El PRI gastará 92 mdp en elección de candidato liderada por Peña Nieto
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El PRI gastará 92 mdp en elección de candidato liderada por Peña Nieto

Por Francisco Sandoval Alarcón
9 de octubre, 2011
Comparte

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) determinó este sábado que la elección abierta de militantes y simpatizantes será el método de selección del candidato presidencial que los representara en las elecciones de 2012, aún cuando su aspirante más fuerte, el exgobernador mexiquense, Enrique Peña Nieto, le lleva 48 puntos de ventaja a su más cercano competidor, el senador Manlio Fabio Beltrones.

Con un auditorio atiborrado de priistas de todo el país, la plana mayor del Revolucionario Institucional  se reunió en Consejo Político, en su sede nacional, para acordar elegir abiertamente al candidato presidencial de 2012 y también, aprobar el monto de los recursos que se destinarán al desarrollo de las precampañas políticas que sostendrán los dos únicos personajes que han levantado la mano, hasta el momento, para buscar la candidatura del partido.

La suma que el PRI se gastará en este proceso, pese a que el fiel de la balanza está cargado 48 puntos a favor de Peña Nieto, –según establecen encuestas como la de Consulta Mitosky-, es de 92 millones de pesos, es decir el 15 por ciento de los recursos que en el 2006 se gastaron en su campaña electoral o el  equivalente a  61 mil 340 becas escolares para cursar un año de educación básica en México.

La fotografía del encuentro

Las corbatas rojas para los hombres y los vestidos rojos para las mujeres, fueron las prendas predominantes en la LV sesión ordinaria y solemne del Consejo Político Nacional del PRI, donde gobernadores, alcaldes, diputados y senadores, así como líderes estatales y municipales, participaron en la reunión a la que asistieron poco más de mil 100 consejeros nacionales.

Desde las 10 de la mañana las inmediaciones y sede nacional del PRI lucían llenas de visitantes y vendedores eventuales que lo mismo ofrecían tamarindos con chile, cacahuates o los pines conmemorativos del Revolucionario Institucional. A la postal se adherían grupos de escoltas esperando en la calle, choferes estacionados en doble fila en camionetas de lujo, así como mujeres indígenas  pidiendo dinero en los accesos, cuyas imágenes forzosamente se tenían que colar en la vista de todas aquellas personas que ingresaban al inmueble.

Los consejeros de los estados, entre regidores, legisladores y líderes estatales o municipales, fueron los primeros en llegar. Para las 10:45 horas ya tenían acaparados más del 95 por ciento de los asientos del auditorio Plutarco Elías Calles donde 15 minutos más tarde, según la hora programada en la convocatoria oficial, daría comienzo el encuentro. Los ánimos eran de fiesta, sobre todo para los nuevos consejeros que tomarían protesta y que no se perdían ningún detalle de la llegada de sus compañeros priístas encumbrados a nivel nacional, como la tlaxcalteca Beatriz Paredes, cuyo asiento se encontraba en la parte delantera, justo frente al lugar donde se sentaría el presidente del Partido, Humberto Moreira.

A las 11 de la mañana, el exgobernador del Estado de México Enrique Peña Nieto hizo su aparición en el auditorio, por lo que inmediatamente la atención se centró en su figura. Traje negro, camisa blanca, corbata roja y su copete perfectamente peinado, el mexiquense provocó algunos aplausos y porras, situación que aprovechó para saludar de mano a cada unos de los priístas que en esos momentos esperaban en el estrado el inicio de la sesión, para después acercarse con todos aquellos que se encontraba en la fila delantera, en la misma que la diputada tlaxcalteca y en la que finalmente tomaría su asiento.

Dos minutos después del arribo de Peña Nieto, quien seguía su ritual de saludos, los gobernadores priístas hicieron su aparición en el estrado, seguidos, minutos más tarde, de los líderes de sectores, entre ellos el coordinador tricolor en el Senado, Manlio Fabio Beltrones, y el presidente del partido, Humberto Moreira, lo que arrancó los gritos y  aplausos de los asistentes, quienes casi de manera eufórica gritaban “unidad” repetidamente, al ver como el senador Beltrones se acercaba a Peña Nieto para extenderle la mano y un efusivo abrazo. La imagen no sólo fue captada por los consejeros priístas, sino por la lente de camarógrafos y fotoperiodistas de los diferentes periódicos y medios que acudieron al encuentro.

