Historia de todas las cosas, una oda de Marco Tulio Aguilera al derecho de invención
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Historia de todas las cosas, una oda de Marco Tulio Aguilera al derecho de invención

Por Mayra Zepeda
26 de febrero, 2012
Comparte

Para llegar a San Isidro de El General hay que tomar un vuelo a San José, Costa Rica; después un autobús rumbo al pueblo y pasar por el Cerro de la Muerte, ese que, cuenta la leyenda, ha matado a cientos de campesinos de frío.

Habrás encontrado San Isidro de El General cuando veas un pueblo lleno de ríos, maleza exuberante, habitado por judíos, mediorientales, mujeres hermosísimas, prostitutas, beatas, sacerdotes extravagantes…

Habrás llegado al pueblo donde se desarrolla la Historia de todas las cosas del escritor colombiano Marco Tulio Aguilera, quien reconoce que a San Isidro de El General sólo le han sucedido dos cosas: su fundación, en 1910, y su novela.

Este libro “es el mundo de un pueblo extraordinariamente imaginativo, loco, con personajes muy lindos (…), un pueblo muy particular que alguien comparó con Macondo, pero es muy diferente”, cuenta Marco Tulio.

San Isidro de El General es el pueblo de los extremos, donde hay una Iglesia principal a la que todos acuden, pero que a una cuadra hay una cortina con una chica de 17 años sentada y una fila de ancianos esperando. “Los viejitos bajan de la montaña al pueblo a que la niña les dé su mamadita y se van contentos. Ese es el prostíbulo de los viejitos”, cuenta el escritor colombiano que ha vivido más de 20 años en México y que hoy reside en Xalapa, Veracruz.

La Historia de todas las cosas de Marco Tulio Aguilera no es una novela nueva. Este hombre de 1.97 metros de estatura y poco más de cien kilos (según sus propias palabras) la rescató del baúl en que la enterró desde 1975, año de su primera publicación.

“Ese libro yo lo detesté después de que lo publiqué porque comenzaron a molestar con el cuento de que era plagio, de que yo no era original”, explica Marco Tulio. Aguilera lanzó su Historia de todas las cosas (1975) ocho años después de la publicación de Cien años de soledad (1967), de Gabriel García Márquez, por lo que las comparaciones resultaron inevitables.

Pero un día, muchos años después, mientras los dos colombianos estaban reunidos (Marco Tulio y “El Gabo”), García Márquez le expresó a Aguilera cuánto le había gustado la Breve historia de todas las cosas (el adjetivo breve pertenecía al título del libro).

Fue entonces cuando Marco Tulio releyó la obra a la que había mantenido en el exilio por más de 25 años, y descubrió que le gustaba, aunque podía hacerle algunos arreglitos. “Pensé que lo podía reescribir porque había muchas cosas que me faltaba contar y porque se podía mejorar en estilo”, dice Marco Tulio.

La Historia de todas las cosas es una novela “loca, entretenida, caprichosa, laberíntica, pero que tiene un interés en cada uno de sus capítulos. Aquí sucede una cosa tras otra”, dice Marco Tulio, un escritor que está convencido de que un libro es bueno cuando lo abres en cualquier página y descubres que la historia te interesa.

Y, claro, ¿para qué negarlo? También es una suerte de necesidad de reivindicarse ante los lectores y críticos que alguna vez lo acusaron de plagiar el mundo de García Márquez.

“La novela también es una parodia de Cien años de soledad. Vas a encontrar por lo menos tres o cuatro escenas que son de este libro, modificadas, convertidas en parodia, en algunos casos intentando rebasar el mundo de García Márquez en términos imaginativos, convirtiéndolo en exageración burlesca del realismo mágico”, explica Marco Tulio.

Este colombiano defiende el derecho a la invención, por ello se atrevió a crear un latín falso, neologismos en alemán, a profanar citas célebres al propósito, en fin, a buscar una explicación del mundo, crearlo y destruirlo, muy a su manera.

