Lo que Calderón le dijo al New York Times
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Lo que Calderón le dijo
al New York Times

Por Redacción Animal Político
17 de octubre, 2011
Comparte

Felipe Calderón durante un evento en el Castillo de Chapultepec.

La entrevista que el diario The New York Times le hizo al presidente Felipe Calderón dejó “daños colaterales”, luego que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) exigiera al Ejecutivo pruebas por declaraciones sobre que el tricolor pedía pactar con el narco, algo que Presidencia, a su vez, atribuyó a una interpretación que hizo el periódico neoyorquino.

Aquí, en Animal Político, te traemos la traducción de la entrevista y resaltamos lo que el Presidente dijo de manera textual:

Mientras se acerca el crepúsculo de su presidencia, el presidente de México, Felipe Calderón se esfuerza por asegurar  el enfoque militarizado contra los cárteles de la droga, lo que ha definido su mandato, dejando a un lado las dudas del pueblo y presionando a los legisladores para adoptar estrategias que espera que sigan cuando termine su sexenio.

Calderón ha intensificado recientemente los llamados al Congreso de México para aprobar las iniciativas estancadas para refundar a las fuerzas policiales estatales y locales, codificar el papel del Ejército en la lucha contra la delincuencia y ampliar sus atribuciones; endurecer el código penal federal y reforzar las leyes para detener el lavado de dinero.

En este momento crucial, con la violencia en incremento, candidatos compitiendo de cara a las elecciones presidenciales de México en julio, Calderón tiene poco tiempo para demostrar que su estrategia ha funcionado.

Él insiste en que el país finalmente se hará más seguro, aunque ya hayan muerto  cerca de 40 mil personas desde que declaró su guerra contra el crimen organizado. Empezó con su lucha poco después de asumir el cargo en 2006 mientras  la violencia aumentaba y ahora ha continuado presionando con su ofensiva contra las organizaciones de narcotraficantes,  que ya se han fragmentado y  descendido la lucha interna sangrienta por el territorio.

Pero en una amplia entrevista, Calderón no pudo decir que su enfoque había hecho a México más seguro.

“Lo que puedo decir es que México será más seguro”, dijo, “y si no hubiera  actuado, se habría deteriorado mucho más.”

Es un matiz, un argumento difícil mientras su partido, el Partido de derecha, Acción Nacional, enfrenta la posibilidad real de perder la presidencia, planteando la pregunta de si el enfoque de Calderón continuará después de su mandato de seis años  que termina el próximo 2012.

Los asesinatos en México han llegado a tal punto, dicen los analistas, que no importa quién gane la elección, habrá una fuerte presión para un nuevo curso para aliviar de alguna manera la violencia sin caer en los cárteles.

El nuevo presidente también se enfrentará a las demandas de los Estados Unidos, que ha invertido mucho en personal, equipo y experiencia, y cuyos dirigentes políticos se preocupen por el creciente alcance de las pandillas transnacionales.

“Parece haber un consenso creciente de que es necesario que haya una estrategia más refinada, una estrategia más focalizada, una estrategia más matizada”, dijo Eric Olson, asociado senior en el Centro Internacional Woodrow Wilson para Académicos. “Es que nadie puede adivinar lo que será.”

La incapacidad para controlar la violencia, con horror fresco casi todas las semanas, ha sacudido incluso a algunos admiradores en el Congreso de los Estados Unidos, que han comenzado a cuestionar públicamente si la estrategia de Calderón – con el apoyo de los mil 400 millones de dólares en ayuda contra el crimen que los Estados Unidos está proporcionando desde hace ya varios años a través de la Iniciativa Mérida – está haciendo progresos.

“Lo admiro por tomarlos de frente, lo cual es muy peligroso”, dijo el representante Michael McCaul, republicano de Texas en el Comité de Seguridad de la Patria. “Es el primer presidente en enfrentar el problema y hacer algo al respecto. Sin embargo, ¿ha tenido el 100%  de éxito? No, en absoluto. Parece que no cesa de empeorar “.

El gobierno de Obama, también, mientras que constantemente alaba a Calderón por combatir a los cárteles y hacer algo frente a sus líderes, se ha mantenido preocupado por la violencia, la propagación de las bandas de narcotraficantes mexicanos en Centroamérica, y el lento ritmo de aplicación de la ley el fortalecimiento de las instituciones judiciales.

