10 cosas sobre el nuevo jefe de Policía en Tijuana
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

10 cosas sobre
el nuevo jefe de Policía en Tijuana

Por Francisco Sandoval Alarcón
5 de octubre, 2011
Comparte

Alberto Capella Ibarra durante una entrevista para el NY Times.//FOTO: NYT

Fiscal ciudadano de transparencia, activista por la inseguridad en Baja California (BC), sobreviviente a una agresión armada, simpatizante de la pena de muerte para delincuentes y exsecretario de Seguridad Pública en Tijuana, Alberto Capella Ibarra, regresó a la función pública luego de poco menos de tres años de estar separado de los reflectores de la política.

El anuncio lo hizo este martes el alcalde de Tijuana, el priista Carlos Bustamante Anchondo -personaje cercano a Capella desde antes que éste fuera activista-, quien lo nombró encargado de despacho de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SPM), dependencia que encabezó, por espacio de un año, en la administración del exalcalde panista, Jorge Ramos Hernández.

La seguridad no es “un juego”, decía el entonces director de la Policía en Tijuana, el teniente coronel Julián Leyzaola,  en clara alusión al que fuera su jefe inmediato, Alberto Capella, y  a quien finalmente terminó sustituyendo, en diciembre de 2008, ante los pocos resultados obtenidos en su cargo como titular de la SSPM.

Con motivo de su nuevo nombramiento, Animal Político te presenta 10 cosas para conocer al nuevo Jefe de la Policía en Tijuana.

1.- Es licenciado en derecho.

Como ciudadano, en los primeros años del 2000, fue fiscal y coordinador en Baja California del Consejo Ciudadano por la Transparencia y el Combate a la Corrupción.

Posteriormente fue consejero del Comité de Participación Ciudadana de la Procuraduría General de la República y presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública de Baja California (BC), cargo que ocupó hasta 2008.

2.- En octubre de 2006, como presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública de BC, encabezó una marcha-caminata por 16 días por todo BC, donde el objetivo principal era presionar a las autoridades municipales y estatales a poner un freno a la delincuencia que no sólo se daba en la sociedad, sino en las propias corporaciones policiacas y en las diferentes esferas de gobierno, según denunciaba en su discurso.

Posteriormente, encabezó otro tipo de movilizaciones contra la inseguridad y el secuestro que le valieron diversas amenazas de muerte para él y los miembros de su familia.

3.- En septiembre de 2007, dijo estar de acuerdo con la pena de muerte de asesinos y secuestradores.

“Yo estoy de acuerdo en una situación tan drástica como la pena de muerte”, dijo en una plática.

4.- El 27 de noviembre de 2007, un comando armado atacó a balazos la residencia donde dormía. Por esas fechas su nombre se manejaba como uno de los posibles candidatos a ocupar la SSPM de Tijuana.

Capella fue fiscal y coordinador en Baja California del Consejo Ciudadano por la Transparencia y el Combate a la Corrupción.

Lo que más llamó la atención de la agresión fue que la casa donde ocurrieron los hechos se encontraba a 100 metros de la delegación de policía de Playas de Tijuana y de la Policía Ministerial Antisecuestros. Ninguna de estas dos autoridades se topó con el comando agresor.

Capella, quien para ese entonces tenía asignado cuatro escoltas personales para su protección, repelió la agresión con  el rifle R-15 que había dejado, ese día, uno de sus guardaespaldas.

“Volví a nacer”, declararía minutos después al ser entrevistado por los medios locales de Tijuana.

5.-  Una de las hipótesis que se manejó después de la agresión fue que se había tratado de una advertencia de miembros del Cártel Arellano Félix  para el recién elegido alcalde de Tijuana, Jorge Ramos -antecesor de Jorge Hank Rhon-, quien pretendía nombrar a Capella titular de la SSPM.

6.- La primera semana de diciembre de 2007, el cabildo de Tijuana nombró a Capella como titular de la SSPM y al teniente coronel Julián Leyzaola, director de la Policía.

