Discuten en comisiones la posibilidad de hacer obligatorio el voto
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Discuten en comisiones la posibilidad de hacer obligatorio el voto

El dictamen podría ser presentado en el próximo periodo ordinario de sesiones y aplicarse en el proceso electoral de julio del presente año.
10 de enero, 2012
Comparte

Foto: Cuartoscuro.

La Comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados analiza el dictamen de la iniciativa que reforma el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe), con el fin de hacer obligatorio el voto.

El dictamen, se informó, podría ser presentado en el próximo periodo ordinario de sesiones y aplicarse en el proceso electoral de julio del presente año.

De acuerdo con lo expresado por el diputado promovente, David Ricardo Sánchez Guevara, refirió que el voto voluntario contribuye a un mayor debilitamiento del sistema de representación política.

El legislador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) sostuvo que el voto voluntario, además, deshabilita a la ciudadanía para no sentir responsabilidad, generando un elevado ausentismo, lo que provoca el cuestionamiento de la legitimidad de los elegidos y es un motivo para la inestabilidad.

Otro argumento a considerar para el establecimiento de la obligatoriedad del voto, señaló en entrevista en San Lázaro, son los altos costos electorales.

Destacó que el hecho de destinar mayores recursos a los procesos electorales no garantiza mayor participación de los ciudadanos; prueba de ello, dijo, es el alto abstencionismo registrado tanto en las elecciones federales de 2006, como en las intermedias de 2009.

Sánchez Guevara refirió que estudios en la materia señalaron que el proceso de 2009 costó 20 mil 887 millones de pesos y también se registró un abstencionismo de 55.39%, es decir, en promedio, cada voto costó 346.68 pesos.

“En caso de que los 77.81 millones de electores inscritos en el padrón hubieran votado, el costo promedio habría sido de 153.84 pesos por cada uno”, detalló.

Esa cantidad, agregó, “quiere decir que el costo al erario público de cada ciudadano que no ejerció su derecho al voto fue de 192.84 pesos”.

Añadió que una situación similar se presentó en el proceso electoral de 2006, cuando, de un padrón de 71.37 millones de ciudadanos, hubo un abstencionismo de 41.45%.

El diputado del partido tricolor agregó que el informe sobre el financiamiento político de América Latina (Griner y Zovato, 2004), refirió que las elecciones federales del año 2000 fueron las más costosas de la región, con un monto de 921 millones de dólares.

Mencionó que en 2004, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Fundación Internacional para Sistemas Electorales (IFES) dio a conocer que México fue el país con mayor costo electoral, con 17.24 dólares por elector, no sólo de América Latina, sino de una lista de 36 países, tanto de Africa, Asia y Europa.

Adelantó que de ser aprobada su propuesta para reformar el Artículo 345 y la fracción I del inciso d) numeral 1 del Artículo 354 del Cofipe, votar ya no sería sólo un derecho, sino una obligación para la construcción de la institucionalidad republicana.

Notimex.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué no hubo huracanes en el Atlántico durante agosto por primera vez en 25 años

El primer huracán de la temporada, Danielle, apenas se formó en septiembre, algo inusual para estos fenómenos metereológicos.
7 de septiembre, 2022
Comparte

Agosto es temporada de huracanes en el Atlántico.

A lo largo de los últimos años algunos de los huracanes más devastadores han llegado durante este mes: Katrina, entre el 23 y el 25 de agosto de 2005, o Andrew, entre el 16 y el 28 de agosto de 1992, entre otros.

Sin embargo, se acabó el mes, y según los registros meteorológicos, durante este lapso de tiempo no se nombró a ningún huracán y solo tres tormentas llegaron a recibir un nombre.

Es algo que para los expertos es inusual: es la primera vez que ocurre desde 1997.

Y es mucho más inesperado después de que 2021 fuera un año récord en formación de huracanes (en una semana se registraron cuatro de estas tomentas al mismo tiempo).

Todo esto contrasta con lo que los observatorios meteorológicos habían previsto: que la temporada de huracanes sería muy similar a la del año anterior.

Para Jim Dale, meteorólogo de British Weather Services, la razón técnica para que esto haya ocurrido tiene que ver con una combinación de factores: aire seco y estable, con presencia de polvo del desierto del Sahara que evita la formación de tormentas, y vientos hostiles que han suprimido la generación de huracanes.

Agosto.

Getty Images
Huracanes que causaron serios destrozos como Katrina o Andrew ocurrieron en el mes de agosto.

“Sin embargo, no hay una explicación contundente de por qué el primer huracán de la temporada, que comenzó el 1 de junio, apareció recién en septiembre. Hay una especie de caos, que hace que en 2021 tengamos cinco fenómenos meteorológicos al mismo tiempo y este año, en más de un mes, no hayamos visto uno de consideración”, le dijo Dale a BBC Mundo.

Para Dale queda claro que el cambio climático tiene relación con este tipo de comportamientos del clima, pero no es la única explicación.

“Hay que tener algo claro: no hay una sola respuesta a este fenómeno. Lo que vemos aquí es la suma de muchos factores que coinciden en este momento. Pero tengamos muy claro que la temporada no ha terminado”, señala el meteorólogo.

El primer huracán: también inusual

Tras finalizar agosto, entonces, comenzaron a aparecer los huracanes. Al primero de la temporada se le denominó Danielle.

Pero Danielle también ha sido inusual: es el más tardío primer huracán de la temporada en el Atlántico desde 2013.

Además, “se forma en la latitud 38 norte, un lugar poco usual para estos fenómenos”, señala Dale.

Y agrega que para que los huracanes ganen potencia es necesario el impulso de una corriente cálida.

“Esto sí es una evidencia de cómo el cambio climático está afectando la presencia de estos fenómenos. Cada vez más al norte se pueden encontrar corrientes calientes, que seguirán impulsando la aparición de huracanes en esta región del planeta”, agrega.

Por otra parte, Michael Lowry, especialista en huracanes de WPLG, afiliada de Miami TV, escribió en su cuenta de Twitter que la temperatura de la superficie del mar cerca de donde se formó Danielle superó los 80 grados Fahrenheit (26ºC) por primera vez desde que se llevan registros satélitales.

“Con esa temperatura, están compitiendo con las aguas cálidas del Caribe”, agrega Lowry.

Sin embargo, tanto Dale como otros expertos señalan que este comienzo “lento” de la temporada no significa que no habrá huracanes que puedan causar serios destrozos.

“Estamos viendo una temporada por debajo del promedio, pero no podemos olvidar que las predicciones señalan que esta sería una temporada por encima del promedio y todavía falta ver cómo va a terminar“, dijo Dale.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qJW_CoGVKDk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.