Me vale ser una copia de Nirvana: Gabriel Noriega
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Me vale ser una copia de Nirvana: Gabriel Noriega

Por Moisés Castillo
3 de diciembre, 2011
Comparte


Kurt Cobain decía que tocar frente a un puñado de gente que reaccione bien es lo mejor del mundo. Y pareciera que a Gabriel Noriega es lo único que le interesa. Odia Tijuana, odia el Distrito Federal, odia sus dos discos. Sólo está a gusto cuando toca su guitarra rasposa en el escenario y se transforma en Mentira Mentira.

En una tarde aburrida, Gabriel estaba viendo Telehit y pasaron un video de Nirvana que le taladró los oídos. ¡Ah, está bien vergas! Dijo el mozalbete de secundaria y, de inmediato, se conectó a internet para ver más y más videos de la legendaria banda de Seattle. En unos días ya tenía decenas de rolas grunge y un amigo le dio el tiro de gracia: le prestó el álbum en vivo From the Muddy Banks of the Wishkah.

El fanatismo de Gabriel por Nirvana fue total. Era el único grupo que escuchaba, a los demás les ofrecía su indiferencia absoluta. A los creadores de Nevermind les construía un altar y leía y veía todo lo que salía del grupo, que desplazó en su momento a bandas dominantes de la época de glam metal como Mötley Crüe.

“No había más que Nirvana. Tenía como 14 años y creo que por eso toco tan parecido a Nirvana, se me hace como muy copia, pero me vale vergas. Esa es la música que me gusta. Sabes, todavía es mi grupo favorito”.

No sabe exactamente cuándo decidió formar una banda pero el efecto Nirvana le hirvió la sangre. Primero, quiso tocar el bajo por ser un instrumento fácil de manipular pero lo arrumbó, tomó la guitarra y ya no deja de alardear con su sonido punk-grunge.

En “Gasoline” y “Meaningmore”, se pueden escuchar gritos desgarradores, acordes sucios y distorsionados, sampleos, altibajos sonoros y una batería que nunca se cansa de alterar las buenas conciencias. Melodías estridentes que aturden la aparente quietud, riffs que provocan estados de exaltación y perdición.

A sus 23 años, el oriundo de Tijuana tuvo que escapar de Monterrey por la violencia del narcotráfico. Formó Mentira Mentira para quemar el tiempo de los fines de semana y pasarla bien con sus amigos. Desde hace un año llegó a la ciudad de México para estudiar  y le caen mal los chilangos. Aún recuerda con cierta nostalgia El Garage, un espacio alternativo en la capital regia donde tocaban bandas y músicos underground, pero la inseguridad en el Barrio Antiguo terminó por sepultarlo.

“No me gusta la gente del DF porque no respeta a los demás. Uso el metro desde que llegué y me deprime: la gente empujándose como sardinas, todo desordenado, la gente comiendo en el vagón. Los batos arrimándose a las morras, la gente si me saca de pedo”.

Gabriel dice que Mentira Mentira tiene un significado secreto. Simplemente le gustó la palabra mentira y la repitió dos veces porque ya había bandas con ese nombre. Grabó decenas de rolas con el fin de que algunas sirvieran para su disco debut y, al final, sólo quedaron seis poderosos tracks: Dorian, Gasoline, Thriller, Ghost, I Want, Why?

 

-¿Cuál es el proceso creativo para grabar tus rolas?

Comienzo a grabarlas en mi casa, antes usaba la computadora. Ensayo un chingo, saco algunos acordes y luego cuando pasa como un año, porque casi nunca ensayo con el baterista, armamos nuevas canciones. Tenemos como 40 rolas y para sacar otras tengo que escribirle y pasa mucho tiempo para coincidir porque el bataco toca con otras bandas.

 

-En la página de Nene Records -donde sacaron su segundo disco- hay comentarios fuertes como “lacras”, “muéranse”, “huevones”, ¿Cómo asimilan ese tipo de mensajes?

La semana pasada fuimos a la radio y el locutor del programa nos dijo que le habían expresado varios comentarios: “pusieron un invitado nefasto”, “no le entendí nada”, “qué le pasa”… Sin embargo, también ha habido buenos comentarios a mi música. Siempre se han burlado de mí desde la escuela, entonces cuando alguien me hace un comentario malo no me importa porque ya estoy acostumbrado. Me gusta que me insulten y me divierto hacer enojar a las personas. Si todo el mundo dijera ¡ah qué chido! Eso me vale. Yo lo que quiero es que digan: odio a ese bato mamón. Eso me gusta, me gusta insultar al público.

MEANINGMORE DE MENTIRA MENTIRA from Txema Novelo on Vimeo.

 

-¿Cómo fue el acercamiento con Vale Vergas Discos?

La primer tocada que tuvimos en El Garage estaba bien emocionado, ¡ufff! No dormí el día anterior porque era mi sueño tocar ahí y ese día le íbamos abrir a un grupo improvisado que tenía Txema con Ángel Sánchez, pinche ruco me caga, no tiene importancia. El caso es que Txema nos estaba escuchando y dijo “yo los quiero tener en mi disquera”. Estoy seguro de que nomás lo dijo por mamón, porque ese wey es un mamón. Y le dije “a huevo”. Estuvo chingón porque la neta es uno de mis mejores amigos y me ha ayudado mucho, es una gran persona. Todo ellos, los involucrados en Vale Vergas Discos los quiero mucho, son como una verdadera familia.

MENTIRA MENTIRA PROMO VALE VERGAS DISCOS from Txema Novelo on Vimeo.

– ¿Cómo ves la escena del rock nacional? Varios grupos ochenteros regresan y hacen giras. ¿Hay un vacío porque no surgen propuestas nuevas?

Esos grupos no deberían existir. Qué es eso de Maná o Caifanes. Lo que hacen es una monstruosidad, no sé ni cómo describirlo, no tiene nada que ver con las tocadas a las que voy, es como algo muy aparte, algo muy diferente y siento que sí hay muchos grupos buenos, pero como no están en la capital nadie sabe de ellos.

Dani Shivers! Número uno, una morra de Tijuana que toca bien verga. Hay un chingo de bandas en la frontera y en Monterrey que son muy buenas.

 

-¿Recuerdas cómo fue tu primera tocada?

La primera vez tocamos de la chingada. Me acuerdo que tocamos en unos departamentos, en una fiesta de fin de año. Fue el 23 de marzo de 2009 y pasaron seis meses de que volviéramos a tocar y no estuvo tan mal al final. Éramos unos morritos tocando pero fuimos la mejor banda ese día.

 

-¿Qué planes tienes luego de sacar tus discos?

No sé. Realmente odio los dos discos. Por ejemplo, Meaningmore sé quién lo grabó y le valió verga al bato. Duramos medio año en grabarlo y al final como me mudé ni siquiera pude estar cuando lo mezcló y fue un gran estupidez porque no sabía cómo eran las canciones. O sea tenía los tracks, pero no sabía qué rolas iban potentes, no sabía nada de las canciones y hubo un chingo de solos, cosas que grabé y ni siquiera están ahí. Paneos que habíamos grabado no están. Lo que me hubiera gustado sacar eran las mejores rolas, unir como los dos discos y sacar sólo uno. Pero supongo que llevábamos tanto tiempo sin sacar nada que por eso salió sin planeación. Fue un pedo terminar ese disco y neta estoy seguro que algún día vamos a volver a grabar esas canciones porque no me gustaron como quedaron. Supongo que se parecen mucho a Nirvana, se me hace como punk.

Una hora después de charlar, Gabriel sube al escenario de El Imperial y saca unos riffs filosos como navajas de afeitar. Luce todo de negro y calza unos tenis de media bota del mismo color. De repente, salta hacia donde está la gente y quiere sentirse parte del público: lo empujan, lo tocan y algunos meten mano a las cuerdas de su guitarra. Gabriel lo disfruta y le gustaría que alguien lo golpeara, le aventara una cerveza o le escupiera.

