Crean UNAM e INAH Museo de Tlatelolco
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Crean UNAM e INAH Museo de Tlatelolco

Más de 800 piezas prehispánicas, 500 de ellas pertenecientes a la Colección Stavenhagen y 300 más extraídas de la zona arqueológica de Tlatelolco, conforman el nuevo museo que el próximo 15 de diciembre abrirá sus puertas en el Centro Cultural Universitario de Tlatelolco; en él se dará a conocer el mural novohispano más antiguo de México.
13 de diciembre, 2011
Comparte

Más de 800 piezas prehispánicas, 500 de ellas pertenecientes a la Colección Stavenhagen y 300 más extraídas de la zona arqueológica de Tlatelolco, conforman el nuevo Museo de Tlatelolco, que el próximo 15 de diciembre abrirá sus puertas en el Centro Cultural Universitario de Tlatelolco (CCUT).

En rueda de prensa, Sergio Raúl Arroyo, director de ese recinto, aseguró que se trata de uno de los proyectos más importantes en materia museística de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), pues en él se dará a conocer el mural novohispano más antiguo de México.

Agregó que gracias al convenio con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el Museo de Tlatelolco comprende dos salas de mil metros cuadrados, dedicadas al sitio arqueológico que se ubica en el costado norte del CCUT.

Comentó que en ellas se presentan cerca de 300 piezas prehispánicas, provenientes de los trabajos de excavación de la zona arqueológica, realizados desde hace décadas y que tenía bajo resguardo el INAH.

“Recordemos que Tlatelolco alcanzó a ser el centro comercial más importante de Mesoamérica, por lo que los elementos que puede aportar para el público poseen un gran valor histórico”, indicó Teresa Uriarte, investigadora del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM, y curadora de las Salas 1 y 2 del citado museo.

De acuerdo con sus organizadores, estas nuevas salas, no sólo buscan rescatar el pasado de México, sino mostrar cómo ese pasado se inserta en el presente.

Las tres salas del museo de sitio -las dos primeras localizadas en la que fuera el aula magna de la Cancillería y la tercera en el primer piso de la torre del CCUT-, permiten comprender y conocer la real importancia de Tlatelolco en la época prehispánica.

“Se trata de piezas desde los orígenes de Tlatelolco que están vinculados con Teotihuacan, y que hablan de la cultura mexica establecida en Tlatelolco”, comentó Uriarte.

Agregó que el perfil educativo de la museografía subraya el interés institucional por vincular el proyecto con la educación, integrando propuestas interactivas y de investigación de diferentes campos del conocimiento de entidades de la propia UNAM, como el Instituto de Investigaciones Estéticas y Filológicas, con lo que la exhibición adquiere mayor integridad en cuanto a su horizonte conceptual.

Además de las piezas del sitio contiguo, el Museo de Tlatelolco presenta una sala dedicada a la Colección Stavenhagen que en 450 metros cuadrados, se presenta una de las colecciones más importantes de obras prehispánicas en manos de un particular.

Las piezas fueron transferidas de la familia Stavenhagen a la UNAM, hecho que autoridades del CCUT celebraron con una exhibición al público de cerca de 500 de ellas, de un total de dos mil 255 que la conforman.

La muestra presenta obras originarias de diferentes regiones del país, como Nayarit, Colima, Jalisco, Puebla, Veracruz, Guerrero, Campeche y Centro de México, que comprende grupos culturales, como el maya, mexica y zapoteca, entre otros.

Las obras están organizadas en distintas líneas temáticas, como El hombre en su vida cotidiana, Indumentaria y ornato corporal, Expresión y lenguaje corporal, El vínculo con los animales, La vida de la muerte y El vínculo del hombre con los sagrado.

De igual manera contiene una sección de cerámica que da cuenta de un universo formidable y de formas y colores.

Para Mercedes de la Garza, curadora de la Sala 3 correspondiente a la selección Stavenhagen, una de las características de esta exhibición es que busca resaltar los valores arqueológico, histórico, y estético de las obras.

“Lo que quisimos fue mostrar que los trabajos se realizaban en ese tiempo, no sólo valen como documentos históricos, sino también, como obras de arte”, señaló.

En ese sentido, dijo que la línea curatorial apuntó a obras relevantes en diferentes dimensiones.

“No se puede dejar de advertir la libertad creadora plasmada en las obras, el goce estético, la naturaleza plástica y los elementos novedosos que dan singularidad a cada pieza; la sensibilidad estética se revela en el gusto por la forma, en el equilibrio, en el cuidado de la expresión, en la destreza técnica y en la armonía”, mencionó.

Cabe mencionar que las piezas expresan notablemente la relación de los hombres con los seres sagrados, como el caso de los ritos de la fertilidad.

Las deidades más antiguas, pertenecientes al periodo Preclásico (2000 a.C a 200 d.C), son las diosas madres que se representan desnudas con las manos sobre el abdomen, a veces con caderas y muslos anchos.

Otros seres sagrados son las imágenes antropomorfas de las diferentes versiones de las deidades de la lluvia, Tláloc, Chaac, Cocijo; las diosas agrícolas como Chicomecóatl y los animales en los que encarnan las fuerzas divinas, principalmente como el jaguar, la serpiente y las aves.