“Todo lo que tú puedas imaginar del mundo está ahí (…) El título de la novela, Historia de todas las cosas, es absolutamente ambicioso y sería pretencioso si no fuera irónico”, dice Marco Tulio, quien me reta a pensar en alguna persona, animal o cosa para ver si aparece en esta historia.

Digo caballos y sí, los hay en esta historia: “Un hermoso caballo con que un macho machista rapta a una chica. Una niña de las monjas se escapa del colegio, se va con el macho machista y hace desperfectos, se exhibe en el pueblo, se pone de vulgar y después de una semana…regresa al colegio de monjas”. Bueno, en la Historia de todas las cosas hasta hay un prostíbulo de burros. Sí, existen en la costa colombiana, según Marco Tulio.

Haciendo gala de su característica egolatría, el escritor colombiano asegura que este libro “ya está en la historia de la literatura latinoamericana”.

 

Un escritor amante de la web

A Marco Tulio Aguilera no sólo le gusta el papel. Así lo demuestra su entusiasta participación en Twitter, Facebook y en su blog Ácrata Frenáptero, en el cual está publicando por entregas una nueva novela: Sin máscara frente al espejo.

“De ese libro sólo voy a publicar lo publicable hoy. Todo lo que es demasiado delicado me lo voy a guardar para el impreso”, dice Marco Tulio, que explica los temas que abordará en esta autobiografía: las verdades del mundo de la literatura, de los machos y de la situación actual en Veracruz, su estado querido.

Aquí, una probadita:

“Vivo en una ciudad azotada por la violencia, en un estado en que aparecen apilados 35 cadáveres al frente del World Trade Center, en un país en el que no es extraño ver una mano aflorando de la tierra y al tirar de ella se descubrirán diez, 20, 30, 50 cuerpos mutilados; un estado en que la ley es más peligrosa y corrupta que los criminales más recalcitrantes.

No es infrecuente que los turistas abran las puertas corredizas de sus hoteles de cinco estrellas en el puerto de Veracruz, extiendan los brazos, cierren los ojos dejándose tomar por la brisa, y al abrirlos vean una cabeza cercenada de su tronco, con los ojos registrando el flashazo de una muerte atroz, inútil, sin gloria, sin sentido alguno.”

Ya lo dijo, se reservará todo lo delicado para después. “Ahora no puedo decir nada. Será el momento cuando se vayan algunas personas”, asegura. ¿Quiénes? Quizá lo sabremos en unos años.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Cómo la "sangre azul" de unos cangrejos es clave en la lucha contra el Covid-19

El mundo solo tiene una fuente para probar la seguridad de las medicinas de nueva creación: la sangre del cangrejo herradura. Pero su uso a lo largo del tiempo ha llevado a ambientalistas a advertir que esta preciada especie puede desaparecer.
Getty Images
9 de julio, 2020
Comparte

Los cangrejos herradura tienen diez ojos, han existido durante más de 300 millones de años y usamos su sangre de color azul pálido para mantenernos sanos.

No, no es ciencia ficción, simplemente ciencia antigua.

Durante décadas hemos necesitado a este crustáceo y su sangre para el desarrollo de las medicinas.

Y en estos meses de la pandemia de covid-19 no es la excepción: los científicos están usando esta criatura para investigar una posible vacuna contra el coronavirus.

Como en el pasado, ambientalistas cuestionan cómo la investigación médica afecta la población y la vida de los cangrejos herradura y exigen que se detenga su “ordeña”.

¿Cómo nos ayudan?

Estos “fósiles vivos” son importantes porque su sangre ayuda a los científicos a asegurarse de que no haya bacterias peligrosas en los medicamentos recién creados, el tipo de bacteria que puede matar a las personas incluso en pequeñas cantidades.

Extracción de sangre de cangrejo herradura

Getty Images
Los científicos extraen sangre de los cangrejos herradura para usarla en pruebas médicas. Luego los devuelven a su hábitat.

Un extracto en las células sanguíneas del cangrejo reacciona químicamente a sustancias nocivas y los científicos lo usan para evaluar si los nuevos medicamentos son seguros.

Y es justamente la sangre de cangrejo herradura la único que los humanos hemos podido encontrar que haga esto.