“El Ejército de México y la policía todavía luchan para romper las organizaciones de tráfico o contener la violencia criminal”, declaró Philip S. Goldberg, un secretario de Estado adjunto, en una audiencia en la Cámara de EU el jueves. También dijo que “la creciente violencia está cobrando un peaje en la percepción pública de la capacidad del gobierno para derrotar a las organizaciones de tráfico”.

En un balance de su presidencia, Calderón hizo hincapié en lo que él consideraba sus triunfos, incluyendo la creación de puestos de trabajo, ampliar la atención de la salud, arrestando o matando a más de dos docenas de líderes de los cárteles, y empujando los esfuerzos para construir una policía de confianza y las instituciones judiciales, así como programas sociales para combatir las causas profundas de la delincuencia.

Sin embargo, acercándose a la autocrítica para alguien que por lo general culpó a Estados Unidos o a los legisladores mexicanos por lo que va mal, Calderón dijo que se han reforzado las fuerzas de policía estatal y local que hasta ahora se vieron desbordados , así como en problemas por falta de experiencia, falta de formación, la incompetencia y la corrupción.

Sin duda, sobre todo fuera de México, el Sr. Calderón, a quien funcionarios estadounidenses dan crédito por aumentar la cooperación con los organismos policiales de los Estados a niveles extraordinarios, ha ganado elogios por mantenerse en la lucha y la dirección de la economía mexicana a través de la crisis financiera mundial.

“Él ha hecho cosas increíbles para México”, dijo Susan Segal, presidente de la Americas Society en Nueva York, que dio a Calderón un premio el mes pasado y una ovación de pie. “México tiene algunos de los mejores de gestión económica en el mundo, y esta es la primera vez que México ha arestado un montón de gente realmente mala”.

Su aprobación entre los votantes es del 53%, y según una encuesta reciente, se ha reducido a un punto inferior a la puntuación para cualquier presidente reciente de México en este momento en el término de seis años.

“Él no ha podido, tal vez porque ha sido muy difícil o imposible, explicar a los mexicanos que la lucha por la seguridad vale la pena lucharla”, dijo Luis de la Calle, exsecretario de comercio exterior de 1999 a 2002.

Mientras que al Sr. Calderón se le prohíbe apoyar públicamente a un candidato, sus compañeros han dicho que están a favor de su exsecretario de Hacienda, Ernesto Cordero, quien ha sugerido mantener el actual secretario de seguridad pública en su gabinete y promete continuar con la política económica del gobierno.

En cambio, el partido que dominó México durante 70 años, el Partido Revolucionario Institucional, o PRI, bien podría volver a la presidencia, la invocación de una época en que las organizaciones criminales y funcionarios del gobierno mantuvo la paz, pero corroído el sistema político. El partido  supone que su favorito para la nominación, Enrique Peña Nieto, va arriba en la mayoría de las encuestas de manera significativa, aunque los analistas políticos advierten sobre dar demasiado peso tan temprano en el proceso.

El Sr. Calderón parecía disgustado ante la mera mención del PRI. Cuando se le dijo que el Sr. Peña Nieto ha criticado el despliegue de las fuerzas armadas en una reciente entrevista con la BBC, diciendo que mostró una falta de planificación, el señor Calderón se burló.

“Imaginéme, presidente de México, a la espera de 5 o 10 años” para tomar medidas “, mientras que los criminales vienen a tu casa, aprovechándose de la gente, teniendo los gobiernos que querían”, dijo. “Es absurdo”.

El señor Calderón también ha advertido a los legisladores estadounidenses sobre sus rivales políticos.

“Él dijo que el candidato del PRI va a ser débil en este tema y que dormiría en la misma cama que los cárteles”, dijo McCaul, el republicano de Texas.

El Sr. Peña Nieto no quiso hacer comentarios, pero en entrevistas con medios de comunicación locales no ha esbozado un plan radicalmente diferente de Calderón.

Uno de los cambios que Calderón ha presionado es que le den al presidente un amplio margen para declarar un estado de excepción y suspender las garantías constitucionales, lo que provocó las críticas de que el plan empeoraría los abusos cometidos por los militares.

Asegurar los cambios que busca y dejar su legado puede ser difícil porque el señor Calderón, que ganó por un estrecho margen en 2006, se enfrenta a una legislatura dividida, cuyos miembros ya se centran en las elecciones del próximo año. Los esfuerzos para reformar las fuerzas policiales locales y estatales bajo un mando unificado han languidecido durante meses.

