¿Quién es el esposo de Josefina Vázquez Mota?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Quién es el esposo de Josefina Vázquez Mota?

Sergio Ocampo Muñoz siempre apoya a su esposa, llevan juntos desde que ella tenía 14 años y él, 15.
Por Alberto Tavira Álvarez
7 de febrero, 2012
Comparte

Sergio Ocampo Muñoz, esposo de Josefina Vázquez Mota.//FOTO: Cuartoscuro

Solamente una vez le ha dicho a su mujer que no. En 1996, por cuestiones de trabajo, Sergio Ocampo Muñoz se trasladó a vivir a la ciudad de Chihuahua con su esposa Josefina y las tres hijas que procrearon juntos: María José (1987), Celia María (1990) y Montserrat (1994). La pareja todavía no acababa de desempacar las cosas de la mudanza cuando Vázquez Mota recibió una llamada de parte del diputado panista Carlos Medina Plascencia, quien le pedía viajar al Distrito Federal para conocer a Felipe Calderón Hinojosa –entonces Presidente del Partido Acción Nacional (PAN)– y también, el mismo Medina, le propuso poner su primer pie en el servicio público como diputada en el Congreso.

“A ella le iba muy bien dando sus conferencias así que le dije que no era momento de meterse a la política”, así lo dijo Ocampo Muñoz a la conductora Mónica Garza para el programa “Historias Engarzadas”, de TV Azteca. Lo que no comentó Sergio es que luego de los asesinatos dos años atrás, en 1994, de los priistas Luis Donaldo Colosio Murrieta y José Francisco Ruiz Massieu su percepción de la política mexicana no la hacía el mejor lugar para que trabajara la mujer con la que ha compartido prácticamente toda su vida.

Y es que Sergio y Josefina –nacida el 20 de enero de 1961– llevan más años de casados que años de su vida en los que no estuvieron juntos, pues ambos se conocieron muy jóvenes, cuando él tenía 15 años y ella 14. Los dos estudiaban en la vocacional Juan de Dios Bátiz Paredes, del Instituto Politécnico Nacional (IPN), y fue ahí, en los pasillos de esa escuela, donde dio inicio su historia de amor, muy a pesar de los padres de Josefina.

La familia de Josefina Vázquez Mota.

En el libro El Gabinetazo de la periodista Katia D´Artigues –publicado en 2002-, Vázquez Mota, entonces Secretaria de Desarrollo Social en el sexenio de Vicente Fox, habló del porqué sus papás no estaban de acuerdo con el noviazgo con Sergio: “Mientras yo era presidenta de la sociedad de alumnos de la vocacional, él jugaba básquetbol, tenía como 10 novias, reprobaba algunas materias…

–¿Y tú eras una de las 10 novias? –preguntó D´Artigues.

–No… yo fui después de las 10. Pero éramos personalidades totalmente contrastantes. A diferencia de mi círculo más cercano donde todos estudiábamos y hacíamos ejercicios de Álgebra y de Trigonometría para divertirnos, con él me reía y me parecía que tenía una visión de la vida más simple y que no necesitaba demasiado para estar contento.

En la entrevista con Mónica Garza, Josefina recordó aquella estampa estudiantil en la que las compañeras de la escuela le preguntaron de quién se haría novia. “Yo dije que de todos, menos de Sergio Ocampo, que era el galán del salón”. Sin embargo, “la alegría de vivir” de Ocampo fue lo que en muy poco tiempo conquistó a Vázquez Mota: “Él tenía esta capacidad de ayudarme a ver la vida de manera diferente, de manera más sencilla”.

A contracorriente, el noviazgo de Josefina y Sergio duró ocho años. El patriarca de los Vázquez Mota no veía en el joven Ocampo a un hombre que le pudiera dar un “buen futuro” a su hija y por ello no aprobaba la relación. “El castigo que mis papás me iban a dar por estar de novia con él era sacarme de la universidad –le dice Josefina a Katia–. De hecho, dejé de verlo cerca de un año o año y medio con tal de que no me sacaran de la escuela”. Josefina se tituló como licenciada en Economía por la Universidad Iberoamericana y llegó vestida de blanco frente al altar el 17 de marzo de 1984, para convertirse, a los 23 años, en la señora de Ocampo.

