Tabasqueños usan Twitter para enfrentar inundaciones
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Tabasqueños usan Twitter para enfrentar inundaciones

Por Luis Castrillón
31 de octubre, 2011
Comparte

Inundaciones en Tabasco. FOTO: Cuartoscuro

Pese a la frustración que puede ocasionar la apatía y falta de solidaridad que han encontrado entre algunos sectores de la sociedad, a ser criticados y acusados de favorecer intereses partidistas, o incluso tratar de ser cooptados por grupos políticos, el grupo de twitteros tabasqueños que se identifica como @ainundaciones insiste en creer que es posible en México darle el valor necesario a las redes sociales virtuales como una herramienta de comunicación para enfrentar emergencias.

Alejandra Jiménez, mejor conocida como @aleximenez , asesora en esa nueva tendencia de administración de contactos en internet llamada social media es quien funda el año pasado un esfuerzo que intenta saltar del mundo virtual al real con acciones concretas que puedan ayudar a la población a salir mejor librado frente a contingencias como las inundaciones que cada año no solo amenazan, sino devastan grandes extensiones del territorio de Tabasco.

“El objetivo o la iniciativa era crear una red informativa frente a los problemas y el desastre que pueden ocasionar para muchas personas las lluvias en Tabasco. La idea surgió el año pasado (2010), cuando comenzaron las inundaciones a gran escala otra vez. El día que algunos de los que ya nos conocíamos vía Twitter nos reunimos para ponernos de acuerdo, estaba lloviendo en Villahermosa”, explica después de un recorrido por algunas zonas inundadas de la entidad.

Recuerda que la lluvia misma pudo haber sido un factor que inhibió la llegada de más personas que desde un principio  habían respondido positivamente al llamado a través de Twitter y Facebook. “Porque la verdad es que no llegamos muchos. Nos vimos ahí, en el parque del centro –en la avenida Madero, en el primer cuadro de la ciudad- y nos fuimos a un café a comenzar a tirar ideas”.

Sin importar el número de personas presentes, pero apelando a las posibilidades de conectar individuos e intenciones dentro del espacio virtual de redes sociales en internet, establecieron la meta principal:

“Nuestra idea era muy clara: informar a través de las redes sociales donde llueve en el momento en que esté ocurriendo, si hay manera de pasar por las zonas afectadas, si se requiere ayuda; para que quien esté informándose pueda ir directamente y aportar ayuda. También promoviendo los sitios de albergues o centros de acopio, entre otras cosas”, añadió.

Esa misma noche, decidieron ponerle un nombre proyecto y enrolados todos en el tema del social media y community management (administración de comunidades) tenían claro que el nombre debía ser algo sencillo y nada rebuscado: Alerta Inundaciones, bajo el registro en Twitter de @ainundaciones. Una semana después habían hecho mil contactos y comenzado a propiciar entre ellos el flujo de intercambio de información.

El esfuerzo permitió comenzar a crear una red entre habitantes de Tabasco que posteaban información específica sobre los lugares por donde circulaban o vivían y tenían la oportunidad de exponerlo en tiempo real a través de Twitter principalmente.

La red permitió además sumar seguidores y contactos de otras ciudades, e incluso del extranjero, que compartieron datos o les sirvió para conocer de la situación, conectarse con grupos que ya ayudaban en forma directa en las comunidades o saber del estado de conocidos y parientes afectados por las inundaciones.

El segundo paso para el grupo era poder ayudar directamente.  Justo entonces el proyecto comenzó a tambalearse. En medio de los aguaceros, descubrieron que convocar a la solidaridad sin el respaldo institucional o incluso sin el apoyo de otras agrupaciones más conocidas puede resultar bastante complicado.

En un principio, cuenta  Jiménez, luego de que comenzamos a mover la información, recibimos mensajes e incluso se nos presentaron directamente representantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI), o de sus sectores como la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP) para decirnos que nos daban espacios en sus locales, o incluso diputados, también del Partido de la Revolución Democrática (PRD) que nos decían que los acompañáramos en sus giras a ver a los damnificados.

“Sabemos cómo son los partidos políticos, así que preferimos decirles que no, porque no queríamos terminar siendo utilizados, que @ainundaciones acabara siendo de ellos de alguna forma y que luego incluso nos ganáramos enemigos gratis”,  explica.

Luego de ello, buscaron otras formas de darse a conocer más allá de los medios virtuales y fue el propio impacto de su trabajo lo que los posicionó en los medios de información tradicionales. Tanto periódicos como televisoras locales.

