#LondonRiots bajo la lupa de The Guardian
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

#LondonRiots
bajo la lupa de The Guardian

Por Omar Granados
5 de diciembre, 2011
Comparte

London Riots a fondo. Una cobertura de The Guardian.London Riots a fondo. Una cobertura de The Guardian.

El diario inglés The Guardian vuelve a demostrar que está a la vanguardia en el periodismo digital y de investigación con esta cobertura a detalle de los disturbios en Inglaterra del verano pasado conocidos como #LondonRiots. Para esta investigación, el periódico se alió con una de las mejores universidades en análisis económico, como es The London School of Economics (LSE).

En este especial de The Guardian se combinan dos factores: una recopilación cronológica de los sucesos en todo el país -incluso con un gráfico animado que muestra una visualización navegable por hora, fecha y ciudad-  y una novedosa investigación en retrospectiva con detalles de primera mano sobre lo sucedido.

El rotativo británico hace tiempo que dejó de ser sólo una reproducción de su edición impresa, pues ha desarrollado un área de coberturas digitales que han llevado la vanguardia junto con otros diarios europeos y estadounidenses, al desarrollar blogs en vivo (o notas vivas) que no mueren con el reporte de un suceso, sino que, con temas como los “indignados” en España, la Primavera Árabe y, en este caso, los disturbios británicos, el diario creó una recopilación cronológica interactiva, gráficos animados, mapas, bases de datos, tablas, infografíasgráficas, animaciones, un minidocumental y un blog con todas las bases de datos y mapas y otros blogs cotidianos con todos los sucesos diarios (aquí un ejemplo).

Además, en un caso de transparencia total, el diario inglés buscó investigadores entre sus lectores, mostró al equipo que llevó a cabo la investigación -que se convirtió en el micrositio especializado en #LondonRiots- e hizo pública su metodología, además de dar un espacio a las críticas externas sobre este trabajo.

En este caso, el periódico premiado como el mejor de Inglaterra reúne todos estos elementos y suma además nuevas investigaciones sobre declaraciones de quienes participaron en los disturbios y testigos, una investigación de campo sobre quiénes eran los manifestantes, una crónica detallada sobre los primeros días del conflicto, y no se queda sólo con el relato de la muerte de un joven que causó los problemas, sino que buscó explicaciones de las protestas y análisis sobre las mismas (aquí).

Entre estos análisis, una de las descripciones más acabadas de The Guardian sobre los participantes en los disturbios es que, por un lado tendían a ser jóvenes, desempleados y pobres, y, por otra parte, había otro perfil que se inclinaba por tener antecedentes penales y pertenecer a pandillas de jóvenes negros. Además, sólo 8.9% de los procesados tenían un empleo o estudiaban.


Otro resultado de las investigaciones, es que muchas personas reaccionaron de forma inusual ante los saqueos, pues al encontrar justificaciones morales y al ver una forma de evitar que los arrestaran, salieron a robar a los saqueadores de tiendas, quienes por cierto, detallaron a investigadores de LSE y The Guardian lo que vivieron, sintieron y pensaron al allanar las tiendas departamentales. En estos perfiles también entrevistó comerciantes víctimas de los saqueos (además presentó entrevistas íntegras con saqueadores. Ejemplos 1, 2 y 3)

Para entender de mejor forma los disturbios, The Guardian buscó la perspectiva de los responsables, aquí un ejemplo en video:

Incluso, The Guardian buscó la versión del secretario de Justicia inglés, quien escribió en el diario que la culpa de los disturbios fue de “un sistema penal descompuesto.” La columna del secretario en The Guardian, afirmaba que hay una necesidad urgente para evitar las reincidencias entre una “sangrienta clase baja” británica.

Entre los problemas del sistema penal británico, según el rotativo, están las sentencias mucho más largas de lo normal contra quienes cayeron presos en los disturbios y saqueos, pues, por ejemplo, la sentencia típica por saqueo este verano es de 13.6 meses, comparada con 11.6 meses en años anteriores. Además, hubo incluso casos de sentencias de 4 años por incitar a disturbios en Facebook. Incluso, se han encontrado casos tratados como disturbios, pero sucedidos a kilómetros de distancia.

