dos días.”

Sin embargo, luego de las risas, la angustia se posa sobre los rostros de quienes le escuchan: “México -afirma- es un gran sepulcro de migrantes, que sufren violaciones sexuales lo mismo mujeres que hombres, mutilación, tortura, violencia verbal, asesinatos…” Para luego, en entrevista, narrar que los testimonios de los centroamericanos son de un dramatismo irracional, que, por ejemplo, mujeres plagiadas por el crimen organizado y luego rescatadas “han narrado que las obligan a protagonizar peleas a golpes, para diversión de los criminales… Somos testigos de que en las delegaciones del INM en Tabasco y Chiapas opera un verdadero crimen organizado, tenemos pruebas de que existe una red de extorsión, trata de personas, encubrimiento, corrupción e impunidad, personal y agentes federales del INM son los principales responsables junto con los tres niveles de gobierno, de que la ruta ferrobiaria entre Tabasco y Chiapas sea hoy la más peligrosa del país. Estamos frente a un verdadero holocausto, compable con las peores tragedias de la humanidad.”

Foto: París Martínez.

Vuelven las víctimas al frente
Palenque se cimbró ayer con Araceli Ramírez las lágrimas de Araceli, hermana del maestro Carlos René Román Salazar, desaparecido desde el 14 de marzo de 2011 en la ciudad de Oaxaca, caso sobre el cual “la procuraduría estatal no nos da ninguna solución, siempre que preguntamos nos dicen que no tienen datos, que no hay pistas”.

y a su voz se sumaron las de Rosa, que a los 20 años fue asesinada por su ex pareja, un militar chiapaneco, frente a su madre y hermana, “fui a denunciar, pero las autoridades de mi comunidad no me hicieron caso, solo se burlaron de mí, fue así que en agosto pasado, perdí la vida y la posibiidad de ver crecer a mi hija, mientras el asesino sigue libre”. También, por conducto de familiares, se escuchó a Sabina Patricia, universitaria, indígena, activista y madre de un pequeño, “yo también me casé con un militar y, después de años de ser maltratada física y sicológicamente, decidí abandonarlo, pero él me siguió molestando, y amis 24 años, el 2 de abril de 2008, me mató, frente a la universidad, y aunque en mi caso se logró una buena sentencia condenatoria, esto no suele suceder”.

Altar simbólico por feminicidios en Chiapas.Foto: París Martínez

En los últimos cinco años, en Chiapas han sido asesinadas mil 456 mujeres, y sólo en 14% de los casos existe actuación ministerial, pero en la mayoría sin sentencias condenatorias.

Gustavo Castañeda, desaparecido por policías de NL. Foto: París Martínez.

También se escuchó a Amanda Puente, madre de Gustavo Castañeda, desaparecido el 25 de febrero por policías de Nuevo León que tripulaban las patrullas 534, 538 y 540, y quien, en medio de su dolor, se congratuló porque, a partir de que se sumó a la Caravana de Paz, “las autoridades sintieron la presión y empezaron a investigar, hasta que hace algunos días nos comunicaron que, efectivamente, los responsables de la desaparición de mi hijo eran efectivamente los policías que señalamos hace seis meses y dos días, uno ya confesó y otro permanece dettenido… habrá que ver”.

“No se trata de un cambio en la estrategia de comunicación del Movimiento -asegura Emilio Álvarez Icaza, al acompañar a Sicilia a su hotel, tras su breve participación en el acto de Palenque- siempre hemos tratado de darle voz a más víctimas, visibilizar a partir de esto otros dolores y queremos poner énfasis en eso.”

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Muere Ruth Bader Ginsburg: quién fue y por qué es pionera de la igualdad de género

Conocida por sus iniciales, RGB, la jueza Ruth Bader Ginsburg falleció a los 87 años luego de dos décadas de padecer cáncer. Su vida y decisiones la convirtieron en un pilar de la política liberal de Estados Unidos.
18 de septiembre, 2020
Comparte

La segunda mujer en ocupar el cargo de jueza de la Corte Suprema de Estados Unidos falleció este viernes.