Ese salto a “lo real” tuvo consecuencias tanto positivas como negativas pues no faltó quienes lanzaron críticas al sitio de @ainundaciones o en los mismos medios y otros espacios en la web. La acusación era directa, los señalaban como supuestamente interesados en obtener una candidatura en las próximas elecciones de 2012.

Otro problema fue la administración del sitio web de la agrupación, que por momentos se convirtió en un espacio de desahogo entre los contactos para lanzar consignas y emitir comentarios negativos, incluso insultantes, contra el Gobierno estatal o federal por su presunta responsabilidad u omisión en las causas de las inundaciones.

“Pasábamos horas contestando los comentarios, recordándoles que no era un espacio para ese tipo de expresiones, sino para proveer de información en un estado donde las inundaciones son ya algo común, pero no por ello menos importante para miles de personas”, lamenta.

“Ahora en 2011 pensamos que ya no iba a llover tanto, las aguas se atrasaron y entonces decidimos aprovechar para cambiar el nombre de la agrupación y enfocar el trabajo en diversas actividades de apoyo a la sociedad. Hasta cambiamos la página a otro sitio pero no dio los resultados esperados”, abunda.

Pero con las lluvias de esta temporada, @ainundaciones volvió a la actividad y actualmente ya está operando con el manejo del flujo de información. El objetivo es procurar de nuevo una forma de ayudar a los damnificados o sus familiares en Tabasco, incluso más allá de la entidad como lo hicieron en 2010, cuando se sumaron al flujo informativo en la web que permitió apoyar la logística de rescate de afectados en Veracruz y Boca del Río.

 

Como una primera estrategia han recuperado el contacto e intercambio de información con dependencias como la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para contar con reportes oportunos sobre la situación en materia de caminos y carreteras, así como de los puertos tabasqueños.

“Ha sido un trabajo arduo, diariamente estar enviando mensajes uno tras otro en Twitter, promoviendo el sitio, buscando quien se sume, tratando de conseguir apoyos. No sólo para nosotros si intentamos entregar ayuda directa, sino para otras agrupaciones o dependencias que convoquen y cuyo mensaje podamos replicar”, agrega.

“Una de las prioridades es que se pueda difundir información de los sitios más afectados. Queremos que quien, por ejemplo, pase por una comunidad afectada que no sea conocida o esté muy retirada de las zonas urbanas nos lo reporte. Quizá quien vea la información puede tomar su propia decisión de buscar cómo ayudarlos”, explica Jiménez.

Pese al empeño y a los logros alcanzados, también hay elementos que pueden llamar a la frustración, según reconoce la cabeza matriz de @ainundaciones. A lo largo de la experiencia vivida el año pasado y lo que está ocurriendo ahora, ha notado una falta de respuesta efectiva entre la población que está conectada directa o indirectamente.

“La actitud de la gente puede desanimarte. Hemos visto de pronto que no existe mucha solidaridad, pero no por eso nos frenamos y seguimos interesados en construir una propuesta útil. Ya mostró resultados, que sí puede funcionar. Ahora este año y los próximos implicarán grandes retos para hacer crecer la página y el servicio que queremos prestar más allá del 2011”, asegura.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Por qué dar positivo a COVID no siempre significa estar infectado

La mayoría de personas solo están infectados durante una semana, pero pueden seguir dando positivo semanas después.
Getty Images
7 de septiembre, 2020
Comparte

El test más común para diagnosticar el COVID-19 es tan sensible que podría estar detectando fragmentos del virus que ya están muertos, según algunos científicos.

Y es que la mayoría de personas solo permanecen infectadas alrededor de una semana. Sin embargo, el diagnóstico podría seguir dando positivo semanas después.

De acuerdo a un estudio de la Universidad de Oxford, este hecho podría estar sobreestimando la escala real y actual de la pandemia.

Pero por otro lado advierten que otro tipo de test, con menos sensibilidad, corre el riesgo de no detectar todos los casos.

El profesor Carl Heneghan, uno de los autores del estudio, afirma que en vez de arrojar un resultado positivo o negativo, las pruebas diagnósticas deberían tener un límite en el que pequeñas cantidades de virus no provoquen un positivo.

Según Heneghan, esta detección de virus muerto o viejo podría explicar cómo en varios de los países que se enfrentan a una segunda ola de infecciones las hospitalizaciones se mantienen estables.

