Tres rostros de la muerte en Veracruz
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Tres rostros de la muerte
en Veracruz

Por Paris Martinez
29 de septiembre, 2011
Comparte

Gabriela


Oculta bajo la hojarasca está Gabriela, la hija de Bárbara, cubierta su piel con la tierra del Santuario de las Garzas, en Xalapa. Aquí aguarda para ser hallada, desde hace más de tres meses.

Gabriela no se fugó de casa, como afirmó el  procurador de Veracruz, Reynaldo Escobar Pérez, “harta de los regaños de su madre”. Gabriela no huyó de la “violencia intrafamiliar”, tal como argumentó la autoridad al negarse a iniciar una averiguación previa por su desaparición.

Ella tiene planes que no abandonaría. Quiere ingresar a la Universidad Veracruzana, a punto como está de concluir la preparatoria, y estudiar arquitectura.

Quiere nadar el domingo con sus amigas y leer a Nieztche, y a Poe, y a García Márquez. Y ver Amélie y El Increíble Castillo Vagabundo. Y quiere hacerlo todo muchas veces, porque, como escribió en una noche de febrero, “lo que sólo ocurre una vez, es como si nunca hubiera ocurrido”.

Ella es la niña de sonrisa amplia cuyo retrato pegan de día sus amigos y familiares en los muros de Xalapa, con la leyenda “Se busca”, y que por la noche la autoridad retira, como parte de las labores de limpia urbana.

Es la niña que se toma fotos con sus amigas de la prepa, para subirlas a Facebook, y que se declara abierta seguidora de Werevertumorro.

Gabriela no se fue por voluntad propia, por más que lo repita el procurador Escobar.

Ella esta aquí. Este viernes, tres jardineros han encontrado su cuerpo, al surcar el paraje eufemísticamente llamado Santuario de las Garzas, donde ya antes otras como ella han sido encontradas, sepultadas apresuradamente y cubiertas con arbustos.

Gabriela descansa ahora, entre la hierba, luego de que, el mismo 13 de julio en que desapareció, sucumbiera ante la pesadilla a la que fue sometida por desconocidos.

“No soy la única en Veracruz con hijos desaparecidos –dijo Bárbara, la mamá de Gabriela, hace dos semanas, al paso de Javier Sicilia por la entidad–, y no se nos toma en cuenta, por lo que solicito que se abran espacios dónde poner fotos de nuestros niños extraviados… no es posible que sí haya espacios para poner imágenes de políticos cuando vienen las campañas, mientras que difundir los rostros de los hijos de nuestra sangre, que son lo más sagrado, no le interesa a las autoridades. Veracruz –remató– es un estado con muchas deudas, sí, ya lo dejaron sin dinero… y ahora lo están dejando sin hijos”.

 

Brigeth

Pasar en auto por la esquina de Juan Pablo II y Costa Verde, y gritarle “¡Brigeth, te amamos!”, venía convirtiéndose en una tradición nocturna en Boca del Río, Veracruz, desde que esta joven transexual se instaló aquí, con su larga cabellera rubia y su “rostro hermoso”, hace cuatro años.

Su belleza, feminidad y el Mini Cooper rojo en que se transportaba captaron tal atención que, muy pronto, fue catalogada como la sexoservidora más famosa del estado, a grado tal que en julio de 2009 crearon en su honor el foro de Facebook “Yo también he visto a Brigeth”, en el que cientos de personas narran sus encuentros con la “Wera”.

“A mí me lanzó un beso”, escribe Emilio. “A mí me enseñó las boobs pero me dijo ‘pendejo, qué miras'”, recuerda Marco. “Ayer la vi, a las 2:00 am, en el mismo lugar de siempre… ¡Impresionante!”, dice Manuel. “Yo también le he gritado ‘te amo weraaaa'”, reconoce Thammy. “Creo que es más niña que yo, ja, qué triste”, se lamenta Fátima.

Para abril de 2010, Miguel ya la calificaba como “uno de nuestros bienes tangibles, que será parte de la historia mítica de la ciudad”, y Edwin como “toda una figura del quehacer nocturno veracruzano”, y es que, remata Franky, “el que saliendo del antro no va a verla, es como si no hubiera salido de noche”.

