close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

10 cosas que debes conocer sobre el aumento de las gasolinas

Un estudio revela que el aumento de las gasolinas ha cambiado los patrones de consumo entre la población, afectando directamente el medio ambiente.
Por Francisco Sandoval
23 de enero, 2012
Comparte

Aumento en el precio de la gasolina. //FOTO: Cuartoscuro

La gasolina en México es más barata que en Estados Unidos a pesar de los incrementos que se realizan cada mes desde diciembre de 2009. Aun así, este encarecimiento ha incidido directamente en el poder de compra de los trabajadores que se han visto forzados a destinar los aumentos salariales al pago de los combustibles, revela el estudio “Análisis de los precios y del subsidio a las gasolinas y el diesel en México 2007-2011”.

Elaborado por Reyes Tépach, maestro en Economía e investigador parlamentario de la Dirección de Servicios de Investigación y Análisis de la Cámara de Diputados, el estudio advierte que los aumentos salariales del trabajador únicamente han cubierto una parte del encarecimiento de los combustibles,  lo que como consecuencia ha arrojado un alza en “los precios de otros bienes y servicios (que) ya no pueden ser cubiertos”, porque todo se destina al pago de la gasolina.

Otra conclusión de la investigación, es que el aumento de las gasolinas ha provocado  un cambio de conducta en los patrones de consumo entre la población, afectando directamente el medio ambiente: “La Magna es un sustituto perfecto de la Premium, como consecuencia, la población está incrementando el consumo de la gasolina más barata y más contaminante (Magna) por la más cara y que le hace menos daño al ambiente (Premium)”.

Con motivo del estudio parlamentario, Animal Político te presenta los 10 puntos que debes conocer sobre el incremento de las gasolinas y el diesel en México, así como las consecuencias económicas y ambientales que arroja la medida en todo el país.

1.-En diciembre de 2007, los costos por litro de las gasolinas y diesel eran los siguientes:

Premium: 8.31 pesos.

Magna: 6.76 pesos.

Diesel: 5.73 pesos.

En diciembre de 2011, los costos eran:

Premium: 10.59 pesos.

Magna: 9.73 pesos.

Diesel: 10.09 pesos.

2.- A partir de diciembre del 2009, el Gobierno Federal reinició los deslizamientos mensuales en el precio de los combustibles con el objetivo de reducir los subsidios que se le daban.

A partir de diciembre del 2009, el Gobierno Federal reinició los deslizamientos mensuales.//FOTO: Cuartoscuro

3.-El consumidor norteamericano, al estar sometido a un esquema flexible, se ha beneficiado por periodos de abaratamiento de las gasolinas y el diesel medido en dólares por litro, tal como ocurrió entre agosto del 2008 y julio del 2009. Por el contrario, en ese periodo en México, dado su sistema rígido, los precios sufrieron incrementos o congelamientos en moneda nacional.  Sin embargo, durante el periodo 2010-2011, el mecanismo de administración de precios empleado en nuestro país y la depreciación cambiaria, influyeron para que los consumidores nacionales pagaran los precios de los combustibles por debajo de lo que se paga en Estados Unidos.

4.- A diciembre de 2011, el precio de un litro de gasolina Premium era 1.53 pesos más barato en México, comparado con el pagado por los consumidores en Estados Unidos; en el caso de la gasolina Magna, el precio era 1.36 pesos más bajo y el costo del diesel 3.59 pesos.

5.-Si el gobierno en México decide mantener el mismo ritmo de deslizamiento mensual del precio de los combustibles que el ejecutado durante el 2011, los costos para el cierre de 2012 serán los siguientes:

Premium: 11.08 pesos por litro, es decir 49 centavos más caro que lo observado al cierre del 2011.

Magna: 10.70 pesos por litro, es decir 97 centavos más caro.

Diesel: 11.06 pesos por litro, es decir 97 centavos más caro.

6.-El encarecimiento de los precios de los petrolíferos en nuestro país incide directamente en el poder de compra de los salarios de los trabajadores.

Mientras que en 2007 un trabajador pagaba 332.40 pesos por 40 litros de gasolina, en diciembre del 2011 gastó 423.60 pesos, 91.20 pesos más respecto al 2007.

