Villa Panamericana ¿ecológica?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Villa Panamericana ¿ecológica?

Por Víctor López
13 de octubre, 2011
Comparte

La Villa Panamericana, que edificó la constructora Corey Integra en El Bajío, una zona cercana al Bosque La Primavera, no cumplió con las 56 condicionantes que impuso la Secretaría del Medio Ambiente para el Desarrollo Sustentable (Semades) al autorizar la Manifestación de Impacto Ambiental que permitió la construcción del complejo inmobiliario.

Villa donde se hospedaran los participantes de los Juegos Panamericanos 2011. FOTO: Cuartoscuro

Corey Integra no ha cumplido ni con la donación de seis cuatrimotos al comité técnico del Área Natural Protegida Bosque La Primavera, a pesar de que la inversión para su edificación superó los mil 200 millones de pesos (alrededor de mil millones de dólares).

Las cuatrimotos servirían para las brigadas anti incendios y a las labores de inspección y vigilancia del bosque.

Así mismo, la empresa privada estaba obligada a presentar un plan de acciones y propuestas para proteger la fauna y la flora.

Corey Integra debía también presentar  un convenio con el Comité Técnico para la Administración del Bosque en el cual se especificara los mecanismos de colaboración para vigilar el área natural protegida y en combatir los incendios, que aqueja el bosque cada año.

La Semades autorizó, el 7 de diciembre de 2009, la construcción de cuatro edificios con 951 departamentos de lujo, enclavado en el bosque y es una zona de amortiguamiento de La Primavera, considerada el pulmón más importante del área metropolitana de Guadalajara.

Son 17 hectáreas las que fueron afectadas  por el mega-proyecto privado a pesar de la protesta de los ecologistas por el daño ambiental.

Interior del complejo.

José Luis Gámez Valdivia, director del Bosque La Primavera, dice que la constructora Corey Integra dejó a un lado la ecología y se enfocó en terminar las obras de infraestructura.

“Los de la constructora lo único que nos han pedido son prórrogas para cumplir las condicionantes ambientales”, señaló el funcionario y confía en que se solventarán estos requisitos pero no tiene fecha.

El pasado 4 de octubre, el Comité Organizador de los Juegos Panamericanos Guadalajara 2011 (Copag) finalmente entregó el hotel  de los atletas a la Odepa, que encabeza Mario Vázquez Raña.  Ese día, los albañiles seguían trabajando en la construcción de al menos seis restaurantes. Los teléfonos aún no tenían conectadas las líneas.

Aun así, Vázquez Raña elogió a la constructora por superar uno de los mayores retos en la organización de los Juegos Panamericanos en Guadalajara. “Vine aquí hace algún tiempo y casi lloré al ver cómo estaban las obras (con retrasos). Estoy impresionado con la rapidez en que se consiguieron las cosas”, señaló conmocionado el dirigente de la Odepa.

¿Ecológica?

El holandés Willem Nicolaas Van Der Kaaij, alcalde de la Villa Panamericana, informó que el hotel de los atletas  tendrá un pabellón internacional, lavandería, gimnasio, comedios, discoteca, comedor, policlínica y una capilla ecuménica. Además, tendrá áreas verdes de uso común, estacionamientos subterráneos, alberca y plazoletas.

Van Der Kaaij presumió que la Villa Panamericana será ecológica, por utilizar muebles de cartón reciclado y hasta pintura biodegradable.

Tan ecológicos son los muebles que para su fabricación no se cortó ningún árbol, dijo. El barniz que se utilizó es a base agua que no contamina el ambiente.

Mal clima en la Villa Panamericana.

Los ecologistas no piensan lo mismo. Estas declaraciones las consideran una burla. Raquel Gutiérrez, directora del Instituto de Derecho Ambiental (Idea) y Mario Silva, del Colectivo Ecologista Jalisco, dicen que es lamentable la confusión de algunos funcionarios en cuanto al tema ambiental.

Aclaran que ecología es una ciencia y no se puede confundir con la jardinería. “Plantar arbolitos y utilizar supuestos materiales ecológicos no garantizan de ninguna forma que la Villa sea una edificación sustentable y ni compensan el daño irreversible al ecosistema de La Primavera”, señala Silva.

