close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Las mujeres de Peña Nieto

Alberto Tavira hace un retrato del candidato presidencial del PRI, basándose en entrevistas con las mujeres que lo han amado y odiado durante toda su vida.
Por Alberto Tavira
14 de febrero, 2012
Comparte

Portada del libro "Las Mujeres de Peña Nieto" (Da click para ampliar la imagen)

No pudo haber mejor coyuntura. El libro Las mujeres de Peña Nieto sale a la venta hoy 14 de febrero y en 150 páginas, el periodista Alberto Tavira (@BetoTavira) hace un retrato del candidato presidencial del PRI basándose en entrevistas con las mujeres que lo han amado y lo han odiado durante toda su vida. A continuación presentamos unos breves fragmentos de las historias que podrán leerse con detalle en el libro editado por Océano.

Mónica Pretelini Sáenz. (Da click para ampliar)

Mónica Pretelini Sáenz.

Esposa y madre de los primeros tres hijos de Enrique Peña Nieto. Conoció al que fuera su marido por casi 13 años, en el restaurante El Mesón del Caballo Bayo y a partir de entonces no se le separó jamás. Se convirtió en su más grande impulsora, en la presidenta de su club de fans y en la esposa que soportó las infidelidades e hijos fuera del matrimonio de su cónyuge con tal de verlo hacer realidad su sueño de convertirse en aspirante a la Presidencia de México. Mónica falleció sorpresivamente en enero de 2007.

Maritza Díaz Hernández.(Da click para ampliar)

Maritza Díaz Hernández.

Guapa, sofisticada y aguerrida. Así es la mujer con la que Peña Nieto sostuvo un romance durante el gobierno de Arturo Montiel Rojas. En esa época, Enrique era parte del gabinete de su tío Montiel y ella era funcionaria en la Secretaría de Finanzas del Estado de México. Maritza sabía que Enrique era un hombre casado y se resistió largo tiempo a ser parte de esa aventura. Sin embargo, cayó en las redes del seductor y procrearon un hijo, el cual actualmente ronda los 9 años.

 

Yessica de Lamadrid Téllez. (Da click para ampliar)

Yessica de Lamadrid Téllez.

Originaria de Chihuahua, trabajó en la campaña de Peña Nieto para gobernador del Estado de México en 2005. Poco tiempo después, inició una relación sentimental con su cliente –quien estaba casado con Mónica Pretelini– y fruto de ese amor nació un niño. El pequeño falleció víctima del cáncer en 2007, tres semanas después de la muerte de la Primera Dama del Edomex.

Rebecca Solano de Hoyos.(Da click para ampliar)

Rebecca Solano de Hoyos.

La primera novia oficial que tuvo Peña Nieto luego del fallecimiento de Mónica, es de Monterrey. Conocida por ser la productora y conductora del programa de televisión TransformaT, Rebecca inició su idilio con Enrique a pocos meses de que él enviudara. Se conocieron en una fiesta y, a partir de entonces, la química los tuvo juntos durante casi un año. Ella lo acompañó a giras oficiales fuera de México y a eventos públicos. Estuvo a punto de convertirse en la señora de Peña.

Nora Sotocampa González. (Da click para ampliar)

Nora Sotocampa González.

Fue de las relaciones más fugaces de Peña Nieto. Se conocieron luego de que él cerrara el ciclo de su noviazgo con Rebecca, pero no prosperó. Nora, heredera de un boyante negocio maderero, nunca se sintió a gusto en constante competencia con la política, con quien sabía que tenía todas las de perder. A pesar del poco tiempo en que salieron, llegaron juntos a la boda de la hija del senador Manlio Fabio Beltrones, en junio de 2008.

Angélica Rivera Hurtado. (Da click para ampliar)

Angélica Rivera Hurtado.

Afamada por su carrera como actriz, “La Gaviota” –como se le conoce por su papel en la telenovela Destilando Amor– conoció a Peña Nieto en el primer semestre del 2008. Lo que comenzó como una relación laboral, pues ella era la imagen de una campaña que publicitaba los programas del gobierno mexiquense, en poco tiempo cruzó la frontera al ámbito de lo privado. Su noviazgo se hizo público en la prensa del corazón y, luego de anunciarle al papa Benedicto XVI que se iban a casar, Enrique y Angélica llegaron al altar en noviembre de 2010. Desde entonces ella, con toda la popularidad que la rodea, se ha convertido en la sombra de Peña Nieto en sus actos de campaña rumbo a la Presidencia de México.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

5 pasos para hacer que tu teléfono sea menos inteligente (y así dejar de depender tanto de él)

Hay personas que reconocen pasar 95% de su tiempo con las narices pegadas a su dispositivo celular, sin mucho desarrollo en su vida intelectual o espiritual.
Getty Images
10 de julio, 2019
Comparte

Es una poderosa computadora de bolsillo con alcance inimaginable hace sólo unos años. El teléfono inteligente te permite trabajar desde cualquier lugar, ver películas, escuchar la música que quieras, comprar cuanto artículo desees, pagar todas tus cuentas, buscar pareja, bajar de peso, planear tus viajes, orientarte en un ciudad extraña, por solo mencionar algunas de un sin fin de opciones posibles.

Ah, sí, y también sirve para hablar a distancia y enviar mensajes.