De igual manera resaltan obras que revelan la importancia del chamanismo en las culturas mesoamericanas.

Ntx.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Dan Nobel de Medicina a descubridores del virus de Hepatitis C

Harvey J. Alter, Michael Houghton y Charles M. Rice fueron los galardonados este año con el Premio Nobel de Medicina por el descubrimiento del virus de la hepatitis C.
5 de octubre, 2020
Comparte

El británico Michael Houghton y los estadounidenses Harvey J. Alter y Charles M. Rice fueron los galardonados este año con el Premio Nobel de Medicina por el descubrimiento del virus de la hepatitis C.

La Asamblea del Nobel del Instituto Karolinska, la encargada de elegir al ganador del Nobel en el área médica, destacó que los tres virólogos “han hecho una contribución decisiva a la lucha contra la hepatitis de transmisión sanguínea, un importante problema de salud global que causa cirrosis y cáncer de hígado en personas de todo el mundo”.

El organismo añadió que con sus estudios, los científicos habían ayudado a salvar millones de vidas aislando e identificando el virus, permitiendo que los suministros de sangre en todo el mundo fueran examinados para detectar la hepatitis C y evitando la transmisión de la enfermedad.

El descubrimiento permitió que “ahora existan análisis de sangre altamente sensibles para el virus que prácticamente han eliminado la hepatitis por transfusión en muchas partes del mundo”, explicó la entidad, con sede en Estocolmo.

La hepatitis —o inflamación del hígado— es una enfermedad prehistórica y algunos la consideran una de las principales plagas que han afectado a la salud humana a lo largo de los tiempos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 325 millones de personas en todo el mundo padecen esta afección de forma crónica y 1,4 millones mueren cada año por esta causa.

Imagen de infección con VHC

iStock
La hepatitis C es considerada la más peligrosa porque es una enfermedad que puede causar mucho daño sin que uno lo sepa.

Es la segunda enfermedad infecciosa más mortífera después de la tuberculosis y las más comunes son la hepatitis A, B o C.

Hepatitis C

La hepatitis C, en la que los tres premiados con el Nobel centraron sus estudios, es una de las variantes más dañinas y letales de las hepatitis virales.

Se cree que la mayoría de los que la contraen son personas que compartieron agujas con alguien infectado o que recibieron transfusiones de sangre contaminada con el virus (antes de 1990 no se revisaba la sangre donada en busca de este virus).

Presentación

Getty Images/Jonathan Nackstrand
La Asamblea del Nobel durante la presentación del trabajo de los tres científicos.

Harvey J. Alter nació en Nueva York y ejerció durante años en la Universidad de Georgetown, hasta que en 1969 se reincorporó al Instituto Nacional de Sanidad (NIH), una agencia del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU.

Fue codescubridor de un antígeno clave para detectar el virus de la hepatitis B,

Más tarde encabezó un proyecto en el Centro Clínico del NIH que creó un almacén de muestras sanguíneas utilizadas para descubrir las causas y reducir el riesgo de hepatitis asociada a las transfusiones.

Nombrado en 2002 miembro de la Academia Nacional de Ciencias (NAS) y del Instituto de Medicina de Estados Unidos, fue investigador principal de estudios para identificar la hepatitis C.

Michael Houghton, nacido en Reino Unido, ha ejercido en su país y también en Canadá, donde ha continuado prácticamente toda su carrera al frente del departamento de Virología de la Universidad de Alberta.

Junto con su equipo, identificó la secuencia de fragmentos de ADN a partir de ácidos nucleicos encontrados en la sangre de un chimpancé infectado.

La mayoría de estos fragmentos provenían del genoma del propio chimpancé, pero los investigadores predijeron que algunos habrían derivado del virus desconocido, lo que permitió su localización.

Busto de Alfred Nobel

Getty Images
El premio asciende este año a US$1,2 millones y el de Medicina es el primero de los Nobel que se anuncia cada año.

Charles M. Rice nació en 1952 en Sacramento (Estados Unidos) y ejerce desde 2001 en el Centro de Estudios de la Hepatitis C de la Universidad Rockefeller.

Desde su laboratorio, considerado puntero en los estudios del virus, se ha investigado la replicación del virus y las respuestas inmunes innatas que limitan la infección. Su grupo también está desarrollando nuevos modelos experimentales en animales y en cultivos.

Semana de Premios Nobel

Con el anuncio de este lunes se abre la semana en la que se darán a conocer los ganadores del resto de Premios Nobel: Física (martes), Química (miércoles), Literatura (jueves), Paz (viernes) y Economía (lunes de la próxima semana).

El premio asciende este año a US$1,2 millones y es el primero de los Nobel que se anuncia.

La totalidad de los galardones se entrega el 10 de diciembre, aniversario de la muerte del fundador, Alfred Nobel, en actos paralelos en Estocolmo, para los científicos, de Literatura y Economía, mientras que el de la Paz se celebra en Oslo.

El Premio Nobel de Medicina recayó el año pasado en William Kaelin y Gregg Semenza y Peter Ratcliffe por su investigación sobre cómo sienten las células y se adaptan al oxígeno disponible.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=mYv_EYYngC4&t=8s

https://www.youtube.com/watch?v=aBKdOAVLVEc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.