close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Gane quien gane en 2012, México necesita reformas: OCDE

Ante las próximas elecciones presidenciales en México,el secretario de la OCDE consideró: “Lo que es fundamental, gane quien gane, es que haya una agenda común mínima de algunos temas, una agenda nacional de estas reformas”
8 de enero, 2012
Comparte

José Ángel Gurría, director de la OCDE. // Cuartoscuro

Gane quien gane las próximas elecciones presidenciales, México debe tener una agenda nacional mínima de reformas para crecer a mayores tasas y crear los empleos que se necesitan, estimó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El secretario general del organismo internacional, José Ángel Gurría Treviño, dijo que el crecimiento económico en México es mejor que en la mayoría de los países, pero insuficiente y sin la “velocidad de crucero” que le permita crear el millón de empleos que se requieren cada año.

Destacó que la economía mexicana está en mejores condiciones para enfrentar la actual crisis mundial, la cual calificó como la peor de la historia económica moderna, pero no se debe caer en complacencia porque el país tiene enormes retos.

De visita al país, donde esta semana presentará una serie de estudios de la OCDE, señaló que para crecer a tasas mayores y crear empleos suficientes, es crucial que México mantenga la estabilidad económica, pero también hacer reformas estructurales y sociales.

Subrayó en entrevista con Notimex que “las reformas tienen que ser la señal fundamental que dé México”, entre ellas la laboral, la educativa o la energética, pero sobre todo la fiscal, pues le permitiría al Estado tener recursos suficientes para promover el crecimiento y, al mismo tiempo, atender a los más vulnerables.

También, dijo, hay que impulsar reformas sociales en sectores como el de salud, educación, innovación o infraestructura, porque esta crisis global, como en el resto del mundo, ha aumentado el número de pobres y de personas vulnerables en el país.

Además, porque México es un país con desigualdad, la cual subió mucho hasta el año 2000, y aunque ha bajado desde ese año, aún es tres veces mayor que el promedio de la OCDE, casi el doble que en Estados Unidos o cuatro veces más que en Alemania.

Ante las próximas elecciones presidenciales en México, el próximo 1 de julio, el funcionario de la OCDE consideró: “Lo que es fundamental, gane quien gane, es que haya una agenda común mínima de algunos temas, una agenda nacional de estas reformas”.

Gurría Treviño estimó que de aquí a septiembre próximo, cuando cambia la actual legislatura, es posible avanzar en estos cambios estructurales, aunque “el proceso tiene que seguir”, incluso con el cambio de gobierno.

Ello, porque aunque la economía mexicana no tiene los problemas de deuda de los países europeos, tiene que crecer más, generar más empleo y ser más productivo en un mundo competitivo, planteó.

“Siempre he expresado que México no merece la mediocridad de la media tabla, usando un ejemplo futbolístico; que hay que aspirar a estar en el liderato, ir a la liguilla”, argumentó en las oficinas del Centro de la OCDE en México para América Latina.

En su opinión, la crisis que vive el mundo es la peor “en la historia económica moderna”, y no puede decirse que ésta ha terminado mientras se tenga un desempleo de más de 10 por ciento, por lo que previó que habrá “incertidumbre para rato”.

“Mientras tengamos ese nivel desempleo, no podemos decir que se ha superado la crisis, pero también no hay que ignorar, en el caso americano particularmente, que empiezan a darse algunas señales de mejoría”, precisó.

Insistió en que México se encuentra en una mejor posición para enfrentar este entorno internacional adverso, pues con base en experiencias difíciles, como las crisis del pasado, ahora tiene prácticas macroeconómicas sanas.

Ello le ha permitido contar con un sistema financiero estable y bien capitalizado, una inflación que aunque está por arriba del promedio de la OCDE tiende a la baja, o un alto nivel de reservas internacionales, expuso el ex secretario de Hacienda mexicano.

