Agustín Yáñez, a 32 años de su muerte
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Agustín Yáñez, a 32 años de su muerte

El laureado escritor mexicano Agustín Yáñez (1904-1980) participó en la profunda revolución de la narrativa latinoamericana con su novela Al filo del agua, afirmó su colega Arturo Azuela, presidente del Seminario de Cultura Mexicana.
18 de enero, 2012
Comparte

Agustín Yáñez (1904-1980).

El laureado escritor mexicano Agustín Yáñez (1904-1980) participó en la profunda revolución de la narrativa latinoamericana con su novela Al filo del agua, afirmó su colega Arturo Azuela, presidente del Seminario de Cultura Mexicana.

El especialista en la obra de Yáñez, quien fue secretario de Educación de 1964 a 1970 y murió el 17 de enero de 1980, todavía recuerda su primer encuentro con la obra, momento al que define como uno de los más memorables de su vida.

“Aquella tarde de noviembre del 57, sólo leí el Acto preparatorio y me quedé profundamente impresionado, no lo sabía bien a bien, pero detrás de cada frase, de cada fragmento, había una extraordinaria musicalidad”, enfatizó Azuela.

Añadió que “además de la riqueza del lenguaje, se acumulaban las imágenes y muchos sentimientos antagónicos. Frente a los rumores y las risas estaban los llantos y los gritos, junto a la nobleza de la cantería aparecía la fachada más humilde, arriba del pueblo sin fiestas se extendía un sol con su ejército de vibraciones”, precisó.

Recordó que Yáñez ya era gobernador del estado de Jalisco cuando él leyó por primera vez Al filo del agua. En la opinión pública se escuchaban muchas cosas sobre este gran escritor, comentó.

“En México, entre sus tareas políticas y académicas, Yáñez había estado en contacto con los grandes escritores del grupo Contemporáneos; entre la obra inicial del exilio español y las aportaciones de los Ateneístas”, abundó.

Azuela afirmó que fue en la transición de una sociedad tradicional que se desplazaba hacia la urbe, en esa etapa de transferencia, de mano de obra desocupada, de tierra adentro a la ciudad, que se publicó Al filo del agua.

Los personajes rurales de esta novela, comentó el ensayista, generalmente son propietarios de las tierras que ellos mismos trabajan, son personajes arraigados a su mundo circundante, a sus pequeñas propiedades agrícolas.

“Así como las grandes novelas que se publican en aquellos mismos años, El señor presidente, Adán Buenos Aires, Los pasos perdidos, El Aleph y La vida breve, los mitos se vinculan a los nuevos lenguajes y la carga poética y mágica de los nuevos estilos a la corriente de imaginaciones poderosas, esas inteligencias profundas, visionarias, como la de Yáñez, transformaron los textos para hacerlos más críticos, renovadores y universales”, acotó.

“En un mundo que busca la estabilidad y cambios profundos, con una América Latina aislada y dividida, la narrativa se transforma y derrumba prejuicios y críticas injustas. El tránsito termina pronto y se abren las puertas de una etapa de consolidación. La gran novela de Yáñez sería reconocida como el parteaguas sustancial”, subrayó.

Recordó Azuela que después de 1970, Yáñez se dedicó fundamentalmente a su obra literaria, tan sólo en el Seminario de Cultura Mexicana se publicó “Despertar en Guadalajara” (1971) y muchos prólogos, artículos y ensayos aparecieron en las más importantes instituciones culturales de México.

En España, el autor jalisciense participó en Huelva y en Madrid, con pregones y discursos dedicados a la cultura hispanoamericana. Es famoso su pregón de las Fiestas de San Isidro de Madrid, en mayo de 1977.

“En muchas ocasiones, la poesía en prosa hace del pasado un presente vivo, la realidad de un futuro inmediato. Por eso también, en diversos aspectos, esa fiel recreación de la vida de un pueblo al borde del estallido revolucionario hace que la novela sea un testimonio histórico, en la que la historia del país se hace presente, no sólo por plazas y calles, sino también en las profundas y universales actitudes de sus inolvidables personajes”, concluyó.

Agustín Yáñez nació el 4 de mayo de 1904 en el barrio del Santuario, en Guadalajara, Jalisco, donde hizo sus estudios primarios y preparatorios. Su familia era oriunda del pueblo jalisciense de Yahualica, el cual visitaba constantemente, lo que influiría en la futura obra de este autor.

Fue licenciado (1929) por la Escuela de Jurisprudencia de Guadalajara y maestro (1951) por la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, con la tesis “Don Justo Sierra: su vida, sus ideas y su obra”, la cual le valió la mención cum laude, por parte de sus sinodales Edmundo O’Gorman, Samuel Ramos y José Gaos, entre otros.

Participó activamente en política y desempeñó importantes puestos públicos, entre ellos gobernador de Jalisco entre 1953 y 1959, secretario de Educación Pública (este último cargo le permitió realizar valiosas reformas en el sistema educativo mexicano), y presidente de la Comisión Nacional de los Libros de Texto Gratuitos (1977).