Sergio Ocampo y Josefina al conocer el resultado de la interna panista.//FOTO: Cuartoscuro

El ya entonces marido de Vázquez Mota de igual forma recién se había titulado, sólo que como ingeniero en informática por la UPIICSA, del IPN. En cuanto se incorporó al mercado laboral incursionó en el área de ventas donde, en distintas empresas, ha trabajado desde el sector de la vivienda hasta el de la industria de alimentos, donde actualmente se desempeña como uno de los directivos en la empresa Maseca, propiedad del empresario Roberto González Barrera.

“Nuestra vida es un Valium” dice Josefina Vázquez Mota, en una entrevista que concedió para Animal Político en abril de 2011, en la que entonces era su oficina de la Cámara de Diputados, donde se desempeñaba como Coordinadora del Partido Acción Nacional. “Sergio es un papá a todo dar, porque cuando yo me vine en el 2000 al Congreso, él se quedó viviendo un año en Chihuahua con nuestras tres hijas y yo iba los fines de semana para reunirme con mi familia. Él se encargaba de todo”.

De Sergio, su mujer platica que proviene de una familia que vivía en la colonia Clavería, muy cerca de la vocacional donde ambos estudiaron. También comenta que le gusta hacer deporte, que le gusta viajar por lugares desconocidos de México, que le encanta asar carne y, esto último, se lo atribuye a que parte de su infancia él vivió en Chihuahua. Pero a decir de su esposa, a Sergio lo que más le gusta es ver películas.

En octubre de 2011, Josefina concedió una entrevista a la revista Quién, la cual ocupó la portada de la publicación. Ahí, a pregunta expresa de Nacho Lozano sobre quién llevaba los pantalones de la casa ,Vázquez Mota respondió: “Cada uno manda en cosas diferentes. A mí me encanta mandar en lo básico de la casa: si se compran estos muebles, si se pinta hoy o mañana, que estén las cosas que las niñas necesitan; a Sergio le gusta más tener influencia en la escuela de las niñas y lo que van a hacer, qué decisiones van a tomar, sus horarios; él pone las reglas de los horarios los fines de semana”.

Uno de los pasatiempos de Serio Ocampo es ver películas.//FOTO: Cuartoscuro

Y es que las tres Ocampo Vázquez ya no son unas niñas. María José, actualmente de 24 años, estudia una maestría en Derecho en la Universidad de Fletcher, en Boston; Celia María, de 21, estudia Medicina y, la más pequeña, Montserrat tiene 17 y estudia la preparatoria. “Para nosotros el domingo es hiper sagrado. Muy de familia. Es muy típico que vayamos a misa a la iglesia de San Ignacio de Loyola y de ahí vamos a comer juntos, entre nosotros nos decimos que somos como una familia muégano moderno”.

Ante la pregunta para Animal Político sobre qué tanto se involucra su esposo en su carrera, Josefina dice que “Sergio es muy reservado y respetuoso en mi vida política, por eso nunca se anda metiendo con nadie, ni con mis colaboradores ni nada, va conmigo a algunas giras pero no le gusta estar ahí de protagonista. Me acompaña y eventualmente me da sus puntos de vista”.

–Tengo entendido que Sergio, por su trabajo, pasa varios días de la semana en Monterrey ¿cómo se coordinan para que él te pueda acompañar a tus eventos?

Yo le mando todas mis giras programadas y él me va diciendo a cuál me puede acompañar o si se queda con las niñas. Me ayuda mucho al estar con nuestras hijas, pero de pronto me dice que me acompaña y nos vamos juntos.

–¿Qué te dice tu esposo cuando acabas de dar un discurso y él estuvo de espectador?

Se emociona. No es tan efusivo pero me da sus puntos de vista, siempre en una posición de ayudar.

–Para nadie es un secreto que en la política se te considera una mujer guapa ¿Sergio se pone celoso de tus colegas?