Con motivo de la designación de Capella, el periódico El Universal lo llamó en una nota el “Rambo Tijuanense” por haber repelido una agresión días antes de haber sido designado secretario de seguridad.

7.- Una de las primeras acciones que tomó como titular de la SSPM fue la suspensión de policías municipales que no habían pasado los exámenes de control de confianza aplicados por el Gobierno Federal.

En mayo de 2008, el abogado de 33 de los agentes destituidos por Capella dio a conocer públicamente que no sólo había suspendido “injustamente” a sus clientes, sino que además el Secretario había lanzado un exhorto al Consulado Norteamericano en Tijuana para que se les retiraran sus visas, así como las de sus familias.

8.- Varias fueron las ocasiones que como director de la Policía de Tijuana, el teniente Julián Leyzaola –actual secretario de Seguridad Pública en Ciudad Juárez- declaró que la “seguridad no era un juego”, para lo cual se debía “tener conocimiento” del tema, en clara alusión y critica a quien fuera su jefe inmediato, Alberto Capella, a quien diferentes sectores de la sociedad señalaron por su falta de estrategia para reducir los índices de criminalidad que en el 2008 se vivieron en la localidad fronteriza y que en ese tiempo la llevó a ser considerada una de las más violentas en el país.

9.-En diciembre de 2008, en medio de una ola de violencia desatada en Tijuana por la guerra entre células rivales del narcotráfico, que ese año dejó 577 muertos, Alberto Capella fue removido de su cargo como Secretario y en su lugar quedó Julián Leyzaola.

10.- El martes 4 de octubre de 2011, el actual presidente municipal de Tijuana, el priista Carlos Bustamante, informó que el militar en retiro, Gustavo Huerta, quien a su vez fungió como director de la Policía bajo el mando de Julián Leyzaola, sería sustituido por Alberto Capella, a quien designó como encargado del despacho en la SSPM, en espera de que el cabildo ratifique su propuesta.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Martes 13 y otras situaciones, objetos y animales que ¿traen mala suerte?

Según las creencias, el 13 es mala suerte porque es el número de quienes participaron en la última cena de Jesús antes de ser crucificado.
13 de octubre, 2020
Comparte

En martes, ni te cases, ni te embarques, ni de tu casa te apartes.

El dicho popular recomienda no hacer nada arriesgado el martes, por considerarse un día de mala suerte.

Se trata de un famoso refrán del idioma español que tiene su base en la superstición.

Según detalla la página web del Instituto Cervantes, esto se debe a que este día de la semana estaba consagrado a Marte, el dios de la guerra en la mitología latina, por lo que se consideraba un día de mal agüero para emprender algo importante.

También aclara que en la antigüedad tenía la misma connotación para los egipcios y los turcos y que algunos historiadores españoles relacionaban la superstición porque “los martes se produjeron algunas importantes derrotas de los moros a las tropas cristianas”.

La complicación del 13

Pero parece que, además de martes, el problema se agudiza cuando es 13.

Los países anglosajones tienen su versión también del día de mala suerte: el viernes 13.

Según las creencias, el 13 es mala suerte porque es el número de quienes participaron en la última cena de Jesús antes de ser crucificado.

También es el capítulo del Apocalipsis o Revelación de la Biblia y en el que habla de una bestia, la causa de todo mal.

Y hasta existe la fobia al número 13: la triscaidecafobia.

Número 13

Lo concreto es que no hay una bibliografía que respalde cada una de estas creencias populares que muchas de ellas se remontan a tiempos inmemoriales.

Pero la mala suerte no solo está representada en el número 13 (para muchos), sino que también se aparece en animales, acciones y determinadas situaciones, etc.

Pero, ¿por qué y cuáles son? En BBC Mundo hicimos un listado.

La sal derramada

sal

Durante siglos y siglos, la sal tuvo un rol importante en las culturas.

