close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
59% de los mexicanos creen que la colonia en la que viven es insegura
La Encuesta Nacional de Parametría señala que el país está en su nivel más bajo de percepción de seguridad en lo que va del sexenio.
Por Parametría
2 de febrero, 2012
Comparte

¿Qué ha sentido la gente dentro de sus barrios y colonias, en medio de una guerra entre el gobierno federal y el narcotráfico? La consultoría y casa encuestadora Parametría se lanzó a buscar la respuesta.

El resultado fue que el 59% de la gente cree sentirse menos segura que antes al caminar por las calles.  Este porcentaje es el más alto en la serie “Encuesta Nacional de Vivienda Parametría” que se aplica anualmente desde el año 2005.

6 de cada 10 percibe inseguridad en su colonia

A poco más de cinco años del inicio de la lucha contra el narcotráfico, 59% de los mexicanos creen que la colonia en la que viven es insegura; el porcentaje más alto en la serie de Parametría.

La colonia, continuamente considerada como el ámbito más seguro, es percibida por la mayoría como insegura, de acuerdo con los datos de la más reciente Encuesta Nacional en Vivienda de Parametría.

Da click para ampliar.

Hacia junio de 2005, cuando inició la medición, 75% de los mexicanos creían que su colonia era en alguna medida segura. A partir de esa fecha, los niveles de percepción de seguridad han caído constantemente, primero al 69% en agosto de 2007 (ya iniciada la estrategia del presidente Felipe Calderón de combate al narcotráfico), y un año después a 51%.

En los resultados de la última medición se aprecia que en todos los espacios considerados (colonia, municipio o delegación, estado o DF y país) son mayoría los que perciben grados bajos o nulos de seguridad.

Da click para ampliar.

Es el país el que acumula más menciones como el espacio territorial menos seguro. Para enero de este año -cuando de acuerdo a cifras oficiales suman 47 mil 515 muertos por la lucha contra el narco en lo que va del sexenio-, 90% opinó que México era poco o nada seguro.

En lo que se refiere al municipio, 69% cree que viven en uno poco o nada seguro, siendo la segunda cifra más alta desde agosto de 2007, cuando iniciaron las mediciones de este territorio.

Da click para ampliar.

Al igual que el caso de las colonias, la serie inicia con un dato en el que la mayoría veía seguridad en su municipio.

A medida que crece el territorio, aumenta la sensación de inseguridad. Así, en lo que se refiere a la entidad federativa en la que se reside, 79% ve poco o nada seguro.

Da click para ampliar.

Aunque se trata de una cifra alta, no es la cumbre en la serie de Parametría. Fue en la medición correspondiente a agosto de 2011 en la que más mexicanos dijeron que su estado era poco o nada seguro, con 93% que así respondió.

 

Da click para ampliar.

58% de los encuestados creen que es el narcotráfico, enfrentado al gobierno, el que va ganando la lucha declarada en diciembre de 2006, cuando el Ejército mexicano asumió tareas de combate contra el crimen organizado.

Cabe mencionar que en 11 meses (febrero 2011 a enero 2012), disminuyó 17 puntos la posición que cree que el narco va ganando, mientras que aumentó en 13 puntos el porcentaje que cree que es el gobierno el que lleva la delantera en el enfrentamiento.

Da click para ampliar.

Un comportamiento estudiado en opinión pública es que la gente tiende a pensar el futuro en términos optimistas (wishful thinking), es decir, cuando las personas esperan, no siempre con fundamentos, que en la prospectiva mejorarán las condiciones (políticas, económicas, de seguridad, etcétera).

Hasta agosto de 2010, con altibajos, eran más quienes pensaban que la guerra contra el narco la ganaría el gobierno mexicano.

Da click para ampliar.

A partir de febrero de 2011 son mayoría los que creen que es el crimen organizado el que ganará la lucha. Aunque hay que apuntar que se acercan de nuevo las dos posiciones, 41% apuesta por el narco, 38% por el gobierno, y que se cierra la brecha de febrero del año pasado, cuando eran 20 puntos los de diferencia entre una y otra posición.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Rafael Correa sobre el arresto de Julian Assange: Es una de las traiciones más grandes en la historia latinoamericana
El expresidente de Ecuador, Rafael Correa, arremetió contra el actual mandatario del país, Lenín Moreno, en su análisis sobre la detención del fundador de WikiLeaks, Julian Assange.
12 de abril, 2019
Comparte

Una venganza personal y una traición. En estos términos califica el expresidente de Ecuador Rafael Correa la expulsión del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, de la embajada ecuatoriana en Londres y su posterior arresto este jueves.