Fue miembro del Seminario de Cultura Mexicana y de El Colegio Nacional desde 1952. Recibió el Premio Nacional de Letras en 1973.

Murió a causa de un enfisema pulmonar y una deficiencia cardíaca a los 76 años, en la Ciudad de México. Fue sepultado en la Rotonda de las Personas Ilustres, del Panteón Civil de Dolores.

Azuela asimismo recordó al fallecido escritor Carlos Monsiváis, cuando en su análisis “Pueblo de mujeres enlutadas”, con su agudo sentido literario, sabe que Agustín Yáñez incitaba al lector hacia una actitud creativa, una participación activa, y una recreación de los entornos y la interioridad de los personajes.

El Fondo de Cultura Económica reeditó Los sentidos al aire y también se publicaron La ladera dorada y Las vueltas del tiempo, entre otros.

Ntx.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Sri Lanka: el presidente Gotabaya Rajapaksa huye del país en un jet militar en medio de protestas

La fuerza aérea del país confirmó que Rajapaksa viajó a las Maldivas con su esposa y dos agentes de seguridad, mientras las protestas continúan y se declaró el estado de emergencia en el país.
13 de julio, 2022
Comparte

El presidente Gotabaya Rajapaksa ha huido de Sri Lanka en un avión militar, en medio de una ola de protestas masivas, consecuencia de la aguda crisis económica que azota al país.

La fuerza aérea de la nación asiática confirmó este miércoles que Rajapaksa, de 73 años, se trasladó a las Maldivas con su esposa y dos agentes de seguridad.

El presidente permanecía escondido después de que una multitud irrumpiera en la residencia presidencial el sábado. Se había comprometido a renunciar al cargo este miércoles.

Una fuente le dijo a la BBC que no planea quedarse en las Maldivas, un grupo de islas en el Océano Índico, y que tiene la intención de viajar a otro país.

La huida del presidente pone a Sri Lanka en riesgo de caer en un vacío de poder, en un momento en que necesita un gobierno que funcione para intentar salir de la grave situación financiera en la que se encuentra.

Según la Constitución del país, es el primer ministro, Ranil Wickremesinghe, quien debe liderar el país si el presidente renuncia.

Pero Wickremesinghe también es impopular y un grupo de manifestantes logró entrar a su oficina este miércoles.

Según la periodista de la BBC Tessa Wong, quien se encuentra en el lugar, los terrenos de la oficina ministerial fueron invadidos por un grupo de manifestantes visiblemente contentos, muchos de ellos agarraban lo que encontraban a su paso.

Muchos gritaban desde los balcones frases de júbilo, tras enfrentarse a los policías armados que se encontraban en las puertas del recinto.

El sábado pasado, los manifestantes le prendieron fuego a su residencia privada, pero ni él ni su familia estaban allí.

El primer ministro también había dicho que renunciaría para dar paso a un gobierno de unidad, pero sin dar una fecha precisa.

Estado de emergencia

Tras la huida del presidente Gotabaya Rajapaksa, Wickremesinghe declaró el estado de emergencia en todo el país debido a las protestas.

Además, declaró un toque de queda en la Provincia Occidental, que incluye la capital, Colombo.

Los manifestantes llevan meses en las calles protestando por las consecuencias de la grave crisis financiera que atraviesa el país.

Sri Lankan anti-government protesters invade the president's office during a protest. Photo: 9 June 2022

Getty Images
Protesters took over the president’s official residence on Saturday

Actualmente Sri Lanka no tiene acceso a monedas extranjeras como el dólar o el euro para pagar por sus importaciones.

Estas incluyen comida, medicinas y combustibles.

En un intento por atajar la crisis, las autoridades implementaron una prohibición a la venta de gasolina y diesel a consumidores particulares, convirtiendo al país en el primero en tomar esta medida desde la década de los años 70.

Esto provocó el cierre de las escuelas en Sri Lanka.

También obligo a que las autoridades pidieran a los 22 millones de habitantes de la nación que trabajaran desde casa, en un momento en que la inflación alcanza el 30%.


Análisis de Anbarasan Ethirajan

Reportando desde Colombo para BBC News

Esto es una caída en desgracia para el presidente Gotabaya Rajapaksa, quien fue durante tanto tiempo una figura política tan importante en Sri Lanka.

Pocos esperaban que las cosas terminaran de esta manera.

Como exjefe de defensa, Rajapaksa supervisó las operaciones militares en la controvertida guerra contra los rebeldes Tigres Tamiles que terminó en 2009.

Lo acusan de abusos contra los derechos humanos durante aquella guerra y también de atacar a los disidentes, pero ha negado en repetidas ocasiones estas acusaciones.

La familia de Rajapaksa ha dominado la política de Sri Lanka durante dos décadas y, con un fuerte respaldo de la mayoría budista cingalesa, Gotabaya se convirtió en presidente en 2019.

Su huida representa una victoria para los manifestantes que salieron a las calles a expresar su enojo contra la mala gestión de la economía y el aumento del costo de vida.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=bRI5–UmHxo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.