El saqueo millonario al IMSS
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El saqueo millonario al IMSS

Son más de 100 millones de pesos en equipo médico robado al seguro social durante el sexenio de Felipe Calderón. Al hurto de aparatos especializados del interior de las clínicas, se suma el robo de niños, fenómeno sobre el que la institución guarda silencio. “¿A dónde se está yendo todo esto?”, cuestionan médicos especialistas que conocen la utilidad de los equipos. ¿Existe una mafia que opera ‘sobre pedido’?
Por Mariana Hernández
1 de diciembre, 2011
Comparte

Son más de 100 millones de pesos en equipo médico robado al Seguro Social durante el sexenio de Felipe Calderón. Al hurto de aparatos especializados del interior de las clínicas, se suma el robo de niños, fenómeno sobre el que la institución guarda silencio. “¿A dónde se está yendo todo esto?”, cuestionan médicos especialistas que conocen la utilidad de los equipos. ¿Existe una mafia que opera ‘sobre pedido’?

Por Juan Veledíaz

Culiacán, Sin.- Era una emergencia, el paciente tenía que ser intervenido por una apendicitis que estaba a punto de reventar. En la premura, los médicos no esperaban una sorpresa que llegó de pronto. No había anestesia. El equipo, con un valor de 110 mil pesos en el mercado, había sido robado de las instalaciones de una clínica del IMSS en la capital sinaloense. Ese día del verano pasado, el enfermo tuvo que ser trasladado a otro nosocomio para su intervención.

Lo peor no es que se roben equipo médico de las clínicas del Seguro Social, lo terrible es que desaparezcan bebés recién nacidos, dice Reyna Martínez, abuela de una nena que fue raptada del área de cunas en la clínica 28, localizada en la comunidad de Costa Rica, distante media hora por carretera al sur de Culiacán. Los boquetes en la seguridad de este nosocomio, han quedado en evidencia en los últimos meses cuando comenzaron a desaparecer del área de farmacia medicamentos que son usados como sicotrópicos. Pero lo que ocurrió con la niña, dice esta mujer que no rebasa las seis décadas de edad, no se había visto nunca desde que el hospital existe.

Todo ocurrió muy rápido aquella madrugada. El silencio del área de maternidad fue interrumpido por el sonido de unas puertas al abrir, que no inmutaron al encargado de seguridad, quien cabeceaba somnoliento. Después se sabría que una mujer robusta salió del lugar con una maleta negra en la mano. Al amanecer de aquel 4 de junio del 2009, el personal del nosocomio se despertó con la noticia de que una niña con horas de nacida había sido robada del segundo piso. Las alarmas se dispararon cuando se revisó todo el perímetro, sótanos, cuartos y la extensión de servicios sin que apareciera.

Se escuchó un ruido de las puertas pero suelen ser las enfermeras que entran a checar a los bebés, declararon en esa ocasión los vigilantes. La responsable de enfermería señaló que sus reportes indicaban que la niña estaba en su cuna la última vez que la revisaron, poco antes de la media noche. El lecho estaba a unos metros donde convalecía su madre, Nancy Karina Chávez, quien no se percató del momento. Cuando los familiares comenzaron a cuestionar a las autoridades cómo alguien pudo sacar a la nena sin que se percataran, el nerviosismo comenzó a hacerse evidente en los responsables de la clínica. Los padres y abuelos se movilizaron a nivel estatal y ante la lentitud de las autoridades, acudieron con funcionarios federales, quienes mostraron un poco más de interés, recuerda la señora Reyna. Al quinto día la niña fue recuperada. Por este hecho no se suspendido a nadie ni se le sancionó.

Para la imagen del nosocomio tuvo más impacto el escándalo ocurrido en octubre pasado, cuando un festejo en la planta baja de la clínica causó sorpresa e incredulidad a nivel nacional. Fueron aquellas imágenes difundidas por Internet, donde el sonido de la tambora y el acordeón animaban el ambiente, lo que provocó  que el jefe del hospital fuera suspendido. Según trabajadores entrevistados en el lugar, este tipo de fiestas son “una tradición” y se celebran cada vez que un colega sindicalizado llega al último día de servicio antes de que se jubile. Ese día era viernes, recuerdan, y el  “checador” de tarjetas amaneció arreglado con flores. Era la señal de que alguien pasaría ahí por última vez. Se contrataron “Chirrines”, como se le conoce a los músicos de banda local, y se armó el jolgorio, no importó que hubiera pacientes en los pisos de arriba. Fue una viva imagen de lo que pasa al interior de un centro de salud del IMSS, donde los robos no se sancionan, al menos no tanto como las fiestas.