El señor Calderón ha realizado giras por México y los Estados Unidos, pregonando los logros económicos, la expansión del cuidado de la salud a la mayoría de los mexicanos, y la construcción de carreteras y cientos de hospitales.

Él se ha mantenido firme en su relación con los Estados Unidos, a pesar de la fricción evidentes. Mientras que él presionó para la expulsión del embajador estadounidense anterior, que se había burlado de la policía mexicana y los organismos militares en los cables diplomáticos filtrados por Wikileaks. Se negó a criticar a los Estados Unidos en un programa conocido como “Fast and Furious” en el que los agentes estadounidenses perdieron el rastro de las armas que había permitido cruzar a México.

Calderón dijo que se enteró del programa justo después de la reunión con Obama en Washington, a partir de un relato periodístico. Le preocupaba, dijo, pero atacar a Estados Unidos no serviría a los intereses de México.

“Si caigo en la trampa y voy contra el presidente Obama,  contra de la ATF,” la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, “la única cosa que estoy haciendo es debilitar lo que sé son verdaderos aliados y caer en la estrategia de aquellos que son realmente perjudiciales México, tales como los traficantes  de armas. “

Con todo, Calderón dijo que no se disculpa.

“No me importa lo que dicen en las encuestas… México debe ser limpiado, y es a mí a quien le toca hacerlo”.

Aquí puedes ver la entrevista original (en inglés)

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

'Yo no soy ni hombre ni mujer, soy trans y necesito que mi cédula lo diga'

Mike Nicolás Durán es el primer colombiano en ser reconocido como persona trans en el registro civil. Aunque su lucha aún no termina, porque le falta la cédula, el caso se ha convertido en un paradigma para esta comunidad en el país.
22 de octubre, 2021
Comparte

Mike Nicolás Durán, un jovial bogotano de 30 años que vive en Medellín, fue el primer colombiano en ser identificado como una persona transexual en el registro civil.

Tras una odisea legal de dos años que contó con la asesoría de Alejandro Diez y Manuela Gómez, abogados del grupo de sexualidad diversa del consultorio jurídico de la universidad EAFIT, el 7 de mayo de este año Mike celebró la T en la inscripción como quien se ganó la lotería.

Ahora, sin embargo, está en vísperas de saber si ganó su última batalla: que su cédula también lo identifique con una T.

“Yo no soy ni hombre ni mujer, soy trans y necesito que mi cédula lo diga para que se respete mi integridad y mi dignidad”, le dice a BBC Mundo.

El género trans en los documentos de identidad ya existe en países como Chile, México y Argentina. “Pero en Colombia, que es el país donde te piden la cédula para todo, estaba pendiente”, dice Durán.

Juli Salamanca, de la fundación Red Comunitaria Trans, celebra el caso de Mike como “un triunfo político para el movimiento trans, un paso hacia la igualdad de derechos”, pero añade que “el reto es pasar de lo simbólico a lo material, porque su implementación (para todos y todas) será una prueba para las instituciones”.

Mike Nicolás dedicó dos años a llamar, mandar cartas y radicar documentos; interpuso dos acciones legales —conocidas como tutelas— que debió impugnar e insistió de todas las formas posibles para que le reconocieran su género no binario en los documentos de identidad.

Él sabe que la lucha no es solo por su propio bien.

Mike Nicolás Durán

BBC
Mike Nicolás Durán en entrevista por Zoom con BBC Mundo.

En Colombia piden cédula para todo, desde para entrar a un edificio hasta a un banco.

Y yo, cada vez que voy a un banco, llego con el miedo de si me van a atender o no, porque cada vez que yo muestro mi cédula, la gente me mira como un bicho raro, (como pensando): “Acá dice que es mujer, pero usted parece un hombre.

Entonces sí o sí tienes que cambiar de cédula cuando haces una transición de género.

Porque, en mi caso, colocar una M tampoco está bien, porque si un policía me quiere requisar, por ejemplo, tengo que soportar que toque mis genitales.

Entonces, para proteger mi integridad y dignidad, una M o una F en la cédula no sirve: necesito la T.

Uno nunca termina de conocerse: cada día vas aprendiendo cosas nuevas. Y al irme conociendo me di cuenta que los no binarios existen, que tú puedes ser hombre con cuerpo de mujer o mujer con cuerpo de hombre sin tener que tomar hormonas o tomando.

