close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
close
Cherán: 4 años de exigir justicia
Por Alejandra del Castillo
8 de febrero, 2012
Comparte

Naciste Purépecha y reconoces Cherán como tu tierra. En tu historia está marcado el 15 de abril de 2011. Pero antes, recuerdas que desde el 2008 veías pasar los camiones llenos de la madera de tus bosques, la devastación venía. Hiciste la denuncia al gobierno estatal y federal, pero sólo recibiste desprecio e indiferencia.

De aquel bosque de 27 mil hectáreas, 20 mil habían sido deforestadas por los talamontes y no sólo eso, después de talar habían quemado el terreno, la tierra ardía… el cerro de Pacaracua ardió por todo un año frente tus ojos.

Conflicto en Cherán, Michoacán.//FOTO: Cuartoscuro

Volviste a pedir ayuda, primero al Ayuntamiento, también a los diputados, al Gobernador, a las autoridades estatales y también a las federales, todos les dijeron que ese asunto no era de su competencia.

Vino el 2010 y comenzaste a organizarte, supiste que si levantabas la voz serías privado de tu libertad, extorsionado o amenazado, pero eso no te amedrentó. Entonces llegó la madrugada del 15 de abril de 2011 y decidiste tomar los caminos para poner un alto. Tú, la mujer comunera de Cherán, tus jóvenes y tus niños, salieron a detener a los que se estaban llevando la madera en un acto criminal, los detuviste y resguardaste a cinco de ellos como delincuentes en la inmediaciones del Calvario.

Más tarde la policía municipal escoltaría a los representantes del crimen organizado para que pudieran salir de Cherán.
Sonaron las campanas desde la iglesia del Calvario y llamaste a todos para proteger tus bosques y luchar por la justicia. Te organizaste en 190 fogatas y cuatro barricadas en las entradas de tu pueblo. Harías guardia en ellas sin importar si era de día o de noche, si eras hombre, mujer, joven o niño, ahí estarías.

Una semana después marchaste para pedirle al gobernador Leonel Godoy su ayuda y apoyo. Él nunca te recibió, estaba muy ocupado inaugurando algunas obras en Tierra Caliente. Dos días después, fueron asesinados Armando Hernández y Pedro Urbina por defender sus bosques, ellos serían los primeros de una lista de desaparecidos.

Las fogatas en Cherán eran el punto de reunión, en ellas aprovechabas para dialogar y hacer comunidad, ahí se consolidó una idea que venía fraguándose desde el 2008: entendiste que los partidos políticos lesionan la integridad y la unidad de la comunidad.

Empezaste con tu alcalde Roberto Bautista Chapina representante del PRI en junio de 2011, a quien después de investigarlo por sus actos de corrupción, desviación de recursos y enriquecimiento ilícito, le pediste su renuncia de forma pacífica.

Decidiste que no querías más partidos políticos y tu siguiente objetivo fue cancelar la elección para alcalde. Solicitaste al Instituto Electoral de Morelia (IEM) desde el 31 de agosto de 2011 a través Coordinación General del Movimiento de Lucha de la Comunidad Indígena de Cherán, respetar y respaldar el acuerdo de nombramiento de tus autoridades con base al derecho indígena o usos y costumbres de la comunidad.

Habitantes de Cherán, Michoacán.//FOTO: Cuartoscuro

El IEM se declaró incompetente para darte resolución y no bajaste los brazos, acudiste al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y demandaste la preservación de tu cultura a través del derecho consuetudinario y la autoorganización y esperaste por la resolución.

No hubo condiciones para la instalación de casillas y lograste la cancelación de los comicios para la elección de diputado y gobernador el 13 de noviembre de 2011.

Participaste en una consulta que realizó el IEM para determinar si la elección de tus autoridades se realizaría conforme al derecho indígena por usos y costumbres, entonces los cuatro barrios de Cherán levantaron bien el brazo para expresar que sí.

La administración de Roberto Bautista fue muy obscura y entregó su cuarto y último informe de gobierno el 8 de diciembre de 2011 ante el Congreso del Estado de Michoacán sin un acto público y solemne, terminó su periodo como una figura decorativa nada más.

Te organizaste para tener representantes provisionales en la conformación del Concejo de Gobierno comunitario. Elegiste tres representantes por cada barrio, después de proponerlos, argumentar por ellos y luego votarlos.
Esperaste el domingo 22 de enero de 2012 para hacer la elección de tus autoridades por usos y costumbres tal como lo hacían tus abuelos.

