Tabasqueños usan Twitter para enfrentar inundaciones
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Tabasqueños usan Twitter para enfrentar inundaciones

Por Luis Castrillón
31 de octubre, 2011
Comparte

Inundaciones en Tabasco. FOTO: Cuartoscuro

Pese a la frustración que puede ocasionar la apatía y falta de solidaridad que han encontrado entre algunos sectores de la sociedad, a ser criticados y acusados de favorecer intereses partidistas, o incluso tratar de ser cooptados por grupos políticos, el grupo de twitteros tabasqueños que se identifica como @ainundaciones insiste en creer que es posible en México darle el valor necesario a las redes sociales virtuales como una herramienta de comunicación para enfrentar emergencias.

Alejandra Jiménez, mejor conocida como @aleximenez , asesora en esa nueva tendencia de administración de contactos en internet llamada social media es quien funda el año pasado un esfuerzo que intenta saltar del mundo virtual al real con acciones concretas que puedan ayudar a la población a salir mejor librado frente a contingencias como las inundaciones que cada año no solo amenazan, sino devastan grandes extensiones del territorio de Tabasco.

“El objetivo o la iniciativa era crear una red informativa frente a los problemas y el desastre que pueden ocasionar para muchas personas las lluvias en Tabasco. La idea surgió el año pasado (2010), cuando comenzaron las inundaciones a gran escala otra vez. El día que algunos de los que ya nos conocíamos vía Twitter nos reunimos para ponernos de acuerdo, estaba lloviendo en Villahermosa”, explica después de un recorrido por algunas zonas inundadas de la entidad.

Recuerda que la lluvia misma pudo haber sido un factor que inhibió la llegada de más personas que desde un principio  habían respondido positivamente al llamado a través de Twitter y Facebook. “Porque la verdad es que no llegamos muchos. Nos vimos ahí, en el parque del centro –en la avenida Madero, en el primer cuadro de la ciudad- y nos fuimos a un café a comenzar a tirar ideas”.

Sin importar el número de personas presentes, pero apelando a las posibilidades de conectar individuos e intenciones dentro del espacio virtual de redes sociales en internet, establecieron la meta principal:

“Nuestra idea era muy clara: informar a través de las redes sociales donde llueve en el momento en que esté ocurriendo, si hay manera de pasar por las zonas afectadas, si se requiere ayuda; para que quien esté informándose pueda ir directamente y aportar ayuda. También promoviendo los sitios de albergues o centros de acopio, entre otras cosas”, añadió.

Esa misma noche, decidieron ponerle un nombre proyecto y enrolados todos en el tema del social media y community management (administración de comunidades) tenían claro que el nombre debía ser algo sencillo y nada rebuscado: Alerta Inundaciones, bajo el registro en Twitter de @ainundaciones. Una semana después habían hecho mil contactos y comenzado a propiciar entre ellos el flujo de intercambio de información.

El esfuerzo permitió comenzar a crear una red entre habitantes de Tabasco que posteaban información específica sobre los lugares por donde circulaban o vivían y tenían la oportunidad de exponerlo en tiempo real a través de Twitter principalmente.

La red permitió además sumar seguidores y contactos de otras ciudades, e incluso del extranjero, que compartieron datos o les sirvió para conocer de la situación, conectarse con grupos que ya ayudaban en forma directa en las comunidades o saber del estado de conocidos y parientes afectados por las inundaciones.

El segundo paso para el grupo era poder ayudar directamente.  Justo entonces el proyecto comenzó a tambalearse. En medio de los aguaceros, descubrieron que convocar a la solidaridad sin el respaldo institucional o incluso sin el apoyo de otras agrupaciones más conocidas puede resultar bastante complicado.

En un principio, cuenta  Jiménez, luego de que comenzamos a mover la información, recibimos mensajes e incluso se nos presentaron directamente representantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI), o de sus sectores como la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP) para decirnos que nos daban espacios en sus locales, o incluso diputados, también del Partido de la Revolución Democrática (PRD) que nos decían que los acompañáramos en sus giras a ver a los damnificados.

“Sabemos cómo son los partidos políticos, así que preferimos decirles que no, porque no queríamos terminar siendo utilizados, que @ainundaciones acabara siendo de ellos de alguna forma y que luego incluso nos ganáramos enemigos gratis”,  explica.