Ruth Bader Ginsburg murió a la edad 87 años en su casa de Washington D. C. luego de una batalla de dos décadas contra el cáncer.

Para el ala más liberal del país, la noticia es devastadora, pues RGB, como era conocida, era un ícono del pensamiento más progresista de Estados Unidos.

Y su fallecimiento abre la posibilidad al presidente Donald Trump de nombrar un reemplazo y reforzar la mayoría conservadora de 5 a 4 que hasta ahora había en la Corte Suprema.

Los miembros de la Corte Suprema de EE.UU.

Reuters
En la Corte Suprema hay una mayoría de jueces conservadores en la actualidad.

Sobre Ginsburg se han hecho libros y películas biográficas y su imagen aparece en camisetas y tazas de café hasta disfraces de Halloween.

“Creo que personas de todas las edades están emocionadas de ver a una mujer en la vida pública que ha demostrado que, incluso a los 85 años, puede ser inquebrantable en su compromiso con la igualdad y la justicia”, dijo hace un par de años Irin Carmon, una de las autoras de Notorious RBG, un libro sobre la vida de la jueza.

Famosa por su diminuta estatura, su actitud seria y sus largas pausas en las conversaciones, de ella se decía que no tenía paciencia para hablar de tonterías.

Pero ¿cómo pasó RBG a convertirse en un símbolo?

Feminismo y leyes

Joan Ruth Bader nació en el barrio de Flatbush en Brooklyn, Nueva York, en 1933, de padres inmigrantes judíos.

Después de graduarse de la Universidad de Cornell en 1954, se casó con Marty Ginsburg y poco después, tuvo su primer hijo.

Mientras Ginsburg estaba embarazada, fue “descendida” en su trabajo en una oficina de seguridad social (la discriminación contra las mujeres embarazadas aún era legal en la década de 1950) y esa experiencia la llevó a ocultar su segundo embarazo años más tarde.

Ginsburg in 1977

Bettmann
Ginsburg en 1977.

En 1956, se convirtió en una de las nueve mujeres que se inscribieron en la Escuela de Derecho de Harvard, en la que el decano obligó a sus estudiantes a decirle cómo podían justificar que ocuparan el lugar de un hombre en su escuela.

Más tarde se trasladó a la Escuela de Derecho de Columbia, en Nueva York, y se convirtió en la primera mujer en trabajar en las revisiones de leyes de ambos colegios.

Sin embargo, pese a haberse graduado en esas universidades, Ginsburg batalló por encontrar trabajo.

Finalmente, se convirtió en profesora en la Universidad Rutgers en 1963, donde enseñó algunas de las primeras clases de mujeres y Derecho, y fue cofundadora del Proyecto de Derechos de la Mujer en la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos.

RBG

AFP
Los guantes de seda eran uno de los elementos distintivos de RBG.

En 1973, se convirtió en la asesora general de esa última organización, lo que dio inicio a una era prolífica para argumentar casos de discriminación de género, seis de los cuales la llevaron ante el Tribunal Supremo de Estados Unidos.

Ganó cinco de ellos, incluido el de un hombre que reclamaba la pensión de su esposa fallecida después del parto.

También fue durante este tiempo cuando discutió en nombre de una capitana de la Fuerza Aérea que había quedado embarazada y a quien le pedían que abortara al bebé para que no perdiera su trabajo.

rbg

Getty Images
RBG con una bolsa con su imagen.

En 1973, el caso Roe vs. Wade decidió la legalización del aborto, pero Ginsburg notó que, dado que el fallo dependía del derecho a la privacidad y no del de la protección igualitaria, estaba abierto a un ataque legal.

“La Corte se aventuró demasiado lejos en el cambio que ordenó y presentó una justificación incompleta de su acción”, contó en una conferencia de 1984.

La segunda mujer en la Corte Suprema

En 1980, el presidente Jimmy Carter nominó a Ginsburg a la Corte de Apelaciones de Estados Unidos para el Distrito de Columbia.