Propusiste a los candidatos por ser honorables y respetables en tu comunidad. Hablaste sobre ellos y usaste palabras como: honesto y trabajador para proponerlos en la integración del Concejo Mayor del Gobierno Comunal. Luego tuviste oportunidad de escuchar a los comuneros propuestos.

Ese día fuiste a votar, pero no había urnas ni votos secretos. Los comuneros propuestos se pusieron al frente y tú te formaste detrás de ellos para mostrar apoyo. Votaste de frente y frete a todos. En tus actos no se escondió nunca la democracia.

En resultado de aquel ejercicio elegiste tres representantes por cada uno de tus barrios. Decidiste que Salvador Estrada Castillo, Salvador Tapia Servín, Trinidad Estrada Avilés, Jafet Sánchez Robles, Trinidad Ninis Pahuamba, Gloria Fabián Campos, Héctor Durán Juárez, Antonio Durán Velázquez, Trinidad Ramírez Tapia, José Guadalupe Tahandón Chapina, Francisco Fabián Huaroco y Gabino Basilio Campos integraran el Concejo Comunal.

Todos ellos se mantendrán en labores en el Concejo por un periodo de tres años, siete meses, a menos que por su mal desempeño los remuevas de sus puestos en cualquier momento si así lo determina la asamblea del barrio correspondiente.

El sábado 4 de febrero te preparaste para la toma de protesta de los integrantes del Consejo Comunal al día siguiente.
La madrugada del 5 de febrero llamaste con el canto de caracoles a la comunidad para ir al cerro de San Marcos para hacer el ritual del fuego nuevo. La noche te acompañó en una caminata hasta el lugar sagrado donde permanece la piedra del Gran Toro.

En las faldas del cerro y en plena obscuridad con las rodillas a la tierra pediste permiso y fuerza para que los ancestros te permitieran iniciar el camino cuesta arriba.

Invocaste al abuelo Fuego y le expresaste tu interés para llevar a cabo la ceremonia. Pediste paz en la comunidad y en el pueblo Purépecha. Pediste respeto a los bosques y la naturaleza. Pediste fuerza sus corazones. Pediste salud, solidaridad y justicia. Queremos la vida, versaste.

Dijiste: Para practicar la justicia no hay que pedírsela a nadie, hay que tomarla.

Le pediste al abuelito Fuego que alumbre los caminos, recordaste que Tatá Jurhiata es justicia y no le niega la luz a nadie. Cantaron los caracoles a los cuatro puntos cardinales pidiendo la bendición a los cuatro elementos.

Pediste luz y fuerza para los que van a representarte, entregaste el bastón de mando en símbolo de sabiduría y servicio a la comunidad. Luego cantaste y le hiciste una ofrenda al fuego: le diste pan, le diste flores, le diste el dulce sabor del pinole. Cantaste y luego bailaste con la llegada del amanecer.

Esperaste preparado la llegada del medio día y de cada barrio salieron en desfile hacia la plaza mayor. Venían de fiesta todos: las mujeres, los hombres, los jóvenes y los niños acompañados de baile y música de banda.
Se congregaron en el la plaza alrededor de una ofrenda hecha con agujas de pino, flores, semillas, mazorcas, piñas de pino, agua y animales. Cuando estaban todos juntos inició la ceremonia.

Presentaste a tus invitados, los que integran la comunidad; a los jóvenes abogados que llevaron el proceso de Cherán para resolver la elección de sus autoridades por usos y costumbres; a los representantes del Congreso, el IEM, la Universidad Michoacana, y de la ONU; a los integrantes de la caravana del poeta Javier Sicilia, a los integrantes de La otra campaña y a los amigos que permanecieron siempre al pendiente de la lucha de Cherán.

Llamaste a las comunidades vecinas a vivir en paz y demandaste respeto.

Celebraste el hecho histórico que hoy les acontecía con la toma de protesta de tu nuevo Gobierno Comunal en el rescate de sus costumbres y valores.

Llamaste de nuevo a detener la devastación de tus bosques y celebraste el heroísmo de toda la comunidad.

Hiciste paso a paso una reseña de tu historia con el movimiento y recordaste que Cherán sigue en lucha.

A tus nuevos representantes les recordaste que deben servir y no servirse, que deben representar y no suplantar, que deben construir y no destruir, que deben obedecer y no mandar, que deben dialogar para establecer acuerdos, y que deben convencer y no vencer.

Los integrantes del nuevo Concejo Comunal se presentaron frente a toda tu comunidad cubiertos de collares hechos con pan, flores, pinole, servilletas bordadas a mano y tú los reconociste. Así es como has escrito la historia de tu pueblo.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte