Por primera vez, el Presidente no entregará el Premio de la Academia Mexicana de Ciencias
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Por primera vez, el Presidente no entregará el Premio de la Academia Mexicana de Ciencias

La Academia Mexicana de Ciencias lleva 4 años sin poder entregar el premio anual a sus ganadores dado que el Presidente no ha tenido oportunidad de cumplir con el protocolo
Por Alberto Tavira Álvarez
18 de octubre, 2011
Comparte

Terminó la espera. Luego de cuatro años de haberse suspendido la entrega del Premio de la Academia Mexicana de Ciencias, debido a que los organizadores no contaban con la asistencia del Presidente Felipe Calderón, finalmente hoy a las 19:30 horas se entregará este reconocimiento en el Auditorio Jaime Torres Bodet del Museo Nacional de Antropología pero, por primera vez en los 52 años de historia de este Premio, las más destacadas promesas de la ciencia no recibirán su diploma de manos del primer mandatario del país.

En entrevista con Animal Político, el doctor Arturo Menchaca Rocha, presidente de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), comentó que hace unas semanas el Consejo Directivo de la AMC decidió, por unanimidad, saltar el protocolo de que el Presidente de la República entregara este reconocimiento, con el objetivo de que finalmente los ganadores de los años 2008, 2009, 2010 y los recientes de 2011 pudieran recibir el diploma y el cheque de  100 mil pesos que se establece en el apartado de premios de la convocatoria.

A decir de los organizadores, los premios se entregarán a 20 hombres y mujeres (cinco por año) que con sus investigaciones han hecho grandes aportaciones al mundo de la ciencia en México. La ceremonia será presidida por el Dr. Menchaca Rocha, de la AMC; el dr. José Enrique Villa Rivera, director del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt); Juan Silva Meza, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación;  dr. José Narro Robles, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México; dr. Enrique Fernández Fassnacht, rector de la Universidad Autónoma Metropolitana; y por el dr. José Ramón Cossío, ministro de la SCJN.

Desde agosto, Animal Político reportó que el Presidente no había entregado estos premios. Aquí reproducimos el reportaje publicado originalmente el 12 de agosto de 2011:

“Me parece fatal. Cuando me dijeron el año pasado que había ganado el Premio de la Academia Mexicana de Ciencias les pregunté en qué fecha era la premiación, no me dieron una exacta porque no se ha entregado ni en 2008 ni en 2009.

Es increíble que el Presidente no tenga tiempo de hacerlo”, dice para Animal Político la doctora Gabriela Parra Olea, investigadora del Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien en 2010 fue galardonada en la categoría de Ciencias Naturales.

Pero al igual que Parra Olea, cuatro generaciones de jóvenes promesa de la investigación no han recibido el diploma que los acredita como ganadores del certamen y mucho menos el cheque de  100 mil pesos que se establece en el apartado de premios de la convocatoria.

Dr. Arturo Menchaca Rocha.

En entrevista telefónica el Dr. Arturo Menchaca Rocha, quien asumió la presidencia de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) en mayo de 2010, asegura que el problema no está en su cancha.

“Desde que tomé la Academia hice gestiones a través de quienes son las cabeceras de mi sector: el Secretario de Educación Pública (Alonso Lujambio Irazábal) y el director del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Juan Carlos Romero Hicks, les envié cartas solicitando que, como se hacía todos los años, nos ayudaran a agendar con el Presidente la entrega del Premio”.

Menchaca Rocha comenta que desde el año pasado no ha recibido respuesta por parte de ninguna institución. Incluso, menciona que en cuanto cambió el director del Conacyt (Dr. José Enrique Villa Rivera) se entrevistó personalmente con él y le hizo la petición formal, por escrito, con acuse de recibo y Villa Rivera se ofreció a ayudarlo a gestionar con presidencia. Hoy, en la Academia siguen sin tener respuesta.

“Nosotros estamos sorprendidos. En realidad es lamentable por el lado de los chicos que han recibido esta distinción pero que en la práctica no han recibido nada”, señala el presidente de la AMC. “No me extraña nada. Es un tema que realmente refleja el interés que tiene el Gobierno Federal por la Ciencia en México”, puntualiza el dr. Jaime Iván Velasco Velázquez, investigador del Instituto de Fisiología Celular de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien ganó el Premio de la AMC en 2009.

Pero no es la primera vez que un presidente de la República no entrega anualmente los premios de la Academia Mexicana de Ciencias. Desde la creación de la AMC el 12 de agosto de 1959 (anteriormente se llamaba Academia de la Investigación Científica), el galardón fue otorgado rigurosamente cada año a los ganadores por parte de todos los mandatarios de este país, hasta el cuarto año del gobierno de Vicente Fox Quesada donde se dejó de entregar el penúltimo (2005) y último año (2006) de su sexenio.

Por lo tanto, durante el primer año del periodo del presidente Felipe Calderón se entregaron los dos premios pendientes del Foxiato y el primero que le correspondía al actual gobernante.

Esta escena fue en febrero de 2007, durante una ceremonia que ocurrió en el marco de la semana de la Ciencia y la Tecnología organizada por el Conacyt en el Museo del Papalote, en la ciudad de México. Ante la pregunta de si existe algún reglamento o estatuto dentro de la Academia Mexicana de Ciencias donde el primer mandatario se encuentre obligado a entregar este Premio, Menchaca responde que no.

Son usos y costumbres. No hay nada que obligue al Presidente a entregarlo, pero hasta los gobiernos panistas todos los presidentes anteriores lo habían dado durante los 49 años de los 52 que lleva el Premio. Sistemáticamente el Premio de la Academia Mexicana de  Ciencias lo ha entregado el Presidente de la República. Es una tradición. Es un gesto hacia el apoyo a la ciencia”.

Foto de archivo de Felipe Calderón durante la entrega del premio de la Academia Mexicana de Ciencias en 2007. FOTO: Cuartoscuro

La Academia Mexicana de Ciencias es una Asociación Civil que está encargada de reconocer a los científicos mexicanos con dos fines: el primero es destacar el extenso trabajo de investigación de científicos jóvenes, para generar un estímulo en ellos de seguir colaborando a su país; el segundo, es impulsar y motivar a los galardonados en sus cinco categorías: Ciencias Exactas, Ciencias Sociales, Ciencias Naturales, Ciencias Humanas e Ingeniería y Tecnología.

El proceso de selección para la premiación se da a lo largo de un año. Primero se difunde una convocatoria dirigida a los científicos investigadores menores de 40 años, en la cual compiten con sus extensas investigaciones a lo largo de su vida profesional, una vez que se cierra la convocatoria un jurado determinado por la AMC analiza los trabajos para dictaminar quiénes son los acreedores al premio en las diferentes categorías. Cuando se obtienen los resultados, el Presidente de la Academia Mexicana de Ciencias se comunica con los científicos ganadores para darles la noticia. Que a veces no es la mejor.

Eduardo Rodríguez-Oreggia y Román.//FOTO: Cuartoscuro

“Pero tampoco a mí me lo han entregado”, se queja el dr. Eduardo Rodríguez-Oreggia y Román,   Director del Doctorado de Política Pública de la (EGAP) del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), campus Estado de México, quien obtuvo el primer lugar en la categoría de Ciencias Sociales, en 2010.

Animal Político envió a las oficinas de Comunicación Social de la Presidencia de la República, de la Secretaría de Educación Pública y del Conacyt  una solicitud, a través de correo electrónico, para saber cuál era su postura con respecto a este asunto, pero no se obtuvo respuesta.

El doctor Menchaca Rocha, quien en reiteradas ocasiones durante la entrevista deja claro que no quiere armar “una grilla”con este tema, expresa que una de las partes más difíciles que le toca de este viacrucis es cuando les tiene que hablar a los participantes para decirles que ganaron, pero que están haciendo todas las gestiones posibles para que les entreguen su premio.

Muchos de ellos me han hecho saber que preferirían recibir su premio y no le dan significado a que se los entregue el Presidente. Para mí es un gran problema y si nos vemos obligados a romper con esa tradición pues va a ser muy a nuestro pesar”.

¿Quién tiene el dinero de donde se destinan los 100 mil pesos a cada ganador?

Esos recursos son dineros que tiene la Academia del presupuesto que recibimos del Conacyt, de la SEP y de otros apoyos que nos otorgan cada año. ¿Y por qué ustedes no les dan su dinero a los ganadores?

Va contra el protocolo, al menos el que yo heredé.  Yo no podría entregarles el dinero, porque protocolariamente es el Presidente de la República el que entrega el diploma y el cheque. Sin personalizar, los presidentes entregan todo tipo de premios: a atletas, a futbolistas, a Premios Nacionales de Ciencias y Artes, a muchísimas personas, pero por alguna razón especial parece que en este país la gente joven del área científica está generando una excepción que no comprendemos.

¿Qué le ha dicho la Presidencia de la República al respecto?

Nos hemos dirigido por el camino que siempre se ha establecido. No tenemos contacto directo con presidencia, nuestros  interlocutores son la SEP y el Conacyt, tal vez el Presidente ni siquiera sepa.

¿Ante el silencio porqué no actúan?