Aquí el video de la fiesta:

¿Mafia en hospitales del IMSS?

Sólo los especialistas médicos saben para qué sirve una unidad de fotoflourangiografía. Y el costo que tiene. El equipo es el más caro –un millón 748 mil pesos—de los que se han robado de instalaciones del IMSS en lo que va del sexenio. Sólo ha sido uno, entre el 1 de diciembre del 2006 a julio pasado, pero quien o quienes lo robaron, sabían de su importancia y utilidad. Éste es un aparato complejo que sirve para visualizar el fondo del ojo y establecer diagnósticos o avances de enfermedades que van de la diabetes a tumores, o alteraciones inmunológicas de la retina, dice un médico cirujano especialista en la materia. Para este galeno que sabe cómo se mueven los intereses en el IMSS, por lo que pidió reservas sobre su identidad, un equipo así sería fácil de rastrear con oftalmólogos o internistas del instituto que canalicen pacientes a ésta técnica. Ningún médico honrado, dedicado a esta especialidad, compraría un aparato así que fuera robado, subraya.

Menos complejos pero con más demanda, los equipos de ultrasonido aparecen en segundo lugar como los más caros de los que han sido hurtados a la institución. Cada uno cuesta un millón 195 mil pesos, han sido dos en este lapso por un monto de dos millones 390 mil pesos, de acuerdo a una lista del equipo e instrumental clínico más caro que ha sido robado al IMSS durante este gobierno, obtenida por medio de una solicitud de acceso a la información vía el IFAI. El ultrasonido es una herramienta básica de los ginecólogos, lo utilizan para observar el estado del producto en una mujer embarazada. En los últimos años han tenido mucha demanda los que utilizan tarjetas con foto, útiles conocer el sexo en etapa de gestación. Su uso es amplio, aplicado a tumores, traumatología y como instrumento clave en las salas de urgencia.

¿A quién le puede interesar un ventilador neonatal?, se pregunta una doctora especialista en pediatría. Dice que su uso es clave para niños que nacen prematuros, con inmadurez pulmonar. Cuando se le muestra la lista, hace una mueca de sorpresa mientras dice no entender cómo es que tres de estos equipos han desaparecido sin dejar huella de hospitales del IMSS. Cada uno tiene un valor de 788 mil pesos, las pérdidas totales  suman dos millones 364 mil pesos.

Lo inverosímil es que un aparato tan sofisticado, como el citrouretroscopio, que permite visualizar la uretra y la vejiga, de amplio uso por los urólogos, esté en cuarto lugar en pérdidas para el instituto, añade esta doctora que como el resto de sus colegas, pidió el anonimato para no entrar en conflicto con sus colegas que trabajan en la dependencia. Cada uno según la lista, tiene un valor de 740 mil pesos y han sido cuatro –con un monto de dos millones 960 mil—los que se han esfumado de las clínicas del seguro.

En quinto lugar aparece el monitor de campimetro, usado en disciplinas médicas como la oftalmología y neurología principalmente. Es un aparato computarizado que permite observar las zonas de visión y las de no visión de un paciente. Se han robado cinco, cada con un valor de 542 mil pesos, y suman dos millones 710 mil pesos en pérdidas. Más allá de las cifras llama la atención que en la lista aparece el detector de pulso fetal, con 41 casos, como el aparato más robado en el seguro social. El monto total en pérdidas suma 246 mil pesos,  cada uno tiene un valor en el mercado de seis mil pesos.

De la lista también resalta que hay equipos que parece que son robados sobre pedido, añade uno de los cirujanos consultados. Su opinión se desprende luego de que se percata que el laser de neodynium, aparato usado en el glaucoma, la operación de cataratas, y de amplio uso también en tratamientos estéticos como la depilación, está en sexto sitio. El uso comercial, más allá del médico, genera esta suspicacia. Aquí suman dos millones 400 mil pesos en pérdidas por los seis que han desaparecido.

