El buen ojo y los dedos seguros de Jesús León
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El buen ojo y los dedos seguros de Jesús León

Por Moisés Castillo
10 de diciembre, 2011
Comparte

Dicen que detrás de la lente fotográfica hay un hombre: una sensibilidad y una fantasía. Un punto de vista. Y las imágenes de Jesús León congelan fragmentos de la vida nocturna de la ciudad de México: rostros en plena euforia y la inevitable resaca cuando amanece. Sus fotos sensuales y sexuales aprisionan el tiempo que ya fue, pero que documentan la moda, lugares y rostros desde un ángulo o momento inesperado.

Desde hace más de 10 años comenzó su proyecto Domestic Fine Arts y tiene un stock de 70 mil fotografías de distintas fiestas e inauguraciones de exposiciones de arte. En medio de la diversión y los tragos, Jesús tomaba su cámara y buscaba a personajes que le llamaran la atención. Encontró en la fotografía una forma de expresión y conexión con la gente. Tomar fotos fue un excelente medio para terminar con su timidez brutal y hacer amigos.

“Les pedía sus datos, su mail y, al día siguiente, les mandaba las fotos a sus direcciones electrónicas. Así empezó todo. Con las redes sociales e Internet se fue facilitando el intercambio y la exposición de mis imágenes. Sin duda, el blog disparó aún más el proyecto”.

Jesús es autodidacta. Tiene una obsesión por la historia de la fotografía y la documentación. No cursó fotografía y no le interesa la técnica. Sólo le importa hacer clicks que le ordena su mente: rostros y cuerpos que persisten en la memoria. Éxtasis y desastre. La fascinación y el “bajón”. Retrata la diversión y las ruinas que quedan del desmadre. Identidades que se olvidan.

Jesús León.

Dice que nadie en su casa se dedica a la fotografía. Siempre vivió con dos tías, hermanas de su padre, quienes veían cine mexicano de los años 40 y es su única influencia familiar. Después de una década ya no es el joven invisible para sí mismo y para los demás. Su primera cámara fue una Polaroid setentera y después tuvo en sus manos una de 35 milímetros. Quizás si alguien se ve en una de sus fotos irá surgiendo otra persona formada por todo lo que no era: ilusión peligrosa, ¿qué ojo ve primero?

A sus 37 años, es un artista que saltó del blog a las galerías. Domestic Fine Arts combina fotografía y música para mostrar su trabajo visual. Su cámara es testigo de la fiesta “artística” y del underground en el Distrito Federal. Sus imágenes presentan la vida frágil y fugaz de la noche, falsas apariencias o falsas presencias. Sus fotografías nocturnas son otras mentes que observan como un ojo, rostros y cuerpos que se consumen bajo la luz de la luna.

Jesús ha tenido exposiciones individuales en Garash Galería y actualmente tiene una itinerante en Suecia llamada “Multitude”, con una selección de 30 fotografías en gran formato. Además ha participado en muestras colectivas en Los Ángeles, Washington y Kioto. Estuvo colaborando en el programa “Arteria” con su cápsula el “Paparazzo del terrore” y en el show del “Insomnio” de Canal 22.

-¿Has tenido algún altercado por tomar fotos sin pedir permiso?

No, afortunadamente. He aprendido a acercarme y sentir a la gente. No me interesan mucho las personas que no se visten para la ocasión. Hay gente que no le gusta llamar la atención o que la fotografíen. En pocas ocasiones me ha tocado borrar la foto en el momento, pero me muevo en libertad y sin restricciones.

-Tus fotos son producto de la inmediatez y lo inesperado, ¿Cómo escoges a tus personajes, lugares y situaciones?

Es el timing, el poder estar en el momento adecuado. Puedes estar en la misma fiesta y otros fotógrafos captaron algo increíble y por algún motivo estuviste distraído o fuera de foco. Tienes que tener la suerte de estar justo a tiempo. Por ejemplo, en una noche estaba en un club de stripper Solid Gold fotografiando a varias chicas y, de repente, llegó el dueño y las abrazó y empezó a juguetear con ellas. Él nada tenía que ver con mi trabajo que estaba haciendo y, sin embargo, son de mis fotos favoritas.