Es este mismo foro el que, en los últimos días, ha recibido las condolencias por la muerte de Brigeth, tras hacerse público que ella es una de las 35 personas cuyos cadáveres fueron abandonados el pasado 20 de septiembre a un costado de Plaza Américas, en Boca del Río, con la leyenda “Por Z” escrita en su pecho.

“Mi trabajo es padre, atrevido e interesante –dijo ella, en alguna de las entrevistas que concedió a la prensa local, y por las que llegó a cobrar hasta 2 mil pesos–, adoro lo que hago, conoces todo tipo de gente, que te cuenta sus más oscuros deseos y secretos, además de que te pagan bien.”

Es ella, pues, uno de los “criminales que, irremediablemente tienen siempre un final trágico: o van a prisión o pagan con su vida”, tal como calificó el gobernador Javier Duarte a las personas torturadas, asesinadas y abandonadas en Boca del Río, acción de tal crueldad que incluso sus mismos autores han pedido “disculpas”.

En tanto, la banca en la que Brigeth solía sentarse, en la esquina de Juan Pablo II y Costa Verde, hoy sirve de pedestal para un pequeño altar con veladoras, dispuestas por sus admiradores para recordarla.

 

Alan


El pasado 15 de septiembre, policías estatales a bordo de las patrullas 717, 436 y 431 se llevaron Alan Michelle y a su amigo Alejandro, cuando caminaban por la calle Playa de los Cocos. “Mi hijo iba por alimento para sus pollos –narra su madre, Rocío, a la prensa local– .Yo abordé a las patrullas y los patrulleros de la 717 me apuntaron para que no me acercara, que si yo me acercaba me disparaban… uno de ellos me dijo que lo buscara en la Inspección, pero mi hijo nunca llegó ahí”.

La señora Rocío narra esto a un costado del Servicio Médico Forense de Veracruz, donde fueron acumulados los 50 cadáveres que durante la semana pasada abandonó el grupo denominado Caza Zetas en calles de Boca del Río.

Fue aquí donde la madre de Alan pudo al fin hallar a su hijo, una semana después de que fuera secuestrado por policías estatales, entre los primeros 35 cadáveres arrojados el 20 de septiembre a un costado de la Plaza Américas.

Cabe destacar que, sobre la presunta implicación de agentes de policía en los recientes asesinatos, el gobernador Javier Duarte aclaró que “no existe denuncia ciudadana que nos permita verificar”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué Brasil es considerado el "laboratorio perfecto" para probar las vacunas contra COVID-19

El país sudamericano, donde ha habido más de 3,5 millones de casos de la enfermedad, ofrece una "oportunidad de oro" en el desarrollo de la fórmula contra el coronavirus, según los mismos científicos que las investigan.
1 de septiembre, 2020
Comparte

Brasil, uno de los países más asolados por la pandemia de coronavirus, se ha convertido en un campo de pruebas de vacunas contra la covid-19.

El país sudamericano, donde ha habido más de 3,5 millones de casos de la enfermedad, es considerado por los científicos que investigan vacunas como una “oportunidad de oro”.

Allí se están probando dos de las vacunas más promisorias y avanzadas contra la infección: la de la Universidad de Oxford con la farmacéutica AstraZeneca y la de la empresa china Sinovac.

Y otras dos, de las farmacéuticas estadounidenses Johnson & Johnson y Pfizer, acaban de recibir aprobación de las autoridades para comenzar en el país sus ensayos clínicos.

Con esto las autoridades brasileñas esperan que sus ciudadanos puedan estar entre los primeros en ser inoculados contra la infección.

E incluso han planteado la posibilidad de producir estas vacunas internamente y exportarlas al resto de América Latina.

Pero ¿por qué Brasil es considerado un “laboratorio ideal” para llevar a cabo ensayos clínicos de vacunas?

vacuna

Reuters
En Brasil se están probando dos de las vacunas más avanzadas contra covid-19 y otras dos comenzarán pronto sus ensayos en ese país.

El doctor Jon Andrus, experto en epidemiología e inmunización de la Universidad George Washington en Estados Unidos, quien fue subdirector de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), señala que las altas tasas de transmisión comunitaria del virus es uno de los principales criterios para poder probar una vacuna.

Pero tal como le explicó a BBC Mundo, hay otras razones por las que Brasil es considerado un escenario perfecto para la investigación de vacunas.