Así, ante la incertidumbre mundial, México tiene mejores condiciones, pero “que ni haya complacencia, ni echen a sonar las campanas, porque tenemos enormes retos”, pues la mitad de la población aún tiene grandes necesidades, con condiciones de desigualdad muy grandes, y hay retos de infraestructura, de competitividad y de productividad.

La economía mexicana crece a tasas por arriba de la mayoría de los países, estimadas por la OCDE en 3.3 y 3.6 por ciento para 2012 y 2013, en ese orden, cuando para el promedio del organismo se prevé en 1.6 y 2.3 por ciento.

Sin embargo, acotó Gurría, México no está creciendo todavía “a la velocidad de crucero”, que es la que permite crear un millón de empleos al año para salir a mano con la demanda.

“Quisiera citar al gobernador del Banco de México que hizo un comentario muy prudente, muy sensato en el sentido de que el crecimiento de México es mejor que la mayor parte de los países, pero al mismo tiempo no es suficiente, porque apenas se está generando la mitad de los empleos que el país necesita, ahí está el reto”, expresó.

Aclaró que si México está en mejores condiciones, también “es porque los demás (países) están muy mal”, por lo que insistió en mantener la estabilidad macroeconómica e impulsar las transformaciones estructurales.

Como parte de las actividades que tendrá en la capital mexicana durante esta semana, el secretario general de la OCDE se reunirá con el presidente Felipe Calderón, así como con autoridades económico-financieras del país.

Dentro de su agenda pública, encabezará este lunes 9 de enero la presentación del “Estudio territorial de Chihuahua”, acompañado por el gobernador de esa entidad, César Duarte.

El martes participará en la Tercera Conferencia Anual sobre Mejora Regulatoria de la OCDE y la Secretaría de Economía, y luego estará en la presentación del estudio “Políticas de protección civil en México”.

El 11 de enero acudirá a la presentación del estudio sobre la contratación pública “Aumentar la eficiencia e integridad para una mejor asistencia médica: Instituto Mexicano del Seguro Social”, un trabajo conjunto entre la OCDE y el IMSS.

Ese mismo día intervendrá en el evento “Diálogo internacional sobre estrategias para el crecimiento verde”, organizado por la OCDE, el Banco Mundial, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, el Global Green Growth Institute y el Instituto Nacional de Ecología.

Gurría Treviño finalizará su visita a México el próximo jueves con su participación en el Seminario de Perspectivas Económicas 2012 “Reto económico en el entorno de crisis internacional”, organizado por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

Aunque estaba previsto que esta semana también presentara el estudio de la OCDE sobre el sector de las telecomunicaciones en México, el evento se pospuso para el próximo 25 de enero.

Notimex

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

¿Lavar o no lavar el pollo crudo?: resurge la polémica sobre qué hacer antes de cocinar el ave

Los Centros para el Control de Enfermedades en EE.UU. lanzaron una nueva recomendación para el manejo del pollo crudo que encendió el debate en las redes, si no en las cocinas.
Getty Images
2 de mayo, 2019
Comparte

Muchas personas todavía tienen la costumbre de lavar el pollo crudo.

¡No laven el pollo crudo!

Esa fue la alerta que recientemente salió publicada en la cuenta de Twitter los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés).

La explicación de la agencia gubernamental de protección de la salud es que el lavar el ave puede propagar microbios a otros alimentos y utensilios de cocina.

Aunque el argumento tiene sentido, la recomendación encendió el debate en las redes sociales sobre la manera más segura de tratar el pollo antes de cocinar.

Algunos reaccionaron con asco, señalando los días que pueden pasar las presas de pollo en sus empaques flotando en “porquería” e insistiendo en que continuarían lavando el ave.

Otros optaron por burlarse de la propuesta, como @Tha1truth que “agradeció” a los CDC por la advertencia ya que “Lo primero que hacía antes de lavar el pollo era sacar toda la vajilla y meterla en el lavabo con el pollo antes de lavarlo”.

Y unos más simplemente comentaron que lo que se podía hacer después de lavar el pollo era lavar el lavabo.