Cada año, cientos de miles de ejemplares son atrapados y llevados a laboratorios en Estados Unidos, donde se extrae parte de su sangre de una vena cerca de su corazón.

Luego son liberados nuevamente en la naturaleza.

“Nadie sabe realmente el impacto que tiene”

Inicialmente, los expertos estimaron que casi todos los cangrejos sobrevivían a la “donación”.

Pero en los últimos años, se estima que hasta un 30% muere debido a este procedimiento.

Cangrejos herradura

Getty Images
Los cangrejos herradura se consideran “fósiles vivientes” porque han estado en la Tierra desde hace millones de años.

Otros estudios sugieren que los cangrejos hembras que sobreviven tienen menos probabilidades de tener éxito en el apareamiento.

Todo lo cual causa problemas ambientales, según activistas.

“En este momento, extraen sangre de alrededor de medio millón de cangrejos”, dice la doctora Barbara Brummer, quien está a cargo de un equipo que trabaja en la conservación de la naturaleza del estado de Nueva Jersey, donde se capturan muchos en Estados Unidos.

En conversación con la BBC, dice que “nadie sabe realmente el impacto que tiene la extracción de sangre en la vida de ese cangrejo” cuando se les devuelve a su entorno natural.

Los cangrejos de herradura estadounidenses ahora están cerca de ser considerados oficialmente como una especie en peligro de extinción .

Dibujo anatómico del cangrejo de herradura que aparece en "Recherches sur l'anatomie des Limules" de M. Alph. Milne Edwards, publicado en París en 1873.

BBC
La sangre del cangrejo herradura ha sido objeto de estudio desde el siglo XIX.

Pero algunas de las grandes compañías que fabrican medicamentos apuntan a estadísticas que sugieren que la población se ha mantenido más o menos iguales durante algunos años .

¿Otra fuente?

Durante años se han realizado investigaciones para crear una sustancia artificial que pueda reemplazar la sangre azul de los cangrejos herradura.

Y en 2016… bingo.

A los científicos se les ocurrió una alternativa que recibió el visto bueno para ser utilizada en Europa. Algunas compañías farmacéuticas en Estados Unidos también se unieron.

Entonces, ¿por qué estamos hablando de esto ahora?

Porque el mes pasado, la organización que decide qué hace que las drogas sean seguras en Estados Unidos, la Farmacopea de Estados Unidos, dijo que no puede confiarse en que la alternativa funcione lo suficientemente bien.

Cangrejo y frascos de LAL.

Science Photo Library
La capacidad de la sangre de los cangrejos herradura de inmovilizar y aislar patógenos fue atrapada en frascos para poderla usar en nuestro beneficio.

A las compañías que desean vender medicamentos en EE.UU. se les ha dicho que deben seguir usando sangre de cangrejo para las pruebas.

Eso significa que cualquier firma que pueda tener una vacuna contra el coronavirus deberá verificarla a la antigua usanza, con sangre azul, si quieren poder llegar a millones de estadounidenses.

La doctora Brummer dice que está presionando para que echen otro vistazo a la sustancia alternativa, ya que en la práctica sí se está utilizando en otros países.

“Es para que podamos dejar de depender de esta fuente natural”, señala.

https://www.youtube.com/watch?v=LBVGmtqpmwc

Algunas compañías farmacéuticas dicen que pueden satisfacer la demanda de una vacuna contra el covid-19 sin tener que extraer sangre de muchos más cangrejos de lo normal.

La firma suiza Lonza comenzó este mes a fabricar una vacuna -que se pondrá a prueba en humanos- y que “no requerirá más de un día de producción” de sangre azul, dijo a la revista National Geographic.

Brummer señala que hay “al menos 30 empresas trabajando en una vacuna” y “cada una de ellas tiene que pasar por estas pruebas”.

“Así que mi preocupación es sobre la población de los cangrejos herradura, porque son una parte clave del ecosistema”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Ibw92oQE5vc

https://www.youtube.com/watch?v=-kpIq2W8Sqs

https://www.youtube.com/watch?v=ARrMFeZEfmU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.