Grita y toca sin parar. Rola tras rola. Todos bailan y muchos llevan sus camisas de franela. Se respira un grunge adolescente. Todo un estado de ánimo estruendoso y abatido. Cada vez que rasga las cuerdas, Gabriel reta a todos con la mirada y alardea y alardea… Sabe que es dueño del momento y lo goza. Sabe que esta noche nadie se burlará de él, ni el diablo: sólo es Dios borracho.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
UNSM

Las vacunas para el COVID que se desarrollan en América Latina (además de la de AstraZeneca-Oxford)

Científicos de América Latina están trabajando a contrarreloj para desarrollar una vacuna para el SARS-CoV-2 que dé seguridad sanitaria a sus propios países.
UNSM
14 de agosto, 2020
Comparte

En la búsqueda mundial de una vacuna contra el COVID-19, América Latina, la región del mundo más golpeada por el coronavirus, está haciendo sus propios esfuerzos.

Además de colaborar en investigaciones mundiales, como la asociación de México y Argentina con el proyecto de vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford, en cuatro países de la región están trabajando decenas de científicos para asegurar una vacuna propia.

Y es que sin importar cuán avanzadas estén otras investigaciones mundiales, una regla de oro en el desarrollo de este tipo de investigaciones es que mientras no haya una vacuna plenamente comprobada y distribuida, no se pueden bajar las manos.

“No sabemos todavía qué disponibilidad habrá realmente de las vacunas desarrolladas por otros países. La posibilidad de tener una vacuna nacional da mucha seguridadal poseer un biológico para proteger a la población”, dice a BBC Mundo Edda Sciutto, una de los científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), que realiza su propio desarrollo.

Desde Argentina, Jorge Geffner, del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), que desarrolla una vacuna con la Universidad Nacional San Martín (UNSM), lo remarca: “Si no se hace, inevitablemente vamos a mantener una dependencia estricta con países desarrollados. Para la perspectiva de una nación, eso es muy pobre”.

Y conseguir una vacuna plenamente probada no es sencillo ni rápido, pese a que en la actual pandemia se están rompiendo récords de tiempos.

La situación apremia: más de 20 millones de contagios y 750,000 muertes en el mundo han acelerado la investigación biomédica.

De ahí que en América Latina se haya anunciado la producción de la vacuna de AstraZeneca-Oxford aún sin saber si realmente funcionará.

Y en la región también habrá pruebas en decenas de miles de personas de vacunas que están siendo desarrolladas en otras partes del mundo.

El trabajo de América Latina

La Organización Mundial de la Salud (OMS) catalogó la propagación de COVID-19 como una pandemia el 11 de marzo. Cinco meses después, el organismo contabiliza 29 proyectos de vacuna que ya están en la etapa de estudio clínico.

Hasta este 13 de agosto, solo seis se ubicaban en la fase 3, la más avanzada, la cual implica la experimentación en grandes grupos de personas: AstraZeneca-Oxford, Sinovac, Sinopharm-Instituto de Productos Biológicos de Wuhan, Sinopharm-Instituto de Productos de Pekín, Moderna-NIAID y BioNTech-Fosun Pharma-Pfizer.

Personal de pruebas de vacunas en Oxford.

OXFORD UNIVERSITY/John Cairns
La Universidad de Oxford, en Reino Unido, realiza las pruebas más avanzadas de su vacuna con AstraZeneca.

Al mismo tiempo hay otros 138 estudios en la etapa preclínica, la inicial, en la que las vacunas todavía se encuentran en proceso de investigación y sus pruebas se realizan en animales o receptores de laboratorio.

De estas últimas tres proyectos enlistados por la OMS están en América Latina.

Brasil tiene dos, el de la Fundación Oswaldo Cruz-Instituto Butantan y el de la Universidad de Sao Paulo, además de Argentina con la investigación CONICET-UNSM.

Sin embargo, en México con la UNAM y Perú con el proyecto de la Universidad Peruana Cayetano Heredia también están trabajando en sus propias investigaciones contra el coronavirus.