Los deportivas viven en un hotel en medio del bosque, “pero se nos olvida que es un suicidio para todos los que habitamos en la metrópoli”, dice, por su parte, Gutiérrez Nájera, una de las legendarias defensoras de los bosques en Guadalajara.

Las delegaciones deportivas no sufrirán el tráfico para llegar al Estadio Omnilife pues estarán a un kilómetro. En este sitio, propiedad del empresario Jorge Vergara, y dueño de las Chivas, uno de los equipos de futbol más populares de México, se llevará a cabo la inauguración y clausura de los Juegos Panamericanos.

Deterioro de El Bajío

En la época dorada de la zona conocida como El Bajío (al poniente de Guadalajara) tenía sembradíos y servía para la recarga de los mantos acuíferos de La Primavera y del bosque Los Colomos, de mucha relevancia para el ecosistema. Desde hace años, empezó la degradación de esta zona ya que el ayuntamiento de Zapopan permitió la construcción del Estadio Omnilife y de varios fraccionamientos privados como VillaBosque, que consta de 650 viviendas, un centro comercial y la Villa Panamericana de 951 departamentos.

Alejandro Cárdenas Ochoa, presidente del Parlamento de Colonias que también defiende el medio ambiente, dice que la peor decisión de las autoridades locales fue permitir la Villa Panamericana en el Bajío.

Gutiérrez Nájera también preside el Consejo Consultivo de la región Occidente de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat). “Desde el 2010, advertimos de los graves daños irreversibles al medio ambiente. No nos escucharon. De manera ilegal y tramposa, la Semades (instancia ambiental de Jalisco) permitió la urbanización de esta zona, aunque no era de su competencia”.

El Consejo Consultivo de la Semarnat denunció que el proyecto inmobiliario depreda la superficie de amortiguamiento y captación de agua pluvial que surte varios mantos acuíferos de Guadalajara y se pisotean tres decretos presidenciales que protegen la zona.

Alejandro Cárdenas afirma que El Bajío tiene una importancia hidrológica vital para la metrópoli. “Ya se dio el primer paso, dudo mucho que las autoridades municipales y estatales impidan la degradación en escalada con la urbanización de El Bajío. No puedo creer la permisibilidad de las autoridades para que una empresa privada dañe de esta forma”.

Con el apoyo del Parlamento de Colonias, los vecinos del Fraccionamiento Rancho Contento, que viven cerca donde se edificó la Villa, interpusieron juicios legales por la violación al uso de suelo. Lograron una suspensión provisional del Tribunal de lo Administrativo del Estado (TAE).

De hecho, el tribunal, suspendió por unas horas la construcción del complejo habitacional el pasado 28 de abril. La constructora Corey Integra logró revertir la situación legal.

Para el ambientalista Mario Silva, la palestra internacional de los Juegos Panamericanos permitirá como un medio de denuncia de los problemas y fallas sobre proyectos panamericanos que afectaron los ecosistemas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Reuters

Rieli Franciscato, experto en tribus amazónicas, muere tras ser alcanzado por una flecha en el pecho

Franciscato pasó gran parte de su carrera tratando de proteger a las tribus indígenas del Amazonas y este miércoles fue murió tras recibir un flechazo en Brasil.
Reuters
14 de septiembre, 2020
Comparte

EEl reconocido experto en tribus del Amazonas Rieli Franciscato murió este miércoles al recibir un flechazo en el pecho mientras realizaba una visita a la tierra de una tribu indígena no contactada.

El incidente ocurrió en la región de Seringueiras, un territorio remoto del Amazonas brasileño ubicado en el estado de Rondonia (noroeste).

Según la policía, Franciscato, de 56 años, se encontraba en una misión monitoreando el contacto de indígenas aislados con otra gente, como parte de su trabajo para la Fundación Nacional del Indio de Brasil (Funai).

La Asociación de Defensa Etnoambiental Kanindé, que él ayudó a crear en la década de 1980, explicó que la comunidad indígena que lo habría atacado no pudo haber distinguido entre un amigo o un enemigo foráneo.

La organización lamentó su muerte y recordó que el experto “dedicó su vida hasta el último segundo haciendo lo que más amaba: luchar por los pueblos de la selva”.