Desde utilizarla para condimentar y conservar los alimentos hasta utilizarla como una forma de moneda de intercambio que luego dio origen a la palabra salario.

Por eso, derramar sal es signo de mal presagio para muchos.

También existe la superstición de que no se debe pasar el salero de mano en mano, sino que se apoya en la mesa, por la misma razón anterior: por miedo a que se derrame.

¿Qué culpa tendrá el gato?

Gato negro

Muchas personas consideran que es mala suerte que un gato negro se cruce por delante.

Para el cristianismo, los gatos de color negro eran símbolos del mal y estaban asociados a las brujas.

Sin embargo, para la cultura egipcia eran animales de adoración.

La escalera

Mujer camina debajo de escalera

El origen de por qué pasar debajo de una escalera es de mala suerte también es variado.

Una escalera apoyada en una pared forma un triángulo, forma que el cristianismo representa la santísima trinidad, por lo que atravesarlo, era señal de desafiar lo sagrado.

Otra creencia sostiene que está relacionada a las ejecuciones por ahorcamiento, ya que el verdugo debía subir a una escalera para colocar la soga y luego para retirar el cuerpo.

Abrir paraguas bajo el techo

Este es otro caso de superstición que no tendría un origen común.

El paraguas es un antiguo invento chino que fue pasando de cultura a cultura para distintas funciones hasta la actualidad.

Pero en un principio el paraguas era utilizado por reyes como sombrilla para bloquear los rayos del sol, por eso abrirlo en un lugar con sombra era un sacrilegio.

Hombre sostiene un paraguas

Otra creencia sostiene que si una persona abre un paraguas bajo techo, se trata de una doble protección, por lo que trae mala suerte.

Y tal vez, el más racional de todos, es que si abres un paraguas dentro de tu casa, puedes causar un accidente.

Romper un espejo

Espejo roto

La creencia dice que si rompes un espejo tendrás 7 años de maldición.

Todo surge de la catoptromancia, que es la adivinación por medio del espejo.

El espejo era un elemento que se utilizaba para la magia por lo que si se rompía, el futuro sería aterrador.

La mala fama del pie izquierdo

Sin duda esta no aplicaría a los grandes jugadores de fútbol zurdos, pero es una creencia popular que la gente que se levanta por las mañanas de mal humor, es porque lo hicieron con el pie izquierdo.

Además, durante la historia, siempre se dio preponderancia a todo lo que sucedía a la derecha, por el movimiento de la tierra, la mayoría de las personas son diestras, los santos están a la derecha de Dios, etc.

Y, entre tantos otros motivos sobre lo malo del lado izquierdo, la mala suerte también estaría relacionada con que los pescadores no subían a una embarcación por babor, es decir por la izquierda.

Tijeras

Tijeras

La creencia popular sostiene que dejar las tijeras abiertas mientras no se usen son sinónimo de atraer mala suerte.

Otra sostiene que regalar tijeras equivale a desear el mal.

Si bien se desconoce su origen, en la mitología griega la Moira Átropos (una de las tres que decidían el destino) cortaba con tijeras el hilo de la vida.

Y hay más…

Si bien existen innumerables tradiciones que atraen la mala suerte, también existen muchas otras para evitarla y otras tantas que atraen la buena suerte.

Cruzar los dedos

Cruzar los dedos

Además de cruzar los dedos para protegerse de la mala suerte, también muchos lo hacen para pedir que un favor se cumpla, o cuando se quiere incumplir lo que se jura.

Aparentemente, en la antigüedad, existía la costumbre de que dos personas enlazaran sus dedos índices formando una cruz para expresar un deseo.

Tocar madera

Se cree que la madera es un elemento de protección, por eso cuando algo sucede muchos tocan madera para librarse de ese mal.

Su origen provine de los pueblos celtas en Europa que solían adorar a los árboles porque a través de ellos una persona se librara de una dolencia y la enviaba a la tierra.

Y tú, ¿crees en alguno?

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.