Es decir: no hay una forma correcta de ser o no ser, porque la diversidad es algo que no se puede encerrar en un solo círculo.

Así fue como me di cuenta de que, si la ciencia me reconoce como persona trans, ¿por qué el Estado no lo hace?


Un decreto de 2015 les dio a las personas trans la posibilidad de cambiar la referencia a su género en sus documentos, pero las trabas en el proceso burocrático han impedido que la ley se cumpla.

Además, la T no estaba tipificada en el sistema de la Registraduría Nacional del Estado Civil y, en el caso de Mike, varias veces les dijeron a los abogados que no podían cambiar todo un sistema de registro nacional por una sola persona.

“Tenemos que continuar haciendo una veeduría para que las instituciones reconozcan las implicaciones de la T en el registro de nacimiento en áreas como la salud, educación, el servicio militar, entre otras”, dice Salamanca, la activista trans.


Algo que me gusta de mí ahora es mi voz, porque no es tan femenina ni tan masculina. A veces es un poco más lo uno y a veces más lo otro. Esa es la diversidad que a mí me gusta y me representa.

Para nosotros no hay nada más importante que nos reconozcan e identifiquen tal y como somos: no como hombres que ahora son mujeres o mujeres que ahora son hombres, sino como personas trans, punto.


Mike nació en Bogotá bajo el nombre de Eliana Mayerli. Allí tuvo a su primer hijo a los 15 años, luego tuvo otros dos y pasó 11 años con el padre de ellos.

Desde niño ha tenido una enfermedad cerebral y otra en los ojos. Y cuenta que fue por eso, además de por su proceso de transición de género, que dejó el trabajo al que se dedicó por una década: la vigilancia.

Hoy estudia inglés con una beca con la intención de irse a vivir a Canadá y tiene esposa: Linda María Cáceres, una estilista a la conoció casi al tiempo que empezó a tomar hormonas, en 2019.

Cáceres, así como los abogados de EAFIT, ha sido un acompañamiento clave en todo el proceso y le ha insistido en seguir luchando por sus derechos a pesar de todos los obstáculos legales y de salud.


Estuve 11 años viviendo una vida que quizás no quería, porque estaba ocultando mi propia identidad, hasta el punto de que explotó y la depresión me empezó a ganar. Llegué a pensar que me quería suicidar.

Eso, pensé, les podía generar problemas a mis hijos, y por eso hace siete años tomé la decisión de irme para Medellín.

Apenas llegué acá salí como lesbiana. La gente me dejó de llamar Eliana y apareció una nueva persona que se llamaba Mayerli.

Pero a medida que pasó el tiempo me di cuenta de que me gustaba más lo masculino, un estilo más brusquito, más de niño.

Y mi pareja de ese momento, una mujer, me decía que no me cortara el cabello. Pero sobrepuse el amor propio, me corté el cabello y empecé una nueva vida con el nombre de Mike Nicolás.

Cuando les quise contar a mis hijos de mi transición y la posibilidad de hacerme las cirugías, el mayor me dijo que él ya sabía que yo quería ser hombre. Me dijo que era normal, porque toda la gente cambia.

Eso fue el impulso más importante para tomar la decisión de cambiar.


Por la histerectomía —una cirugía para extirpar el útero— y una mastectomía con la que se le removió el tejido mamario, Durán no pagó un peso, gracias a que son tratamientos incluidos en el paquete de su prestador de salud.

En Colombia, así como en varios países de América Latina, la ley exige a las entidades de salud pública brindar el servicio de cambio de sexo, incluyendo el tratamiento hormonal.

Mike, a pesar de haber tenido que pelear contra la burocracia, logró hacer su transición en apenas un par de años y sin tener que pagar.


La presión social por mantener mi vida como era fue muy fuerte: me decían que era bonita, que lo mío era un problema psiquiátrico, que estaba poseída, que esto era una obra de satanás.

Me han dicho tantas cosas, que si yo fuera débil, me habría hecho daño a mí mismo o me habría echado para atrás. Yo digo que por eso es que muchos trans se suicidan.

Pero al final yo fui cogiéndole gusto, un sabor, a que la gente me mirara como el raro en la calle, porque me siento original, me siento diferente.

Ya no tengo problema con que me digan que estoy loco, que estoy endemoniado, porque esa es la forma de que la gente se eduque y entienda que los trans somos parte de la sociedad.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=eeU0dpGZPZ8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.