La operación Peña Nieto
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La operación Peña Nieto

Por Francisco Sandoval Alarcón
19 de diciembre, 2011
Comparte

“¿Se quiere afiliar al PRI señor?”, me pregunta una guapa y joven muchacha que carga en su manos un cuestionario sobre la identidad y las afinidades partidistas del interesado, mientras a pocos metros de ella dos jóvenes cargan una docena de bolsas negras de plástico en cuyo interior rebosan cajas de comida que repartirían entre los cientos de asistentes que la mañana del domingo arribaron al Word Trade Center (WTC) de Boca del Río, Veracruz, al primer acto que Enrique Peña Nieto encabezaría como candidato presidencial del PRI.

“Solo necesitamos su credencial de elector y que llene el cuestionario y en 2 minutos lo afiliamos”, expresaba la esbelta mujer cada vez que le preguntaban sobre el método para registrarse.

La fila es larga. La mayoría es gente humilde traída de los municipios más lejanos del estado y que en muchos de los casos se tuvieron que levantar a las 5 de la mañana para estar 3 horas antes del evento en Boca del Río, donde según lo escrito por el periódico Notiver –uno de los más críticos en el estado- les prometieron “desayuno y transporte gratuito” un día antes, cuando pasaron por sus colonias para invitarlos al evento priista.

Todos, acudieron a un evento en el que sus organizadores aseguraban que no era un acto de precampaña, pero que en la práctica giraba alrededor de su candidato, Peña Nieto, y en buscar la credencialización y afiliación de nuevos militantes.

II

Con una capacidad de 10 mil 640 personas, el WTC se encuentra ubicado en el corazón de Boca del Río a menos de 30 metros donde en septiembre pasado fueran encontrados los cuerpos sin vida de 35 personas. Por la renta del lugar, el PRI veracruzano pagó 229 mil 680 pesos, esto sin contar las cuatro pantallas gigantes instaladas en el templete principal, ni los más de 100 autobuses que llegaron desde las 8 de la mañana,  ni los grupos de música que amenizaron el evento, ni el salón de prensa con 54 computadoras portátiles.

Para las 10 de la mañana el WTC ya era un hervidero de priistas y simpatizantes, a quienes religiosamente pasaban lista al bajar de los autobuses. “Es para llevar un control”, dijo uno de los hombres vestido de rojo venido del municipio de Oluta.

Para ingresar al salón se tenía que pasar por dos filtros de seguridad que  finalmente no funcionaron conforme lo planeado, luego de que a empujones los asistentes exigieran que se agilizara el acceso.

III

“La original banda 8” de Xalapa era el grupo musical que más se escuchaba en el salón. Vestidos con un reluciente traje blanco y tocando su mejor reportorio, pusieron a bailar a los asistentes que poco a poco comenzaban a llenar el lugar dividido con vallas metálicas en más de 30 secciones.

En la parte de enfrente los municipios encabezados por el PRI, en la parte trasera los gobernados por la oposición, cuyos simpatizantes se tenían que conformar con ver o escuchar el espectáculo musical a través de las cuatro pantallas gigantes instaladas en el templete principal, donde la cúpula priísta -nacional y estatal- comenzaba a ocupar sus asientos.

Por el alta voz, el animador pedía repasar el juramento que harían los priistas veracruzanos para renovar 212 comités municipales y 4808 seccionales. Mientras eso sucedía una escultural chica, vestida con un vistoso bikini de 2 piezas, movía sus caderas al ritmo de un redoble de tambor. Se trataba de una de las bailarinas de la escuela de Samba “Sangre Nueva”, quien al ritmo de batucada amenizaría la llegada del candidato Peña Nieto.

IV

Enrique Peña Nieto llegó acompañado del presidente nacional del PRI, Pedro Joaquín Coldwell y el gobernador veracruzano, Javier Duarte. Guayabera blanca y pantalón negro, el candidato fue recibido con aplausos, porras y una pegajosa samba carnavalera.

Desde que ingresó al salón pasado el mediodía, lo hizo sonrientemente. Cada vez que podía se trepaba con un niño a las vallas metálicas, desde donde saludaba con la mano a los veracruzanos y militantes priistas que se dieron cita para tomar protesta y de paso observar de cerca al candidato que los representara en las elecciones de 2012.

