El nuevo glamour de la plata mexicana
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El nuevo glamour de la plata mexicana

La moda mexicana del Siglo XXI le ha dado otra cara al tradicionalismo de la plata mexicana
Por Gabriella Morales-Casas
12 de febrero, 2012
Comparte

La joyería en plata ya no tiene que ser una pieza de souvenir. Los nuevos diseñadores mexicanos han llevado el metal .925 hasta la pasarela, y muchos de ellos, con diseños de marcada mexicanidad convertidos glamour.

Una de las máximas exponentes del diseño indigenista es Dalia Pascal, quien con su original brazalete “Paloma en papel Picado”, ganó la categoría profesional en el Concurso Nacional de Joyería en Plata del Siglo XXI, en 2008, organizado por el INBA.

Paloma en Papel Picado: Foto: Industrias Peñoles

Aunque es uruguaya de nacimiento, llegó en su adolescencia a México, donde estudio Orfebrería, lo que definió su pasión artesanal. En 2009, cuando lanzó su colección de bolsos y carteras, incluyó sedas y huipiles del Istmo de Tehuantepec, directamente de manos de las artesanas.

Otra joyera que combina la plata con materiales originales es Martha Vargas, creadora de piezas grandilocuentes, caracterizadas por el uso de la madera de Cuéramo, árbol de la Tierra Caliente de Michoacán, su lugar de origen.

La porosidad de esta madera permite a cada trozo “ser único”, dice la diseñadora, y por lo tanto, ninguna joya será igual a otra.

Vargas, además, ofrece talleres personalizados en las comunidades michoacanas, “para ayudarlos a comercializar productos más allá de la artesanía”, mientras que Pascal participan en programas de capacitación gubernamental con los indígenas de Guerrero y Chiapas.

Plata Martha Vargas

Piñatas de plata

Otras propuestas son las que no utilizan materiales autóctonos, sino diseños muy típicos “pero con una visión fashionista”, dice Martha Benítez, Gerente de Tendencias y Mercadotecnia de la minera Industrias Peñoles, una de las proveedoras más fuertes de la plata en el país.

Entre ellos está el taxqueño Oscar Figueroa, ganador de la Sexta Bienal Nacional de Diseño 2011, con su colección “Mosaicos del Tiempo”, elaborada con artesanos guerrerenses. También creó la colección permanente llamada “Identidades”, inspirada en nopales.

Plata Oscar Figueroa

En Guadalajara, el joyero Francisco Sánchez y sus hijas han posicionado tres líneas propias: Flora María, especializada en ámbar con plata; Citlali, de diseños prehispánicos, y Gabriela Sánchez, famosa por sus figuras de piñatas, baleros y agaves de plata con pedrería semi-preciosa.

Plata Gabriela Sánchez

Otra artista atraída a las joyas indigenistas es la oaxaqueña Cristina Palacios, distinguida por utilizar la técnica de la filigrana en plata con evocaciones a la flora y fauna de su tierra a través de sus piezas.

Dice la crítica Anna Fusoni, autoridad en la moda nacional, que el trabajo realizado por estos autores le ha dado un valor agregado a la joyería típica mexicana “han entendido muy bien que no debe ser siempre folklórica”.

Un mundo aparte es el del artista plástico Sergio Bustamante, reconocido escultor con 35 años de trayectoria, que ha transportado su obra a la joyería en plata y también a los accesorios, como los bolsos.

Gracias a su obra, cuya insignia son los rostros en lunas y soles con un guiño a lo Remedios Varo –las presentó a gran escala en la clausura de los pasados los Juegos Panamericanos de Guadalajara-, la artesanía mexicana traducida en joya tiene una fuerte presencia internacional.

Plata Sergio Bustamante

Tiempos modernos

Ante toda esta oferta, es importante mencionar que el gran boom de la moda en plata se gestó a fines de los años 90 con el impulso logrado por Daniel Espinosa -originario de Taxco, que hoy tiene boutiques hasta en Rusia-, Tanya Moss y más tarde, Mauricio Serrano.

Si bien las grandes casas de plata como el Taller de los Ballesteros, TANE o Los Castillo han sido los principales promotores de la plata .925 como pieza de lujo, fueron los diseños de vanguardia de Espinosa y Moss los pioneros en la joyería fashionista, y los que abrieron la puerta a nuevas marcas independientes.

Quedan lejanos aquellos viejos años 30 cuando el estadounidense William Spratling innovó la joyería de plata en Taxco…La moda mexicana del Siglo XXI le ha dado otra cara al tradicionalismo de la plata mexicana.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Por qué dar positivo a COVID no siempre significa estar infectado

La mayoría de personas solo están infectados durante una semana, pero pueden seguir dando positivo semanas después.
Getty Images
7 de septiembre, 2020
Comparte

El test más común para diagnosticar el COVID-19 es tan sensible que podría estar detectando fragmentos del virus que ya están muertos, según algunos científicos.

Y es que la mayoría de personas solo permanecen infectadas alrededor de una semana. Sin embargo, el diagnóstico podría seguir dando positivo semanas después.