Si bien los CDC reconocieron que no querían alarmar, fueron enfáticos en su postura, asegurando que la mejor manera de matar las posibles bacterias del pollo es cocinándolo bien.

“No se deben lavar ni el pollo, ni otras carnes ni huevos antes de cocinar. Puede propagar microbios por toda la cocina”.

Peligro de intoxicación

Hace unos años, la Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido (FSA por sus siglas en inglés) ya había advertido que lavar el pollo antes de cocinarlo aumenta el riesgo de propagación de la bacteria campylobacter en las manos, las superficies de trabajo, la ropa y utensilios de cocina a través de la salpicadura de gotas de agua.

Mujer sacando un pollo del horno
Getty Images

Para evitar el contagio de la bacteria campylobacter, el pollo debe estar bien cocido.

La FSA hizo esta advertencia en junio de 2014, tras descubrir que en ese país el 44% de las personas lava el pollo antes de cocinarlo.

Las razones más citadas por las que las personas lavan esta ave de corral fueron para eliminar el sucio o los gérmenes, o porque siempre lo habían hecho.

La enteritis por campylobacter es una de las causas más comunes de intoxicación alimentaria. Sobre todo cuando se viaja.

Normalmente la infección se debe al consumo de aves crudas, vegetales frescos o leche sin pasteurizar.

Esta bacteria se contagia al comer o tomar alimentos infectados, y según el sitio MedlinePlus, puede causar diarrea, dolor abdominal, fiebre, náuseas y vómito.

Secuelas

Bacteria de campylobacter

Getty Images
La bacteria de campylobacter causa enteritis que puede tener secuelas graves.

La mayoría de las personas sólo están enfermas durante unos pocos días, pero puede ocasionar problemas de salud a largo plazo.

El síndrome de intestino irritado y el síndrome de Guillain-Barré, que ataca el sistema nervioso periférico, pueden surgir como consecuencia de una infección con esta bacteria.

También puede ocasionar la muerte. Las personas con más riesgos son niños y de edad avanzada.

“A pesar de que las personas tienden a seguir las recomendaciones para manipular aves de corral, como lavarse las manos después de tocar un pollo crudo y asegurarse de cocinarlo completamente, nuestra investigación indica que lavar el pollo crudo es una práctica extendida”, señaló en ese entonces la presidenta de FSA, Catherine Brown.

“Es por esto que hacemos un llamado para que la gente deje de lavar el pollo crudo. También queremos crear conciencia de los riesgos de contraer campylobacter como resultado de una contaminación cruzada”.

Normalmente el tratamiento para una infección con esta bacteria consiste en tomar abundante agua; comer pequeñas porciones de alimentos durante el día, en vez de grandes cantidades en el desayuno, almuerzo y cena; llevar una dieta alta en potasio, así como ingerir comidas saladas.

Tratamiento con cloro

Planta de procesamiento avícola

Getty Images
Las plantas de procesamiento avícola en Estados Unidos lavan el pollo con dióxido de cloro.

Las regulaciones alimentarias en EE.UU. exigen que las plantas de producción avícola deben tratar el pollo con procesos antimicrobianos conocidos como tratamientos de reducción de patógenos.

En los mataderos, después de sacrificar el animal, desplumarlo y eviscerarlo, se le administra un “procedimiento de lavado final” en el que se le aplica químicos, generalmente una solución de dióxido de cloro, para reducir la prevalencia de salmonella o campylobacter.

Curiosamente, este procedimiento se ha convertido en un obstáculo para la importación de pollo de EE.UU. a la Unión Europea.

Uno de los argumentos de la UE contra el pollo clorado es que fomenta descuido entre los consumidores en el momento de manipular esa carne cruda en sus casas.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=t0SeGupAff0

https://www.youtube.com/watch?v=3rcExl9PeFo&t=4s

https://www.youtube.com/watch?v=A5kJDajjd14

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.