Acusan a exgobernador de Q.Roo de gastar mil 500 mdp en imagen
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Acusan a exgobernador de Q.Roo de gastar mil 500 mdp en imagen

Por Agustín Ambriz / Luces del Siglo
5 de octubre, 2011
Comparte

Félix González Canto (centro) exgobernador de Quintana Roo.

Diputados locales de Quintana Roo acusan al exgobernador de la entidad, Félix González Canto, de haber cargado gastos que al cierre de caja sexenal supuestamente representaron cerca de mil 500 millones de pesos, 684 mil pesos diarios en promedio.

González Canto dejó el poder en abril pasado y hoy el supuesto derroche es parte de la investigación que por separado realizan los diputados locales Antonio Meckler Aguilera y Baltazar Tuyub Castillo como parte de las acciones jurídicas que en breve presentarán contra el exmandatario, como principal responsable del endeudamiento superior a 10 mil 700 millones de pesos que tiene en quiebra financiera técnica a Quintana Roo y que recientemente obligó a una reestructuración para permitir al nuevo gobierno caminar entre la situación financiera que le heredaron.

De acuerdo a los legisladores, durante su sexenio, González Canto tuvo un sobregiro de 25 mil millones de pesos que fueron manejados de forma discrecional, sobre los que no hay comprobación alguna. De este monto, más de 10 mil millones de pesos se ejercieron sólo durante el periodo fiscal 2010, cuya cuenta pública aprobó por adelantado la XII Legislatura Local.

El exgobernador con la intérprete mexicana Paulina Rubio.

“Lo que observamos al finalizar el sexenio es que se manejaron dos presupuestos: el autorizado de alrededor de 84 mil millones de pesos y el ejercido que superó los 110 mil millones de pesos. Esa diferencia de casi 25 mil millones de pesos es la que anda desparecida, la que se manejó de forma discrecional y no sabemos en qué. Félix nos debe una explicación pública sobre el destino de estos recursos, porque uno sale a las calles de las principales ciudades del estado y no se ven obras que respalden el monumental gasto”, sintetiza Meckler.

“Claro -añade el perredista- ellos van a decir que ahí están el puente de Playa del Carmen, el distribuidor vial de Cancún y el puente mal hecho de Puerto Juárez, sí, pero todas esas obras se construyeron con recursos federales, no hubo un solo peso del gobierno estatal. Qué me digan qué obra transcendental hizo en educación o en salud. Ninguna. Hoy los habitantes de Quintana Roo no cuentan con hospitales dignos. Por eso la urgencia de la legislatura pasada de aprobar la Cuenta Pública 2010, porque se pretendieron borrar las huellas del derroche”.

– ¿Y ya tienen un estimado de cuánto gastó en su imagen?

El exgobernador durante un partido del club de futbol Atlante.

– Sí, de acuerdo a la información que hemos podido recopilar, Félix invirtió en su imagen cerca de mil 500 millones de pesos. Estamos más que sorprendidos porque encontramos pagos de spots promoviendo su imagen a través de supuesta obra pública realizada durante su administración, los cuales se difundieron en televisoras de diversos estados del norte del país, entre ellos Chihuahua, Sinaloa y Sonora.

“¿De qué le sirvió todo esto al estado? De nada. Sólo vino abultar la enorme deuda pública que deberemos pagar las generaciones de quintanarooenses durante los próximos 25 años. Por eso es importante que él nos explique al pueblo de Quintana Roo sobre este derroche que no debe quedar impune, sobre todo ahora que González Canto está buscando la candidatura a la senaduría por su partido, lo cual sería el pase a la inmunidad legislativa para no responder por sus actos como gobernante.

– ¿Qué procede?

– Nosotros vamos a iniciar juicio político contra Félix, con una legislatura que tiene mayoría priista. Vamos a tomar todas las medidas posibles. El problema es que no tenemos acceso a toda la información, aunque sí la necesaria para poder proceder legalmente contra él, a pesar de que las dos legislaturas pasadas aprobaron mal el presupuesto.

 

Félix González durante el carnaval de Chetumal.