“El cuello de botella no es tanto el desarrollo científico de la vacuna, sino el escalamiento para producirla. El reto es lograr las alianzas con farmacéuticas para conseguir un escalamiento suficiente“, explica Juan Pedro Laclette, quien participa en el proyecto de la UNAM en México.

Seguirán su propia marcha

Sobre este punto, Laclette y Geffner explican que para el desarrollo de esta vacuna ya se cuenta con el conocimiento científico de las creadas para otros dos coronavirus epidémicos: el SARS y el MERS.

“Hasta ahora todos los intentos para desarrollar una vacuna parten de los considerables conocimientos que ya tenemos sobre este tipo de infecciones. Y claramente se va a lograr la vacuna”, señala Laclette.

Ya sea a partir del desarrollo a partir de proteínas,como se hace en México y Argentina, de vectores como en Brasil, o de una salmonela genéticamente modificada en Perú, los experimentos buscan encontrar el antígeno que muestre mayor efectividad en ensayos preclínicos.

Una científica en la Universidad Peruana Cayetano Heredia

UPCH
La investigación de Perú se lleva a cabo en la Universidad Peruana Cayetano Heredia.

Después pasarán a las fases clínicas 1, 2 y 3 en las que se pondrán a prueba en voluntarios, desde unos pocos hasta decenas de miles.

Para que una vacuna se considere segura, deberá garantizar alrededor del 90% de protección.

“El punto que llama la atención es que en general todas las vacunas han tardado entre cinco y diez años en desarrollarse. Y las vacunas que se están desarrollando hoy ya están entrando en fase 3 y empezaron en marzo”, señala Geffner.

Cómo funcionan las vacunas

BBC

Incluso en la región se está trabajando en innovaciones, como en el caso de Perú, en donde Mirko Zimic, quien lidera la investigación nacional, dijo que trabajan para que las dosis sean de administración oral.

“Ya no se necesitaría un ejército especializado de vacunadores que puedan aplicar inyecciones”, explicó en un comunicado.

De otros países para América Latina

Además del desarrollo de vacunas propias, los gobiernos latinoamericanos están estableciendo acuerdos con diversos proyectos de otros países.

Es el caso de México y Argentina con AstraZeneca-Oxford, con los que -de lograr la aprobación final en unos meses- buscan producir y distribuir la vacuna para todos los países de América Latina (excepto Brasil, que tiene su propio acuerdo).

Vacunas en ampolletas

Reuters
En el mundo había más de 160 estudios de vacunas para el covid.19 hasta agosto, según la OMS.

Argentina, explicó el presidente Alberto Fernández, se encargará de la producción en el laboratorio mAbxience, mientras que en México se hará el envasado y la distribución.

Pero también Argentina, Brasil y México han llegado a acuerdos para que se prueben vacunas en decenas de miles de personaspara completar las fases 3 de experimentación, la cual no supone un riesgo sanitario ya que las fases anteriores probaron su beneficio en animales y en algunos voluntarios.

“Empezar a vacunar con algo que no te haga daño puede tener el riesgo de que la gente cambie su conducta y se exponga más al virus porque se siente segura o protegida con una cosa que no se sabe si sirve. Por eso es importante la fase 3”, explica Edda Sciutto.

“Aunque hay muchas vacunas en marcha y muchas muy avanzadas, aún no conocemos la efectividad. Y ese es un gran desafío, pues requiere vacunar a decenas de miles de personas y requiere tiempo“, explica.

De ahí que para la comunidad científica occidental sea llamativo que Rusia haya aprobado su vacuna sin ofrecer las pruebas correspondientes de las diferentes fases. Incluso las autoridades rusas han asegurado que producirán estas vacunas en Cuba y Brasil.

Por ello es importante que cada país cuente con su investigación, señala Laclette.

“Se está dando una competencia despiadada, porque hay objetivos comerciales muy importantes. La producción de cientos de miles de vacunas tiene en la mira ganancias económicas considerables”, alerta.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=9JOee6bCojU

https://www.youtube.com/watch?v=PM9KBQyKHz8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.