-Veo que también te gusta capturar retratos de travestis…

Son amigos cercanos y han sido una influencia muy grande en mi obra. Lo hago por todo lo que significan: son un performance ambulante, es documentar lo que son y lo que esconden. Cómo se embellecen y se transforman en otra persona, eso me gusta.

-¿Cómo fue pasar del mundo de Internet a una galería?

Conocí a mi galero por amigos mutuos y entonces él me propuso exponer en Garash, lo cual se me hizo un gesto noble de su parte. Se dio cuenta de la importancia que tenían las fotos en la red y el juicio de la gente es muy individual: a muchos les gustan y también hay gente que le parecen superficiales.
En Garash apoyaron mi trabajo sin importar que mi obra no haya sido oficialmente validada por alguna galería.

-¿Observas algún cambio de la “fiesta” en la ciudad de México? ¿Se ha alterado la forma de divertirse de los capitalinos en la última década?

Creo que se repiten muchas cosas como el gusto por el alcohol y las drogas. La fiesta se me hace igual de divertida antes y ahora. Claro que cambian lugares y la gente. A mi edad como que la onda es más tranquila, pero las fiestas de hoy no me aburren ni me cansan.

-¿Hay bares o foros que extrañes?

No me gusta tanto la onda nostálgica, siento que todo tuvo su momento y ahora está trasladado a otra parte, ¿no? Sigue habiendo lugares muy divertidos cuando la gente es la adecuada, no creo mucho en un lugar. Creo más bien como en el conjunto de gente que provoca el ambiente ideal para pasarla bien. Sin embargo, cuando era muy chavo iba al Patrick Miller, que estaba en el Club de Periodistas. Era padrísimo, iba cuando tenía como 15 años y no vendían alcohol. Era todo un palacio en el Centro Histórico. Todos los sábados iba con mi banda y eso fue que de las primeras cosas a las que me lanzaba como chavito.

-¿Recuerdas alguna fiesta memorable que hayas registrado?

Me acuerdo mucho de una serie de fiestas en un bar de la Condesa hace dos años. Todos los miércoles organizaban eventos y entonces la cantidad de gente que se reunía era muy singular y había muchos personajes. Ahora es muy difícil porque la gente se dispersa por tantas opciones de fiesta. También recuerdo con gusto El patio de mi casa, un bar que estaba en el Centro, era todo el desmadre del mundo. Me gustó mucho esa época.

Cine Teresa y funeraria

El 24 de agosto de 2010 ocurrió uno de los episodios más trágicos en la historia reciente del país: se encontraron 72 cuerpos de migrantes centro y sudamericanos en un rancho de San Fernando, Tamaulipas. Según los reportes, la matanza fue perpetrada por el temible cártel de Los Zetas. Los cadáveres fueron trasladados para embalsamarlos a la funeraria “La Piedad”, ubicada en la colonia Doctores de la ciudad de México.

Enfrente de esa funeraria pasa diariamente Jesús León en su bicicleta, es su ruta cotidiana de la Galería Garash a su casa. No le daba mucha importancia a ese sitio con olor a muerte hasta que, una noche del 2009, detuvo su bici y vio iluminada la funeraria de forma muy singular, con muchos reflejos y contrastes. Hizo varios clicks. Un año después se enteró de la masacre y se convirtió una foto simbólica para él: espejo que refleja la penumbra.

“Me gustó mucho la composición, el charco de agua y el tono de la escena… La recuperé de mi stock y la utilicé combinada con retratos. Me gusta editar mis fotos de esa manera: combinar la crueldad y el horror de la ciudad con cosas bellas visualmente”.

El primero fotógrafo que le impactó fue Arthur H. Fellig alias “Weegee”, quien cubría la nota roja en Nueva York en los años 30 y se caracterizaba por llegar a la escena del crimen antes que la policía o los servicios médicos. También le gusta el trabajo del “desastre” de Enrique Metinides, el glamour de Richard Avedon y los retratos de Armando Herrera, el “fotógrafo de las estrellas”.

En 1994 inició un proyecto sobre el Cine Teresa. Durante dos semanas ingresó con una cámara de turista de revelado de 45 minutos y fotografió la basura, los fluidos y los restos que dejaban los asistentes después de la función porno. Con esa serie de fotos registró lo que sucedía en ese lugar emblemático para algunos y satanizado por otros. En 1942, el Teresa fue inaugurado y era considerado como el mejor cine de la época. El año pasado fue derrumbado ese espacio de citas y masturbaciones masivas.

