close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Rechaza Marina informe sobre supuesto atentado contra Embajada de EU
El supuesto informe de la Marina revelaba que los explosivos hallados el 9 de junio de 2010 en la Colonia Roma, en el Distrito Federal, serían utilizados por un terrorista somalí identificado como Ahmed para atacar la Embajada de Estados Unidos en México.
18 de octubre, 2011
Comparte

La Secretaría de Marina Armada de México (Semar) rechazó la autoría de un supuesto informe confidencial relativo al hallazgo de material explosivo en la colonia Roma el 9 de junio de 2010, el cual fue publicado en un blog.

Semar puntualizó que el documento es apócrifo, ya que los impresos con sello de goma, el sello de agua que se aprecia en el documento, así como su formato no corresponden con los utilizados por la institución.

A través de un comunicado expuso que de la misma manera que sucede con otros temas de seguridad nacional que han sido filtrados a los medios de comunicación nacionales e internacionales, la institución no se pronuncia sobre los contenidos de las notas.

“La Secretaría de Marina rechaza categóricamente la autoría del supuesto informe en posesión de algunos medios de comunicación. El documento es apócrifo, ya que los impresos con sello de goma, el sello de agua que se aprecia en el documento, así como el formato del mismo no corresponden con los utilizados por esta dependencia del Gobierno federal”, afirma el comunicado.

En la página referida se muestran dos imágenes, una de ellas corresponde a la carátula de un sobre color amarillo que tiene el escudo de la Secretaría de Marina y la leyenda “Operativo Salim”.

Otra imagen es de una hoja en la que supuestamente se le rinde un informe al Secretario de Marina, Francisco Saynez, de lo hallado durante el operativo, en el que se establece que por fuentes de inteligencia del Gobierno de Israel se supo de la presencia de un somalí llamado Ahmed, integrante del grupo terrorista Al Shabab.


La Secretaría de Marina sostuvo que, como ha ocurrido en otros temas de seguridad nacional que han sido filtrados a los medios de comunicación, la dependencia no se pronuncia sobre el contenido de las informaciones difundidas por éstos.

Marina revela que terrorista buscaba atacar embajada de EU en México

Un informe de la Marina revela que los explosivos hallados el 9 de  junio de 2010 en la Colonia Roma, en el Distrito Federal, serían utilizados por un terrorista somalí identificado como Ahmed para atacar la Embajada de Estados Unidos en México.

Tras un año de investigar el hallazgo de explosivos de alto nivel en las calles del DF,  el cual fue desmentido por la PGR y la Segob, la corresponsal de MVS Radio en Washington, Dolia Estévez,  reveló hoy el informe realizado por la Secretaría de Marina un día después que fuera encontrado el material explosivo.

En el informe, la Marina detalla que durante el “Operativo Salim” fue decomisado un recipiente cilíndrico de cartón que contenía 22.7 kg de alto explosivo sellado con una mezcla de parafina, además de aparatos de telecomunicación, analizadores de radio frecuencias, un libro Corán, un tapete para rezos, cepillo de dientes, una caja con pasta dental, un litro de ácido nítrico, mechas para detonantes, entre muchas otras cosas más.

Más de 60 elementos de la Marina implementaron el operativo de la calle de Merida, en junio de 2010, donde se logró el decomiso de mas de 20 kilos de explosivos plasticos. Foto: Cuartoscuro.

La Marina también revela que, según información de autoridades estadounidenses, que le siguen la pista al presunto terrorista somalí, “los explosivos serían utilizados para atentar contra la Embajada de Estados Unidos de Norteamérica en México, además de otros objetivos como consulados”.

Agentes de inteligencia adscritos a la Embajada de Israel en México, que participaron en el seguimiento del supuesto terrorista, revelaron a la Semar que Ahmed se hospedó desde el día lunes 07 de junio en el hotel denominado “Puebla” ubicado en la calle del mismo nombre.

El contexto

1.-Hace un año, en la colonia Roma se había dicho que se decomisaron 20 kg del explosivo C4. La Secretaría de Marina (Semar) aseguró que se daba como resultado de trabajo de inteligencia e intercambio de datos con agencias de seguridad de Estados Unidos, sin embargo, la Procuraduría General de la República (PGR) lo desmintió. Autoridades de EU lo confirmaron.