7.-Entre 2007 y 2011, el costo de los combustibles se incrementó poco más de 27%. En ese mismo periodo, el salario mínimo en el país  subió 23.25%.

8.- El incremento de los precios de las gasolinas ha generado un cambio de conducta en los patrones de consumo de la población, porque la Magna es un sustituto perfecto de la Premium. Como consecuencia, la población está incrementando el consumo de la gasolina más barata y más contaminante (Magna) por la más cara y que le hace menos daño al ambiente (Premium).

9.-Este efecto sustitución podría impactar negativamente al medio ambiente, por sus respectivos contenidos de azufre. Actualmente, el límite de concentración de este mineral en la Premium es de 250 en promedio y 300 máximo partes por millón (ppm); en la Magna es de 300 en promedio y 500 máximo ppm.

10.- El análisis de identificar la participación relativa del Congreso de la Unión y del Ejecutivo Federal en el incremento de los precios de estos petrolíferos llevó al investigador a la siguiente deducción: Durante el año 2010-2011, el 40% del incremento de los precios de la gasolina Magna y del diesel provinieron de las cuotas que recaen sobre las ventas finales de los combustibles –que fueron aprobadas por el Congreso de la Unión; el 60% restante es producto de las decisiones autónomas tomadas por el Ejecutivo Federal. El encarecimiento de la Premium se explica en su totalidad por la aplicación de las cuotas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Stacy Michelson/BBC

El nopal y otros cuatro futuros superalimentos que pueden ser buenos para ti (y tal vez también para el planeta)

Si quieres mantenerte sano y ayudar a salvar el planeta, ¿qué tal un plato de algas seguido de algunos cactus y granos ancestrales? Aquí te proponemos 5 alimentos que no solo son saludables, sino que también son buenos para el medio ambiente.
Stacy Michelson/BBC
22 de mayo, 2019
Comparte

Si quieres estar sano y ayudar a salvar el planeta, ¿qué tal un plato de algas, seguido de algunos cactus y cereales ancestrales?

A nivel mundial, dependemos de una pequeña variedad de alimentos: solo tres cereales (arroz, maíz, trigo) constituyen casi el 60% de las calorías procedentes de plantas de la dieta humana. Aunque obtenemos suficientes calorías, estas limitadas dietas no siempre proporcionan suficientes vitaminas y minerales.

Un nuevo informe, sin embargo, enumera 50 de los llamados “alimentos futuros” que son saludables y buenos para el medio ambiente.

Estas son 5 de los “súper” productos del menú del futuro.

1. Moringa

El árbol de Moringa es conocido también como “el árbol milagroso”: es de crecimiento rápido y resistente a la sequía, y en su nativo sur de Asia se usan muchas de sus partes en la medicina ayurvédica.

Ilustración usos de la moringa.
Stacy Michelson/BBC

El árbol de Moringa es resistente a la sequía y es de crecimiento rápido.

Las hojas se pueden recolectar hasta siete veces al año y contienen vitaminas A y C y minerales como calcio y potasio.

Suelen agregarse a algunos caldos y también se pueden moler hasta obtener un polvo que se usa en batidos, sopas, salsas y tés.

En Filipinas e Indonesia, es común cortar las largas vainas en trozos más cortos para ser guisadas en curry y sopas. Estas vainas también contienen semillas que son ricas en ácido oleico, relacionado con niveles más altos de colesterol “bueno” en el cuerpo.

De hecho, los beneficios de la moringa son tantos que recomendar su consumo es una de las pocas en la que han coincidido gobierno y oposición en Venezuela.

2. Wakame

En Japón, las algas marinas wakame han sido cultivadas durante siglos para la dieta humana, además de usarse como ofrendas a los espíritus de los antepasados ​​e incluso para pagar impuestos.

Hoy en día también se cultivan en campos marinos en Francia, Nueva Zelanda y Argentina. Pueden cosecharse durante todo el año, sin usar fertilizantes ni pesticidas, y secarse al sol.

Ilustración de usos de las algas marinas.

Stacy Michelson/BBC
Las algas wakame pueden cosecharse todo el año.

Las algas secas agregan un delicioso sabor salado de umami a los alimentos, y también es una de las pocas fuentes vegetales de ácido eicosapentaenoico, el ácido graso omega 3, que se encuentra casi exclusivamente en los pescados grasos que se alimentan de algas.