Foto: The Guardian.

También, revela ahora este diario, la indiferencia de las élites, la pobreza y la brutalidad policiaca son algunas de las razones por las que se iniciaron las protestas en agosto pasado. Y aunque parecen incoherentes estos hechos, análisis publicados afirman que estos enfrentamientos y saqueos eran una forma de protesta.

Mapa: Todos los incidentes violentos en el Reino Unido (Las marcas blancas son los incidentes más viejos y las rojas los más recientes).

Además, The Guardian afirmó que Scotland Yard presionó a varios medios para entregar videos y fotografías de los incidentes  para encontrar los delitos flagrantes. Estos malos manejos de los policías provocaron que sólo en las primeras 48 horas perdieran el control de los sucesos y, según explicó la policía metropolitana, hubo escasez de equipo, agentes e información de inteligencia.

Además, el problema realmente no fue resuelto, según algunos análisis, y podría repetirse si no se toman acciones diferentes de la represión, pues la muerte de Duggan fue sólo un gatillo y podría existir otro. Sin embargo, las autoridades han demostrado que no coinciden o no comprenden estos análisis, pues han anunciado la futura compra de un cañón de agua de 4 millones de libras esterlinas para reprimir motines futuros.

Otro elemento no tomado en cuenta en la compra del cañón de agua es que es justo la rabia contra la policía lo que causó muchos de los enfrentamientos de agosto y septiembre pasados, pues según The Guardian y LSE hay una profunda antipatía hacia los agentes e incluso buena parte de la violencia pudo haber sido una venganza contra la policía por sus abusos de poder.

 

Disturbios en Toxteth, Liverpool en agosto pasado. Foto: The Guardian.

Continuando con otros elementos para el análisis de la violencia, este periódico mostró completa la lista de las sentencias y la demografía de los sentenciados. Además concluyó con un estudio que, como producto de los tumultos, la opinión pública británica es ahora más prejuiciosa de las diversas minorías británicas.

Además, hay un novedoso análisis, mostrado con una animación, sobre qué distancia se desplazó la gente desde sus casas hasta el lugar donde cometieron delitos.

Otros análisis de vanguardia son los realizados sobre el tráfico de Twitter en relación a los hechos violentos, y una sesión de preguntas y respuestas con Paul Lewis, el líder de este proyecto, sobre la influencia de las redes sociales en los sucesos.

The Guardian muestra que los 2.5 millones de tuits sobre los #LondonRiots revelan una compleja interacción social en esta red social en la que la mayoría buscaba seguir qué sucedía o evitar los hechos de violencia. Hay quien incluso se pregunta si las redes sociales pudieron haber hecho más para detener los tumultos.

Demografia de los participantes en los disturbios de Londres, según The Guardian

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Foto: Getty Images

Funeral de Isabel II: dónde será enterrada la reina (y cuáles son otros monarcas que están sepultados allí)

El destino final de Isabell II será un pequeño lugar junto a su padre, el rey Jorge VI, la reina madre, su hermana Margarita y su esposo, el príncipe Felipe dentro de la capilla de San Jorge, en el castillo de Windsor.
Foto: Getty Images
19 de septiembre, 2022
Comparte

Tras viajar más de 500 kilómetros y recibir los respetos de cerca de 100 jefes de Estado de todo el mundo y de cientos de miles de personas que hicieron una fila que superó las 15 horas de espera, los restos mortales de la reina Isabel II llegarán este lunes a su destino final y tendrá su funeral.

Este es la capilla en memoria del rey Jorge VI, en el castillo de Windsor.

En este pequeño espacio reposan ya los restos del padre de Isabel II, el rey Jorge VI, así como su madre, Elizabeth Bowes – más conocida como la Reina Madre– y su hermana Margarita.

Está ubicado al lado de la famosa capilla real de San Jorge, el lugar donde se concentra el mayor número de miembros de la realeza sepultados en Reino Unido.