Fíjate que no. Era celoso cuando éramos novios pero yo creo que luego se resignó porque yo toda la vida me la paso viajando entonces nos tenemos muchísima confianza. Yo tampoco soy celosa.

–¿Ya habías comentado con tu marido que se te antojaba competir por la candidatura de tu partido a la Presidencia de la República?

Sí, se lo platiqué hace mucho tiempo y también a las niñas. Todos fueron muy generosos conmigo y me apoyaron incondicionalmente en esta nueva etapa. Fue una decisión de familia y eso me da fuerzas para llegar a donde quiero llegar.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

4 cambios en la ley migratoria de España que permitirán a miles de extranjeros trabajar y residir de forma legal en el país

La reforma facilitará el acceso al mercado de trabajo de los estudiantes, mejora las contrataciones en origen, flexibiliza los requisitos para la reagrupación familiar y crea la figura del arraigo por formación.
29 de julio, 2022
Comparte

Poder trabajar en España de forma regular va a ser, desde ahora, un poco más fácil.

Cerca de 5 millones y medio de extranjeros, más de un tercio de ellos procedentes de países de América Latina, viven en España, según los datos oficiales. La cifra real, sin embargo, es más difícil de calcular.

Perdidos en el laberinto burocrático, muchos entran en un círculo vicioso en el que no pueden trabajar legalmente porque no tienen permiso de residencia, pero tampoco pueden solicitarlo porque no pueden acreditar una vinculación laboral.

La reforma de la ley de Extranjería que acaba de aprobar el gobierno español y que se estrena a mediados de agosto resuelve algunas de estas disfunciones, por lo que no solo va a facilitar que los empresarios puedan contratar a más extranjeros directamente en sus lugares de origen, sino que busca nuevas fórmulas para que los que ya viven en España puedan regularizar su situación.

Estudiantes

Unos de los principales beneficiados de la reforma van a ser los estudiantes extranjeros matriculados en centros españoles. Hasta ahora, aquellos que tenían un visado de estudiante para cursar, por ejemplo, un grado en una universidad española, no podían trabajar para costearse sus estudios. La nueva normativa les permite trabajar de forma legal hasta 30 horas a la semana.

Estudiantes

Getty Images
Los alumnos extranjeros podrán trabajar mientras realizan sus estudios.

Además, una vez acabados los estudios, podrán quedarse un año más sin tener que pedir una ampliación de la estancia en España.

Casi uno de cada cuatro estudiantes extranjeros de grado en España proceden de países de América Latina y Caribe, proporción que se eleva a cerca del 64% de los de máster y casi al 53% de los de doctorado.

“Antes de la reforma, quien tenía un permiso por estudios, si trabajaba lo hacía de forma irregular y esto no tenía ningún sentido“, explica Gemma Pinyol-Jiménez, directora de políticas migratorias de Instrategies, una consultora especializada en asuntos de movilidad, migraciones y gestión de la diversidad.

Las modificaciones de la ley permiten que la autorización de estancia, con algunos criterios específicos, se pueda convertir en una autorización de trabajo. Y esto, opina, la experta, no solo es positivo para esas personas de manera individual, “sino también para el país, porque es una forma de garantizar que quien ha estudiado y ha hecho una formación de tercer grado -porque esto está pensado para los altamente cualificados-, puedan acceder al mercado de trabajo español”.

España quiere que ese talento que se ha formado en sus universidades pueda quedarse, además de hacer más atractivos sus centros de educación superior y facilitar su internacionalización.

Bandera de España

Getty Images

Arraigo por formación

A partir de ahora, las personas que han permanecido en España durante un periodo mínimo de dos años, podrán obtener un permiso de residencia de 12 meses si se comprometen a realizar una formación reglada para el empleo, una figura para la que el gobierno español se ha inspirado en un modelo existente en Alemania conocida como “duldung”.

“La idea es que las personas que están en situación irregular puedan acceder al mercado de trabajo pasando primero por una formación. Eso sí, en sectores en los que se determina que hay una necesidad de mano de obra”, aclara Pinyol-Jiménez.

Dos trabajadores en una fábrica.

Getty Images
El arraigo por formación permitirá obtener un permiso de trabajo.

El arraigo por formación se suma a las dos vías por las que, hasta ahora, los extranjeros que ya se encontraban en España podían regularizar su situación.

Una es el arraigo social, para el que hay que demostrar tres años de residencia y, además, que se dispone de una oferta de trabajo. Este contrato ya no deberá tener una duración mínima de un año, como se pedía hasta ahora, pero sí que cumpla con el salario mínimo interprofesional.

La otra es el arraigo laboral, en la que hay que demostrar que ha habido una relación laboral, aunque la persona hubiera trabajado sin contrato y cobrado, por lo tanto, en negro.

“Muchas personas llegan en situación regular y luego dejan caducar su visado por pánico a intentar entrar en el mercado de trabajo. Lo que se intenta con la reforma es reducir este espacio en el que las personas acaban trabajando de manera irregular, que al final es un desastre para ellos mismos, para la economía y para todos”, interpreta la consultora.

Contratación en origen

La contratación en los propios países de origen de los trabajadores también se va a flexibilizar.

Por un lado, se mejora la contratación para los temporeros. A partir de ahora, estos trabajadores que van a España a participar, por ejemplo, en campañas agrícolas, podrán acceder a una autorización de 4 años en la que podrán trabajar hasta 9 meses por ejercicio, con la obligación de volver a sus países después de cada periodo.

Si se cumple con estas condiciones, como “premio”, estos trabajadores podrán solicitar un permiso de residencia y trabajo por dos años prorrogable.

Trabajadores en un invernadero.

Getty Images
La reforma mejora las condiciones de los temporeros.

Pero además, la reforma quiere mejorar lo que se conoce como Catálogo de Ocupaciones de Difícil Cobertura, es decir, la lista de profesiones para los que los empresarios tienen dificultades para encontrar personal y que le permiten contratar a profesionales en origen.

“Este es un sistema tan poco realista que, desde hace años, la lista te dice que lo que hace falta en España son entrenadores de fútbol”, bromea Gemma Pinyol-Jiménez. Además de entrenadores, según la lista en España solo se necesita personal de buques mercantes, entrenadores y deportistas profesionales.

La reforma va a hacer una fotografía más realista del mercado de trabajo, que se va a actualizar cada tres meses.

Reagrupación familiar

Una de las grandes novedades de la reforma, y que va a suponer una gran mejora para la vida de muchas familias extranjeras en España, es la que concierne a la reagrupación familiar.

Dos mujeres en una cocina.

Getty Images
La reforma mejora las condiciones para la reagrupación familiar.

Los familiares, al recibir el permiso de residencia, también recibirán la autorización de trabajo por cuenta propia y ajena. “Hasta ahora, estas personas recibían un permiso de residencia, pero tenían que esperar para tener el de trabajo, mientras que con los cambios, cuando se renueve la reagrupación familiar, se adquirirá la autorización de trabajo”, precisa la consultora.

“El sistema está tan loco que condenaba a la gente a malvivir cuando podía trabajar”, una disfunción, denuncia Pinyol-Jiménez, relacionada con el Catálogo de Ocupaciones de Difícil Cobertura. “Se intentaba mantener y respetar la realidad del mercado de trabajo español, pero se hacía con un instrumento que hacía una radiografía nada realista de la realidad”.

También se flexibilizan los requisitos de reagrupación familiar cuando afectan a menores, a personas con discapacidad o en situación de vulnerabilidad.

Además de estos cuatro puntos, las modificaciones de la ley de Extranjería también racionalizan los requisitos exigidos a los trabajadores autónomos procedentes de terceros países, y crea una Unidad de Tramitación de Expedientes de Extranjería, una suerte de “ventanilla única” para agilizar y facilitar los trámites.

“La obsesión fronteriza”, opina la experta, “se ha comido todo el debate público sobre las cuestiones migratorias. Esta es la primera vez en años que estamos hablando de reformas que no tiene que ver con fronteras”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=rCXa2gRXlcM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.