Uno de los tipos de alga marrón más suaves, el wakame, también contiene una gran cantidad de fucoidan, una fibra dietética que también ha demostrado potencial en estudios con animales para disminuir la presión arterial, propiedades de coagulación sanguínea e incluso actividad antitumoral.

“Las algas marinas pueden ser una gran fuente de yodo y omega 3, especialmente para las personas que comen menos productos de origen animal”, dice Priya Tew, dietista y portavoz de la Asociación Dietética Británica.

Pero la experta también advierte: “Es importante comer solo una pequeña cantidad cada día para no consumir demasiado yodo y también por el contenido de metales pesados ​​del mar”.

3. Nopales

Un ingrediente común en la cocina mexicana: los nopales -fruto de un tipo de cactus- se pueden comer crudos, cocidos o en jugo o mermelada.

Es fácil de cultivar en América Central y del Sur, Australia e incluso Europa.

Ilustración usos del nopal.

Stacy Michelson/BBC
Los nopales podrían ayudar a personas que padecen diabetes tipo 2, según algunos estudios.

Algunos estudios clínicos sugieren que la fibra de los cactus ayuda al cuerpo a excretar más de la grasa que comemos, aunque aún no se ha comprobado ningún beneficio para la pérdida de peso.

Otros ensayos sugirieron que puede reducir los niveles de azúcar en la sangre en personas con diabetes tipo 2, e incluso puede disminuir los síntomas desagradables de resaca.

Para los que deseen introducir el nopal en su dieta, hay que tener en cuenta que algunas personas experimentan efectos secundarios como diarrea leve, náuseas y sensación de plenitud estomacal.

4. Fonio

Este ancestral cereal africano es conocido por su delicado sabor a nuez, que el pueblo Bambara de Mali dice “nunca avergüenza al cocinero” porque es muy fácil de preparar.

Ilustración de usos del fonio.

Stacy Michelson/BBC
Fonio: ¿puede ser este cereal el nuevo cuscús?

Hay evidencia de que ya se cultivaba en el antiguo Egipto. Existen variedades blancas y negras de cereales resistentes a la sequía que crecen en solo 60 o 70 días en la región seca del Sahel, en África occidental.

Los granos de fonio son tan pequeños como la arena, y la cáscara no comestible debe eliminarse antes de comerse. La mayor parte de esta tarea se lleva a cabo manualmente.

Rico en hierro, zinc y magnesio, el fonio se puede usar en lugar del cuscús o el arroz, e incluso se puede usar para hacer cerveza.

“Creo que esto será popular ya que no contiene gluten y el hecho de que es resistente a la sequía lo convierte en una buena opción para un futuro alimento con calentamiento global”, considera Tew.

5. Bambara

Es un tipo de legumbre con un sabor parecido al del maní, pero en una versión menos aceitosa y más dulce. El frijol bambara ha llamado la atención de los expertos en alimentos sostenibles porque puede crecer en un suelo pobre, haciéndolo más fértil al “fijar” el nitrógeno en la tierra.

Esta legumbre tradicionalmente africana también se cultiva en el sur de Tailandia y en partes de Malasia y se puede hervir, asar, freír o moler en una harina fina.

Ilustración usos del bambara.

Stacy Michelson/BBC
El bambara es una gran fuente de proteínas.

Es conocido como un “alimento completo”, ya que tiene un alto contenido de proteínas y una fuente del aminoácido esencial metionina, que promueve el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos y la absorción de zinc, que es necesaria para el sistema inmunológico del cuerpo, y de selenio, que ayuda a regular la función tiroidea y también desempeña un papel en el sistema inmunológico.

“Esto parece un alimento que podría ser excelente para las personas con una dieta vegetariana, vegana o basada en plantas, ya que es una fuente de proteínas completa y un cultivo sostenible”, dice Tew.

“Con los problemas actuales que enfrentamos par el futuro de nuestros alimentos, necesitamos alimentos más fáciles de cultivar, que sean tan versátiles como estos”.


Ilustraciones deStacy Michelson


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=uYILcPTz17E

https://www.youtube.com/watch?v=HgJYOwiWtec

https://www.youtube.com/watch?v=kFGy-t5ObvQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.