El discurso  

Luego de tomar protesta a los nuevos consejeros y reconocer el trabajo de Manuel Aguilera, quien hasta ese sábado se desempañara como secretario técnico del Consejo Político Nacional, el profesor Moreira, como también es conocido el presidente nacional del PRI, lanzó un discurso en el que habló de los retos y compromisos que tiene su partido rumbo a las elecciones de 2012, pero también de los intentos de sus adversarios para dividirlos y del México que, desde su punto de vista, actualmente se vive.

“Hoy, más de la mitad de los mexicanos se encuentran en pobreza, de ellos, más de 20 millones de hermanos nuestros se encuentran en pobreza extrema, más de 8 millones de jóvenes no tienen la oportunidad de estudiar, miles de familias no cuentan en sus hogares con lo mínimo indispensable  para vivir con dignidad. Tenemos un país lleno de miedo, por la violencia de esta guerra que nos ha dejado casi 50 mil muertos”, expuso el líder nacional de los priístas, quien tras comprometerse a lograr “una verdadera justicia federalista”, para resolver las necesidades que estados y municipios enfrentan en esos temas, se refirió al panorama que visualiza por parte de sus adversarios en la política.

“¿Qué nos espera en estos meses?”, lanzó la pregunta ante un auditorio de consejeros priístas que todo le aplaudía y le festejaba. “Los ataques desmedidos, para tratar de lograr lo inevitable, el regreso del PRI al gobierno”, se auto respondió el líder nacional del Revolucionario Institucional, quien recientemente fuera señalado por los representantes del Partido Acción Nacional (PAN) de ser el causante del peor endeudamiento en la historia de  Coahuila, estado que gobernó de diciembre de 2005 a enero de 2011, y cuya deuda podría ser superior a los 30 mil millones de pesos.

Los acuerdos

Además de aprobar, por unanimidad, el método de elección del candidato presidencial  y los montos que se gastarán en la precampaña, la cual arrancará el 18 de diciembre de 2011 y finalizará el 15 de febrero de 2012, los priistas acordaron abrir las puertas a las alianzas en las próximas elecciones y realizaron una serie de nombramientos al interior del Consejo Político, como el del exsenador Enrique Jackson en la Secretaría Técnica.

Sin ningún voto en contra de los puntos que se trataron en el orden día y sólo con la fallida irrupción que intentó hacer el priista del Distrito Federal, Arturo Oropeza, quien no logró dar su mensaje  por la rechifla que se le vino encima, el priismo nacional finalizó su Consejo Político con la promesa de Humberto Moreira de recuperar la Presidencia de la Repúlica en el 2012 y con un Enrique Peña Nieto declarando que con la decisiones que se tomaron se refuerza la “unidad al interior del partido” y se “acredita… una gran civilidad”, aún cuando ello implique que 92 millones de pesos sean gastados para encabezar una precampaña donde él es el seguro candidato.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Tsunamis en el Ártico: la nueva y peligrosa amenaza del cambio climático

Geólogos advierten que Alaska está en puertas de un deslizamiento de rocas tan grande que puede ser capaz de provocar un tsunami no visto nunca antes.
28 de octubre, 2020
Comparte
Hielo en Alaska

Getty Images
Millones de toneladas de roca pueden deslizarse hasta el océano por el derretimiento del permafrost.

Barry Arm es una estrecha brecha de costa en el sur de Alaska.

No es muy grande si se la compara con el extenso borde de Norteamérica que colinda con el océano Pacífico, pero el lugar provoca una particular preocupación.

En Barry Arm, advierten geólogos, se puede llegar a producir un deslizamiento de hielo y roca capaz de desatar un tsunami catastrófico para la región.

Y ese sería solo uno de los posibles efectos del cambio climático que amenazan a Alaska y otras regiones del Ártico.

Por ello diferentes autoridades, científicos y activistas ambientales quieren llamar la atención sobre el peligro.

¿Alaska en peligro?

“Posibles efectos devastadores” es como califica Anna Liljedahl a lo que puede pasar en Alaska, que algunos científicos hablan incluso de en 12 meses o tan solo algunos años.

La geóloga le señala a BBC Mundo que su preocupación es muy grande debido a que existen condiciones para un deslizamiento mucho más grande que todos los vistos en el siglo XX.

“Se trata de fenómenos diferentes a los que conocimos antes. Y lo peor es que pensamos que se volverán cada vez más frecuentes”, señala la experta del Woods Hole Research Center de Alaska.

 

Liljedahl añade que la energía de un deslizamiento como el que considera es posible en Barry Arm puede superar al de un terremoto de magnitud 7.

“Se trata de una combinación muy peligrosa y es apenas un ejemplo de los peligros que tenemos en Alaska”, afirma.

Ante este tipo de advertencias, la División de Estudios Geológicos y Geofísicos de Alaska ha querido expresar cautela y señala que monitorea de manera permanente los posibles movimientos de tierra en la zona.

La entidad señala que se generaron modelos para el estudio de la geología de la región para predecir qué tan grande podría ser un tsunami y cómo se propagaría.

Se utilizan monitores con el sistema GPS (sistema de posicionamiento global) que funcionan con energía solar para detectar el potencial de deslizamientos que son los que preceden a los eventos sísmicos.

La preocupación

El estrecho de Barry Arm se encuentra en la bahía de Prince William Sound, en el golfo de Alaska.

Se trata de una zona con frecuente presencia de pescadores y que, antes de la pandemia, también recibía turistas en cruceros.

Ártico

Getty Images
El Ártico es una de las zonas que mayores riesgos corre ante el cambio climático.

Un deslizamiento de millones de toneladas de roca tiene potencial para eliminar esas actividades económicas en el lugar por un tiempo indeterminado.

Así lo advierte Steve Masterman, director de la División de Estudios Geológicos y Geofísicos de Alaska.

“El más notable de los tsunamis fue en 1958, cuando un deslizamiento de tierra generó una ola que se elevó a 1.700 pies (520 metros)”, señala el experto.

Masterman apunta que las rocas liberadas en esa ocasión eran apenas una décima parte del tamaño de un hipotético deslizamiento en Barry Arm.

Es por ello que la entidad dirigida por Masterman expresó su preocupación sobre los peligros geológicos que corren los habitantes de la zona.

Montañas de Alaska

Getty Images
Alaska puede estar a muy poco de un fenómeno climático devastador, advierten los expertos.

El paulatino del derretimiento del permafrost, la capa de suelo congelado existente en regiones como Alaska, el noreste de Canadá, Groenlandia (Dinamarca) o Siberia (Rusia), es apuntado como uno de los principales factores de riesgo de tsunamis en esa zona.

“El permafrost mantiene unida a la tierra y cuando ese hielo se convierte en agua de manera repentina cambian las condiciones y el suelo puede moverse”, explica Liljedahl.

La geóloga apunta que se trata de un asunto muy complejo porque es difícil hacer un diagnóstico de las condiciones en las que se encuentra esa capa congelada en la región, pese a las numerosas simulaciones con computadores que se realizan.

“Realmente necesitamos saber un poco más para determinar qué tan peligroso es el deslizamiento que se avecina. Por eso creemos necesario que se conozca de esta amenaza”, indica.

Liljedahl, al igual que Masterman y un grupo de científicos escribieron una carta pública a mediados de año advirtiendo del peligro de que un deslizamiento y un tsunami devastador se produzca en Alaska.

Otros peligros

Alaska no es la única región que se encuentra en peligro, explica la geóloga del Woods Hole Research Center.

También Columbia Británica, una provincia en el noroeste de Canadá, y Noruega se encuentran ante la posibilidad de deslizamientos y tsunamis por causa del cambio climático.

Terremoto Alaska

Getty Images
En 1964, Alaska vivió un terremoto que dejó decenas de muertos.

“A medida que el calentamiento global continúe derritiendo los glaciares y el permafrost, los tsunamis creados por deslizamientos de tierra están emergiendo como una amenaza mayor”, explica.

Durante el siglo pasado, 10 de los 14 tsunamis más altos registrados ocurrieron en áreas montañosas glaciares.

En 1958, el deslizamiento de tierra en la bahía de Lituya, en Alaska, creó una ola de más de 520 metros, la más alta jamás vista en la zona.

También, después de un el terremoto en Alaska en 1964, la mayoría de las muertes se debieron a tsunamis provocados por deslizamientos de tierra bajo el agua.

190 personas fallecieron aquella vez y se lo registra como el movimiento sísmico más poderoso en Estados Unidos.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=hBN2H-E3KAc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.