“Entré por morbo, por sentir toda la onda del cine porno. Veía a las parejas que eran principalmente hombres y me sentaba detrás de ellos hasta que terminaban de ligar, de tener sexo o lo que fuera. Se iban y fotografiaba lo que habían dejado. Prefería que fuera como fotos más abstractas, la serie quedó muy bien. El detalle del paso del tiempo es revelador: un vendedor ofrecía en una charola gaznates y bonafinas en el intermedio”.

Dice que no le interesa fotografiar a gente famosa o a estrellas de rock. Le provoca más placer capturar a gente normal que tiene una personalidad extravagante, frágil o que tiene un look impecable. Recuerda que hubo un tiempo en que un diseñador de modas llamado Quetzal siempre salía en sus fotos y que lamentablemente murió en un accidente.

Le gusta que sus fotos sean mostradas como una instalación, donde la música y las imágenes pueden crear el ambiente de esos momentos eufóricos de la fiesta o simplemente para resaltar la vitalidad de los rostros y cuerpos retratados.

“Creo que las fotos de mi obra se ven mucho mejor con un soundtrack. Entonces lo que procuro en las exhibiciones es preparar una selección de música para lograr el bajón en todos sentidos: la parte más obscura de la fiesta, en la que encuentro lo más bello e interesante de los retratos, que también incluye la moda, la música el alcohol y las drogas”.

Si bien a Jesús le interesa la inmediatez que significa la fotografía digital, le gustaría trasladar sus fotos a la edición de un libro. Que se observe la presencia fotográfica que desapareció y que ocupó una parte del tiempo y del espacio. Sus imágenes son instantes de hombres y mujeres que saltan de la ebriedad al delirio, de las sonrisas inextinguibles a la resaca maldita. Todo es parte de la fiesta: el misterio de la noche y la madrugada fugaz. La luz del sol no sabe lo que hace cuando entra por la ventana.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Reuters

China aprueba la primera patente de una vacuna para el coronavirus

China patentó la primera vacuna para el SARS-CoV-2. Apodada "Ad5-nCoV", la vacuna utiliza un virus debilitado del resfriado común para entrenar al cuerpo a defenderse contra el coronavirus.
Reuters
17 de agosto, 2020
Comparte

China aprobó la primera patente en el país de una vacuna para el coronavirus.

Esta, según señalan medios locales, podría ser “producida en masa en un periodo de tiempo breve”.

La vacuna fue desarrollada por el Instituto de Biotecnología de Pekín y la biofarmacéutica china CanSino Biologics.

Laboratorio

Reuters
La vacuna fue desarrollada por el Instituto de Biotecnología de Pekín y la biofarmacéutica china CanSino Biologics.

Apodada “Ad5-nCoV”, la vacuna utiliza un virus debilitado del resfriado común -un adenovirus tipo 5- para introducir material genético del nuevo coronavirus dentro del cuerpo humano.

Su objetivo es entrenar al cuerpo a que produzca anticuerpos que reconozcan la proteína en forma de lanza del coronavirus SARS-CoV-2 y lo combatan.

Según una investigación publicada en la revista The Lancet el mes pasado, la fase II del ensayo clínico, que incluyó más de 500 personas, demostró que es segura y que genera una respuesta inmune.

La prensa local aseguró que provoca una “buena respuesta inmunológica en ratones y roedores, y puede inducir al cuerpo a producir una fuerte respuesta inmune celular y humoral en poco tiempo”.

Fase III

No obstante, tanto su seguridad y como su efectividad deberán confirmarse en la fase III del ensayo, que está previsto que se desarrolle en Arabia Saudita.

Coronavirus

Getty Images
Aún queda por demostrar si es efectiva contra el SARS-CoV-2

CanSino también está en conversaciones con otros países entre los que se encuentran Rusia, Brasil y Chile para realizar allí la fase III de sus ensayos.

Cabe aclarar que ninguno de los participantes de los ensayos estuvo expuesto al virus tras la inoculación, por lo cuál aún es muy temprano para saber si la vacuna protege o no contra el virus.

Esto podrá verse durante la fase III, que involucra a un número mucho mayor de participantes.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=bDR5eXAxyfs&feature=emb_logo

https://www.youtube.com/watch?v=Ds3g70Jjv2E

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.