“Era un excelente profesional, serio y dedicado. Nos deja una gran nostalgia y un impecable legado de décadas en la Amazonía”.

https://twitter.com/LemusteleSUR/status/1303889856624578560?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1303889856624578560%7Ctwgr%5Eshare_3&ref_url=https%3A%2F%2Fwww.telesurtv.net%2Fnews%2Fasesinan-defensor-derechos-indigenas-rondonia-brasil-20200910-0025.html

¿Qué le pasó?

La Funai no ofreció detalles sobre la muerte de Franciscato.

Pero según testigos, él y su equipo fueron atacados cuando se acercaban a una tribu indígena.

El experto, que estaba acompañado por la policía local, trató de refugiarse detrás de un vehículo, pero fue alcanzado por una flecha que lo golpeó cerca del corazón.

Un policía que presenció el incidente dijo que Franciscato logró sacarse la flecha.

Gritó, se sacó la flecha del pecho, corrió 50 metros y se derrumbó, sin vida“, contó el policía en una grabación de audio que fue publicada en las redes sociales.

Gabriel Uchida, un fotoperiodista local que también presenció el incidente, le dijo a la agencia de noticias AFP que Franciscato había estado tratando de observar a la tribu conocida como el “grupo aislado del río Cautario“.

Además, agregó que la tribu “es conocida como un grupo pacífico”.

“La última vez que aparecieron en la región fue en junio (…). Era un grupo más grande, muy pacífico. Incluso dejaron regalos en una casa”.

Tres miembros de una tribu indígena.

Reuters
Los investigadores han logrado ponerse en contacto con tribus aisladas de la Amazonía brasileña sin incidentes en el pasado.

“Esta vez, solo había cinco hombres armados, un grupo de guerra. Eso significa que algo debe haber sucedido para que buscaran ‘venganza'”.

En 2018, el misionero estadounidense John Allen Chau fue muerto por una tribu en las islas del archipiélago Andamán y Nicobar del Océano Índico, que le disparó con flechas y dejó su cuerpo en la playa.

La historia del joven le dio la vuelta al mundo.

¿Qué ha estado pasando en la región?

La ONG indigenista Survival International explicó que Franciscato fue llamado a la zona después de que varias tribus no contactadas aparecieran en los últimos meses.

Grupos ganaderos y madereros han destruido gran parte del bosque de la zona en los últimos años y han amenazado con seguir destruyéndolo.

Mediante un comunicado, Survival International dijo que la muerte de Franciscato es consecuencia de “la enorme presión” que las haciendas ganaderas están ejerciendo sobre estas tribus y su selva.

Los grupos indígenas en la Amazonía y en otras partes del mundo suelen reaccionar violentamente ante los forasteros que ingresan en sus tierras.

Los líderes indígenas dicen que los incidentes con mineros ilegales, agricultores y madereros en sus tierras ancestrales se han vuelto mucho más comunes desde que el presidente brasileño Jair Bolsonaro asumió el cargo en 2019, prometiendo desarrollar la región amazónica.

Un bosque del Amazonas en llamas.

Getty Images
El presidente Bolsonaro ha sido criticado por los altos niveles de deforestación que han ocurrido durante su mandato.

Grupos conservacionistas culpan a Bolsonaro y a su gobierno de quitarle recursos a organismos como la Funai y el Instituto Brasileño del Medio Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables (Ibama) y de ignorar las actividades de los agricultores y madereros que limpian tierras en el Amazonas, acelerando la deforestación.

Bolsonaro ha cuestionado durante mucho tiempo la necesidad de contar con grandes reservas indígenas en la selva tropical y ha defendido la apertura de áreas protegidas para la agricultura y la minería.

El Amazonas, la selva tropical más grande del mundo, es hogar de unas 100 tribus aisladas, según Survival International.

Durante su trabajo en la Funai, Franciscato dirigía un programa para proteger a los grupos indígenas aislados.

“Rieli dedicó la vida a la causa indígena. Con más de tres décadas de servicios en el área, deja un inmenso legado para la política de protección de esos pueblos”, aseguró el coordinador general de Indígenas Aislados y de Reciente Contacto de Funai, Ricardo Lopes Dias.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ARrMFeZEfmU

https://www.youtube.com/watch?v=GlC2empuaB4&t=2s

https://www.youtube.com/watch?v=XBfltfjAEZk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.