Correa señala directamente al actual presidente de su país, Lenín Moreno, como responsable de “una de las traiciones más grandes de la historia latinoamericana”.

En entrevista concedida a la BBC en Bruselas, Bélgica, Correa afirmó que la detención de Assange no le sorprende, aunque sí le resulta increíble “la brutalidad con la que se llevó a cabo”.

Cuestión de horas

“La suerte de Julian Assange ya estaba echada”, dijo Correa, que presidió Ecuador de 2007 a 2017.

“Desde el inicio de su gobierno, Lenín Moreno negoció con Estados Unidos la entrega de Julian Assange; eso ya se sabe, no es opinión, hay pruebas.

“Cuando recibió a Paul Manafort (exconsejero de Donald Trump) el 30 de mayo de 2017, testigos presenciales dicen que el mismo Lenín Moreno ofreció entregar a Julian Assange a cambio de que EE.UU. le dé ayuda financiera.

“Luego recibió al vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, el año pasado y acordaron tres cosas: aislar a Venezuela, dejar en la impunidad a Chevron y sacar a Julian Assange de la embajada de Ecuador”, señaló.

Mike Pence y Lenín Moreno

Getty Images
El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, visitó Ecuador en junio de 2018.

“Lenín Moreno es una marioneta de Estados Unidos”, denunció el exmandatario.

Caso de corrupción

Para Correa, el elemento que terminó por acelerar el desenlace de este jueves fue la difusión por parte de WikiLeaks de los Papeles INA, un caso de corrupción que supuestamente involucra a Moreno y su familia.

“El último factor fue que WikiLeaks publicó hace unos días un caso de corrupción muy serio que implica a la familia de Lenín Moreno y al propio Lenín Moreno”, señaló el exmandatario.

“Es el final para él, terminará en la cárcel. Por eso, por venganza, quiso sacar a Assange de la embajada antes de salir del gobierno”.

Respeto al derecho internacional

Correa reveló que durante su presidencia, el gobierno ecuatoriano mantuvo conversaciones sobre el caso Assange, también con Suecia, “en el más estricto marco de respeto mutuo”.

“Somos -o éramos- un país soberano, no teníamos que pedir permiso a nadie para otorgar un asilo”, expuso.

Julian Assange, fundador de WikiLeaks

Getty Images
El asilo a Julian Assange en la embajada de Ecuador lo concedió el gobierno de Rafael Correa en junio de 2012.

“Jamás hemos querido impedir la marcha de la justicia, como se quiso decir en un momento. Suecia siempre pudo interrogar a Julian Assange en la embajada, como finalmente lo hizo, pero después de muchos años”.

El exmandatario contó que su gobierno revisó el caso de Assange durante dos meses antes de concederle el asilo en junio de 2012 y explicó por qué lo aprobaron.

“No estuvimos de acuerdo con todo lo que (Assange) hizo. Por ejemplo, creo que los países sí necesitan mantener alguna información confidencial.

“Lo que quisimos impedir después de estudiar su caso es que lo extraditaran a EE.UU. donde los halcones norteamericanos querían juzgarlo con una ley que incluía la pena de muerte.

“No tenía posibilidades de un juicio justo y podía exponerse a la pena de muerte, lo cual contradice la Constitución ecuatoriana, contradice el sistema interamericano de derechos humanos, la Convención de San José, y contradice todos los instrumentos de derechos humanos”, subrayó.

Qué pasará con Assange

El expresidente ecuatoriano le dijo a la BBC que, durante su gobierno, tanto Reino Unido como Estados Unidos no se atrevieron a presionarle a él directamente, aunque sí hubo conversaciones entre cancilleres y embajadores.

Rafael Correa, expresidente de Ecuador

BBC
Rafael Correa ve inevitable la extradición de Julian Assange a Estados Unidos.

“El gobierno británico fue muy arrogante, no quisieron ser flexibles. La solución estaba en sus manos, que le hubieran dado un salvoconducto para que abandonara la embajada”, opinó.

En cuanto a lo que pasará con el fundador de WikiLeaks a partir de ahora, Correa tiene una imagen bastante clara: “Yo creo que va a ser extraditado, espero que no lo sea, pero no veo otra opción. Para eso lo sacaron de la embajada, para entregárselo a los estadounidenses”.

*La entrevista fue realizada por Bruno Boelpaep, periodista de la BBC en Bruselas.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=mfGm5vf86M8

https://www.youtube.com/watch?v=gYz4XUuO_rk

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.