Luego de ello, buscaron otras formas de darse a conocer más allá de los medios virtuales y fue el propio impacto de su trabajo lo que los posicionó en los medios de información tradicionales. Tanto periódicos como televisoras locales.

Ese salto a “lo real” tuvo consecuencias tanto positivas como negativas pues no faltó quienes lanzaron críticas al sitio de @ainundaciones o en los mismos medios y otros espacios en la web. La acusación era directa, los señalaban como supuestamente interesados en obtener una candidatura en las próximas elecciones de 2012.

Otro problema fue la administración del sitio web de la agrupación, que por momentos se convirtió en un espacio de desahogo entre los contactos para lanzar consignas y emitir comentarios negativos, incluso insultantes, contra el Gobierno estatal o federal por su presunta responsabilidad u omisión en las causas de las inundaciones.

“Pasábamos horas contestando los comentarios, recordándoles que no era un espacio para ese tipo de expresiones, sino para proveer de información en un estado donde las inundaciones son ya algo común, pero no por ello menos importante para miles de personas”, lamenta.

“Ahora en 2011 pensamos que ya no iba a llover tanto, las aguas se atrasaron y entonces decidimos aprovechar para cambiar el nombre de la agrupación y enfocar el trabajo en diversas actividades de apoyo a la sociedad. Hasta cambiamos la página a otro sitio pero no dio los resultados esperados”, abunda.

Pero con las lluvias de esta temporada, @ainundaciones volvió a la actividad y actualmente ya está operando con el manejo del flujo de información. El objetivo es procurar de nuevo una forma de ayudar a los damnificados o sus familiares en Tabasco, incluso más allá de la entidad como lo hicieron en 2010, cuando se sumaron al flujo informativo en la web que permitió apoyar la logística de rescate de afectados en Veracruz y Boca del Río.

 

Como una primera estrategia han recuperado el contacto e intercambio de información con dependencias como la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para contar con reportes oportunos sobre la situación en materia de caminos y carreteras, así como de los puertos tabasqueños.

“Ha sido un trabajo arduo, diariamente estar enviando mensajes uno tras otro en Twitter, promoviendo el sitio, buscando quien se sume, tratando de conseguir apoyos. No sólo para nosotros si intentamos entregar ayuda directa, sino para otras agrupaciones o dependencias que convoquen y cuyo mensaje podamos replicar”, agrega.

“Una de las prioridades es que se pueda difundir información de los sitios más afectados. Queremos que quien, por ejemplo, pase por una comunidad afectada que no sea conocida o esté muy retirada de las zonas urbanas nos lo reporte. Quizá quien vea la información puede tomar su propia decisión de buscar cómo ayudarlos”, explica Jiménez.

Pese al empeño y a los logros alcanzados, también hay elementos que pueden llamar a la frustración, según reconoce la cabeza matriz de @ainundaciones. A lo largo de la experiencia vivida el año pasado y lo que está ocurriendo ahora, ha notado una falta de respuesta efectiva entre la población que está conectada directa o indirectamente.

“La actitud de la gente puede desanimarte. Hemos visto de pronto que no existe mucha solidaridad, pero no por eso nos frenamos y seguimos interesados en construir una propuesta útil. Ya mostró resultados, que sí puede funcionar. Ahora este año y los próximos implicarán grandes retos para hacer crecer la página y el servicio que queremos prestar más allá del 2011”, asegura.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Las imágenes de Tokio que Japón no quiere que veas durante los Juegos Olímpicos

Los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 le están ofreciendo un gran espectáculo al mundo, pero en paralelo a cientos de personas sin hogar las han estado desalojando del centro de la capital japonesa.
31 de julio, 2021
Comparte

Si no puedes ver el video haz clic aquí.

Los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 le están ofreciendo un gran espectáculo al mundo, pero en paralelo a cientos de personas sin hogar las han estado desalojando del centro de la capital japonesa.

Esta no es una práctica nueva: cuando un país celebra los Juegos Olímpicos a menudo hace un gran esfuerzo para limpiar y reconstruir partes clave de la ciudad sede. En Tokio, esto ha significado que cientos de personas sin hogar hayan sido desalojadas de áreas cercanas al estadio olímpico, a las estaciones de tren y a los parques.

En este video te mostramos el impacto que esto tiene sobre la comunidad de los sin techo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.