Eso fue para lo que originalmente fue diseñado y a lo que algunas personas les gustaría regresar.

Hay usuarios que reconocen pasar 95% de su tiempo consciente con las narices pegadas a su dispositivo celular sin mucho desarrollo en su vida intelectual o espiritual.

En ese sentido, un dispositivo que de muchas maneras nos liberó de tener que estar en un sitio fijo para realizar una cantidad de actividades, también nos ha esclavizado.

Si eres una de las personas que quiere independizarse y añora una relación más simple con su celular, aquí hay una guía de cinco pasos que preparó el sitio especializado Fastcompany para volver tu teléfono menos inteligente o “tonto”, como dirían algunos.

1. Purga general

¿Abres tu teléfono te pasas un buen rato deslizando la pantalla en busca de uno de decenas -tal vez cientos- de apps que has descargado a lo largo del tiempo?

Llegó la hora de hacer una limpieza de cabo a rabo.

Ilustración de un teléfono inteligente y una cantidad de íconos de apps flotando.

Getty Images
Todas las aplicaciones que hayas descargado se pueden eliminar.

Es fácil con los dispositivos Apple. Solo es cuestión de presionar en cada ícono hasta que se sacuda y salga una X en la esquina. Repite la operación para retirar todos esos apps que ni te acuerdas por qué los añadiste.

Con teléfonos Android es aún más rápido porque puedes eliminar todos los apps que descargaste en una sola operación.

Entra al Google Play Store, ve al menú, presiona arriba “Mis apps y juegos”, luego la pestaña “Instalados” y finalmente la opción “Almacenamiento”.

Aquí se abre una lista de apps con una cajita al lado. Selecciona todas las cajitas y presiona la barra “Desocupar”.

2. Desactivar las apps incorporados

Hay unas apps que por defecto vienen incluidos en tu móvil, así los quieras o no. Como el correo electrónico, el navegador, etc.

Esas son un poco más problemáticos de eliminar, aunque con los iPhone es un proceso relativamente fácil de seguir:

En el menú de Configuración selecciona General y luego Restricciones. En la opción “Activar Restricciones” debes crear un código de paso -que no debes olvidar en caso de que quieras recuperar las apps- y luego apagas todo lo que está en la lista.

Si tienes un dispositivo Android, en el menú de Configuración ve a la opción “Apps y notificaciones” y selecciones “Ver todas las apps” para tener una lista completa de los que puedes desactivar. Apaga una por una.

Una persona escribiendo un mensaje en un teléfono móvil

Getty Images
La idea es dejar el teléfono sólo con la capacidad de llamar y enviar mensajes.

3. Preservar teléfono y mensajes

Habrá unos apps incorporados que no se pueden desactivar, como el teléfono y mensajes.

Pero esos son exactamente los que queremos preservar en este ejercicio y que vas a necesitar si quieres que tu móvil sea más que un pisapapeles.

Vas a colocar esos dos apps en todo el centro de tu pantalla de inicio, para tener un móvil a la antigua, solo para hablar y escribir mensajes.

Si hay algunas apps residuales, escóndelas en un folder (si es un iPhone) o sácalos de vista (si es un Android). La idea es tener una pantalla lo más limpia posible.

4. No más datos móviles

Posiblemente esta medida es la que más duela: vamos a cortar todas esas vías sofisticadas de recepción de datos y depender exclusivamente de la tecnología celular común y corriente que ha estado en funcionamiento durante décadas.

En los iPhone también hay que eliminar el iMessage para que sólo puedas recibir textos sencillos y sin emojis y cosas por el estilo. Se apaga en el menú de Configuración. Allí también puedes seleccionar Celular y apaga el botón “Datos móviles”.

Igualmente, en Android, ve a Configuración, escoge “Redes & internet”, selecciona “Red móvil” y apaga la opción “Datos móviles”.

Representación de un teléfono móvil conectado a Wi-Fi

Getty Images
¿Podrás vivir sin datos móviles?

5. Adiós al Wi-Fi

Esta es la última fuente que tienes que apagar para dejar tu móvil sólo con la capacidad para hacer llamadas y enviar textos.

Un paso traumatizante pero sencillo: en Configuración, selecciona Wi-Fi y ese botón verde, tórnalo gris.

En Android, como ya estabas en “Redes & Internet”, lo único que tienes que hacer es deslizar el botón de Wi-Fi para apagarlo.

De esta manera, ese complejo dispositivo que te pudo haber costado hasta US$1.000, dependiendo del modelo y la marca, queda básicamente como un celular de la “era de piedra”.

Teléfonos móviles Nokia 3310

BBC
En 2017, Nokia sacó una nueva edición de su tradicional móvil 3310, de sólo llamadas y mensajes.

Alternativamente, podrías ir a tu tienda local y con poco dinero comprarte un “teléfono tonto”, que todavía están en el mercado.

En 2017, Nokia, que en su época fue la empresa pionera en telefonía móvil, resucitó su modelo 3310 precisamente con la idea de servir un mercado que sólo busca hablar y escribir textos.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=2UdkGCpO8eU

https://www.youtube.com/watch?v=HcTjcbZr8pE

https://www.youtube.com/watch?v=XnhB7_5tLr8&t=16s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.