El ranking de los robos de equipo al IMSS se complementa con siete procesadores de tejidos, cada uno con valor de 332 mil pesos, sumando dos millones 324 mil pesos. Los ocho monitores de signos vitales desaparecidos, con pérdidas totales por dos millones 616 mil pesos, son utilizados para medir la presión, frecuencia cardiaca, oxigenación venosa y en electrocardiogramas. Como existen de diferentes categorías por su precio, éstos son de los más avanzados empleados en la medicina pública.

Al terminar de revisar la lista, donde el noveno lugar lo tiene el electrocauterio, empleado para sellar arterias y válvulas –suman dos millones 52 mil pesos por los nueve robados—seguido en el décimo sitio del ventilador de presión positiva, aparato usado en pacientes con enfermedades obstructivas crónico pulmonares –dos millones 190 mil pesos el monto por los 10 robados—, los galenos consultados por separado, no salen de su asombro ante la variedad y número de equipo que ha desaparecido. “¿A dónde se está yendo todo esto?”, pregunta uno de ellos. Dice que es un secreto a voces que hay doctores que extraen cosas y objetos para usarlos en sus consultorios, donde puede haber pacientes que los requieran y no tengan seguro. Pero hurtar equipo médico, alguno muy sofisticado, debería apuntar si se hiciera una investigación a fondo, a la posibilidad de una “mafia” que sabe dónde y qué equipo robar en hospitales del IMSS en el país. Quizá hasta lo hagan “por pedido”.

Robo de niños, hurto de equipo médico sofisticado, la posibilidad de una mafia que opera al interior de clínicas del seguro social, fueron los tópicos sobre los que se pidió una posición oficial a las autoridades del IMSS sin que en los últimos días se recibiera respuesta. Patricia Serrano, encargada de la sala de prensa de la dependencia, dijo vía telefónica que “como tal” no tenía información respecto al número de bebés que han sido robados en clínicas de la institución. Sobre los señalamientos de los médicos especialistas, ante la posibilidad de “robos de equipo sobre pedido”, comentó: “Tengo que preguntar y ver”.

Da click para agrandar.

Da click para agrandar.

Da click para agrandar.

Da click para agrandar.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

"Paren el mundo que me quiero bajar": la frase que Mafalda nunca dijo

Las historietas de Mafalda acompañaron a muchas generaciones, pero una frase sobre el mundo, que tal vez sea la más famosa que se le atribuye a Mafalda, es falsa.
3 de octubre, 2020
Comparte

“¿Y por qué habiendo mundos más evolucionados yo tenía que nacer en este?”

“¿Y no será que en este mundo hay cada vez más gente y menos personas?”

¡Resulta que si uno no se apura a cambiar el mundo, después es el mundo el que lo cambia a uno!”

Todas estas reflexiones y preguntas existenciales sobre el mundo son de Mafalda, la caricatura de la niña argentina que creó el dibujante Joaquín Salvador Lavado Tejón, más conocido como Quino, que murió este miércoles 30 de octubre a los 88 años.

Mafalda era una niña curiosa que siempre estaba preocupada por la humanidad y aspiraba a ser intérprete de Naciones Unidas cuando fuera grande, probablemente y justamente, para salvar al mundo.

Sus historietas estaban llenas de humor, pero también de preocupaciones sobre la desigualdad y la injusticia.

Metro de Buenos Aires con una historieta de Mafalda.

Reuters
Las historietas de Mafalda acompañaron a muchas generaciones.

Pero una frase sobre el mundo que tal vez sea la más famosa que se le atribuye a Mafalda es falsa.

Nos referimos a: “Paren el mundo que me quiero bajar”.

“Jamás lo hubiera dicho”

La frase en cuestión y la caricatura de Mafalda llorando con un globo terráqueo a su lado es una típica postal de esta niña que aparece repetidamente en las redes sociales.

Pero ni el dibujo lo hizo Quino, ni la frase la puso en boca de Mafalda.

Y fue el mismo dibujante quien lo desmintió en 2012.