A este pequeño recinto también serán trasladados los restos del príncipe consorte Felipe de Edimburgo, esposo de Isabel II por más de 73 años y fallecido en abril de 2021.

Los restos de Felipe habían sido depositados en la llamada bóveda real de la capilla San Jorge y ahora serán reubicados para que reposen junto a su esposa.

La capilla en memoria de Jorge VI se construyó en 1969 por orden de Isabel II, con la idea de que allí descansaran no sólo los restos de sus padres, sino también los suyos y los del príncipe Felipe una vez fallecieran ambos.

El lugar tiene un grabado dorado con la imagen del padre de Isabel II y, en el piso, una placa oscura con letras doradas donde están los nombres de Jorge VI y la Reina Madre y los años de nacimiento y fallecimiento correspondientes.

Pero la reina Isabel II no solo estará rodeada de su familia, sino también de toda la historia que contiene el lugar aledaño a su lugar de descanso: la capilla real de San Jorge.

Capilla de San Jorge

BBC

Tumba de reyes

La capilla de San Jorge, ubicada en un costado del castillo de Windsor -tal vez la residencia real donde Isabel II pasó más tiempo-, no es simplemente un lugar de oración.

A lo largo de sus estructuras, reconocidas como un ejemplo notable de la arquitectura gótica inglesa, están las sepulturas de nueve reyes de Inglaterra, además de numerosos representantes de la realeza.

Tanto que ha sobrepasado a la famosa Abadía de Westminster como el lugar con mayor número de tumbas de miembros de la monarquía británica.

Aunque el castillo de Windsor data casi del siglo XI, la capilla en sí fue encargada por Eduardo IV en 1475 y, ocho años más tarde, él se convirtió en el primer monarca en ser enterrado allí.

El trabajo de construcción se completó en 1528, cuando se concretó el plan de Enrique VIII para la bóveda de la capilla.

De hecho, Enrique VIII, uno de los reyes más conocidos de la historia británica, también está enterrado en este lugar.

Uno de los principales sectores de la capilla de San Jorge es la llamada bóveda real, que está ubicada debajo de la nave central.

Allí se hallan las tumbas de tres reyes: Jorge III, Jorge IV y Guillermo IV, junto a otros 21 miembros de la realeza, entre ellos la princesa Alicia, quien fue la madre del príncipe consorte Felipe de Edimburgo.

Pero en otros rincones de la capilla hay tumbas de más monarcas, como Carlos I, quien fue decapitado durante la Guerra Civil inglesa (1642-1651), Enrique VI, quien inspiró una de las obras más famosas del dramaturgo inglés William Shakespeare y Jorge V.

Orden de la Jarretera y muchas bodas

Sin embargo, para muchos expertos, la capilla más allá de albergar los restos de miembros de la realeza entraña importancia histórica porque es el lugar donde son introducidos los nuevo miembros de la orden de la Jarretera.

La capilla de San Jorge también ha servido como escenarios de bodas reales, como la de Harry y Meghan en 2018.

Getty Images
La capilla de San Jorge también ha servido como escenarios de bodas reales, como la de Harry y Meghan en 2018.

Esta orden, a la que pertenecía la reina Isabel II y también el actual rey Carlos III, es la más importante de Reino Unido: sólo la integra un reducido grupo de personas seleccionadas precisamente por el o la soberana en ejercicio.

Y sus reuniones y ceremonias -en rituales que datan del Medioevo- se realizan en la capilla de San Jorge, cuyo santo es el patrono de Inglaterra y de la orden.

Y hay más: a la vez que es centro de este importante honor para la corona, la capilla se ha convertido en uno de lugares favoritos para las bodas reales.

Tal vez la más famosa que se ha realizado allí fue la de los duques de Sussex, Harry y Meghan Markle, en 2018.

Allí también se casaron Eduardo, el hijo menor de la reina Isabel II, con Sophie Rhys-Jones y, un siglo antes, el futuro Eduardo VII contrajo nupcias con Alejandra de Dinamarca, quien sería su reina consorte.

Este lugar lleno de historia será el último destino de Isabel II, tras los adioses a sus 70 años de reinado.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=RfkeSSgl6eo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.