“No permití que Azcárraga Jean me ofendiera y eso me costó 12 años de veto”: Héctor Suárez
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

“No permití que Azcárraga Jean me ofendiera y eso me costó 12 años de veto”: Héctor Suárez

Sobre los sketches que le fueron censurados del programa Iniciativa México, Suárez refirió que eran una crítica “al sistema que estamos viviendo, a los diputados que toleramos, a los senadores que toleramos, a los moreirazos, y a través de la comedia hacía un testimonio que quisieron censurar y lo censuraban estos muchachos.”
9 de noviembre, 2011
Comparte

Héctor Suárez dio a conocer esta mañana que los 12 años de veto a los que fue sometido por Televisa se debieron a un problema personal “muy fuerte” que tuvo con Emilio Azcárraga Jean afuera de su despacho: “No permití que me ofendiera y eso me costó estos 12 años y a mi hijo, que ni la debía ni la temía, lo sacaron de un programa. Siempre me he defendido, y lo voy hacer toda mi vida, no voy a permitir que me pise nadie, nunca lo he permitido en mi vida”, dijo.

Asimismo, en entrevista con Carmen Aristegui en MVS Noticias, dio a conocer que éstas y otras anécdotas las dará a conocer en un libro en el que ha estado trabajando desde hace un año y que se intitula Las águilas vuelan solas, los ojetes en parvada, aún sin editorial.

Sobre los sketches que le fueron censurados del programa Iniciativa México de Televisa y TV Azteca, y sobre los que tuiteo en su cuenta @hectorsuarez_h que no los daría a conocer, refirió que eran una crítica “al sistema que estamos viviendo, a los diputados que toleramos, a los senadores que toleramos, a los moreirazos, y a través de la comedia hacía un testimonio que quisieron censurar y lo censuraban estos muchachos.”

Amigos:Me encantaría mostrarles los sketches censurados,pero por ética y lealtad a mis compañeros editores no lo puedo hacer.Correrían la ..
Nov 09 via webFavoriteRetweetReply

misma suerte que yo. Y no me lo puedo permitir.¡Compréndanlo! Serían despedidos inmediatamente,No sería justo ¿Verdad ?
Nov 09 via webFavoriteRetweetReply

Sobre si cree tener respuesta de Azcárraga Jean a la polémica carta que Suárez le envío, el comediante señaló: “Al final le mandé tres misivas al señor Azcárraga para poder hablar con él, pero no, no existes, no existes como persona, se vive un terror ahí, y qué bueno, qué bueno que me salí, no creo que conteste y tampoco creo que me paguen el dinero completo… Si me manda llamar, le daré la cara, pero no creo.”

Héctor Suárez dio a conocer que con Emilio Azcárraga Milmo tuvo cuatro enfrentamientos “más fuertes” y, pese a todo, “nació una amistad muy bonita y un respeto extraordinario, porque era un hombre que sabía pedir perdón y sabía reconocer que había metido la pata, eso es ser un hombre, y yo no creo que este hombre (Azcárraga Jean) me conteste.”

Recordó que uno de los primeros “encontronazos” que tuvo con el llamado “Tigre Azcárraga” se debió a que Suárez se negaba  a enviar los videos de sus programas a Radio, Televisión y Cinematografía (RTC), dependencia de la Secretaría de Gobernación  responsable de censurar o aprobar los contenidos, por temor a que no fueran admitidos; al final, Azcárraga Milmo dio su consentimiento para que no fueran enviados.

“Un día me manda a llamar y me dice, chingá chaparro ¿por qué no estás mandando los videos a RTC?, ¿qué te mandas tú solo en esta pinche empresa? A lo que respondí ‘porque el día que los mandé a RTC se acaba el programa, porque son unos imbéciles y no los van a dejar pasar’.”

Al ser cuestionado sobre si TVAzteca sería un opción laboral para él, Suárez dijo que “para nada, que Dios me libre, porque también tuve problemas con este señor (Ricardo Salinas Pliego) de juzgados, de tribunales, tres años, gané el caso y no me pagó nada.”

Asimismo, señaló que desde hace 12 años en México ya no tiene trabajo porque hay empresas y compañeros que no lo llaman, “les da miedo ser sancionados por las empresas grandes”, concluyó.