En aquel momento se habló de la detención de cuatro personas a través de un comunicado oficial que también detallaba que el explosivo era de fácil maleabilidad, usado en demolición debido a su facilidad para ser adaptado a cualquier forma, el cual se puede aplicar directamente a estructuras, siendo capaz de romper el metal. El material quedaría en resguardo de la Semar.

En ese momento, el entonces vocero de la PGR, Ricardo Nájera, desmintió que haya habido detenidos en aquel operativo, afirmó que la armada sólo entregó el explosivo y aprovechó para negar que se tratara de C4. Al día siguiente, el 10 de junio de 2010 la entonces titular de la SIEDO y actual titular de la PGR, Marisela Morales, rechazó que la sustancia fuera un explosivo.

El 17 de junio, el portal de la Marina inhabilitó el comunicado 141/2010 en el que se relataba el decomiso,sin embargo, se mantenía la dirección electrónica, aunque la PGR ya había desmentido la información.

La periodista Dolia Estevez habló con diferentes fuentes en EU que le dieron por válida la versión original de la Marina y estas fuentes de alto nivel hablaban de que la DEA estaba involucrada en la investigación.

2.- El 21 de junio de 2010, el entonces titular de Segob, Fernando Gómez Mont también habló del tema: “Lo que en un día tendría la percepción de ser un explosivo … después se descartó que cumpliera con estas condiciones, entonces esto pasó un día después y entonces la comunicación política debe irse afinando día con día para ir afinando las dudas que surgen. La información que yo tengo es que no lo son (explosivos)“.

3.- El 22 de junio, la Semar volvió a habilitar el comunicado donde hablaba del operativo y el explosivo C4, sin hacerle modificación. La Marina mantenía el contenido del comunicado sin decirlo en voz alta. El comunicado decía que en un recipiente cilíndrico de cartón en los que se encontraron 22.7 kilogramos de alto explosivo sellado con una mezcla de parafina. Hundidos en la parafina se encontraron dos cables de cobre revestidos de plástico.

Además, se encontró una maleta de tela gruesa de color anaranjado y en el interior se encontraron dos radios portátiles de marca Motorola, 150 sin batería, 4 radios Motorola multicanales, analizador de frecuencia, guantes de látex, un libro de Corán escrito en árabe y castellano de color verde, un jabón para limpieza corporal, un cepillo de dientes, una caja pequeña cerrada conteniendo pasta dental, paquete para rezo con motvios musulmanes, un cepillo de dientes, un litro de ácido nítrico, seis litro de glicerina pura, una bolsa de plástico con 5 mechas detonantes, un kilogramos de pólvora con aluminio y 150 gramos de mercurio.

MVS fue al Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (IFAI) para pedir que se corroborara o desmintiera esta información debido a las contradicciones

4.- El 18 de agosto de 2010, Arturo Chávez Chávez, entonces titular de la PGR, djio que aún no se determinaba si la sustancia era peligrosa.

Ante las contradicciones entre las dependencias de gobierno sobre el explosivo encontrado en la calle de Mérida, en la colonia Roma, MVS acudió al IFAI para exigir la información, ante lo que la propia Semar  respondió que cometió un error en su comunicado en el que dijo que lo encontrado era un alto explosivo, pues debieron haber dicho que era “material para fabricar explosivos” o “presunto explosivo”.

5.-Para justificar su error, la Semar dijo que al encontrar glicerina y ácido nítrico supusieron que con dichos materiales se fabricarían explosivos. También se le cuestionó sobre la participación de agencias de EU, lo cual rechazó la dependencia mexicana y afirmó que sólo agentes mexicanos participaron. Además afirmó que los detenidos en la escena ya habían sido puestos a disposición del Ministerio Público.

Finalmente, la reportera Dolia Estévez, de MVS,  Presenta el Informe que rindió la Marina en junio de 2010 – Operativo Salim sobre lo encontrado en la colonia Roma. Se trataría de un acto terrorista contra la embajada de EU.

