close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Norma Andrade fue dada de alta por amenazas contra médicos

Familiares de la activista señalan que se encuentra sin la atención hospitalaria que necesita luego que fuera dada de alta cuatro días después de ser baleada
Por Paris Martínez
4 de enero, 2012
Comparte

Manifestación en apoyo a la activista Norma Andrade.

A doce días de que la activista Norma Andrade abandonara Ciudad Juárez, donde el pasado 2 de diciembre fue baleada por desconocidos, sus familiares denunciaron que ésta se encuentra sin la atención hospitalaria que su frágil estado de salud requiere (a causa de las cinco balas que impactaron contra su cuerpo), luego  que fuera dada de alta cuatro días después del ataque, ante las amenazas que recibieron los médicos que la trataban.

El pasado 6 de diciembre, señala una misiva redactada por Malú García, hija de la activista atacada, “personas desconocidas hablaron por teléfono al nosocomio donde se encontraba hospitalizada mi mamá, amenazando al personal, diciéndoles que si no la sacaban de ahí empezarían a atentar contra los enfermeros y médicos, lo que provocó que minutos más tarde, y de manera inesperada, dieran de alta a mi mamá”.

Desde entonces, señala la misiva, los apoyos que le fueron ofrecidos por las autoridades, consistentes principalmente en la vigilancia médica y los fármacos que requiere Norma Andrade (quien recibió dos balazos en el hombro izquierdo, uno en la mano derecha, uno en el tórax y otro en el pecho), “desafortunadamente no se han cumplido”, denunció su hija.

“El estado de Chihuahua no se quiso hacer responsable de la atención médica -detalló Malú García-, y sólo se comprometió a gestionarla ante la Comisión Nacional para Prevenir la Violencia contra las Mujeres (Conavim), cuya titular, Dilcya García, se comprometió a hacer las gestiones ante el ISSTE para que fuera atendida mi mamá, apoyo que estamos esperando desde entonces.”
Cabe destacar que, según el parte médico rendido a la familia antes de echar a la activista del hospital juarense donde era atendida, las lesiones sufridas “ponen en peligro su vida, dejan consecuencias médico-legales y tardan mucho tiempo en sanar”, ante lo cual la hija de Norma Andrade reclamó tanto al gobierno federal como al estatal “acordarse” de sus promesas, ya que hasta la fecha todos los gastos médicos han sido cubiertos por su familia.

El exilio
Norma Andrade fundó en 2001 la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa, en Ciudad Juárez, luego de que su hija Lilia Alejandra fuera secuestrada en febrero de aquel año, sometida por desconocidos a torturas sexuales durante cinco días y luego asesinada.

Durante la última década, Nuestras Hijas de Regreso a Casa ha documentado cientos de casos de mujeres desaparecidas o asesinadas en Ciudad Juárez, donde el fenómeno del feminicidio viene siendo denunciado, al menos, desde 1993.

Cuando el pasado 2 de diciembre Norma Andrade fue balaceada, mientras abordaba su vehículo, las autoridades estatales tildaron el ataque como un intento fallido de robo de auto, desvinculando el hecho de su trayectoria como defensora de los derechos humanos en Chihuahua.

Sin embargo, explicó su hija Malú, el 6 de diciembre, es decir, cuatro días después del atentado y horas antes de que el hospital en que era atendida recibiera amenazas anónimas contra su personal, en la primaria en la que trabaja Norma Andrade como profesora apareció una manta en la que sus presuntos atacantes “amenazan a la Policía Ministerial (que investiga la agresión), así como a las diputadas de la Comisión contra los Feminicidios de la Cámara de Diputados”, que un día antes visitaron el estado para solidarizarse con las activistas.

Y luego de que la activista herida fuera expulsada del hospital que la atendía, prosigue Malú, “mi mamá y yo permanecimos los siguientes días en un hotel de la ciudad, resguardadas por elementos federales y ministeriales (.) Desafortunadamente, el hotel pidió que se retirara la escolta o que nos fuéramos del lugar”.

Es así como, a finales de diciembre, Norma Andrade y Malú García aceptaron el apoyo ofrecido por la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal para ser trasladadas a la Ciudad de México, donde reciben ya protección de agentes locales.

No obstante, advierte Malú, en su misiva, el gobierno de Chihuahua debe cumplir el compromiso de proporcionarles una vivienda, mientras que, en conjunto con las autoridades federales, deben honrar la promesa de brindarle todo el apoyo médico requerido, así como seguridad para ellas y el resto de sus familiares.

Por ello, Malú García solicitó a la ciudadanía apoyarla para presionar a ambos niveles de gobierno, para lo cual pide escribir mensajes personales al gobernador de Chihuahua, César Duarte (a través de su cuenta en Twitter, @GoberDuarte, o del correo [email protected]com); así como a Omeheira López Reyna, titular de la Unidad para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (@omeheira, [email protected]) y a Dilcya García, titular de la Conavim ([email protected]).

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es el tankering, práctica que utilizan algunas aerolíneas para ahorrar dinero

Algunas aerolíneas que prometen reducir sus emisiones contaminantes utilizan esta cuestionada práctica, que contamina tanto como "una ciudad de 100 mil habitantes.
13 de noviembre, 2019
Comparte

El valor del combustible es uno de los principales costos operativos que tienen las aerolíneas.