“Yo jamás hubiera puesto en boca de Mafalda esa frase, porque Mafalda no quiere que el mundo pare y ella bajarse, ella quiere que el mundo mejore. Entonces jamás se le pudiera haber ocurrido eso”, le dijo Quino a la radio colombiana W en una entrevista.

Quino con Mafalda de fondo.

Reuters
Quino desmintió que esa frase de Mafalda sea verdad.

El dibujante Quino publicó más de 60 libros durante su vida y las historietas de Mafalda fueron traducidas al a menos 30 idiomas.

Su editor durante 50 años y amigo de toda la vida, Daniel Davinsky, le dice a BBC Mundo que “más de las mitad (de las frases que se encuentran en internet sobre Mafalda) son falsas”.

“Es evidente que Mafalda se usó para cualquier contenido”, añade.

Al ser consultado sobre si alguna vez iniciaron acciones legales, Divinsky contó que “Quino las intentó cuando se hizo un uso político de Mafalda para un candidato para la alcaldía de una ciudad cuyas ideas él no compartía”.

“Y se pronunció muy enérgicamente porque habían usado la imagen de Mafalda con el pañuelo celeste que identifica a las personas que están en contra de la aprobación de la ley de interrupción voluntaria del embarazo” en Argentina, describió.

Es realmente un misterio saber por qué esta frase apócrifa terminó relacionada al personaje de Mafalda. Lo que sí se sabe es que gracias a internet, se convirtió en la más famosa.

“La forma en la que se crean los mitos urbanos es absolutamente misteriosa, los sociólogos han tratado de desentrañarla y ralamente no se encuentra la raíz. Empieza a correr, se impone y lo falso queda como verdad con el paso del tiempo”, analiza Divinsky en una conversación telefónica con BBC Mundo.

Un hombre fotografía una caricatura de Mafalda.

Getty Images
“Más de las mitad (de las frases que se encuentran en internet sobre Mafalda) son falsas”, dice Divinsky.

A Quino no le gustaba nada que abusen de las palabras y de la imagen de Mafalda.

Lo que más le molestaba a Quino era el uso (de Mafalda) para ideas que él no compartía. Tampoco admitía que fuera redibujada ni siquiera para la portada de los libros por cuestiones de diseño gráfico”, relata el editor.

“Sentido de libertad y justicia”

En 2014, cuando el personaje cumplió 50 años, Quino participó de un proyecto de lectura nacional del gobierno argentino en el cual se repartieron cientos de miles de ejemplares de Mafalda en las escuelas.

“A mí nunca me gusta sentirme orgulloso de lo que he hecho ni nada de eso, pero esta vez la verdad que sí. Es un orgullo para mí que un trabajo que uno hizo con mucho cariño siempre se difunda de esta manera”, dijo a los periodistas entonces.

“Creo que (Mafalda les puede aportar a los niños) el sentido de justicia y libertad. Y que hay que educarse y (defender) la igualdad, y que entre todos podemos hacer un país mejor”, añadió.

https://twitter.com/CFKArgentina/status/1311713847460474880

Además de esta viñeta falsa, que desde este miércoles con la muerte de Quino circula con más frecuencia en las redes sociales, existen muchas otras que aparecen en internet.

Estos dibujos falsos contienen textos que pueden ser muy inspiradores y que se prestan a la reflexión, pero que jamás salieron de los diálogos de las historietas de esta niña singular.

En BBC Mundo hicimos una selección de frases verdaderas de Mafalda que las puedes ver en el siguiente enlace.

También puedes probarte en este quiz para descubrir cuánto sabes sobre sus frases.

Y si después de esta verificación sobre los dichos de esta niña contestataria, irónica e inconformista terminaste decepcionado por la falsedad de esta famosa frase, Mafalda probablemente te diría: “Hoy he aprendido que la verdad desilusiona a la gente”.

Monumento de Mafalda en San Telmo, Buenos Aires.

Reuters
Esta estatua de Mafalda y sus amigos en el centro de Buenos Aires se llenó de flores y carteles para despedir a Quino.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=4mg-edNVEgY

https://www.youtube.com/watch?v=NphJULxY5ng

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.