La Academia en cierta medida se reserva el derecho de entregar los premios por nosotros mismos, lo que pasa es que hasta ahora no hemos querido faltar de nuestra parte a una tradición porque nos duele que en este país existen quienes sí recibieron el premio de manos del Presidente y otros que no.

Lamentaríamos mucho si algún día el Consejo Directivo de la Academia decide otorgarlos en una ceremonia interna.

Los números de la ciencia mexicana*

1. En nuestro país hay 17 mil investigadores activos, agrupados en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

2. Casi la mitad de los ganadores del premio de la Academia Mexicana de Ciencias, son galardonados tiempo después en los Premios Nacionales de Ciencia.

3. Según la AMC, México es uno de los países de Latinoamérica que menos aporta recursos a la Ciencia y Tecnología, pues este sector recibe el .34% del Producto Interno Bruto (PIB).

4. Brasil destina el 1% del PIB a la ciencia, mientras que Chile le da el .7% y Argentina el .5%.

5. En México el porcentaje más alto destinado a la Ciencia y Tecnología fue durante los sexenios de Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo Ponce de León, donde se alcanzó el .4 % del PIB.

*Información proporcionada por el doctor Arturo Menchaca Rocha, presidente de la AMC.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Vacuna para COVID: cómo será la colosal y compleja misión de distribuirla por el mundo

Según la Agencia Internacional de Transporte Aéreo, IATA, el envío de la vacuna será "el mayor desafío de transporte" jamás enfrentado.
12 de septiembre, 2020
Comparte

El envío de la vacuna contra el coronavirus alrededor del mundo será “el mayor desafío de transporte” jamás enfrentado, según la industria aérea.

Se necesitará el equivalente a 8.000 aviones Boeing 747 – los jumbo jets- afirmó la Agencia Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés).

Todavía no hay una vacuna para la covid-19, pero la IATA ya está trabajando con las aerolíneas, aeropuertos, organizaciones internacionales de la salud y empresas farmacéuticas enun plan para crear un puente aéreo global.

El programa de distribución sobre el cual se trabaja presume que sólo se necesitará una dosis por persona.

“El despacho seguro de las vacunas de covid-19 será la misión del siglo para la industria de carga aérea global. Pero no sucederá sin una cuidadosa planificación anticipada. Y el tiempo de hacerla es ahora”, declaró Alexandre de Juniac, director ejecutivo de IATA.

Aunque las aerolíneas han estado concentrando su atención en el transporte de carga usando aviones de pasajeros durante la pandemia, el envío de vacunas será mucho más complejo.

No todos los aviones están adaptados para el envío de vacunas pues se necesita mantener un rango de temperatura típica entre 2 y 8 grados centígrados para el transporte de medicamentos. Algunas vacunas podrían necesitar estar congeladas, lo que excluiría a aun más aeronaves.

“Conocemos bien los procedimientos. Lo que necesitamos es ampliarlos a la magnitud que se requerirá”, indicó Glyn Hughes, jefe de carga de la agencia.

Los vuelos a ciertos lugares del mundo, incluyendo algunas regiones del Sureste Asiático, serán críticos porque algunas no tienen la capacidad de producción de vacunas, añadió.

Un avión de pasajeros utilizado para carga

Getty Images
Las aerolíneas han estado usando aviones de pasajeros para carga durante la baja en la industria.

Precisión militar

La distribución a través de África sería “imposible” en este momento, dice IATA, dada la falta de capacidad de carga, extensión de la región y las complejidades relacionadas al cruce de fronteras.

El transporte requerirá “casi una precisión militar” y se necesitarán instalaciones frías por toda la red de lugares donde se almacenará la vacuna.

Hay unas 140 vacunas en desarrollo inicial y unas 24 están siendo sometidas a ensayos clínicos en humanos en este momento.

Una de estas es la que desarrolla la Universidad de Oxford y la empresa AstraZeneca, que se encuentra en una etapa avanzada de ensayos, pero cuyas pruebas tuvieron que suspenderse temporalmente.

Vacunas refrigeradas

Getty Images
Las vacunas también deben mantenerse refrigeradas en todos los sitios de la red de distribución.

La IATA ha instado a los gobiernos a que empiecen a hacer planes cuidadosamente para asegurarse de que estarán completamente preparados una vez las vacunas estén aprobadas y disponibles para su distribución.

Ademas de garantizar que su manejo y trasporte se haga a temperaturas controladas, la seguridad presenta otro problema.

“Las vacunas son mercancía de alto valor. Se deberán aplicar las medidas para que el cargamento se mantenga libre de adulteración y robo”, añadió IATA.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Ds3g70Jjv2E

https://www.youtube.com/watch?v=RaH9rA2Kdxw&t=6s

https://www.youtube.com/watch?v=PpyNdI_pg38

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.