También es uno de los gastos que más varía, no solo porque el precio del petróleo fluctúa, sino también porque es diferente en cada país (e incluso hay variaciones dentro de los países).

Por ello, no sorprende que muchas aerolíneas busquen formas de reducir ese gasto.

Pero una de las prácticas comúnmente utilizadas para este fin está siendo denunciado por su dañino efecto medioambiental.

Se trata del “tankering”, la práctica de acarrear combustible extra en los aviones para no tener que cargar en destinos donde las tarifas son más altas.

Esto representa un ahorro para la aerolínea, pero tiene un costo para el planeta: hace que el avión sea más pesado y, por ende, que consuma más combustible, liberando más dióxido de carbono.

Según el corresponsal de Medio Ambiente de la BBC Justin Rowlatt, el tankering se utiliza ampliamente en la industria aeronáutica.

Y, solamente en Europa, las emisiones contaminantes que genera la práctica equivalen a las de una ciudad con una población de 100.000 habitantes.

Un tanque carga combustible en un avión

BBC
Cargar combustible es más caro en algunos aeropuertos que en otros.

En un informe publicado en junio pasado, la Organización Europea para la Seguridad de la Navegación Aérea (Eurocontrol) estimó que las aerolíneas europeas ahorraron unos US$293 millones al año gracias al tankering.

El costo ambiental, según el organismo, fue de 901.000 toneladas métricas de dióxido de carbono.

La investigación de la BBC

Una investigación realizada por el programa televisivo Panorama, de la BBC, reveló que algunas aerolíneas que se han comprometido a mejorar sus prácticas medioambientales también utilizan el tankering.

International Airlines Group (IAG), la compañía propietaria de British Airways (BA), ha dicho que busca ser la líder mundial en sostenibilidad.

IAG recientemente mostró sus credenciales ambientales comprometiéndose a lograr cero emisiones netas para 2050.

BA incluso se jacta de utilizar un papel más ligero para hacer su revista de a bordo, para reducir el peso de sus aviones.

Sin embargo, documentos internos obtenidos por el programa Panorama revelaron que la aerolínea británica transportó hasta seis toneladas de combustible extra para evitar pagar costos más altos en algunos destinos.

Fuentes de la empresa reconocieron a la BBC que la aerolínea, al igual que muchas compañías rivales que operan rutas de corta distancia en Europa, utiliza un software que calcula si resulta económicamente beneficioso utilizar el tankering.

Avión de British Airways

Reuters
BA reconoció que usa el tankering pero aseguró que es una de las aerolíneas que menos contaminan debido a esta práctica.

También destacaron que la práctica es muy común en la industria, en especial en Europa donde “existen considerables diferencias de precios (para cargar combustible) entre los aeropuertos (de distintos países)”.

Según Eurocontrol, una de cada cinco aerolíneas europeas utiliza el tankering.

La BBC halló evidencias de que incluso la popular línea low-cost EasyJet usa esta práctica.

Y BA asegura que las emisiones extras que produce por el tankering representan apenas el 2% del total europeo.

No obstante, la investigación de Panorama halló que BA produjo 18.000 toneladas métricas adicionales de dióxido de carbono en 2018 gracias a esta práctica.

La respuesta de BA

En respuesta al informe, la aerolínea británica anunció que revisará sus políticas de ahorro de combustible.

Hablando ante inversores el viernes, el director ejecutivo de IAG, Willie Walsh, dijo que la aerolínea quería asegurarse de que no estaba “incentivando el comportamiento incorrecto“.

“Claramente el ahorro financiero nos incentivaría a hacer tankering, pero tal vez esto no sea lo correcto ni el incentivo correcto”, señaló.

“Por lo tanto, queremos asegurarnos de que nuestros incentivos estén alineados con las actividades correctas, para garantizar la sostenibilidad financiera, pero también la sostenibilidad ambiental“, dijo.

John Sauven

Getty Images
John Sauven, de Greenpeace, desconfía de las aerolíneas y exige más intervención estatal.

Sin embargo, los críticos de la industria aeronáutica, como la organización medioambiental Greenpeace, afirman que el uso generalizado del tankering socava las promesas de la aviación de que está comprometida a reducir sus emisiones de carbono.

John Sauven, director ejecutivo de Greenpeace en Reino Unido, le dijo a la BBC que el tankering era un “ejemplo clásico de una compañía que pone las ganancias antes que el planeta”.

Para Sauven, el anuncio de que BA revisará sus prácticas en respuesta a la investigación de Panorama muestra cómo esa industria ha tratado el cambio climático “como un problema de relaciones públicas“.

“Es por eso que necesitamos objetivos de reducción (de dióxido de carbono) impuestos por el gobierno, para asegurar que las aerolíneas se responsabilicen por el daño que causan sus emisiones”, afirmó.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=rCXa2gRXlcM

https://www.youtube.com/watch?v=VhMGk9zH0Zo

https://www.youtube.com/watch?v=QWwnV83nGzY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.