El Centro de Medicina Basada en Evidencia de la Universidad de Oxford analizó 25 estudios en que se colocaron muestras de pruebas positivas sobre una placa de petri para ver si el virus crecía.

Investigador trabajando con placas de petri.

Getty Images
Los científicos de la Universidad de Oxford pusieron varias muestras positivas sobre una placa de petri para analizar si el virus crecía.

Este método, conocido como “cultivo viral”, indica si el virus hallado en un diagnóstico positivo puede reproducirse y propagarse en un laboratorio o persona.

Según Nick Triggle, corresponsal de salud de la BBC, la sensibilidad de las pruebas diagnóstico es un problema que se conoce desde el comienzo y que ilustra por qué las estadísticas de la COVID-19 están lejos de ser perfectas.

¿Cómo se diagnostica el coronavirus?

La prueba más común de diagnóstico, la llamada PCR, utiliza químicos que amplifican el material genético del virus para que pueda estudiarse.

Una vez se toma la muestra, esta pasa por varios ciclos de laboratorio para recuperar la mayor cantidad de virus posible.

El número de ciclos necesarios puede indicar qué tanto virus queda, si son pequeños fragmentos o varias cantidades del virus completo.

Realización de prueba PCR a un paciente en Barcelona.

Getty Images
El test PCR es la prueba más común para detectar el coronavirus.

Esta práctica parece revelar la probabilidad de infección del virus. Es decir, mientras más ciclos de amplificación sean necesarios, menos probabilidades de que el virus sea reproducible en el laboratorio.

El riesgo de falso positivo

Cuando uno se hace la prueba de coronavirus, se obtiene un “sí” o un “no”. Pero no hay un indicador de cuánto virus se detectó en la muestra y si se trata de una infección activa.

Una persona con mucha cantidad de virus activo y otra que solo tenga pequeños fragmentos restantes de una infección pasada dan el mismo resultado: positivo.

Sin embargo, Heneghan apunta que la “infectividad del coronavirus parece disminuir tras alrededor de una semana”.

Es decir, su capacidad para invadir un organismo y provocar una infección.

Añadió que, si bien no sería posible verificar todas las pruebas para detectar si el virus estaba activo o no, el número de falsos positivos podría reducirse si los científicos establecieran un punto de corte.

Mujeres con mascarilla en Italia.

Getty Images
La infectividad del virus es su capacidad para invadir un organismo y provocar una infección.

Esto podría prevenir que una persona dé positivo cuando en realidad solo se le ha detectado los restos de una infección ya pasada.

Para Heneghan, esto ahorraría cuarentenas individuales innecesarias y ofrecería una escala más adecuada de la pandemia.

La sanidad pública de Inglaterra coincidió en que los cultivos virales eran útiles a la hora de evaluar las pruebas de coronavirus y que estaban trabajando con laboratorios para reducir el número de falsos positivos.

Sin embargo, explican que establecer un punto de corte no es fácil porque se usan muchas pruebas con diferentes sensibilidad y formas de detección.

Pero el profesor Ben Neuman, de la Universidad de Reading, dijo que cultivar el virus de una muestra de un paciente “no es trivial”.

“Esta revisión corre el riesgo de correlacionar falsamente la dificultad de cultivar Sars-CoV-2 a partir de una muestra de un paciente con la probabilidad de que se propague”, dijo.

Toma de temperatura en Wuhan, China.

Getty Images
Varios estudios coinciden en que alrededor de un 10% de contagiados retiene virus vivo después de 8 días de infección.

El profesor Francesco Venturelli, epidemiólogo italiano, destaca que no existe “certeza suficiente” sobre cuánto tiempo el virus permanece infeccioso mientras se recupera el paciente.

Algunos estudios basados en cultivos virales indican que alrededor del 10% de infectados permanece con virus vivo después de ocho días de infección.

“En Italia sobreestimamos el número de casos por varias semanas” a causa de pacientes positivos que se habían infectado varias semanas antes, dice Venturelli.

El test PCR es un método muy sensible a la hora de “detectar material genético residual del virus”, explica el profesor Peter Openshaw, del Colegio Imperial de Londres.

“No hay evidencia de la infectividad del virus, pero existe un consenso clínico de que es bastante improbable que un paciente sea infeccioso más allá del décimo día de la enfermedad“, agrega Openshaw.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial



Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sVc_VPSn_FI

https://www.youtube.com/watch?v=Ds3g70Jjv2E&t=14s

https://www.youtube.com/watch?v=UA_FDmt3k90&t=14s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.