“Ciertamente se necesita una situación donde tienes suficiente prevalencia de una enfermedad para poder probar la eficacia de una vacuna y si ésta va a funcionar”.

“Pero pienso que en Brasil hay casi una tormenta perfecta para los ensayos porque además de la alta prevalencia, el país tiene una larga historia de excelencia en salud pública, con instituciones de investigación reconocidas a nivel mundial como Fiocruz (Fundación Oswaldo Cruz) en Río de Janeiro, que durante décadas han estado realizando investigación y ensayos”, afirma el experto.

Vacuna

Getty Images
Más de 170 vacunas contra covid-19 están siendo investigadas alrededor del mundo.

En efecto, Fiocruz es la institución científica que está participando en la investigación y producción de la vacuna de Oxford y AstraZeneca.

Otra institución brasileña reconocida mundialmente, el Instituto Butantan, de Sao Paulo, está participando en la producción de la vacuna china de Sinovac.

Capacidad de producción

Pero también está la experiencia y fortaleza de Brasil en sus programas nacionales de inmunización y su larga tradición en la producción de vacunas.

La planta de Bio-Manguinhos, que pertenece a Friocruz, es uno de los centros de producción de vacunas más grandes de América Latina.

Allí se procesan millones de dosis de vacunas contra la fiebre amarilla, la tuberculosis y el sarampión, entre otras enfermedades.

Y el Instituto Butantan es actualmente el principal productor de vacunas contra la influenza o gripe del hemisferio sur, con una capacidad para producir 100 millones de dosis.

“Hay que destacar que Brasil ha tenido un enfoque estratégico para llegar a ser autosuficiente en la producción de vacunas“, le dice a BBC Mundo Cristiana Toscano.

La doctora es miembro del grupo de expertos asesores para vacunas contra la covid-19 de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Desde hace tres décadas los varios gobiernos han reforzado e invertido en la capacidad nacional pública, así que casi todos los laboratorios de producción de vacunas son financiados con dinero público”, añade.

laboratorio

Getty Images
Brasil cuenta con una larga tradición de desarrollo y producción de vacunas.

En efecto, la mayoría de las vacunas en Brasil, señala la experta, que también es profesora de la Universidad Federal de Goiás, se producen localmente o se intenta establecer mecanismos de transferencia de tecnología con las grandes compañías farmacéuticas.

Y esto es precisamente lo que ahora se está negociando con las vacunas de Oxford y Sinovac: transferir tecnología para producir ambas vacunas localmente.

Los acuerdos

Tanto la vacuna de AstraZeneca como la de Sinovac están llevando a cabo la fase 3 de sus ensayos clínicos.

Los ensayos de la primera se realizan con unos 5.000 voluntarios brasileños. En la segunda participan 9.000 voluntarios.

Como parte de los acuerdos preferenciales para las vacunas que se están probando en Brasil, el país inicialmente recibirá la materia prima para llevar a cabo las etapas finales de producción.

Ambos acuerdos incluyen transferencia de tecnología para que Brasil posteriormente pueda producir las vacunas desde el inicio.

En el acuerdo con Oxford-AstraZeneca el gobierno brasileño invertirá US$127 millones a cambio de tecnología y equipo para que Fiocruz pueda producir inicialmente 30 millones de dosis de la vacuna durante su fase de pruebas.

Si la vacuna demuestra ser efectiva, Brasil podrá producir otros 70 millones de dosis.

El acuerdo entre Sinovac y Butantan ofrecerá a los brasileños 120 millones de dosis de la vacuna.

vacuna

Getty Images
Las autoridades de Brasil indican que esperan poder empezar a vacunar a sus ciudadanos en el primer semestre de 2021.

Los funcionarios brasileños han indicado que esperan poder comenzar a vacunar a algunos de sus ciudadanos en el primer semestre de 2021.

Algunos expertos, sin embargo, han expresado dudas de que el país realmente esté en capacidad para producir dentro de seis meses la enorme cantidad de dosis de vacunas que necesitará para sus 212 millones de habitantes.

En años recientes la economía brasileña se ha contraído y las instituciones públicas del país han sufrido por la falta de financiamiento.