Con información de Notimex y Reforma.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
¿Adelante o atrás? Este es al asiento menos seguro en un automóvil
Según un informe reciente del Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras, de EU, viajar en los asientos de atrás de un auto no es lo más seguro. Ni siquiera cuando te pones el cinturón. ¿A qué se debe?
2 de mayo, 2019
Comparte

Cuando vas en el asiento del conductor o del copiloto en un auto, lo más probable es que te ates el cinturón de seguridad. O al menos es lo que deberías hacer.

Pero, ¿haces lo mismo cuando vas en los asientos traseros?

Y si no lo haces, ¿es porque crees que no corres tanto peligro si sufres un accidente?

Un nuevo estudio del Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras en Estados Unidos (IIHS, por sus siglas en inglés) analiza las consecuencias de los accidentes de tráfico para los pasajeros que se sientan atrás.

Según el informe, publicado en abril, viajar en la parte trasera no es lo más seguro.

Ni siquiera cuando te pones el cinturón.

¿A qué se debe esta conclusión?

Lesiones en el pecho

En años recientes, los fabricantes de autos han mejorado las medidas de seguridad para el conductor y el copiloto, pero han dejado de lado al resto de pasajeros, de acuerdo al IIHS, una de las mayores organizaciones de seguridad vial de Estados Unidos.

Bolsa de aire en un auto

Getty Images
El IIHS cree que los fabricantes de autos podrían encontrar la forma de agregar bolsas de aire para proteger a los pasajeros de atrás.

En los automóviles fabricados desde el año 2000, los pasajeros de delante cuentan con la protección de bolsas de aire frontales y laterales y de un mecanismo de tensores y limitadores de la fuerza con la que los cinturones de seguridad contienen al pasajero en caso de colisión.

Según el estudio del IIHS, los asientos de atrás carecen de estos elementos de seguridad.

El instituto analizó datos de accidentes automovilísticos ocurridos entre 2004 y 2015 de dos bases de datos del Departamento de Transporte de EE.UU.

En 117 accidentes en los que los pasajeros posteriores fallecieron o quedaron gravemente heridos, el IIHS encontró que las lesiones más comunes fueron en el tórax.

En muchos de los casos, los pasajeros de atrás quedaron con heridas más graves que los de delante.

Además, el IIHS considera que se pudo evitar la muerte de los pasajeros posteriores en varios de los accidentes fatales.

“Los cinturones pueden evitar que un pasajero trasero choque con el interior del vehículo, pero los cinturones sin limitadores de fuerza pueden causar lesiones en el pecho”, dice este instituto.

“Se necesitan sistemas de contención (seguridad) más sofisticados en la parte posterior”, añade.

Asientos olvidados

Shaun Kildare, director de Investigación de la organización de seguridad vial Advocates for Highway & Auto Safety, dijo a BBC Mundo que si bien el estudio está muy focalizado en un número limitado de accidentes, sí saca a la luz algunas preocupaciones sobre los asientos posteriores.

Asientos traseros de un auto

Getty Images
Los cinturones de los asientos traseros de un auto no suelen tener los mismos mecanismos reguladores de fuerza que los cinturones de adelante.

“Hemos mejorado los cinturones adelante y hemos añadido bolsas de aire, pero no hemos hecho mucho por los asientos posteriores, han sido dejados atrás”, señaló. “Además ha aumentado el número de pasajeros que va atrás, por los usuarios de Uber o Lyft (y otros servicios de taxi)”.

Sin embargo, Kildare aclara que estas conclusiones no significan que los sitios de atrás sean peligrosos, sino que han sido olvidados.

El IHSS recomienda que los cinturones de atrás cuenten con limitadores de fuerza o que sean inflables, como ya hacen algunas marcas de autos, y que los asientos traseros también cuenten con bolsas de aire frontales.

“Estamos seguros de que los fabricantes de vehículos encontrarán una forma de resolver este enigma en el asiento trasero como lo hicieron en la parte delantera”, dijo David Harkey, presidente de IHSS.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=GFJ_N84JzUI

https://www.youtube.com/watch?v=GpyJ8GP7PWg

https://www.youtube.com/watch?v=o-FUmeEXFOI

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.