Aquí la entrevista íntegra:

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Médico de China intentó alertar sobre el coronavirus y fue obligado a callar

A comienzos de año, un oftalmólogo de Wuhan detectó siete casos de un virus muy similar al SARS. Cuando advirtió sobre su descubrimiento a sus colegas en un chat, la policía fue a visitarlo y lo amenazó con llevarlo ante la Justicia si continuaba divulgando "comentarios falsos".
4 de febrero, 2020
Comparte

A principios de enero, las autoridades de la ciudad china de Wuhan trataban de mantener en secreto la noticia sobre la aparición de un nuevo coronavirus.

Cuando un médico intentó advertir a sus colegas sobre el brote, la policía le hizo una visita y le dijo que dejara de hablar de ello.

Un mes más tarde, y después de que publicase su historia desde su cama en el hospital, mucho lo consideran un héroe.

“Hola a todos, soy Li Wenliang, un oftalmólogo del Hospital Central de Wuhan“, comenzaba diciendo su mensaje.

Lo que le ocurrió a este doctor revela la respuesta fallida de las autoridades locales de Wuhan en las primeras semanas del brote de coronavirus.

Visita policial

En diciembre, Li estaba trabajando en el epicentro del brote cuando detectó siete casos de un virus que se asemejaba al SARS, el que provocó una epidemia global en 2003.

Se sospechaba que los casos provenían del mercado de pescados y mariscos Huanan, en Wuhan, y los pacientes fueron puestos en cuarentena en su hospital.

El 30 de diciembre, Li le envió un mensaje a sus colegas en un chat, en el que les advirtió del brote y les recomendó usar ropa protectora para evitar contagiarse.

Wuhan

Getty Images
Las autoridades obligaron a Li a decir, en una carta, que había difundido “comentarios falsos”.

Li no sabía en aquel entonces era que lo que acababa de identificar era un coronavirus completamente nuevo.

Cuatro días más tarde, recibió una visita de funcionarios de la Oficina de Seguridad Pública, quienes le dijeron que firmase una carta.

En ella, lo acusaban de “hacer comentarios falsos” que habían “perturbado severamente el orden social”.

“Le advertimos solemnemente: si sigue siendo terco e impertinente, y continúa con esta actividad ilegal, será llevado ante la Justicia ¿se entiende?”.

Debajo, Li escribió: “Sí, entiendo”.

Disculpas tardías

Él fue una de ocho personas que la policía dijo que estaban siendo investigadas por “divulgar rumores”.

Al final de enero, Li publicó una copia de la misiva en Weibo, explicando lo que pasó.

Entretanto, las autoridades locales le ofrecieron una disculpa. Pero es una disculpa que llegó muy tarde.

En las primeras semanas de enero, las autoridades en Wuhan insistían en que solo aquellos que entraban en contacto con animales infectados podían contraer el virus.

Médicos en Wuhan

Getty Images
En un principio, a los médicos no se les advirtió que usaran mascarillas o ropa protectora.

A los médicos no les dieron instrucciones para protegerse.

Y una semana después de que recibiera la visita de la policía, Li tuvo que tratar a una mujer que sufría glaucoma.

No sabía que ella había contraído coronavirus.

En el texto que publicó en Weibo, el médico describió cómo el 10 de enero empezó a toser, que al día siguiente tuvo fiebre, y dos días más tarde estaba en el hospital.

Sus padres también se enfermaron y fueron trasladados al hospital.

Decenas de milones de Li Wenliang

Fue 10 días más tarde, el 20 de enero, cuando China declaró la emergencia a raíz del brote.

Li contó que le hicieron pruebas varias veces para ver si se trataba de coronavirus, y que todas dieron negativo.

El 30 de enero volvió a hablar del tema en las redes sociales.

“Hoy me dieron el resultado de las pruebas de ácido nucleico y es positivo. Finalmente he sido diagnosticado”, publicó.

Paciente en Wuhan

Getty Images
El número de infectados ha superado los 20.000.

Al final de este breve mensaje añadió el emoji de un perro con los ojos mirando para arriba y la lengua afuera.

Su mensaje recibió miles de comentarios y palabras de apoyo.

“El doctor Li Wenliang es un héroe”, señalaba un usuario, preocupado por lo que esta historia dice sobre su país.

“En el futuro, los médicos tendrán más miedo de hacer advertencias tempranas cuando detectan signos de enfermedades infecciosas”.

“Un entorno de salud pública más seguro… requiere decenas de millones de Li Wenliang”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=B_Gzc2Z7uQY

https://www.youtube.com/watch?v=FAfZ-GhFurA&t=20s

https://www.youtube.com/watch?v=eXH1xrnAFas

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts