5 usos electorales de las redes que EU hace y México desdeña
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

5 usos electorales de las redes que EU hace y México desdeña

La pregunta que todo político debe hacerse es qué tan bien aprovecha las redes sociales, según el investigador Ricardo Amado Castillo, experto en nuevas tecnologías
Por Dulce Ramos
27 de marzo, 2012
Comparte

La pregunta que todo político honesto debe hacerse no es si ya está en las redes sociales, sino qué tan bien las aprovecha. A cuatro días de que inicien las campañas presidenciales, esta afirmación del investigador Ricardo Amado Castillo, especialista en el uso estratégico de nuevas tecnologías radicado en Washington, se torna indispensable.

Explotar las posibilidades las redes sociales en una campaña debe contribuir a la estrategia política, identificar oportunidades para incrementar la participación ciudadana, crear espacios de transparencia, y desarrollar recursos para simpatizantes,  según el experto en el uso de herramientas digitales orientadas a la política

¿Los partidos y gobiernos de América Latina –y por supuesto de  México—están haciendo lo anterior? La respuesta de Castillo es ‘no’. Es Estados Unidos, inmerso también en tiempos preelectorales,  quien ha marcado la pauta sobre la utilidad de YouTube, Twitter, Facebook y otros sitios populares en una carrera presidencial.

Pese a las diferencias entre el panorama estadounidense y el mexicano, Castillo vislumbra similitudes con México y América Latina: la desconfianza en los partidos políticos, el surgimiento de nuevos interlocutores  (organizaciones, think thanks o grupos ciudadanos) y la excesiva regulación en los medios tradicionales.

Entre Estados Unidos y México hay otras similitudes importantes que involucran a los electores: su disposición a “activarse sin invitación” en temas políticos, y su rapidez y creatividad para burlarse de los políticos en las redes.

Mientras que en Estados Unidos las formas para involucrar al elector que usa las redes son diversas y creativas, Ricardo Amado ve que en México sólo hay una “guerra” discursiva entre los votantes a favor de un partido o candidato y quienes no saben por quién votar. Esa dinámica no sólo crea trolles en las redes, sino que también se olvida de energizar al “votante duro” para que sea partícipe de una campaña y haga activismo de algún tipo.

De visita en México la semana pasada, Ricardo Amado Castillo, estratega de una campaña pro relección municipal en Brasil, puntualizó algunos usos electorales que en Estados Unidos se da a las redes sociales y que América Latina, hasta ahora, ha obviado por completo.

Investigación profunda y detallada de la oposición

En Estados Unidos, dice Castillo, hay equipos profesionales y del mayor nivel dedicados a una sola cosa: encontrar incoherencias en el adversario. ¿Cuál es la utilidad de tener un equipo así? Defender el posicionamiento de un candidato.

“Muchos ciudadanos no entienden que a veces la política es inconstante. Es complicado que un político no haya cambiado de posición en su carrera y los ciudadanos creen que la política es de constancia”, dice el consultor, y ejemplifica con la siguiente campaña contra el aspirante a la candidatura republicana a la presidencia, Mitt Romney.

Sobre este ejemplo, Castillo afirma: “En temas como la economía, si un elector votará contra Obama, lo hará sin importar los deslices del candidato opositor, pero el desliz sobre garantizar el derecho a las mujeres a decidir, eso le va a costar mucho, pues para algunos simpatizantes republicanos hay principios sobre ciertos temas que no son negociables”

Aprovechamiento de las coyunturas

Tomar decisiones rápidas para defender, contraatacar y responder es clave en la nueva forma de hacer política. Un ejemplo contundente fue la campaña ‘¿Qué significan para usted 40 dólares?’ lanzada a finales del año pasado por la Casa Blanca.

Los republicanos en el Congreso se opusieron al recorte del impuesto sobre la nómina, que obligaría a los estadounidenses a que en cada pago de su sueldo le fueran recortados, en promedio, unos 40 dólares. Uno de los argumentos usados fue que 40 dólares no era mucho dinero.

En menos de 12 horas, la Casa Blanca reacción con una estretagia en la que invitaban a los ciudadanos a enviar por Twitter, Facebook, YouTube qué significaba para ellos 40 dólares. Además, invitaron a que enviaran ese mismo mensaje a su legislador.

“Esto crea legitimidad. Crea narrativa y mensaje”, dice Castillo. Después de esta campaña, Barack Obama tomó ejemplos de cómo 40 dólares menos al mes afectan a las familias estadounidenses y los llevó a sus discursos.

Hipersegmentar

¿Quiénes son los grupos con los que un candidato considera importante hacer contacto? Comunicarse con varias audiencias a la vez y ofrecerles contenidos permanentes y dedicados especialmente para ellos ayuda no sólo a acercarse, sino a crear movilización.

“Puede que asuntos como el aborto no sean importantes para todos, pero para las mujeres sí. La hipersegmentación permite tomar acciones como invitar a las mujeres a que soliciten a sus legisladores que defiendan el derecho a decidir”, cita Castillo sólo como un ejemplo.

En la búsqueda de la relección, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, tiene contenidos para 10 grupos diferentes, entre ellos los afroestadounidenses, las enfermeras, los veteranos de guerra, la comunidad LGBT, etcétera.

 

Exacerbar las diferencias

Reforzar el contraste de un candidato no es lo mismo que resaltar las debilidades del oponente ni hablar sólo de las pifias que comete, afirma Ricardo Amado Castillo. Lo que en realidad significa es crear discursos con relevancia que lo distingan de los demás. Esto define al candidato y también, de otra manera, al oponente.
Para ilustrar este punto, el experto citó este video en el que los simpatizantes del Partido Demócrata resaltaron que el ex candidato republicano a la presidencia, John McCain, significaría un gobierno similar al de George W. Bush.

‘Ayudar a ayudar’

Cuando las encuestas le demostraron a Barack Obama que el estadounidense de a pie no comprendía si la reforma al sistema de salud era buena o mala, la respuesta fue crear un archivo descargable para que los ciudadanos lo imprimiesen y lo repartieran cual volantes. En él se explicaba, con puntos favorables para el Gobierno, por qué los ciudadanos debían apoyar la reforma.

Poner a disposición de los simpatizantes el mensaje concreto para que ellos lo usen y promevan o defiendan a un candidato hace que el elector quiera saber más y se vincule con una campaña. Como ejemplo, Castillo pone la iniciativa ‘America’s Calling’ (‘Estados Unidos está llamando), en la que el equipo del aspirante a la candidatura republicana a la presidencia, Mitt Romney, llama a sus simpatizantes a hacer llamadas para promoverlo.

Para ello, los simpatizantes tienen a su disposición una serie de recursos en la red para que realicen el trabajo exactamente como los estrategas del político desean.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Trump vs Biden: ¿cuándo sabremos el resultado de las elecciones de Estados Unidos? (y por qué puede ser tan disputado)

Estados Unidos se enfrenta a unas elecciones insólitas este martes 3 de noviembre, marcadas por la pandemia. Y puede que el resultado no se sepa hasta mucho después de la noche electoral.
3 de noviembre, 2020
Comparte

Las elecciones presidenciales que celebra Estados Unidos este martes son inéditas, y puede que pasen días o incluso semanas antes de que se conozca quién resultó ganador: Joe Biden o Donald Trump.

Millones de estadounidenses han votado esta vez por correo debido a la pandemia de coronavirus, lo que significa que es muy probable que el recuento de todos los votos se retrase.

¿Cuándo se suele conocer el resultado de las elecciones estadounidenses?

El resultado de las elecciones se suele anunciar la noche del día de las elecciones, que este año es este martes 3 de noviembre.

Diferentes estados concluyen las votaciones en horarios distintos. Las primeras urnas cierran en la costa este a las 19:00 hora local (00:00 GMT).

Después del cierre de las urnas se procede al conteo de votos en cada estado.

Los principales medios de comunicación estadounidenses “declaran” la victoria de un estado cuando creen que un candidato tiene una ventaja definitiva, pero eso es una predicción y no el resultado final. Lo mismo ocurre cuando los medios “declaran” ganador a nivel nacional.

Los presidentes de Estados Unidos no se deciden por el total de la votación popular a nivel nacional, sino ganando en los suficientes estados.

Mujer votando por correo

Getty Images
Millones de estadounidenses han votado de forma anticipada y por correo.

Cada estado tiene una cierta cantidad de “votos electorales” que se lleva por completo el ganador en ese territorio. El número de votos electorales de cada estado se basa en la población del mismo.

Para ganar la Casa Blanca se necesitan 270 votos electorales.

En 2016, la victoria electoral fue declarada a favor de Donald Trump alrededor de las 02:30 AM hora local del este (07:30 GMT), cuando la victoria en el estado de Wisconsin le permitió superar los 270 votos electorales necesarios.

¿Por qué la votación por correo podría retrasar el resultado de estas elecciones?

Durante los comicios anteriores era común que algunos estados limitaran el voto por correo, restringiéndolo a personas mayores de 65 años, aquellos que sufrían alguna enfermedad o que se encontraban fuera de ese estado.

Pero, en esta ocasión, esta modalidad está ampliamente permitida en la mayoría de los estados.

En las últimas elecciones presidenciales en el país, casi una cuarta parte de los votos se emitieron por correo.

Según el Proyecto de Elecciones de EU, hasta este 2 de noviembre más de 97 millones de estadounidenses habían votado anticipadamente, ya sea por correo o en persona. Esto ya es más que el número total de votos anticipados emitidos en las elecciones de 2016.

De estos votos un poco más de 62 millones son usando el servicio postal, en medio de los intentos de los estados por evitar aglomeraciones que puedan facilitar la propagación de la covid-19.

Estados péndulo en EE.UU.

BBC

Sin embargo, el Servicio Postal de Estados Unidos, el responsable de entregar las boletas postales, está experimentando recortes presupuestarios.

El presidente Trump impidió que se disponga de fondos adicionales, entre preocupaciones en el país por si el organismo podrá hacer frente al volumen de papeletas enviadas o si habrá mayores retrasos.

¿Cómo se contabilizan los votos por correo?

Los votos por correo suelen tardar más en contabilizarse.

Los diferentes estados tienen diferentes reglas sobre cómo y cuándo hacerlo.

La mayoría de los estados solo contarán las boletas postales recibidas antes del cierre de las urnas.

Pero algunos estados, como California, aceptarán votos siempre que sean enviados el día de las elecciones, incluso si llegan semanas después.

Promo image showing Joe Biden and Donald Trump

BBC
Puede que no sepamos el resultado de estas elecciones hasta día o semanas después.

El conteo de las boletas postales toma más tiempo porque cada voto debe tener una firma que se corresponda con la firma de la tarjeta de registro del votante.

Otro aspecto que retrasa el proceso es el momento en que se empiezan a contar esos votos.

Algunos estados como Florida, por ejemplo, comenzaron a contar las boletas enviadas por correo antes del día de las elecciones, pero ese no es el caso de la mayoría de los estados, que esperarán hasta el cierre de las urnas.

En 2016, el total de votos tardó más de un mes en escrutarse.

La entonces candidata demócrata Hillary Clinton llegó a ampliar su ventaja en el voto popular a nivel nacional, pero Trump ya había ganado los suficientes estados para asegurarse la presidencia.

¿Pueden existir demoras en los centros de votación?

Hacer fila en un recinto electoral seguirá siendo, por ahora, la forma más común en que los votantes estadounidenses entregarán su voto.

Y esa situación se complica debido a la pandemia de coronavirus y las restricciones a causa de ésta.

Algunos estados ya habilitaron centros para la votación anticipada en persona y se registraron enormes colas.

Fila de votantes

EPA
El voto en persona en algunos estados ya ha visto largas filas y cifras record de participación.

La mayoría de la gente votará este 3 de noviembre, y se estima que habrá abiertos menos centros electorales de lo habitual. También se advirtió de la falta de personal.

¿Trump y Biden aceptarán el resultado?

Existe la posibilidad de que el candidato que lleva la delantera en la noche de las elecciones no gane, una circunstancia que se ha vuelto más probable debido al voto por correo.

Biden, por un lado, aseguró que aceptará el resultado, pero insistió en que “se cuente cada voto”.

Hillary Clinton, quien fue la contrincante demócrata de Trump en 2016, ha dicho que Biden no debería conceder la victoria la noche de las elecciones “bajo ninguna circunstancia”.

“Creo que esto se va a alargar”, subrayó.

Mientras tanto, Trump advirtió que en la elección de noviembre puede producirse un “tremendo fraude” debido al voto por correo, pese a que hay muy poca evidencia de ello.

Y se negó a comprometerse a una eventual transferencia pacífica del poder si pierde.

¿Qué pasa si no se acepta el resultado de las elecciones?

El presidente llegó a decir que piensa que el resultado de estas elecciones puede terminar en la Corte Suprema de Estados Unidos.

Esto ha sucedido antes. En las elecciones de 2000, el candidato demócrata Al Gore afirmó que su estrecho margen de derrota en Florida ameritaba un recuento.

Se necesitaron 36 días para que el alto tribunal decidiera en contra de su reclamo y la contienda terminara a favor del republicano George W. Bush.

Además, este año pueden surgir otros desafíos legales, desde los requisitos de identificación para el voto por correo hasta la legalidad de los cambios hechos para esta votación debido a la pandemia.

Section divider

BBC

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarganuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=4hw6wlscdUk

https://www.youtube.com/watch?v=QkzsUZOK6-0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.