De acuerdo a un estudio de la Universidad de Oxford, este hecho podría estar sobreestimando la escala real y actual de la pandemia.

Pero por otro lado advierten que otro tipo de test, con menos sensibilidad, corre el riesgo de no detectar todos los casos.

El profesor Carl Heneghan, uno de los autores del estudio, afirma que en vez de arrojar un resultado positivo o negativo, las pruebas diagnósticas deberían tener un límite en el que pequeñas cantidades de virus no provoquen un positivo.

Según Heneghan, esta detección de virus muerto o viejo podría explicar cómo en varios de los países que se enfrentan a una segunda ola de infecciones las hospitalizaciones se mantienen estables.

El Centro de Medicina Basada en Evidencia de la Universidad de Oxford analizó 25 estudios en que se colocaron muestras de pruebas positivas sobre una placa de petri para ver si el virus crecía.

Investigador trabajando con placas de petri.

Getty Images
Los científicos de la Universidad de Oxford pusieron varias muestras positivas sobre una placa de petri para analizar si el virus crecía.

Este método, conocido como “cultivo viral”, indica si el virus hallado en un diagnóstico positivo puede reproducirse y propagarse en un laboratorio o persona.

Según Nick Triggle, corresponsal de salud de la BBC, la sensibilidad de las pruebas diagnóstico es un problema que se conoce desde el comienzo y que ilustra por qué las estadísticas de la COVID-19 están lejos de ser perfectas.

¿Cómo se diagnostica el coronavirus?

La prueba más común de diagnóstico, la llamada PCR, utiliza químicos que amplifican el material genético del virus para que pueda estudiarse.

Una vez se toma la muestra, esta pasa por varios ciclos de laboratorio para recuperar la mayor cantidad de virus posible.

El número de ciclos necesarios puede indicar qué tanto virus queda, si son pequeños fragmentos o varias cantidades del virus completo.

Realización de prueba PCR a un paciente en Barcelona.

Getty Images
El test PCR es la prueba más común para detectar el coronavirus.

Esta práctica parece revelar la probabilidad de infección del virus. Es decir, mientras más ciclos de amplificación sean necesarios, menos probabilidades de que el virus sea reproducible en el laboratorio.

El riesgo de falso positivo

Cuando uno se hace la prueba de coronavirus, se obtiene un “sí” o un “no”. Pero no hay un indicador de cuánto virus se detectó en la muestra y si se trata de una infección activa.

Una persona con mucha cantidad de virus activo y otra que solo tenga pequeños fragmentos restantes de una infección pasada dan el mismo resultado: positivo.

Sin embargo, Heneghan apunta que la “infectividad del coronavirus parece disminuir tras alrededor de una semana”.

Es decir, su capacidad para invadir un organismo y provocar una infección.

Añadió que, si bien no sería posible verificar todas las pruebas para detectar si el virus estaba activo o no, el número de falsos positivos podría reducirse si los científicos establecieran un punto de corte.

Mujeres con mascarilla en Italia.

Getty Images
La infectividad del virus es su capacidad para invadir un organismo y provocar una infección.

Esto podría prevenir que una persona dé positivo cuando en realidad solo se le ha detectado los restos de una infección ya pasada.

Para Heneghan, esto ahorraría cuarentenas individuales innecesarias y ofrecería una escala más adecuada de la pandemia.

La sanidad pública de Inglaterra coincidió en que los cultivos virales eran útiles a la hora de evaluar las pruebas de coronavirus y que estaban trabajando con laboratorios para reducir el número de falsos positivos.

Sin embargo, explican que establecer un punto de corte no es fácil porque se usan muchas pruebas con diferentes sensibilidad y formas de detección.

Pero el profesor Ben Neuman, de la Universidad de Reading, dijo que cultivar el virus de una muestra de un paciente “no es trivial”.

“Esta revisión corre el riesgo de correlacionar falsamente la dificultad de cultivar Sars-CoV-2 a partir de una muestra de un paciente con la probabilidad de que se propague”, dijo.

Toma de temperatura en Wuhan, China.

Getty Images
Varios estudios coinciden en que alrededor de un 10% de contagiados retiene virus vivo después de 8 días de infección.

El profesor Francesco Venturelli, epidemiólogo italiano, destaca que no existe “certeza suficiente” sobre cuánto tiempo el virus permanece infeccioso mientras se recupera el paciente.

Algunos estudios basados en cultivos virales indican que alrededor del 10% de infectados permanece con virus vivo después de ocho días de infección.

“En Italia sobreestimamos el número de casos por varias semanas” a causa de pacientes positivos que se habían infectado varias semanas antes, dice Venturelli.

El test PCR es un método muy sensible a la hora de “detectar material genético residual del virus”, explica el profesor Peter Openshaw, del Colegio Imperial de Londres.

“No hay evidencia de la infectividad del virus, pero existe un consenso clínico de que es bastante improbable que un paciente sea infeccioso más allá del décimo día de la enfermedad“, agrega Openshaw.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial



Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sVc_VPSn_FI

https://www.youtube.com/watch?v=Ds3g70Jjv2E&t=14s

https://www.youtube.com/watch?v=UA_FDmt3k90&t=14s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.