“Demos la bienvenida a nuestro candidato… Al candidato del nuevo PRI”, repetía por el micrófono el líder del partido en Veracruz, Héctor Yunes, mientras Peña Nieto atravesaba el salón de 9 mil metros cuadrados, en cuyo centro se había instalado un templete especial, en el que lo esperaban personajes como Carlos Romero Deschamps, líder sindical de PEMEX; Joel Ayala, líder de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE); la diputada Beatriz Paredes y el secretario técnico del Consejo Político Nacional del partido, Enrique Jackson, entre otros.

V

“Rechazamos a quienes pretenden crecer a costa de la descalificación excesiva”, dijo durante su participación el gobernador de Veracruz, Javier Duarte, ante más de 10 mil personas que escuchaban atento su discurso, el cual antecedió el de Pedro Joaquín Coldwell y Enrique Peña Nieto.

“El PRI está más vivo que nunca…tenemos el mejor proyecto para el presente”, señaló el gobernador, para después dar paso al presidente nacional de su partido, que prácticamente tomó el micrófono para informar que sería Peña Nieto quien se encargaría de tomar protesta a los líderes de los comités municipales y secciones de Veracruz, lo que provocó el griterío extasiado del público.

Antes de tomar protesta a los nuevos líderes locales, Peña Nieto leyó un discurso en el que reclamó los ataques que he recibido contra su persona y repitió las palabras que un día antes -durante la entrega de constancia en el Comité Ejecutivo Nacional del PRI- ofreciera.

“Hoy el PRI reconoce y no olvida que en México tenemos más gente en condición de pobreza”, sostuvo Peña, quien dijo sentirse honrado por este primer encuentro como candidato de su partido y prometió un triunfo electoral en 2012.

Terminado el acto, Peña Nieto saludó de mano a sus acompañantes en el estrado, para después dar una vuelta por abajo del escenario donde cientos de personas, incluidos los simpatizantes recién afiliados al PRI, lo esperaban para saludarle o tomarse una foto con el candidato, quien nunca paró de sonreír y lanzar besos a todos los veracruzanos que lo acompañaron.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Síntomas de COVID-19: ¿los perros pueden detectarlos 5 días antes de que empiecen?

En Argentina, Brasil, Chile, Colombia y México, entre otros países, están entrenando perros para que puedan detectar la enfermedad en pacientes asintomáticos.
24 de octubre, 2020
Comparte

¿El covid-19 tiene olor?

Esa es una respuesta que solo nos podría dar con exactitud un perro.

La capacidad olfativa de una de nuestras mascotas preferidas se ha convertido en otra herramienta para combatir la pandemia del covid-19, que ya ha causado más de 20 millones de contagios y un millón de muertes en todo el mundo.

En países como Finlandia, Líbano, Argentina, Chile, Alemania, EE.UU., Colombia y México, las autoridades están entrenando canes para que puedan detectar si las personas están contagiadas con el nuevo coronavirus.

Desde hace algunas semanas, por ejemplo, perros especialmente entrenados para identificar mediante el olfato el covid-19 comenzaron a rastrear pasajeros como parte de un programa piloto en el aeropuerto de Helsinki-Vantaa de Finlandia.

De acuerdo con la profesora Anna Hielm-Bjorkman, de la Universidad de Helsinki, los perros pueden detectar el virus en humanos cinco días antes de que se desarrollen síntomas.

“Son muy buenos . Nos acercamos al 100% de efectividad”, explica.

Un pasajero (izquierda) se prepara para ser examinado por el perro rastreador Kossi.

EPA
A los pasajeros que llegan a Finlandia se les pide que se froten con un papel para que el perro lo olfatee.

Por su parte, Felipe Valencia, médico veterinario colombiano y experto en adiestramiento de perros que está realizando un proyecto similar en conjunto con la Universidad de Antioquia de ese país, anota que la capacidad de los perros podría volverlos muy confiables en estos casos.

Los perros utilizan el 40% de su cerebro para procesar lo que olfatean, así que pueden convertirse en una excelente herramienta para combatir esta enfermedad”, señala.

La idea de la mayoría de estos programas es utilizar a los perros en lugares de acceso a los países, como aeropuertos o estaciones de tren, con el fin de facilitar la circulación de las personas sin necesidad de imponer restricciones o confinamientos.

Pero, ¿cómo pueden los perros detectar el covid-19?

Sudor y lágrimas

De acuerdo con varias investigaciones, es difícil establecer qué es realmente lo que los perros olfatean.

Como lo señala la doctora Susan Hazel, veterinaria de la Universidad de Adelaide en Australia, en su artículo “Estos perros están entrenados para husmear el coronavirus”, lo que huelen los perros son muestras de sudor de las personas, que pueden estar contagiadas o no.

Perro olfatea.

MDD/Neil Pollock
Los perros deben olfatear varias muestras que contienen sustancias como orina, saliva y sudor de personas contagiadas con el covid-19.

“Los compuestos orgánicos volátiles (COV) que se desprenden de las muestras de sudor son una mezcla compleja. Entonces, es probable que los perros estén detectando un perfil particular en lugar de compuestos individuales”, señala la veterinaria.

Los perros, añade, tienen en promedio 220 millones receptores olfativos en la nariz, lo que les permite detectar mínimas alteraciones en las sustancias.

La premisa es la misma que maneja el equipo de expertos de Chile, otro de los países que está entrenando perros para detectar el covid-19 en personas asintomáticas.

“No es que el virus tenga un olor particular, sino que la reacción que hace una persona frente a la infección es lo que se detecta”, le dijo al portal Diario.es el veterinario Fernando Madrones, de la Universidad Católica de Chile.

Según Madrones, cuando alguien se contagia con covid-19 genera una serie reacciones metabólicas y orgánicas, que su vez producen estos COV, que se concentran en los órganos vinculados con el sudor.

Incluso con varios días de anticipación a que la persona muestre algún síntoma.

En los experimentos alrededor del mundo se han utilizado muestras de orina, saliva y sudor.

Instructores con perros rastreadores Valo (izquierda) y E.T. en el aeropuerto de Helsinki. Foto: septiembre de 2020

Reuters
Las pruebas de coronavirus canino tardan unos minutos en completarse en los lugares donde se han implementado, como en Finlandia.

Esta no es la primera vez que los perros son utilizados en la detección de enfermedades. Se sabe que este procedimiento se aplica en enfermedades como la diabetes, cáncer de seno y mal de Parkinson.

Incluso, como lo señala el profesor John Logan de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, en el caso de la malaria los perros y su olfato tienen “una efectividad superior a las pruebas de la Organización Mundial de la Salud“.

Entrenamiento

Pero, ¿cómo se entrena a los perros para que detecten el “olor” del covid-19?

Hay distintos métodos, pero la mayoría de los entrenamientos se basan en la estrategia de la recompensa y la omisión.

“Aunque muchos de los perros con los que trabajamos ya tienen una base de entrenamiento, ellos deben primero aprender a reconocer el virus”, le dice Valencia a BBC Mundo.

Valencia señala que se les ponen muestras, en este caso de saliva de personas contagiadas, junto a la comida o un objeto con el que entrenan habitualmente.

Después se les quita la comida o el objeto y solo se les deja la prueba positiva“, señala Valencia.

“El siguiente proceso es alternar esas muestras con otras que no contengan el virus. Cuando reconocen la que contiene la muestra positiva, se les da un premio”, indica el entrenador.

Perro

Felipe Valencia
El trabajo de Felipe Valencia con los perros para detectar el covid-19 ha demorado siete meses.

Y cuando dan positivo a una muestra que no tiene covid-19, se omite la conducta y se les motiva a ir en busca de ese olor característico del virus que para los humanos no es distinguible.

Sin embargo, Valencia deja claro que la efectividad del procedimiento depende mucho del entrenamiento que se haga con los perros.

Nosotros llevamos más de seis meses en este proceso. Y creo que para poder llegar a un nivel de efectividad confiable se debe trabajar con los perros por lo menos cuatro meses”, anota.

Pero, ¿pueden los canes llegar a contagiarse?

“No, realmente no hay una posibilidad de que puedan llegar a contagiarse porque las muestras están protegidas por un material que evita el contacto con el animal. Además, les hacemos pruebas regulares para saber su estado de salud”, indica.

En el caso finlandés, los perros ya se encuentran en el aeropuerto olfateando a las personas que ingresan al país, mientras los otros países se encuentran en fase de entrenamiento con la idea de que el método sea “100% confiable”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=32WN2Ssveis

https://www.youtube.com/watch?v=fTCVrVu3V4c&t=

https://www.youtube.com/watch?v=pYIf6wjvCOI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.