Que paguen los saqueadores

El diputado Baltazar Tuyub, quien rompió con el PANAL para incorporarse a la bancada del PAN, denuncia que el exgobernador y la pasada Legislatura llegaron al grado de alterar los procedimientos de aprobación de la Cuenta Pública 2010 con tal de dejar fuera a la actual XIII Legislatura que es la facultada legalmente para revisarla y, en su caso, aprobarla.

– La Ley del Órgano Superior de Fiscalización, en su artículo 7, establece que el gobierno tiene hasta el 31 de marzo para presentar ante el órgano su cuenta pública, y el artículo 22 establece que a más tardar el mes de septiembre éste deberá entregar su dictamen de la cuenta pública. Lo que vemos es que la cuenta pública de 2010 se aprobó de manera irregular.

“La operadora de esta irregularidad fue la exdiputada Laura Fernández Piña, quien presidía la Comisión de Hacienda. No sólo no se llega a lo que establece la ley, que es el 31 de marzo, sino aprueba la deuda pública el 22 de marzo, es decir 9 días antes de concluir el plazo de la entrega.

La deda excede por más 2 mil millones de pesos el presupuesto autorizado.

“Lo que nos llama la atención es cómo en fastrack aprueban una deuda pública estatal por más de 23 mil millones de pesos, mientras que en el caso del municipio de Benito Juárez, gobernada por la oposición, la Cuenta Pública 2010 apenas le fue aprobada hace 15 días. Ahí vemos cómo quienes ostentan las responsabilidades actuaron en contubernio con otros poderes para legalizar lo que hoy nosotros calificamos como el mayor saqueo contra el erario público de Quintana Roo”.

– ¿Qué es lo más grave que ha encontrado de la Cuenta Pública 2010?

– Lo que se estiló en todo el sexenio: se gastó más de lo autorizado, hubo un sobregiro excesivo de la administración anterior, no es posible que tengamos un presupuesto autorizado de más de 21 mil millones de pesos y que se hayan gastado más de 23 mil millones de pesos, esos es un asunto que nos preocupa a los legisladores, ¿dónde se fue ese excedente de 2 mil millones de pesos?, no lo sabemos.

“Por eso estamos tratando de encontrar los lineamientos jurídicos para proceder en contra de quien resulte responsable. Otro hecho alarmante es que en 2010 la administración anterior solicitó y obtuvo un empréstito por más de 5 mil millones de pesos y que 10 mil millones del total del presupuesto se haya ido, sin comprobación fiscal, al rubro 4000 de transferencias, apoyos, pensiones y jubilaciones”.

González Canto con la exMiss Universo Lupita Jones.

– ¿Dónde está todo ese dinero?

– Eso es precisamente lo que nosotros queremos saber, para eso era importante que revisáramos la cuenta pública, pero mañosamente el gobierno del estado, bajo la operación de Laura Fernández, la aprobaron en fastrack, precisamente para impedir que la actual legislatura revise todos y cada uno de esos actos de corrupción y enriquecimiento de algunos funcionarios. Con esto, Laura Fernández y el anterior gobernador, cerraron el paso a todo proceso de transparencia para aclarar muchas cosas.

“Habría que preguntarnos si en Quintana Roo puede uno saquear al estado sin las consecuencias legales correspondientes. Yo creo que no, pero si en el Congreso tienes amigos y cómplices de partido, entonces puedes hacer lo que quieras con la garantía de que quedarás impune. Si eres de otro partido simplemente te cargan la mano, como con la cuenta pública de Benito Juárez. Yo no sé por qué los priistas se asombran de que la deuda del municipio hubiera llegado a los mil 500 millones de pesos, cuando la estatal superó los 10 mil 700 millones de los cuales sólo Félix contribuyó con casi 7 mil millones de pesos”.

– ¿De qué nivel son los funcionarios responsables del saqueo?

– Estamos hablando de varios funcionarios y secretarios de estado, así como también de la exdiputada Laura Fernández.

– ¿Qué se puede hacer contra ellos? ¿Procede el juicio político?