Y tal como le dijo a la agencia Reuters el exministro de Salud, José Gomes Temporao, la transferencia de tecnología toma tiempo, puede tardar entre cinco y 10 años, por lo que los laboratorios del país podrían no estar listos para iniciar en 2021 la producción de las vacunas.

“Es imposible”, declaró Gomes Temporao. “(La transferencia) toma mucho tiempo. Quizás podrán acelerarla un poco, pero no tanto”.

La doctora Cristiana Toscano cree, sin embargo, que Brasil sí está capacitado para recibir la tecnología y comenzar la producción de las vacunas.

“Todo depende de la tecnología de la que estamos hablando y de si el sitio tiene la capacidad”, le dice a BBC Mundo la experta de la OMS.

“Hay tecnologías nuevas que no han sido utilizadas y estoy de acuerdo en que transferirlas puede ser un proceso de hasta 10 años”.

“Pero Butantan, por ejemplo, realmente tiene experiencia en la producción de muchas vacunas inactivadas, como la de Sinovac. Tiene un laboratorio de seguridad que es capaz de hacer todo lo que se necesita para producir una vacuna inactivada”, agrega.

El desafío de la inmunización

Pero hay otro enorme desafío que Brasil tendrá que superar: cómo vacunar a sus millones de habitantes cuando sus programas de inmunización han sufrido retrocesos debido a las campañas de desinformación.

ataúd

Getty Images
Más de 110.000 personas han muerto en Brasil por la pandemia.

En 2019, por primera vez en 25 años, Brasil no logró cumplir los objetivos de vacunación de ninguna de las inoculaciones que suministraba de forma rutinaria.

Esta es una tendencia que ha ocurrido en todos los países de la región debido a las campañas antivacunas y a la creciente renuencia de la gente a ser inmunizada.

“Creo que el principal desafío será cómo mantener actualizado el programa de vacunación que ya estaba afectado aún antes de la pandemia de covid-19 y cómo incorporar ahora a ese programa una nueva vacuna”, afirma Cristiana Toscano.

“Serán desafíos logísticos y operacionales que requerirán movilización, entrenamiento, combatir la renuencia a la vacunación, además de toda la organización de distribución y administración de las 35.000 unidades de vacunación”, agrega la experta.

¿Demasiado optimismo?

Todo lo anterior, sin embargo, es bajo el supuesto de que realmente habrá una vacuna que será efectiva y segura.

Aún no se sabe si alguna de las que se están probando en Brasil, o en otras partes del mundo, mostrarán resultados positivos cuando finalicen los ensayos clínicos.

Bolsonaro

Getty Images
La respuesta del gobierno brasileño a la pandemia ha sido errática.

¿Qué ocurrirá entonces si fracasan las candidatas a las que Brasil está apostando?

El gobierno brasileño está intentando diversificar sus opciones y ha expresado interés en unirse a la iniciativa COVAX de la OMS, que intenta garantizar el acceso global rápido e igualitario a las vacunas contra la covid-19.

Los expertos coinciden en que, por ahora, cualquier apuesta a una vacuna es arriesgada mientras no se conozcan los resultados de los ensayos clínicos.

Y decir que una vacuna estará lista en 2021 podría ser una afirmación demasiado optimista.

“Es importante recordar que no debemos estar esperando una solución mágica”, expresa el exsubdirector de la OPS, Jon Andrus.

“Debemos ser humildes y recordar que no siempre hemos sido exitosos, que tenemos muchas enfermedades para las que no hemos podido encontrar una vacuna a pesar de estar trabajando durante décadas con ellas, como el VIH”, le dice a BBC Mundo.

“Por eso es tan importante que hagamos lo que podemos hacer ahora: todas las intervenciones de salud pública como mantener el distanciamiento social, usar mascarillas, realizar pruebas y rastreo de casos, y seguir las prácticas de higiene”, agrega.

Y la experta de la OMS está de acuerdo.

“La meta que estamos proponiendo (para tener una vacuna en el primer semestre de 2021) parece optimista, pero está condicionada a la aprobación de los ensayos clínicos si éstos muestran resultados positivos y a la aprobación de las autoridades reguladoras”, le dice Cristiana Toscano a BBC Mundo.

“Y mientras eso ocurre es necesario minimizar las expectativas y ser más realistas”, agrega la experta.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=zdkwo02LwCs

https://www.youtube.com/watch?v=FkdL3esx7t0&t=

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.