Se ganó una reputación de centrista, votando con los conservadores muchas veces.

Por ejemplo, cuando rechazó de escuchar el caso de discriminación de un soldado que dijo que había sido dado de baja de la Armada por ser gay.

Justice Ginsburg is sworn in, with her husband Martin holding the bible

Mark Reinstein
Clinton la nominó a la Corte Suprema en 1993.

El presidente Bill Clinton la nominó a la Corte Suprema en 1993, después de una prolongada búsqueda.

Ginsburg se convirtió en la segunda mujer en ser juez del más alto tribunal de Estados Unidos.

La disidente ardiente

Uno de sus casos más importantes y tempranos en la Corte fue el llamado Estados Unidos vs. Virginia, que anuló la política de admisión de solo hombres en el Instituto Militar de Virginia.

Al explicar su decisión, Ginsburg alegó que ninguna ley o política debería negar a las mujeres “la plena ciudadanía, la misma oportunidad de aspirar, lograr, participar y contribuir a la sociedad en función de sus talentos y capacidades individuales”.

Ruth Bader Ginsburg

AFP
RBG se negó reiteradamente al retiro.

A medida que la Corte se ha vuelto más conservadora, Ginsburg movió cada vez más hacia la izquierda y se hizo famosa por sus ardientes disensiones del resto de los jueces.

Ha sido una posición que la volvió tan conocida que una joven estudiante de Derecho llamada Shana Knizhnik creó una cuenta en Tumblr dedicada a Ginsburg llamada Notorious RBG, una referencia al difunto rapero The Notorious BIG.

La cuenta reintrodujo a Ginsburg a una nueva generación de jóvenes feministas y se hizo tan popular que Knizhnik y su coautora Carmon convirtieron el blog en un libro del mismo nombre, que devino un éxito de ventas.

“Creo que en realidad es algo que Ginsburg realmente ha disfrutado en estos últimos años”, opinó Schiff Berman, quien trabajara para la jueza.

“Para ella es muy emocionante sentir que su legado puede inspirar a una nueva generación de mujeres, jóvenes en particular “, agregó.

Un icono pop

Muchos aspectos de la vida de Ginsburg se han convertido en un tema de fascinación en internet. RGB ha sido celebrada por su estilo de moda, desde su afición por los guantes de encaje hasta sus elaborados jabots, los cuellos que lleva sobre sus túnicas, o su famoso “collar disidente”.

Sin embargo, la jueza no fue inmune a la crítica… ni al error.

RBG

AFP
Los jabots sobre la túnica fueron otro de los elementos que popularizó RBG.

Durante las elecciones de 2016, llamó “farsante” al entonces candidato Donald Trump y dijo que no podía imaginar un mundo con él como presidente de Estados Unidos.

“Dice lo que se le ocurra en el momento. Realmente es un egocéntrico”, le dijo a CNN.

Sus declaraciones fueron criticadas tanto por la derecha como por la izquierda, que alegaron que esos comentarios podrían socavar su imparcialidad y autoridad de la corte.

RGB finalmente se disculpó.

Negativa de retiro

Durante los dos mandatos del presidente Barack Obama, algunos expertos se preguntaron en voz alta si no era hora de que Ginsburg se retirara en ese momento, con un demócrata en el cargo, lo que permitiría el paso de otro juez liberal para la corte.

Pero esos llamados fueron recibidos por Ginsburg con cierta irritación.

“Muchas personas me han preguntado: ‘¿Cuándo va a renunciar?’, pero mientras pueda seguir haciendo mi trabajo a todo vapor, seguiré aquí”, dijo en una entrevista.

Su muerte abre la posibilidad al presidente Trump de nombrar a un conservador más en el máximo tribunal de Estados Unidos.

*Este artículo es una versión de un perfil publicado originalmente en BBC Mundo en noviembre de 2018 y fue actualizado con la noticia su fallecimiento.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.