– Una precisión, hay que decirle a la gente que los juicios políticos sólo se pueden promover contra los funcionarios que ostentan alguna responsabilidad pública. En este caso, tanto Félix González Canto y Laura Fernández, ya no están ejerciendo un poder, así que ya no puedes hacer un juicio político. Lo que podría proceder es que revisemos todos los aspectos legales que podamos hacer para actuar en consecuencia.

“Es una aberración cómo aprobaron la Cuenta Pública 2010, con  un déficit de 2 mil millones de pesos, sin decirnos a los quintanarroenses en qué se usó. Ahí está la verdad: Laura Fernández, en contubernio con funcionarios de la administración anterior aprobaron cuentas públicas con cuyos recursos se cometieron actos de corrupción y hubo varios enriquecimientos ilícitos. Insisto, sólo en 2010 se solicitaron más de 5 mil millones de pesos en empréstito que se lo gastaron en el mismo periodo, además de otros 2 mil millones de pesos más y la pregunta de todos es: dónde están esos recursos o la obras que se construyeron con esos recursos.

– ¿Consideras que la deuda la podrían pagar todas esas personas que se enriquecieron con los recursos públicos?

– Yo creo que saldría hasta sobrando, porque no sólo robaron en el 2010. Me imagino que robaron desde que llegaron. Obviamente ese es un asunto que nos debe preocupar a todos porque quienes hoy están aspirando a cargos de elección para el proceso de 2012, son precisamente los causantes de este saqueo. Los saqueadores de Quintana Roo tienen nombre: se llaman Félix González Canto y Laura Fernández Piña, quienes hoy aspiran a ser candidatos a senador y diputada federal de su partido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Shibu Philip

Trabajo en casa y COVID-19: 'Vigilo a mis empleados con un programa que toma fotos de sus pantallas'

Muchas personas se encuentran con dificultades para trabajar desde casa, pero ¿ayudaría a mejorar su productividad la tecnología de vigilancia?
Shibu Philip
29 de septiembre, 2020
Comparte
Shibu Philip

Shibu Philip
La firma de Shibu Philip ha utilizado el software de vigilancia Hubstaff durante el último año y medio.

Shibu Philip dice que sabe lo que es “perder un poco de tiempo en el trabajo”.

Es el fundador de Transcend, una pequeña empresa con sede en Londres que compra productos de belleza al por mayor y los revende online.

Durante el último año y medio, ha utilizado el software Hubstaff para realizar un seguimiento pormenorizado de las horas de trabajo de sus trabajadores, para saber qué teclean, cuáles son los movimientos de su ratón y los sitios web que visitan.

Con siete empleados en la India, dice que el software le garantiza que tienen “cierto nivel de responsabilidad” y ayuda a cubrir la diferencia horaria.

“Yo mismo me conozco. La gente puede tomarse un descanso extra de 10 minutos aquí o allá. Es bueno tener una forma automática de monitorear lo que están haciendo”, dice Shibu.

“Al mirar las capturas de pantalla y el tiempo que todos dedican a determinadas tareas, sé si siguen los procedimientos o no”.

“Y, si lo están haciendo mejor de lo que esperaba, también estudio el material recopilado y les pido que compartan ese conocimiento con el resto del equipo para que todos podamos mejorar”, dice.

Los empleados son plenamente conscientes de que el software está activo.

Además, pueden eliminar el tiempo dedicado a visitar sitios web que podrían haber sido registrados por accidente durante su descanso, por ejemplo, agrega Shibu.

Trabajando desde la cama

Getty Images
Si eres de los que ha tenido que colocar la laptop sobre una pila de libros de cocina durante la pandemia o te ha tocado quejarte de la velocidad del internet de tu casa, no estás solo.

¿Vagos en casa?

Dado que muchas personas alrededor del mundo trabajan ahora desde casa debido a la pandemia, la demanda de software que monitorea la actividad de los empleados ha registrado un repunte.

Hubstaff, con sede en Estados Unidos, dice que su número de clientes en Reino Unido se ha multiplicado por cuatro desde febrero.

Otra empresa llamada Sneek ofrece tecnología que toma fotos de los trabajadores a través de la cámara del laptop y las comparte para que las vean el resto de sus colegas.

Aunque se describe a sí misma como una plataforma de comunicación, su programa permite tomar una foto cada minuto.

Su cofundador, Del Currie, le dijo a la BBC que sus usuarios habían aumentado cinco veces durante el confinamiento, sumando casi 20.000 clientes en total.

Un estudio reciente realizado por académicos de la Universidad de Cardiff y la Universidad de Southampton, ambos en Reino Unido, descubrió que un temor común entre los jefes es que los trabajadores que no están a la vista “holgazanearán”, aunque los periodos de cuarentena tampoco parecen haber afectado mucho a la producción.

La encuesta también sugirió que un tercio de los que trabajan desde casa sentían que su productividad también había disminuido.

Pero ¿es la tecnología la respuesta para identificar a aquellos que podrían estar holgazaneando o para ayudar a aquellos que luchan por adaptarse a trabajar desde la mesa de la cocina a tiempo completo?


Me hubiera sentido mal de haber sabido que me vigilaban”

Josh

BBC
El fotógrafo Josh dice que tuvo problemas tanto con la logística como con la motivación

Josh, un fotógrafo de 26 años que vive en Londres, admite que lo que más le costó de trabajar desde casa fue la caída de su productividad.

Establecer un estudio improvisado en la cocina de su piso compartido de tres habitaciones fue un desafío logístico, pero también de motivación.

“Algunos días lo lograba, pero otros me sentaba y me quedaba mirando mis sandalias un buen rato, pensando: ‘No puedo hacer esto’. Es muy fácil hacer la colada o prepararte una taza de té. En casa encuentras formas de distraerte con bastante facilidad“.

Está agradecido de que su jefe no utilice ningún software de seguimiento con él.

“En aquellos días en los que era un poco más difícil estar motivado, me habría sentido mal si hubiera sabido que alguien estaba controlando mi productividad”, dice.

Josh sospecha desde hace mucho tiempo que tiene un trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH), lo que puede dificultar la concentración y la gestión del tiempo. Su médico está de acuerdo, aunque todavía está en lista de espera para una prueba.

Ha vuelto a la oficina recientemente y valora mucho tener más interacción cara a cara.

“Allí me encuentro una rutina, una estructura que realmente me ancla y me ayuda a superarlo todo”.


Trabajador en casa

Getty Images
Desde que se impusieron las restricciones para evitar la propagación del covid-19, las compañías han tenido que diseñar soluciones de emergencia para que sus empleados puedan trabajar desde casa.

Con cautela y políticas escritas

Aunque algunos jefes que usan software de seguimiento argumentan que es una herramienta válida para mantener la productividad, una investigación del Instituto de Colegiados en Personal y Desarrollo (CIPD), una asociación de profesionales del sector de recursos humanos con sede en Londres, sugiere que la vigilancia en un entorno laboral puede dañar la confianza.

“Monitorear el comportamiento de los empleados puede ser una forma justificable de reducir la mala conducta y potencialmente ayudar a gestionar el tiempo”, dice Jonny Gifford, asesor de investigación de comportamiento organizacional en el CIPD.

“Sin embargo, los empleadores deben tener políticas claras para que los trabajadores sepan cómo pueden ser monitoreados y, lo que es más importante, el sistema debe ser proporcionado”.

Los empleadores obtendrán “resultados mucho mejores” si apoyan a sus trabajadores, añade, “en lugar de centrarse en medidas de entrada potencialmente irrelevantes, como el número de pulsaciones en el teclado”.

Jonathan Rennie, socio del bufete de abogados británico TLT, también insta a las empresas que estén considerando la posibilidad de introducir dicho software con cautela.

“Los empleadores tienen la obligación legal implícita de mantener la confianza de sus trabajadores y deben ser conscientes de cómo podrían reaccionar ante la implementación masiva de software de monitoreo”, dice.

Sugiere que cualquier empresa que utilice software de monitoreo debería tener políticas escritas que expliquen cómo y por qué se está utilizando.

También debería haber una guía clara para los administradores y salvaguardas para prevenir el uso indebido o el “monitoreo excesivo”, dice.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=HdyODFbW5dQ

https://www.youtube.com/watch?v=S7CVPFbVMLg

https://www.youtube.com/watch?v=lEqd40vi9II

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.